domingo, 30 de abril de 2017

TELENOVELAS ESPAÑOLAS: "El auténtico Rodrigo Leal" (Antena 3, 2005)

Agosto de 2005. Antena 3 anuncia el estreno de su nueva apuesta para las tardes, telonera de la recta final del fenómeno del momento, “Pasión de gavilanes”. Se trata de una historia producida por Grundy para la cadena, adaptación de “El auténtico Rodrigo Leal”, una telenovela colombiana del 2003 que había arrasado en su país y en ventas internacionales.
Manteniendo el mismo título, con Iván Sánchez y Cristina Urgel como protagonistas, la telenovela se estrena el 29 de agosto: 2.326.000 espectadores, un 20,7% de ‘share’. Un dato magnífico. Sin embargo, no dura mucho: el segundo capítulo cae a un 17,3% de ‘share’ y por debajo de los dos millones. El descenso sigue y el 21 de octubre, tras anotar un 14,1% de ‘share’ y 1,6 millones de espectadores, la cadena decide mandarla a una hora muy bonita: las diez de la mañana. 

¿Qué pasó entonces? Pues no os sé decir. Recuerdo que se emitió una temporada en la mañana, con cuotas de entre el 13 y el 15% de ‘share’, pero no sé si llegó a concluir con un final cerrado o fue cancelada antes de eso. Por más que he buscado en internet, no he encontrado nada sobre ello y sinceramente, tengo una laguna mental al respecto: me suena haber leído que acababa con los protagonistas juntos y felices, pero no estoy totalmente seguro.
Sí sé, gracias a los datos que constan en distintas webs que se partió de un pedido inicial de 50 capítulos de unos 26-28 minutos de duración, que acabaron siendo 76. Quizás ese aumento se debiese a que querían cerrarla con un final más o menos digno.
Poco os puedo decir de esta telenovela, ya que no vi nada de ella, como habréis podido notar. Quisieron un poco parodiar el fenómeno “Gran hermano”, que en España se vivía entonces de una manera muy intensa, a través de esta historia, que con esa idea había nacido en Colombia.
En el elenco destacaban los nombres de Fernando Albizu, Ana Milán, Norma Ruiz o Fernando Gil. La historia se caracterizó también por beber del fenómeno de “Pasión de gavilanes”, con cameos de Michael Brown y Juan Alfonso Baptista aprovechando su paso por España.
¿Qué falló? El inconformismo de Antena 3. Los datos no eran buenos y decidieron apartarla para estrenar, una semana después, "El cuerpo del deseo". La jugada les salió bien, porque esta telenovela arrasó, duplicando los últimos datos de “El auténtico Rodrigo Leal”.
En Youtube podéis ver unos cuántos capítulos. No están todos, solo unos veintialgo, pero para hacerse una idea, está bien. También se encuentra la cabecera, con una cosa sorprendente pero verídica: la ‘mosca’ de FDF. Sí. Como lo leéis: Telecinco (ahora Mediaset) compró en marzo de 2007 los derechos de la telenovela, producida para Antena 3, su competencia directa entonces, ahora y siempre, para emitirla en Factoría de Fición o FDF, como queráis llamarlo, en pleno ‘prime time’. Desconozco si se llegó a emitir entera o no o si hubo alguna variación con respecto a lo que se vio en Antena 3. Volviendo con la cabecera, decir que me encanta la canción de Bosé como tema principal. La misma, por cierto, de la versión orginal. 

sábado, 29 de abril de 2017

HOJA DE AUDIENCIAS: Del 24 al 28 de abril


*Media semanal de audiencia (espectadores y ‘share’ o cuota de pantalla) de las telenovelas latinoamericanas emitidas en abierto en España en horarios de sobremesa, tarde y ‘prime time’, a excepción de “Corazón esmeralda”, que se emite en horario de mañana. 

jueves, 27 de abril de 2017

CAZANDO GAZAPOS: Otro de "Eva la trailera"

¿Qué es un ‘gazapo’? Aparte de un conejo pequeño, en España llamamos ‘gazapo’ a cualquier error, fallo o metedura de pata que se comete en una película, serie o, como es el caso, en una telenovela. Como ‘gazapos’ englobamos fallos de guión, de escena, de ambientación… Todo vale.
Una temporada más, sigo con esta sección, pensada como juego, por la que ya han desfilado casi cuarenta ‘gazapos’ en los dos últimos años.

Tal y como hice la temporada pasada, en esta seguiré dando puntos… En concreto, cada ‘gazapo’ valdrá dos puntos, que es lo que se llevará todo aquel que lo vea. Los que no lo vean, tranquilos, que NO restaré puntos ni nada de eso.
Esta ‘recompensa’ será graduable siempre que el ‘gazapo’ lo permita (por ejemplo, si no se dice exactamente en qué consiste el ‘gazapo’ pero sí se comenta algo, podría dar un punto, medio, punto y medio…).
Es importante para ello los que participéis, lo hagáis usando siempre la misma cuenta de Google, el mismo seudónimo o la misma firma.
Los comentarios no aparecerán publicados hasta que yo resuelva el ‘gazapo’, momento en el que publicaré también la clasificación general de todos los ‘cazadores’. Dispondréis de cinco días para resolver cada ‘gazapo’. En concreto, se podrán hacer comentarios hasta el martes a las doce del mediodía (hora peninsular española). Resolveré y publicaré las clasificaciones los martes, por la tarde.
Como en la anterior, en esta nueva temporada habrá dos ‘gazapos’ cada mes (uno cada dos semanas). Antes de presentaros el primer ‘gazapo’, una NOVEDAD: todos aquellos que aporten algún ‘gazapo’ al juego tendrán como ‘recompensa’ dos puntos extra por cada ‘gazapo’ aportado, que se sumarán a su marcador en el momento en el que el ‘gazapo’ salga publicado.

Jugamos en esta décimo séptima entrega con un 'gazapo' que me proporciona Lucía Dasilva de la que está siendo la telenovela revelación de la temporada en lo que a cosas de estas se refiere: “Eva la trailera” (Telemundo, 2016).

Poco tengo que contaros sobre la escena... Pablo (Arap Bethke) y Eva (Edith González) viven una noche de pasión. 

Recomiendo, como siempre, verlo en pantalla completa. El martes ‘resuelvo’…

*Dificultad: 9.


