jueves, 30 de marzo de 2017

CAZANDO GAZAPOS: Uno más de "Eva la trailera"

¿Qué es un ‘gazapo’? Aparte de un conejo pequeño, en España llamamos ‘gazapo’ a cualquier error, fallo o metedura de pata que se comete en una película, serie o, como es el caso, en una telenovela. Como ‘gazapos’ englobamos fallos de guión, de escena, de ambientación… Todo vale.
Una temporada más, sigo con esta sección, pensada como juego, por la que ya han desfilado casi cuarenta ‘gazapos’ en los dos últimos años.

Tal y como hice la temporada pasada, en esta seguiré dando puntos… En concreto, cada ‘gazapo’ valdrá dos puntos, que es lo que se llevará todo aquel que lo vea. Los que no lo vean, tranquilos, que NO restaré puntos ni nada de eso.
Esta ‘recompensa’ será graduable siempre que el ‘gazapo’ lo permita (por ejemplo, si no se dice exactamente en qué consiste el ‘gazapo’ pero sí se comenta algo, podría dar un punto, medio, punto y medio…).
Es importante para ello los que participéis, lo hagáis usando siempre la misma cuenta de Google, el mismo seudónimo o la misma firma.
Los comentarios no aparecerán publicados hasta que yo resuelva el ‘gazapo’, momento en el que publicaré también la clasificación general de todos los ‘cazadores’. Dispondréis de cinco días para resolver cada ‘gazapo’. En concreto, se podrán hacer comentarios hasta el martes a las doce del mediodía (hora peninsular española). Resolveré y publicaré las clasificaciones los martes, por la tarde.
Como en la anterior, en esta nueva temporada habrá dos ‘gazapos’ cada mes (uno cada dos semanas). Antes de presentaros el primer ‘gazapo’, una NOVEDAD: todos aquellos que aporten algún ‘gazapo’ al juego tendrán como ‘recompensa’ dos puntos extra por cada ‘gazapo’ aportado, que se sumarán a su marcador en el momento en el que el ‘gazapo’ salga publicado.

Este décimoquinto ‘gazapo’ de la temporada es de la telenovela revelación del 2016 en lo que a ‘gazapos’ se refiere: “Eva la trailera” (Telemundo, 2016).
La tía de Eva (Edith González) acaba de morir y Eva acude a la policía para tratar de agilizar los trámites que comportan cualquier muerte extraña, como ha sido la de su tía. Creo que con esto es suficiente, porque es un ‘gazapo’ casi regalado y como os dije hace unos días, muy divertido.

Recomiendo, como siempre, verlo en pantalla completa. El martes ‘resuelvo’…

*Dificultad: 5,5.


Y EL ‘GAZAPO’ ERA…

Había que tener los oídos y los ojos bien abiertos para ver cómo Eva explica al policía que le gustaría llevarse el cuerpo de su tía “para velarla y enterrarla”, porque la difunta “era muy cristiana”.
Segundos después aparece por la puerta de su casa con una urna con las cenizas de su tía. La ha cremado, incinerado o como queráis llamarlo. Ni velatorio ni enterramiento ni nada.
¿Cómo explicar esto? Rodar un enterramiento cuesta su dinero y su tiempo. Hay que salir a un cementerio, cavar el hoyo, llevar el ataúd, ropa para los asistentes al entierro… Conseguir una urna para cenizas sale mucho más barato, qué duda cabe, y más en una escena como esta, en la que Eva entra en un decorado.
Me surge una duda en torno a este ‘gazapo’. Según el guión, ¿enterrar es cristiano e incinerar no? He estado en velatorios donde el difunto es cremado pero antes se le ofrece una misa (que no es misa, porque no hay comunión), sino más bien una especie de parábola o discurso para consolar a los familiares, así que entiendo que incinerar es perfectamente cristiano, ¿no?

Sea como sea, esta es la clasificación, con pleno de ‘patitos’, de este ‘gazapo’:

Y aquí os dejo la global:

El próximo ‘gazapo’ saldrá publicado el jueves 13 de marzo. Es de “A que no me dejas” (Televisa, 2016), me lo pasa Yolanda SH y es muy curioso, ya lo veréis.
Si observáis algún error con los puntos, no dudéis en comentármelo.

miércoles, 29 de marzo de 2017

PRIMER VISTAZO: "La piloto" (Lemon Productions, W Studios y Univisión, 2017)

Realmente, hace varias semanas que se estrenó en Estados Unidos, pero no tuve tiempo de ponerme a ver su primer capítulo hasta hace apenas unos días. Os hablo de “La piloto”, una telenovela producida por W Studios y Lemon Productions para Univisión. Livia Brito y Arap Bethke encabezan el elenco de esta historia, con tintes de narconovela.

