domingo, 2 de julio de 2017

II CONCURSO DE CRÍTICAS DE TELENOVELAS HdT: "En nombre del amor" (Televisa, 2009), por Helena

¿Hasta dónde llegarías “En nombre del amor”? Bajo ese eslogan se presentaba en 2009 en México esta telenovela, versión de la mexicana “Cadenas de amargura”.
Una telenovela que vi en el 2009-2010, cuando la emitió con éxito de audiencia La 1 de TVE y que volví a ver hace unos meses en Nova. 


¿DE QUÉ VA? “En nombre del amor” es la historia de dos hermanas, Macarena (Victoria Ruffo) y Carlota (Leticia Calderón), solteras, que viven en Real del Monte, una localidad de provincia, en compañía de su sobrina Paloma (Allison Lozz), huérfana desde niña. De cara a la sociedad son dos hermanas que se llevan bien, católicas, que nunca han dado de qué hablar. Sin embargo, esconden un secreto: ambas estuvieron enamoradas de un joven, Juan Cristóbal (Arturo Peniche), que prefirió a Macarena antes que a Carlota, lo que desató la ira de Carlota. Convencida de que tenía que separarlos, ideó un plan, haciendo creer a Juan Cristóbal que Macarena había muerto (aprovechando la muerte del padre de ambas) y provocando que Juan Cristóbal se marchase, roto de dolor, de Real del Monte. Circunstancias en las que se basó para hacer creer a Macarena que su enamorado la había dejado.
De aquella relación vino al mundo Paloma, criada sin embargo por Javier, hermano menor de Carlota y Macarena, y su esposa como si fuese su hija, por órdenes de la propia Carlota.
Años después, el destino hace que Juan Cristóbal regrese a Real del Monte convertido en sacerdote, haciendo que viejos sentimientos resurjan, algunos buenos, otros no tanto.
Paralelamente, Paloma, a sus casi dieciocho años, comienza a descubrir la vida, pese a la autoridad que su tía Carlota ejerce sobre ella. Una autoridad con la que oculta el odio que siente por la joven, fruto, para ella, del pecado que cometieron su hermana y Juan Cristóbal.

¿QUIÉN ES QUIÉN? Victoria Ruffo, Arturo Peniche y Leticia Calderón encabezan el elenco de esta telenovela. Para mí, aunque en los créditos de parte de la historia figure Victoria en primer lugar, la auténtica protagonista es Leticia. Carlota es el alma de la telenovela. Imaginar esta telenovela sin su personaje es imposible, es como pensar en “Rubí” sin Rubí. No veo a otra actriz que pudiera hacerlo mejor que ella, con ese toque tan macabro que a veces tiene su personaje y que ella sabe explotar más que bien.


Arturo está soberbio, pese a que su personaje tiene mucho recorrido y pasa por diferentes etapas. Qué química más bonita consiguió una vez más con Victoria Ruffo. Hay escenas muy tiernas entre ellos. También tiene una gran química con Leticia, aunque teniendo en cuenta cómo sus personajes, esta se manifiesta más bien en discusiones y cosas por el estilo.
Junto a estos tres grandes aparecen otros tres, que también viven su particular triángulo amoroso: Laura Flores (Camila), Alfredo Adame (Rafael) y Víctor Cámara (Orlando). 


Los tres fabulosos, con un triángulo muy bien desarrollado, muy emocionante por momentos y con un final que es el que tenía que ser.
También aparecen nombres como por ejemplo Olivia Bucio, como Diana, una mujer muy loca; Magda Guzmán, como la tierna y adorable Rufi; Lucero Lander, como la católica y apostólica Inés; o Yolanda Ventura, como la psicóloga y escritora Angélica.
Son también varios los actores de peso que se incorporan ya iniciada la historia, en unos alargues de los que hablaré luego: César Évora (Eugenio), Natalia Esperón (Luz) o Carmen Montejo (Madeleine) con personajes interesantes para tramas que, sin embargo, a veces resultan cansadas.
Eso, en lo que a adultos se refiere. En el elenco aparecen muchas caras que entonces eran caras nuevas. Sebastián Zurita debutaba como Emiliano, el protagonista juvenil de la historia. Qué jovencito y qué poco espabilado se le veía en algunas escenas, ¿no? Creo que ha ganado mucho con los años, indudablemente está mucho mejor en “La impostora”. Allison Lozz demuestra, como Paloma, muchísima más soltura (también llevaba ya alguna telenovela a sus espaldas) y una gran capacidad para transmitir al público. Es una pena que abandonase la actuación para dedicarse a su familia y a sus creencias religiosas, porque podría haber tenido un gran futuro.