Y EL ‘GAZAPO’ ERA…

Como puede que sepáis, Edith González usa doble, desde hace unos años, para este tipo de escenas. Ella rueda los ‘preliminares’ y la doble, lo que es la ‘acción’. Cuando se usa un doble se tiene que hacer que el espectador no lo note, pero aquí se les pasó un pequeño detalle: Edith no llevaba las uñas pintadas:

Su doble, sí:

Esto provoca que Eva, su personaje, pase durante la escena de estar con las uñas inmaculadas a tenerlas pintadas de un color llamativo, para mí tirando a rojo.
Un pequeño detalle que a mí se me había pasado por alto cuando vi la telenovela y que sin embargo he conocido gracias a Lucía Dasilva, que es la que me ha proporcionado este ‘gazapo’.
Así quedan las cosas:

Y así va la clasificación global:

El próximo ‘gazapo’ me lo pasa Jennifer Saiz, es de “Mi corazón es tuyo” (Televisa, 2015) y es algo en lo que yo, que vi la telenovela, tampoco me fijé. Os va a gustar porque es muy pero que muy divertido. El jueves 11 de mayo saldrá publicado. 

miércoles, 26 de abril de 2017

CRÍTICA: "Vuelve temprano" (Argos y Grupo Imagen, 2015)

Cuando a comienzos del año pasado se dio a conocer el tráiler de “Vuelve temprano”, ‘remake’ a manos de Argos de la homónima chilena producida por TVN, me alegré mucho. Ha habido grandes guionistas chilenos que han sacado adelante telenovelas de corte policiaco, con sus buenas dosis de misterio y suspense: Pablo Illanes, Sebastián Arrau, José Ignacio Valenzuela…
Historias todas ellas que tras triunfar en Chile han dado lugar a diversos ‘remakes’ a lo largo del mundo. Ese parecía ser el caso de “Vuelve temprano”, idea original de la guionista chilena Daniella Castagno.
Para el ‘remake’ mexicano se decidió que Gabriela de la Garza, Rubén Zamora y Mario Cimarro fuesen los protagonistas. Pese a que terminó de rodarse en otoño de 2015, y aunque muchos creímos que vería la luz a través de Telemundo, su distribuidora internacional, “Vuelve temprano” acabó siendo estrenada en Imagen, un nuevo canal en abierto puesto en marcha hace unos meses en México.
Comencé a verla recién estrenado febrero. La terminé casi dos meses después, a ritmo de dos y algunos días tres capítulos diarios. He aquí mi crítica de “Vuelve temprano”:

[¡OJO! Si estás viendo esta telenovela o tienes pensado hacerlo, quizás no deberías leer esta crítica. Aunque he tratado de evitarlos, puede contener ‘spoilers’ que hacen aconsejable su lectura después de haber visto la historia].

SINOPSIS
¿Sabemos realmente dónde están nuestros hijos? Clara Zavaleta (Gabriela de la Garza) es una de las periodistas más populares de México. Presenta en NET 24 HD “Sin límites”, un programa de información y denuncia social con altos índices de audiencia. Su marido, Santiago (Rubén Zamora) es un prestigioso abogado. Tras casi veinticinco años de matrimonio, ambos disfrutan de un matrimonio tranquilo del que han nacido tres hijos: Ignacio (Daniel Barona), Isabel (Cristina Rodlo) y Florencia (Julia Urbini).
*Logotipo de la telenovela.
El regreso de Ignacio tras pasar una temporada en Chiapas hace que la familia se reúna para darle una calurosa bienvenida. Esa noche, Ignacio decide salir con sus amigos a divertirse.
Al día siguiente, y presentando su programa, Clara se ve obligada a dar la noticia más triste de su vida: han hallado un coche accidentado al fondo de un barranco, con el cuerpo de un joven. Tras reconocer el vehículo, Clara acude, devastada, al lugar.
Su dolor será aún más grande cuando el inspector Avélica (Mario Cimarro), la teniente Loreto (Sophie Gómez) y el agente Carvallo (Carlos Ferro) le comuniquen, en pleno entierro de su hijo, que este murió asesinado y no en un accidente, como todo parecía indicar.
Destrozada, Clara se jura descubrir quién mató a su hijo, adentrándose en mundo oscuro, marcado por las drogas, una red de trata de menores y diversos secretos que Ignacio descubrió y que provocaron que acabase asesinado.

DATOS y TRÁILER

100 capítulos. México (Argos para Imagen), 2015. Productor ejecutivo: Aurelio Valcárcel Carroll. 