El primer capítulo ya mete al espectador en faena, explicando, para empezar, por qué la historia se llama como se llama: Yolanda (Livia Brito) ha soñado toda su vida con ser piloto de vuelos comerciales. Por el arranque, situado en 2015, parece que Yolanda ha cumplido su sueño, ya que sufre un ‘percance’ pilotando un pequeño avión cargado de droga en la selva colombiana. A partir de ahí, el primer episodio cuenta, en sucesivos ‘flasbacks’, entre 2010 y 2014, cómo Yolanda pasó mil penurias antes de conseguir entrar a trabajar en el mundo de los aviones: vio morir asesinado a su padre, fue violada por su padrino, tuvo que huir de su casa tras acuchillar a su violador… Gracias a una 'amiga' logra entrar como azafata en una aerolínea, y tras realizar diversos cursos consigue convertirse oficialmente en sobrecargo, aunque su primer viaje parece que no va a acabar del todo bien.
*Livia y Tommy en una escena.
Narrativamente, nada que objetar a este primer capítulo, en el que además se conoce, de refilón a otros personajes, como Dave (Juan Colucho), que parece un buenazo que se enamora de Yolanda nada más verla, Zulima (Mª Fernanda Yepes), la 'amiga' de Yolanda que le consigue trabajo como azafata, o Zeki (Arturo Barba), que recuerda mucho a ‘El Turco’, su personaje en “El Señor de los Cielos”, con ese mismo tono de mafioso sereno que tenía Alí Benjumea. Por cierto, cambio total de registro de Tommy Vásquez, que se ha pasado al lado de los buenos (en apariencia), como un jefe del ejército colombiano. Me parece que parten con un buen ‘casting’ y hasta a Livia, que nunca me ha gustado mucho, la he visto bastante correcta.
A Arap solo se le ve en una escena con poquita trascendencia. Es lo que tienen los primeros capítulos que, como este, se centran en presentar a un grupo reducido de personajes.
En lo que a realización se refiere, poco hay que objetar. El primer capítulo apuesta por muchísimas localizaciones bastante bien elegidas. Solo llama la atención una: la base militar El Chocó. ¿En serio una base militar en un edificio en ruinas? ¿En pleno 2015? No me cuadra. Es muy triste, pero todos los países con ejército suelen gastarse millones en las mejores instalaciones para sus tropas. Me gusta el nivel de efectos especiales que tiene la historia: hay un navajazo por ahí que da mucha grima, de lo bien hecho que está. Igualmente, las escenas en las que algunos personajes aparecen pilotando aviones, como la que abre la telenovela, están muy bien hechas: no se notan ‘chromas’ ni nada detrás, como sí ocurre en otras producciones. En serio, realmente parece que están pilotando de verdad.

Bien también la entrada y los efectos con las imágenes. Me encanta, y lo confieso, el tema principal, “Buena vida”, aunque para mí no pega mucho con lo que es el contenido de la historia.
*Yolanda, tras acuchillar a su padrino y violador.
El único problema que le veo a la telenovela es que ha visto la luz por Univisión, en Estados Unidos, la cadena que más cortes y censuras imprime a los productos que emite. Y esto no es una telenovela rosa… Hay escenas y cosas muy fuertes que me sorprende que no hayan censurado. ¿Sería por ser el primer capítulo? ¿Alguien que la lleve al día y me cuente? Parece ser que Univisión quiere ganar terreno a Telemundo (“El Chema” lidera holgadamente la franja en la que coinciden ambas telenovelas) y han apostado por algo para ellos diferente, pero parecido, en el fondo, a lo que hace la competencia, después de haber perdido buenos productos, como “A que no me dejas” programándolos a horarios penosos o mandándolos a Unimás, como “Mujeres de negro”.
He leído que serán sesenta capítulos. Si tengo tiempo, posiblemente me ponga con ella, porque me ha gustado mucho lo que he visto en este primer episodio, quizás porque tampoco tenía muchas expectativas puestas en esta historia. Eso sí, cuando la emita Televisa, que no me fío de Univisión. 

lunes, 27 de marzo de 2017

TELENOVELAS ESPAÑOLAS: "C.L.A. No somos ángeles" (Antena 3, 2007)

Tras cuatro telenovelas para TVE ("El secreto", "La verdad de Laura", "Luna negra" y "Obsesión"), Europroducciones decidió abrirse camino en Antena 3, con un nuevo proyecto. Para ello contaban con el mismo equipo técnico que había hecho posibles las cuatro telenovelas producidas para TVE, con Valerio Boserman, como director y Susana Prieto y Lea Vélez, como guionistas.  