A Altair Jarabo, que entonces también era un poco desconocida, le tocó hacer maldades como la caprichosa, egoísta y envidiosa Romina.
Algo más conocido era Erick Elías, que interpretó a Gabriel, otro de los pretendientes de Paloma. También en España tenía ya una trayectoria Luis Hacha, que interpretó a Iñaki, primer amor de la protagonista, con un final doloroso, de los más dolorosos que recuerdo en las telenovelas. Junto a él estaban sus padres en la ficción, los españoles Lola Forner (Carmen) y Manuel Navarro (Alonso). Siento que a Carmen pudieron aprovecharla más como personaje, porque Lola además es una actriz impresionante.
En ese sentido, con Manuel supieron hacerlo mejor.

¿CÓMO SE DESARROLLA? La telenovela es una de esas en las que coges cariño a todos los personajes y aunque tiene alargues y tramas secundarias que no aportan nada, sigues viéndola solo por ese cariño que tienes a los personajes y por saber en qué acaba.
Podría decir que los primeros cien capítulos son los mejores, los más intensos. Quizás porque se construyan más sobre la original y no sean producto de alargues no planteados. En ellos se concentra la historia de amor de Paloma e Iñaki, con su triste final; cómo Emiliano entra en la vida de Paloma, enamorándose de ella y cómo, finalmente, conoce a Gabriel, que también se enamora de ella. ¿Se enamora ella de alguno? Sí. De uno. Paloma se enamora solo de Iñaki. 


Por mucho que nos la vendan como enamorada de Emiliano y que después siente algo por Gabriel, ella solo llega a enamorarse de Iñaki. De hecho, se ve a lo largo de la telenovela y en el final, en el que está dispuesta a casarse con Gabriel, por lástima, sí, pero sin acordarse de Emiliano para nada, hasta que este llega a la iglesia a impedir la boda. 


No es raro: Paloma es una adolescente y los adolescentes rara vez se enamoran. Muchas veces lo que llaman amor no es más que un deseo de estar con alguien, de experimentar sensaciones y ya. Sí que Emiliano y Gabriel se muestran más enamorados, quizás porque también son más mayores y tienen un poquito más de experiencia y la mente algo más amueblada que Paloma, que no ha salido de casa de sus tías en su vida. Posiblemente si hiciesen “En nombre del amor, diez años después”, Paloma y Emiliano estarían divorciados, rehaciendo sus vidas con sesera y cordura, al lado de otras personas.


El amor de verdad está entre Macarena y Juan Cristóbal. ¡Qué pareja más bonita! Es una pena que dure tan poco. Pese a lo que ella asegura, Carlota no está enamorada de Juan Cristóbal. Es locura, es obsesión, pero no hay amor. De su curiosa relación me quedo, sin duda alguna, con el intento de violación que le hace a Juan Cristóbal, durmiéndolo y haciéndose fotos con él casi desnudo. 


En el fondo Carlota da pena: se ha trastornado y está, como efectivamente pasa, condenada a quedarse sola.
Lo mismo le pasa a Romina, aunque, afortunadamente, sabe darse cuenta a tiempo de ello, antes de evitar un final fatal.
Los sentimientos tampoco están claros en el triángulo entre Camila, Rafael y Osvaldo. Camila no se aclara: se ve que ama a Rafael, pero no duda en acercarse a Osvaldo. Al final parece que se aclara y decide escuchar a su corazón, quedándose con Rafael.

Esto, en la primera mitad. En la segunda comienzan los alargues, con la llegada de nuevos personajes como los que antes comentaba y que solo sirven para nuevos líos y tramas que no aportan nada: Luz y la niña pobre que adopta; los amores, por decir algo, de Rufi; o el reencuentro de Emiliano con Aguamarina, su expareja. 
Solo dos se salvan y son un poco más interesantes: la vuelta de Madeléine a la vida de Juan Cristóbal, tras años sin hablarse y sin saber nada el uno del otro pese a ser madre e hijo; y ese toque erótico que saben despertar en Carlota a través de los personajes de Germán y Eugenio. 