PERSONAJES y ACTUACIONES
“Vuelve temprano” tiene un elenco muy reducido, algo habitual en este tipo de historias. En lo que al ‘casting’ se refiere poco hay que objetar.
*Rubén Zamora y Gabriela de la Garza.
Gabriela de la Garza ha hecho un trabajo magnífico. No la conocía y me ha sorprendido mucho, ya que he descubierto en ella una actriz muy natural que transmite emociones al espectador desde el primer capítulo y hasta el último. Se mete de lleno en el personaje y es una gozada verla en acción. Me ha encantado Gabriela y me ha encantado Clara. Como periodista es la Ana Pastor mexicana. Son geniales las escenas en las que entrevista con un tono muy incisivo, a la par que independiente, a distintos personajes en el plató de su programa o aquellas en las que se compromete con alguna causa social. Como madre, Clara es la mejor y lo demuestra desde el primer segundo y durante toda la historia, buscando saber quién mató a su hijo y velando en todo momento porque a sus hijas no les ocurra lo mismo.
Rubén Zamora, actor navarro establecido en México desde hace quince años, interpreta a Santiago Urrutia, el marido de Clara. Tampoco lo conocía y me ha gustado. Hay ciertas cosas del personaje que justifican un poco su carácter: es abogado y quizá por ello no está tan obsesionado con la idea de justicia como lo está su mujer. Sabe que la justicia se vende y por ello actúa muchas veces con cierto pasotismo ante las cosas que ocurren. Como pareja, Gabriela y Rubén han tenido ‘feeling’, aunque quizás no sea el matrimonio modelo, como de puertas para afuera puede parecer al principio de la historia.
*Cimarro, Sophie Gómez, Estela Calderón y Carlos Ferro.
La muerte de Nacho hace que aparezcan en escena y durante toda la historia tres destacados miembros del cuerpo de Policía. Ellos son Mario Cimarro, como el Inspector Antonio Avélica; Sophie Gómez, como la teniente Loreto Rodríguez y Carlos Ferro, como el agente Manuel Carvallo. A ellos se suma ‘a posteriori’ Estela Calderón, como la inspectora Estrella Herrero. Los cuatro muestran una química estupenda, tanto juntos como en parejas o en las distintas formas en las que trabajan a lo largo de los capítulos. Comenzando con Mario Cimarro, me atrevo a decir que Antonio Avélica es el mejor personaje de todos en los que yo lo he visto. Antonio es un pasota, un tío sarcástico e irónico, un seductor nato y un maestro de la grosería, capaz de decirle a un interrogado con un tatuaje en el pecho lo siguiente: “Debe doler cuando te pasan con la aguja por la teta, ¿no?”. A Mario se le ve muy cómodo con este personaje, pasándoselo en grande en cada escena, un personaje potente, que oculta ciertas cosas y que además de carismático, se halla muy bien perfilado. Como resultado, Avélica hace que el espectador vea a un Mario natural, contento y agradecido con el personaje, que insisto, es muy diferente a lo que el actor había hecho con anterioridad en televisión.
Siguiendo con Sophie Gómez, reconozco que si ya la disfruté en “El Señor de los Cielos”, aquí me encantó, con un personaje totalmente opuesto a ‘La Rusa’. Me gustó mucho Loreto. Es una jefa dura con sus compañeros pero a la vez muy tierna y dieron en el clavo eligiendo a Sophie para interpretarla. No conocía, en cambio, a Carlos Ferro (más allá de su pequeño paso por “Bajo el mismo cielo”). Toda una sorpresa. Ha brillado como Manuel, alias ‘Novato’ para Antonio. Un personaje que además tiene una vida personal muy interesante, con su mujer Sofía (un personaje muy bien llevado por Adriana Leal) aquejada de un trastorno psíquico, por la que se desvive, pese a tener por ahí algún que otro momento de debilidad sexual del que, como humano que es, se arrepiente. Me encantó el ‘bullying’ cariñoso que Antonio, su jefe y compañero, le hace durante buena parte de la historia y la despedida final de los personajes es, sencillamente, brutal.
Estela Calderón es la última en incorporarse a la unidad. Al principio la veía muy encorsetada, pero poco a poco fue soltándose, y los líos que vive con Antonio ayudaron a que Estela perfilase mejor a Estrella, una mujer muy completa, con varios doctorados y que además de inspectora es una excelente psiquiatra.
*Los Valenzuela: Pablo, Maite y Francisco.
En el entorno de los Urrutia Zavaleta aparecen diversos personajes. Es el caso de Francisco y Maite, los mejores amigos del matrimonio, interpretados, respectivamente, por Francisco de la O y Sharis Cid. Francisco es el director del programa de Clara, amigo íntimo de ella y de Santiago y uno de los mejores personajes que tiene la historia, cargado de giros y matices que Francisco de la O borda. No conocía a este actor, que para mí es uno de los grandes descubrimientos que me deja la telenovela y al que ahora veo, en un papel muy diferente, en “El Chema”. Francisco ha logrado, además, una química excelente con Sharis Cid, a la que sí conocía y que también me ha gustado mucho, ya que la he visto más natural que en otras telenovelas. Eso sí, aplaudo a Maite pero no parte del desarrollo argumental que ha tenido y de lo que os hablaré más adelante. En ese entorno también se encuentran Renata y el padre Miguel, hermana ella de Clara y él de Santiago. Alejandra Ambrosi interpreta a Renata. Quizás porque solo la conocía de “Sin rastro de ti”, con un personaje muy secundario, he podido aquí ver en ella una actriz bastante natural que ha sacado adelante con creces un personaje complicado, por sus gustos y su filosofía de vida. Cambio radical de registro en Alejandro Caso, al menos para mí, que pasé de verlo convertido en ‘El Topo’ de “El Señor de los Cielos” a un bondadoso sacerdote que pese a que él llevó de maravilla, siento que pudo haber dado más juego a nivel argumental del que dio, que de por sí fue bastante.
*Alejandro Durán es Hans Dietrich.
Manejando los hilos de distintos asuntos turbios aparecen en la historia Alejandro Durán y Sara Corrales. Él, Hans Dietrich, un villano completamente loco, que prostituye a mujeres (incluso a su propia mujer) y vende todo tipo de drogas en su discoteca, uno de los lugares donde transcurre la acción. Hans es totalmente repulsivo y ni lo cateto que es le salva de que el espectador le coja manía. Alejandro hizo un trabajo estupendo, y muy natural, pese a que es un personaje complicado. Me encantó el ‘feeling’ que tuvo con Mario Cimarro en las muchas escenas en las que sus personajes se agreden o discuten.
Sara es Denisse Loyola, la novia de Hans. Sara no ha hecho un mal trabajo pese a que el personaje es el que más cuesta entender. Es una mujer maltratada e infeliz que sin embargo permanece al lado de su maltratador y explotador y aunque trata de mandarlo a paseo en varias ocasiones, acaba volviendo siempre con él, porque asegura quererlo. Paralelamente, no duda en traicionarlo vendiendo información a la Policía. Entiendo que quisieron dar al personaje una doble cara, como la que tienen prácticamente todos en esta historia, pero aquí esa dualidad, para mí, no les quedó bien. No es una relación tóxica… Es, simplemente, que Denisse juega a dos bandas. Junto a ellos se encuentra Pedro Giunti, como Cicerón, alias ‘El Oso’, uno de los personajes más redondos de la historia, matón de Hans por necesidad pero con un gran corazón como muestra en varias ocasiones. Muy buen trabajo el de Pedro, al que no conocía.    
*Elenco juvenil de la telenovela.
“Vuelve temprano” destaca también por contar en su elenco con unos cuantos jóvenes. Ojo con Julia Urbini, que interpreta magistralmente a Florencia, la hija menor de los Urrutia Zavaleta, un personaje muy interesante, que da mucho juego a lo largo de la historia, gracias también a Robles (al que da vida Jesús Castro), con el que tiene una complicidad enorme. Auguro un gran futuro a Julia, sinceramente.
Cristina Rodlo interpreta a Isabel, la otra hija de los Urrutia Zavaleta. No es que no me haya gustado Cristina, pero es que su personaje tuvo un peso infinitamente inferior al de Julia. Quizás debieron equilibrar un poco la balanza, no sé. De entre los jóvenes, destacar también la labor de Christian Vásquez, como Gabriel, amigo de Nacho y novio de Isabel; Andrés Delgado, como Pablo, amigo de Nacho y narcotraficante en potencia y Adriana Lumina, como Catalina, la novia de Nacho, que aunque tiene cierto peso en la historia, al final queda relegada y casi perdida, sin diálogos, tramas ni nada en los últimos capítulos. No me preguntéis el por qué. Bien también para Palmeira Cruz, que interpreta a Ingrid, otra mujer con la que Nacho se relacionaba.