La historia concluye con un final trepidante, de llorar, y mucho, que pone a cada uno en su sitio. Sin embargo, es tarde para muchos de los que por el camino se llevan las maldades de Carlota, que carga con unas cuantas muertes y algún que otro intento, por los que acaba pagando. Su última escena con Juan Cristóbal es memorable.

Con todo ello, al final salen 170 capítulos. Si la hubiesen rodado hoy, ahora que les dan por telenovelas más cortas, seguro que la habrían dejado en 100-120 capítulos y que hubiese salido una telenovela redonda. Pese a que tiene un buen número de capítulos, se mantiene constante en intensidad, lo que tiene su mérito.

¿QUÉ MÁS SE PUEDE CONTAR? Es una telenovela del 2009 pero no por ello anda escasa de exteriores. Al contrario, en esta abundan, muchos de ellos en la localidad de Real del Monte, que también sirvió de soporte a “La patrona” de Telemundo.


Con el vestuario sí que debo pararme un poco más. Me parece un acierto que Carlota vista tonos malvas y violetas, que le sacan un poco ese lado gótico que tiene el personaje. Macarena, en cambio, viste con colores claros, símbolo de la pureza y transparencia que tiene.

Estas alegorías no se mantienen en los jóvenes. Aunque Paloma, por lo general, sí que va vestida bastante bien (salvo el horroroso uniforme del colegio), Emiliano va vestido como un señor mayor. Hay veces que va mejor vestido Orlando que el propio Emiliano. Chaval, que tienes 25 o 26 años, o incluso menos. Debieron apostar por un vestuario algo más juvenil para este personaje. Iñaki, por ejemplo, tiene un aire mucho más juvenil pese a ser algo más mayor.

Es una telenovela de Carlos Moreno, muy seguido por Gafemo y muchos de los que leemos/comentamos en este blog en el que aparecerá publicada la crítica. Todos coincidimos en que es un productor que cuida mucho el aspecto musical. 

Esta telenovela cuenta con casi una veintena de canciones, desde “En cambio no” o “Cada color al cielo”, de Laura Paussini; a “Ya no llores”, de Tommy Torres, pasando por “La mirada”, para mí la mejor canción de la historia, del grupo español De Paso, disuelto poco después de grabar la telenovela (de hecho solo llegaron a grabar este single y un par de canciones más).

No tiene una mala realización, pero sí ciertas escenas muy mal realizadas, o realizadas tirando de ordenador con resultados nefastos. Hay accidentes que parecen hechos al más puro estilo de The Sims, aquel juego tan popular de realidad virtual. 

Hay un atropellamiento en el que canta mucho que el atropellado es un maniquí y hay escenas en las que se nota el chroma y que lo que vemos es en realidad una imagen proyectada y no un espacio real. Si la hubieran hecho hoy, viendo lo último de Carlos Moreno, seguramente estas cosas no las estaría comentando. Supongo que eran otros tiempos.

La tipografía de los créditos y el logo es la mejor de cuantas telenovelas haya visto. Me encanta. De hecho en su día me la descargué al ordenador para usarla en el Office. Sin embargo, cuando TVE la emitió serigrafió la palabra "fin" de la última escena en Arial, y no en el tipo de letra de la telenovela, que tiene por nombre An Unfortunate Event. 


Para quien no lo sepa, es una de las telenovelas con menos besos de la historia, por una razón: era época de gripe A y se redujeron los besos al mínimo imprescindible. De hecho, las escenas en exterior se preparaban con mascarillas, para evitar contagios. Tampoco, como comentaba Gafemo en un juego, hay sexo entre los protagonistas.


Otra curiosidad: el personaje de Natalia Esperón se llama Luz Laguillo, como la madre del productor. Se trató de un guiño hacia ella.
Un par de años después, gracias a “Cuando me enamoro” supimos de Juan Cristóbal, con un cameo de algunos capítulos de Arturo Peniche, cargado de guiños a esta historia.

LO MEJOR: La villana y en general el elenco y los personajes, a los que se coge mucho cariño. La musicalización y el ritmo constante de las tramas principales.
LO PEOR: Los alargues, con tramas secundarias irrelevantes y esas escenas hechas con pocos medios.

NOTA FINAL: 8,5
~Crítica realizada por HELENA~

12 comentarios:

Altair dijo...

Seguimos fuerte. De nuevo dar mi enhorabuena a la autora. Muy bien realizada y las fotos muy bonitas. A este paso no se a quien daré el 10. Llevamos dos y son muy buenas. A este paso, Gafemo, tienes que cambiar la puntuación, en vez del 5 al 10, tienes que poner varios 10 y quitar el 5, 6 y 7.

tessa dijo...

Helena, , muy buena critica.
Detalles que me pasarón por alto, y otros que no sabia ( las mascarillas por ejem.) no lo harían ahora sin besos....con lo que besan y más cosas sería un fiasco!! La escena de Carlota queriendo estar con el cura " memorable"
Un saludo

Andrea dijo...

Altair, cada critica de forma independiente puedes valorarla del 5 al 10, por lo que puedes poner a 4 o 5 criticas o a todas jajaja el 10. No hay que repartir el 5,6,... entre las críticas.

En relación a la crítica, que buenos recuerdos me trae. Me encantó esta novela y sobre todo Leticia Calderón, desde esa novela voy le voy siguiendo la pista en toda su trayectoria. Por otro lado, que buena critica has hecho con detalles como lo de la gripe que ni sabía.

Rocio dijo...

Chapeau Helena,una critica muy completa y profundizada,supiste detallar bien cada personaje y etapa
saludos

Altair dijo...

Gracias por tu apreciación Andrea, entonces había entendido mal lo de las votaciones. Creía que solo se podía dar un 5, 6...

tessa dijo...

puedo poner a todas un " 10" ???? si que bien, no??

Lucía dijo...

Hola
Bonita crítica que me ha recordado todo lo que me gustó esta historia que me tuvo tan enganchada en su tiempo.
Yo también creo que Paloma amó a Iñaki y se conformó con Emiliano. Siento que el personaje creció con dos hombres, Iñaki primero por que le abrió el corazón y la mente a la libertad y a los sueños; y Gabriel porque le ayudó a conocerse y quererse y aceptar las duras verdades de su vida.
Pienso que uno de los grandes temas de la novela es el de la mujer con capacidad para ser lo que pretenda y sueñe: empresaria, psicóloga, escritora, pintora, librepensadora; generosa, abierta, luchadora o soñadora.
Enhorabuena por la crítica.
Un saludo.

Leda Leda dijo...

Bravo por tu crítica, Helena. Pasaste en examen cada elemento, mis felicitaciones!
Único "appunto": el apellido de nuestra Laura nacional es Pausini, con una s!

Gafemo (Hablemos de telenovelas) dijo...

Buenas noches,

Solo para aclarar que el sistema de votaciones va a ser tal y como lo describe Andrea. Deberéis, llegado el momento, calificar CADA CRÍTICA con una puntuación de entre 5 y 10, a través de un formulario que no va a dejar lugar a dudas.
Será OBLIGATORIO puntuar todas las críticas, de ahí lo que os comentaba en la presentación de tener un papel a mano para, según vais leyendo, ir anotando qué calificación daríais a cada una de ellas, haciendo más fácil cubrir el formulario.

Sigo maquetando y/o programando críticas. ¡Esto es un no parar!
Un saludo!

tessa dijo...

Gracias Gafemo por la aclaración!!

lolita dijo...

HOla!! muy buena tu critica, solo llevamos dos y esto esta a un nivel muy alto!! me ha gustado mucho porque es muy detallada, yo tampoco me habia dado cuenta de que se rodo cuando la gripe A y si que es cierto que la novela fue muy precaria con los protagonistas, como eran jovenes, nada de sexo y muy pocos besos, a mi me gusto mucho esta novela y la musica es lo mejor!!, Y en cuanto a que a Paloma de quien se enamoro fue de Iñaki pero no de Emiliano, yo creo que de este ultimo si se enamoro y le quiso tanto o igual que ha Iñaki.
saludos!!! y gracias por tu critica!

Helena dijo...

Gracias a todos y todas por vuestros comentarios.
Gracias a Leda Leda por la observación sobre el apellido de Laura. No se me olvidará nunca más.