TRAMAS
*El asesinato de Nacho es el eje central de la historia.
Un espectador comentaba en la página en la que vi esta telenovela que no debería llamarse “Vuelve temprano”, sino “¿Por qué Nacho no volvió temprano?”. Bromas aparte, tiene su punto de razón, porque ese es el eje central de los cien capítulos que la conforman: saber qué le pasó a Nacho y quién acabó con su vida.
Clara es la principal promotora de la investigación de su hijo y en colaboración con la Policía se pondrá a desenmarañar la madeja que envuelve la muerte de Nacho. En el camino aparecen diversas tramas, reflejo de lo que ocurre en la sociedad. Ese punto realista es lo que hace de esta historia una historia diferente. Aquí las tramas hablan de temas como el consumo de drogas y alcohol por los jóvenes, con Nacho y sus amigos como referentes; el acoso escolar, con Florencia; el ‘sexting’, con Catalina; los trastornos obsesivo-compulsivos, a través de Sofía; corrupción, a través de jueces y políticos que aparecen en la historia o el papel amarillista que los medios desempeñan, en ocasiones, ante algo como lo que le pasa a Clara. Se habla y se usan las redes sociales, como ocurre en el mundo real y, quizás lo más importante, se hace una denuncia explícita acerca de una situación por la que atraviesan muchas jóvenes en el mundo: la explotación sexual a través de complejas redes lideradas por seres despreciables.
*Mario Cimarro y Sophie Gómez en una escena de acción.
En general la telenovela tiene un buen ritmo narrativo. La original contaba con 118 capítulos de unos veinticinco minutos de duración y en este ‘remake’ se han hecho 100 de cuarenta y uno o cuarenta y dos minutos. Ello se nota en que hay veces, especialmente en la segunda mitad, que la historia se pierde en manos de los secundarios y capítulos que aportan poco. Pienso que con 80-85 capítulos hubiese ganado mucho más ritmo, aunque insisto, el que tiene no está mal, manteniendo como mantiene el suspense y la intriga durante toda la historia y con buenas dosis de acción, otro punto que a mí me ha gustado mucho.
A diferencia de la chilena, donde se conoce quién mató a Nacho en el penúltimo capítulo, el ‘remake’ no desvela quién lo hizo hasta el último capítulo. Y lo hace con giros constantes sobre la identidad del asesino o asesina que te dejan en vilo hasta casi el final, un final difícil de calificar. Podría decirse que es cerrado y abierto a partes iguales. Cerrado, porque, efectivamente, ata los cabos más importantes de la historia, y abierto, porque deja varios asuntos sin concluir: cómo murieron algunos de los personajes que mueren durante la historia, un herido en el último momento que no sabemos si se salva o no, una muchacha prófuga de la justicia que tampoco se llega a conocer qué ocurre con ella y, lo más importante, qué pena le cae a la persona que mató a Nacho y cómo los miembros de la familia Urrutia Zavaleta rehacen sus vidas tras esta pesadilla. Lo mismo ocurre en la original, en la que, a diferencia del ‘remake’, un nuevo Nacho ha llegado al hogar familiar.
*Clara lucha por saber quién mató a su hijo.
¿Predecible? A mí me lo habían ‘spoileado’, como os conté, con lo que quizás no sea el más indicado para decir si es o no predecible. Pese a ello, creo que si se ve detenidamente la telenovela, hay cosas que permiten averiguar quién mató a Nacho. Por cierto, saberlo de antemano me permitió ver las reacciones del personaje ante los acontecimientos, lo cual me acabó resultando muy interesante.
No es un mal cierre, pero con lo que les gustan a los mexicanos los finales cerrados y bien atados y viendo que la historia se presta a ello, creo que hubiera sido lo suyo terminar con un epílogo de Clara en el que narrase los acontecimientos, o, sin epílogo, diversos rótulos comentando al espectador qué ocurrió con esas cuestiones, como hacen en las películas americanas.
No es lo único que se puede criticar, en lo que a tramas se refiere. Volviendo a lo que comentaba antes, hay algunas que son relleno puro y duro, como la trama de la hija de la teniente Loreto, que no aporta nada, más allá de humanizar un poco el personaje. Veo totalmente innecesario lo que hicieron con las parejas juveniles, con un intercambio absurdo que solo sirvió para rellenar episodios: Isabel debía estar con Gabriel y Pablo con Catalina, por muchas vueltas que quisieran darles. 
*Maite y Diego (Alberto Pavón) en una escena.
Creo también que se equivocaron con el final de la trama entre Maite y Francisco: no puede ser que después del cambio de Maite, que pasa de ser una perfecta y obediente ama de casa a descubrir el mundo, viendo que puede realizarse trabajando y vivir de nuevo el amor con otra persona, vaya y al final regrese con Francisco, haciendo borrón y cuenta nueva y volviendo a ser la misma ama de casa que antes. Igual que sobre drogas, acoso escolar u otros temas se lanzan mensajes muy interesantes, creo que el que han lanzado con esta trama es muy triste. Menos mal que con Clara se muestra lo contrario: la mujer trabajadora, autónoma, no gobernada por nada ni por nadie.
De igual modo, hay tramas que pudieron haberse aprovechado más. Por ejemplo, ese amor que siente Francisco por Clara y que apenas tiene recorrido. Hubiera sido perfecto para ambos personajes y en particular, para Francisco, que como personaje es la bomba y está cargado de tramas interesantes y hasta divertidas, como cuando va a comprar droga y se encuentra con que quien se la vende es su propio hijo.
*Francisco vive enamorado de Clara.
Siento que pudo haberse aprovechado más el personaje de Mary y sus cosas (no es habitual encontrar una empleada del hogar que además estudia Filosofía y que estuvo en algo así como guerrillas urbanas) o la bonita relación que surge entre el padre Miguel y la mujer del hombre al que él hiere accidentalmente, que pudo haber sido una preciosa historia de amor, pero que se quedó en nada. Pido también un ‘spin off’ para el ‘Killing Me Softly’, el narcotraficante más gracioso del mundo, casi caricatura de los tipos duros que habitualmente suelen salir en las narconovelas, muy bien interpretado por Antonio Fornier.
Hay igualmente cosas que no cuadran o que están un poco pilladas por los pelos. Es imposible que la Policía tenga el ADN de gente que no ha pasado por allí y que sin embargo no tenga el de alguien que durante la historia pasa muchas veces (los que la hayáis visto, sabéis a qué me refiero). Tampoco es muy normal que se le permita a un detenido hacer una rueda de prensa en las instalaciones de la Policía. Diría que me parece futurista que Casasús lleve un chip bajo la piel, pero viendo que en Europa hay empresas que han comenzado a controlar a sus trabajadores de esa forma, ya no digo nada. 
Por cierto, es curioso haber conocido gracias a esta telenovela una enfermedad rara rarísima que no sabía ni que existía: el síndrome de autodestilación. La padecen un centenar de personas en todo el mundo, entre ellas, Estrella. Para que luego digan que con las telenovelas no se aprende nada.

MÁS COSAS
Aunque Argos está detrás de esta historia, me ha sorprendido el poco uso de localizaciones que hacen y lo poco que aprovechan algunas de las que utilizan. Para que os hagáis una idea, yo calculo que de todas las escenas de la telenovela, solo el quince o veinte por ciento, como mucho, transcurren en exteriores.
*Exterior de la mansión de los protagonistas.
Decía lo de las localizaciones, porque aunque pocas, las que hay están muy bien elegidas y es una pena que, por ejemplo, no se utilizase más el espectacular entorno de la casa de los Urrutia Zavaleta, con su enorme jardín y su camino empedrado para ambientar escenas.
De los decorados no tengo queja. Bien conseguidos, quitando alguno como el de la casa de los Valenzuela, con el que intentaron representar el interior de una casa vanguardista y que acabó pareciendo un decorado de esos que muchas veces se usan en las obras de teatro, que se construyen para que el espectador vea todo lo que allí ocurre, sin escaleras, esquinas ni nada que oculte a los personajes. Para teatro sería perfecto, pero para televisión queda raro. Me gustan muchos los colores que han empleado para los decorados de la comisaría. Puede que estemos ante la comisaría más ‘fashion’ de la historia de las telenovelas, pero aún así quedan muy bien. Bien los de la casa de los Urrutia Zavaleta, aunque pequeños en comparación con la pedazo de mansión que se muestra en las transiciones entre escenas.
Aplaudo también que hayan utilizado algunas casas reales, como en la que los desalmados prostituyen a las chicas, o el apartamento de Avélica, que también da la impresión de ser un apartamento real. Me encanta también el plató y todos los decorados de NET 24 HD, el canal en el que trabaja Clara. Por cierto, agradezco, como persona a la que le gusta mucho la trastienda de la televisión que hayamos visto algún que otro cue, ‘chromas’, controles de mandos, reuniones de planificación de contenidos… Vamos, lo que hay detrás de cualquier programa de televisión.
*Parte del elenco en la presentación de la historia.
Del vestuario, nada que criticar. La musicalización, para mí, de sobresaliente. Me han gustado mucho los distintos instrumentales que utilizan, y en particular el de la entrada, que muestra ya ese tono de intriga que tiene la historia. Es una telenovela curiosa porque sí que usa diversas canciones para ambientar diferentes momentos de los personajes, todas en ellas en inglés, lo que le da un toque diferente a las escenas y al producto, porque no suele ser lo habitual. Queda bastante bien.
Tengo que criticar un par de cosas antes de acabar. La primera, los cortes sin sentido que Imagen TV profirió a unos cuantos capítulos. Cortes de escenas en las que se muestra algún tipo de droga, a las chicas explotadas con sus clientes, o en las que Hans golpea a Denisse. Me parece fatal que un canal que se vendió bajo el eslogan de “juntos somos libres” haya hecho estas cosas, y más aún, que corte escenas de realidades tan tristes como la violencia machista o la trata de mujeres, que podría haber quedado perfectamente retratadas si no se hubiesen producido esos cortes.
En segundo lugar, no entiendo lo de la censura de palabras malsonantes en esta telenovela. Sigo insistiendo en que si el guión las trae, no deben silenciarse bajo ningún concepto. Sin embargo aquí se sigue un criterio raro, por el que se censuran expresiones como “hasta la madre”, “chingar” o “cabrón” y no otras como “joder” o “maricón”. Siguiendo con cuestiones lingüísticas, ¿cómo se apellida Hans? Lo pregunto porque a lo largo de la telenovela se le llama Hans Ditrich, Hans Detrich y Hans Dietrich, entre otras variedades. Entiendo que la correcta es la última, aunque no voy muy allá con el alemán. Y ya por último, lo mejor: ¿por qué Diego hace seseo si es español y el actor, Alberto Pavón, también lo es? Buena pregunta que no soy el único que se hace, ya que Francisco también lo comenta jocosamente en una escena.
Curiosidades aparte, sí que debo aplaudir una cosa más en relación a ese realismo que envuelve la historia: la de series, películas, cantantes y libros reales que se mencionan por unos u otros personajes. Es la única telenovela en la que he oído citar o mencionar a Paulo Coelho, a “True detective”, “Breaking bad”, Alejandro Sanz o “Gran hermano”. Referencias que pueden parecer una tontería pero que hacen ver que los personajes están, viven y comparten la misma realidad que el espectador.

*Fotografía 'familiar' de los Urrutia Zavaleta.
Remato resumiendo, en unas pocas líneas, lo que os he contado en esta crítica: un elenco soberbio, en el que, para mí, destacan especialmente Gabriela de la Garza, Mario Cimarro y Francisco de la O. La historia cuenta con un buen ritmo y es muy agradable de ver, aunque le sobran algunos capítulos, y tiene a su favor algo de lo que pocas telenovelas de este corte pueden presumir: mantiene la intriga hasta el último capítulo. En su contra, muy pocos exteriores y algunas tramas inconclusas, poco desarrolladas o usadas simplemente como relleno.
Magnífico el trasfondo tan real que maneja, abordando temas muy interesantes, como las drogas entre los jóvenes, la trata de mujeres, el ‘bullying’… Y una moraleja entre interesante y triste: nunca llegamos a conocer a las personas que nos rodean, por muy cercanas que sean.

~PUNTUACIÓN FINAL: 8,7~

lunes, 24 de abril de 2017

TELENOVELAS ESPAÑOLAS: TVE estrena "Servir y proteger"

Hito casi histórico en TVE. Tras doce años apostando por telenovelas de época el ente público se ha vuelto a animar con una telenovela ambientada en la época contemporánea: “Servir y proteger”, producida por Plano a Plano (responsable de series como “El Príncipe”, “Allí abajo” o “El Caso”). Se estrena hoy a las 16:25 h. 

¿De qué va “Servir y proteger”? De lo que ocurre en una comisaría de la Policía Nacional de un barrio madrileño. Andrea del Río y Luisa Martín encabezan el elenco de esta historia. La primera es Alicia, una joven egresada de la Academia de Policía que recala en la comisaría que, casualmente, tiempo atrás investigó la muerte de su madre en un misterioso accidente de tráfico. La segunda da vida a Claudia, inspectora jefe de la comisaría. Juan José Ballesta interpreta a Rober, que será el compañero de patrulla de Alicia y cuyo amor parece que se disputará con Nicolás Coronado, que se mete en la piel de Sergio, un joven abogado que trabaja en el bufete del padre de Alicia. En el elenco aparecen, además, nombres de actorazos como Aníbal Soto, Roberto Álvarez, Miguel Hermoso, Pepa Aniorte, Fernando Guillén-Cuervo o Juanjo Artero.
Puede funcionar y si funciona, está claro que habrá “Servir y proteger” para rato. He leído mucho sobre esta telenovela en diversas webs y he descubierto dos cosas: ninguna concreta un número determinado de capítulos que se vayan a grabar (aunque en Wikipedia apuntan que se han encargado 200) y ninguna habla de telenovela: para todas es un “serial diario” o una “ficción diaria”. ¿Tanto cuesta decir que es una telenovela? En fin…
No recuerdo ninguna telenovela ambientada en una comisaría, más allá de aquellas como “Bloque de Búsqueda” que sí que giran en torno a comandos o grupos de élite, con una categoría muy superior a una comisaría de barrio. Creo que hay ganas de telenovelas ambientadas en nuestros días y, de hecho, si yo tuviese tiempo, y se hubiese concretado un número determinado de capítulos, muy posiblemente la vería. Plano a Plano es otro punto a su favor: cuida mucho sus productos y audiencia y crítica han avalado sus producciones.
Veo solamente un par de errores. El primero, estrenar a finales de abril, con un puente la próxima semana y el verano (bajada del consumo televisivo) a menos de dos meses. Sinceramente, yo me la hubiera guardado hasta septiembre, de cara al inicio de la nueva temporada y hubiera probado con una telenovela latinoamericana  de menos de cien capítulos, a cubrir estos cuatro meses y pico que quedan. 
El segundo, estrenarla en el horario de "Acacias 38" (que pasa a emitirse a las 17.15 h., contra "El secreto de Puente Viejo", en Antena 3), que no ha parado de crecer en los últimos meses quedándose a nada de superar a "Amar es para siempre" en Antena 3. Maniobra arriesgada que puede que les funcione o no. Habrá que ver qué pasa… Contadme cosas los que la vayáis a ver.

*El vídeo que acompaña al artículo es el tráiler o promo extenso de la telenovela. Es el mismo con el que se está promocionando su estreno para hoy lunes, aunque lo veáis con el "Muy pronto".

domingo, 23 de abril de 2017

HISTORIAS DE TELENOVELA: Saúl

Os debía esta historia, aunque a su protagonista ya lo nombré en otra ocasión: Saúl, viejo amigo mío. La suya es una historia un poco 'particular', tanto que en muy pocas ocasiones habréis visto algo parecido en una telenovela.
Saúl es un personaje. Lo conocí hace un montón de años, en esa época dorada de la vida que se pasa rapidísimo: el instituto. Llegó como nuevo alumno en bachillerato como la antítesis de los que estábamos en aquel grupo: mientras nosotros hablábamos en esa diglosia propia de Asturias, entremezclando castellano y asturiano, algunos con más asturiano, él hablaba un castellano perfecto, impoluto. Mientras que el resto éramos unos canallas, entre nosotros y para con los profesores, él era ejemplo de alumno modelo, con buenas notas y una educación exquisita. A su edad, hablaba de política como cualquiera de nosotros podía hacerlo de televisión o de videojuegos. Para nosotros era poco menos que un espécimen.
Hijo único, natural de Castilla y residente en una pequeña localidad de la zona, tenía pocos amigos. Su fervor político le llevó a convertirse en militante de un partido político.
Tiempo después, en uno de los actos de campaña conoció a Miguel. Se cayeron bien, se hicieron amigos y de la amistad surgió un romance no exento de cenas, viajes, regalos y todo eso que suele tener cualquier relación. Pese a quererse, hasta la fecha no han llegado a oficializar ni a hacer pública su historia. Hace poco coincidía con Miguel y me hablaba de Saúl con un brillo especial en los ojos, con una intensidad tremenda, esa que muestran los que están, como ellos, enamorados.
Su historia nos chocó a todos los que conocíamos a Saúl por algo que no os he contado y ‘enreda’ aún más un romance entre homosexuales, que solo por eso buena parte de la sociedad vería de mala manera. Entre Saúl y Miguel existe una diferencia de edad notable: Miguel es unos cuarenta años mayor que Saúl. De hecho, se encuentra ya felizmente jubilado.
Aunque me considero una persona tolerante y en cierta forma, de mente abierta y un tanto ‘hippie’, cuando Miguel y Saúl comenzaron a salir me sorprendió mucho la pareja que hacían, no tanto porque fuesen homosexuales, sino, más que nada, por la diferencia de edad. La sociedad y sus absurdos convencionalismos nos obligan a tener parejas de nuestra misma edad o próximas a ella. Encontrarte con unos cuarenta años de diferencia me resultaba muy extraño, qué queréis que os diga.
Recuerdo haberlo comentado en casa y con otros amigos que se extrañaban tanto como yo y que criticaban, con mucha más profundidad, esta relación. Como hacía con todo, se lo comenté a Martina, de la que también os he hablado. Fue la única que, como siempre, mostró sensatez y que me hizo ver que los equivocados éramos aquellos que nos asustábamos por esa diferencia de edad y no Saúl y Miguel: “Si se quieren, ¿qué más da los años que se lleven?”, recuerdo que me dijo cuando se lo comenté. Sin más. Y, también como siempre, tenía razón. Tanta, que me hizo entrar en razón y dejé de ver como algo raro aquel asunto.
A día de hoy, más o menos siete años después de conocerse, Saúl y Miguel siguen juntos y felices. 
Sigo pensando que historias como esta, con sus villanas y villanos, personajes secundarios y todo el universo propio de una telenovela deberían ser contadas más a menudo también a través de este género que tanto nos apasiona, igual que hay películas y obras de teatro con personajes protagonistas homosexuales, en algunos casos también con diferencia de edad de por medio. Solo así se podría acabar con los perjuicios absurdos que la sociedad tiene al respecto y en los que caemos hasta los que somos un poco ‘openmind’. 
Habiendo amor, ¿qué más importa? ¿O no?

sábado, 22 de abril de 2017

HOJA DE AUDIENCIAS: Del 17 al 21 de abril

*Media semanal de audiencia (espectadores y ‘share’ o cuota de pantalla) de las telenovelas latinoamericanas emitidas en abierto en España en horarios de sobremesa, tarde y ‘prime time’, a excepción de “Corazón esmeralda”, que se emite en horario de mañana. 

**"Vino el amor" llegó a su fin el pasado viernes 21. Su último capítulo fue seguido por 495.370 espectadores (3,21% de 'share'). Tras 94 emisiones, arroja una media global de 484.979 espectadores y un 2,81 % de cuota de pantalla o 'share'. 
Se convierte de esta forma en la telenovela más vista de Nova no solo en lo que llevamos de temporada televisiva sino también en la más vista desde el primer pase de "Los miserables", emitida entre febrero y mayo de 2015
Sin duda alguna un acierto a nivel de audiencia para la cadena. ¿Qué os ha parecido a aquellos que la habéis estado siguiendo?

viernes, 21 de abril de 2017

ENIGMA: ¿Qué telenovela es?

Los viernes de aquellas semanas en las que no haya ‘gazapo’ os plantearé un ‘enigma’. Se trata de dar con la telenovela en la que estoy pensando, a través de cuatro pistasDos aparecerán ese mismo viernes, una, el sábado y otra, el domingo.
Quien acierte solo a partir de las dos primeras pistas se llevará tres puntos. Quien necesite la tercera, dos. Quien lo haga con las cuatro, uno.
Se resolverá el martes y podréis acudir a Google o a donde queráis para dar con la telenovela en cuestión. Serán telenovelas que se hayan emitido en España, en abierto (es decir, en TVE, Antena 3, Telecinco, Nova, Hogar 10…). Este es el que Quike nos propone en esta ocasión:
El martes resuelvo. Podéis decir cuantos títulos os dé la gana. Si la telenovela se conociese de varias formas, vale con indicar una. 
Solo tendré en cuenta el último título que hayáis dado, a efectos de respuesta y de otorgar puntos. Os pido, como en los ‘gazapos’ que participéis usando siempre la misma cuenta de Google, seudónimo, firma o lo que uséis habitualmente en este tipo de juegos.

RESUELVO…
Me comentaba Quike en el correo en el que me enviaba este ‘enigma’ que estaba hecho para despistaros un poco, ya que podía parecer una telenovela que muchos habéis dicho (“Amor bravío”), pero era otra: “Te voy a enseñar a querer” (Telemundo y RTI, 2004, emitida en España con gran éxito en TVE y repetida luego en Nova.
Os explico un poco el por qué de las pistas:
-La telenovela tiene como trasfondo el mundo taurino. Así es, la familia Méndez era dueña de una ganadería de toros de liria y caballos de los que se usan en el toreo.
-La villana miente a todo el mundo sobre el vínculo que la une a su único familiar. En efecto, Déborah (Catherine Siachoque) asegura que Camila (Ana Lucía Domínguez) es su hermana… ¡Cuando es su hija!
-La mujer del protagonista es asesinada al principio de la historia. La malvada Déborah mata a Isabel (María Helena Döering), la mujer de Alejandro, al comienzo de la telenovela, provocándole un infarto.
-Padre e hijo, enfrentados por la protagonista. Alejandro (Miguel Varoni) y Pablo (Michel Brown) se enamoraban de Diana (Danna García).

Había ese doble juego con las pistas. Algunos habéis tenido suerte y habéis acertado con las primeras pistas, mientras que otros os habéis dado cuenta al final. Es lo divertido de este juego:


Y así queda la clasificación global.

Quike se lleva dos puntos por haber aportado el ‘enigma’. Como os comentaba hace unas semanas, podéis aportar vuestros ‘enigmas’ enviándome un correo a cualquiera de las dos direcciones que tenéis en el margen derecho de la web, o a través del formulario de contacto que hay justo debajo. Teniendo en cuenta que la temporada se acaba en julio y que no queda nada, he decidido que máximo dos por participante, para no descompensar la clasificación.
Dos cosas más… Si veis que me he equivocado en alguna puntuación, comentádmelo. Últimamente hago estas cosas a horas en las que ya no soy ser humano y es fácil que sume mal o me equivoque con las plantillas que utilizo a la hora de repartir puntos, como pasó en el último ‘gazapo’.
Importante, insisto. Firmad los comentarios, con lo que sea, un nombre, un seudónimo, un par de letras, lo que se os ocurra… Lo digo porque hay varios comentarios anónimos. En este caso no pasa nada porque no han acertado, pero, ¿y si lo hubieran hecho? ¿A quién sumo yo los puntos? Por eso es tan importante usar una firma o un algo con lo que os pueda identificar como hacen muchos de los que participan habitualmente en los juegos.

Este jueves 27 un nuevo ‘gazapo’ de “Eva la trailera”, la revelación de la temporada, que me pasa Lucía Dasilva y que os va a gustar tanto como a mí, que pese a haber visto la telenovela no me había percatado de ello. Ya veréis… 

jueves, 20 de abril de 2017

UNA DE... Libros con tintes de telenovelas (III)

Teniendo en cuenta la cercanía del 23 de abril, Día del Libro, os traigo hoy la que es la tercera entrega de esta serie de entradas dedicadas a libros con tintes de telenovelas. Podéis leer las otras dos pinchando, abajo del todo, en “libros y telenovelas”, en el apartado “etiquetas”.

"Manuela", Ana B. Nieto y Estefanía Salyers.
Publicada hace cosa de un año por Plaza y Janés, “Manuela” funciona en cierta forma como precuela de lo que cuenta o contaba “Acacias 38”. Narra así los orígenes de la protagonista, interpretada en la ficción por Sheyla Fariña, hasta antes de llegar a Madrid y a la vida de quienes residen en la calle Acacias.
La novela nos relata la cruda juventud de la protagonista, hija de jornaleros y pasando incontables penurias, así como su primer amor, un chico estigmatizado por ser hijo de madre soltera, pero pese a ello alegre y divertido. Los dos viven una historia de amor pura y bonita, que sin embargo se ve dañada por el hijo del terrateniente.
Se puede conseguir en librerías a un precio de 18,90 euros. En Amazon se encuentra por algo menos: 17,96 euros en papel y 9,49 euros en versión Kindle.



“Seis hermanas. Los años de la inocencia”, Rebeca Tabales.
Al igual que ocurriera con “Acacias 38”, “Seis hermanas” también tiene su precuela en papel. Publicada por Planeta, “Seis hermanas. Los años de la inocencia” narra el origen de las hermanas Silva, con los amoríos e historias de Fernando y Ricardo, padre y tío de las Silva, en las últimas décadas del siglo XIX. Hermanos con personalidades muy diferentes que compiten por las mujeres, el desarrollo de la fábrica de tejidos que han sacado adelante con éxito y en cualquier aspecto de la vida en general.
La llegada de las hermanas Torrealba, a Madrid y el misterio que las envuelve centran el desarrollo de la trama. Dos hermanas totalmente opuestas que harán que el universo de los Silva cambie radicalmente.
En librerías lo he visto por 17,50 euros. En Amazon lo tenéis por 16,63 euros, en papel, y 9,49 euros en formato Kindle.

Continuación de “Sin tetas no hay paraíso”, llevada también a la televisión por Fox Telecolombia y Telemundo, la novela narra, como la telenovela, la historia de Catalina, la pequeña, hija del amor prohíbido entre la madre de Catalina y su novio.
Buscando que la niña no repita el camino de su hermana, los padres deciden alejarla del entorno difícil que la rodea y le recuerdan que se puede triunfar sin necesidad de transformar su cuerpo para encajar en la estética de los narcotraficantes.
El miedo al mundo exterior no impide que Catalina se enamore y termine en una espiral de envidia de la que solo se puede salir con violencia.
Publicada por Planeta, cuenta con dos portadas diferentes (una para España, la de la imagen, y otra para Latinoamérica).
Su precio es de 17,50 euros en librería. En Amazon, 16,63 euros en papel y 9,49 euros en versión Kindle.

Si tienes este libro en tu biblioteca, tienes un tesoro. O, al menos, algo que se ha revalorizado bastante bien. Salió a la venta en febrero de 2008, con la telenovela “Pasión” (producida por Televisa en 2007-2008) a punto de terminar en México. Solo salió a la venta en México y con una tirada reducida, de tan solo 15.000 ejemplares. ¿Precio? 99 pesos mexicanos, unos ocho dólares de entonces, unos seis euros.
En 180 páginas recoge numerosas fotografías, datos, anécdotas, entrevistas y curiosidades del rodaje de la telenovela, protagonizada por Fernando Colunga y Susana González.
Decía lo de la revalorización porque en Ebay (a donde os llevará el enlace del título) encontré varios anuncios, algunos ya caducados (el libro ya se había vendido) y ninguno de ellos bajaba de los 90 dólares, 85 euros, más o menos. El del enlace está a 99,99 dólares, por ejemplo. En nueve años ha multiplicado por diez su valor. No está nada mal, ¿no? Si sigue ese ritmo, lo dicho, puede ser un auténtico tesoro dentro de unos años.

Empezaré diciendo que es un libro raro o al menos difícil de clasificar. En él se relata la biografía de diversos actores y actrices de Telemundo (el libro fue publicado en el 2007 y algunos ya no trabajan en la productora), como Christian Meier, Mauricio Ochmann, Miguel Varoni, Natalia Streignard, Erick Elías, Natasha Klauss, Jeannette Lehr o Aylín Mújica. Incluye también algunos presentadores.
Leí dos capítulos en una vista previa y, como os decía, son biografías combinadas con páginas en las que los personajes hablan de su infancia, de las fiestas que hacen en su casa, de comida…
No fue un ‘best seller’, pero sí que tiene una parte interesante, al menos lo que yo leí, que son esas biografías contadas de una forma muy personal, usando como si el personaje estuviese hablando con la escritora y ella fuese tomando nota de todo, recogiendo hasta el más mínimo detalle: un mote, una anécdota que cuenta el personaje…
Lo tenéis en Amazon, en formato papel, por menos de siete dólares (al cambio, menos de cinco euros).

“Violetta” y sus libros
La editorial Planeta supo aprovechar el éxito de esta telenovela juvenil argentina para sacar al mercado una quincena de novelas juveniles. Todos ellos, centrados en la protagonista, sus amigos y sus historias.
Hay quien diría que es literatura comercial. ¿Hay una librería algo que no sea literatura comercial hoy por hoy? Ahí lo dejo. En librerías se pueden encontrar por precios que oscilan entre los 6,95 y los 19,96 euros, ya que algunas novelas son más extensas que otras. En Amazon, como siempre, se pueden encontrar algo más baratos, y en formato digital.
Sinceramente, y al margen de temas comerciales, creo que es una decisión acertada por parte de la editorial. Estoy totalmente convencido de que gracias a estas novelas algunos niños y jóvenes habrán podido descubrir el placer de la lectura, convirtiéndolos en adeptos de esta afición que muchos tenemos. Si no, espero que tan siquiera hayan servido para que se acercasen y descubriesen que los libros no muerden, como piensan muchos jóvenes y que tan siquiera hayan pasado un rato entretenido. Quizá en un futuro 'recaigan' en la lectura, quién sabe.  

Espero que os haya gustado esta entrada y esta disposición de imágenes que he probado para hacerla más agradable visualmente y aprovecho para reivindicar algo que me habréis oído un montón de veces: hay que leer.  
Sea “Desde la sombra”, de Juan José Millás (que es el que tengo ahora mismo en la mesita de noche); las novelas de “Violetta”, prensa, webs o las instrucciones del microondas. Los médicos recomiendan hacer media hora diaria de ejercicio, porque es bueno para la salud. Tendrían que recomendar también leer treinta minutos al día: leer mejora la imaginación, la expresión escrita y previene, según algunos estudios, actividades degenerativas como el alzhéimer. ¡Todos a leer!