Así veía la luz, en agosto de 2007, “C.L.A. No somos ángeles”, una telenovela quizás más coral que las anteriores, centrada, al estilo de telenovelas como “A corazón abierto” o “Sala de urgencias”, en el día a día de un hospital privado madrileño y en las vidas del personal. Mariano Alameda, William Miller,  Héctor Colomé, Isabel Serrano, Pilar Punzano o Claudia Bassols, entre otros, integraban el elenco de esta apuesta con la que Antena 3 pretendía levantar su maltrecha franja de tarde.
“C.L.A. No somos ángeles” se estrenó finalmente el 20 de agosto de 2007, en horario de ‘prime time’, para captar adeptos. No le fue mal: 1.800.000 y un 14% de 'share'. A partir de ahí, Antena 3, como había anunciado en la presentación de la telenovela, pasó a emitirla de lunes a viernes a las 18:00 h. Pese a no ser un horario especialmente bueno, aguantó el tipo y en su primera semana marcó cuotas de entre el 13 y el 17% de ‘share’, bastante más de lo que venía cosechando la cadena hasta entonces. Sin embargo, a Antena 3 o le supo a poco o quiso probar su eficacia a las 16:00 h., frente a “Amar en tiempos revueltos” y parte de “Yo soy Bea”. Se hundió, con cuotas entre el 8 y el 10% de ‘share’. Dos semanas después la cadena anunciaba que la movía a las 20:00 h. del fin de semana, estrenando “Madre Luna” (Telemundo y RTI, 2007), en su horario.
El 14 de septiembre, poco más de tres semanas después de su estreno, Antena 3 decidía, tras los flojos datos obtenidos el fin de semana, trasladarla a Nova, aunque mantuvo un par de semanas más las emisiones de los sábados y domingos. Qué pasó después es algo que no tengo claro, porque no lo recuerdo y en mi casa no se veía Nova en aquel entonces. En Wikipedia apuntan a que se emitió ‘completa’ (es decir, los capítulos que tenían grabados) en ese canal TDT.
Un servidor vio los veintitrés capítulos que se emitieron en Antena 3. La telenovela no era mala; al contrario, me parecía entretenida, con casos clínicos igual un poco fantásticos y algún decorado acartonado, pero entretenida, a fin de cuentas. El elenco, de sobresaliente en sus roles.
¿Qué falló? En primer lugar, estrenar en agosto. Si hubiesen esperado quince días más, con la temporada en marcha y todo el mundo trabajando y volviendo a la rutina, podrían haber captado más espectadores. No fue el problema más gordo: cambiar la telenovela de un horario en el que se defendía bien a uno con una competencia feroz fue un mazazo.
La historia estaba pensada para, si funcionaba, alargarla lo que hiciese falta. Como no fue así, se rodaron 65 capítulos, que son los que a día de hoy comercializa la productora. Desconozco si con final cerrado o no, pero imagino, por la cifra de capítulos emitidos en Antena 3 y la cifra de episodios rodados que es probable que tenga un final cerrado.
En Youtube se pueden encontrar algunas escenas, además del tráiler (con su cabecera), subido por el propio director, que tenéis al comienzo del artículo. 

domingo, 26 de marzo de 2017

HOY EMPIEZO A VER: "El Chema" (Telemundo y Argos, 2016-2017)

Con “Vuelve temprano” casi finalizada -crítica a lo largo de abril, que además hay mucho que contar- me pongo a ver “El Chema”, el primer y único ‘spin off’ hasta la fecha de “El Señor de los Cielos”, centrado en José María Venegas, alias ‘El Chema’, personaje interpretado durante la segunda y la tercera temporada de aquella por Mauricio Ochmann. 
El propio Mauricio protagoniza (y produce) esta historia, junto al equipo técnico de Argos, para Telemundo. Me animo a verla por, entre otras, estas razones:
-El universo de Casillas y los suyos. He visto las cuatro temporadas de “El Señor de los Cielos” y conozco tanto a ‘El Chema’ como a muchos de los otros personajes que salen en este ‘spin off’: ‘El Feyo’, ‘El Tijeras’, Mónica Robles, Rutila… Conozco tanto los personajes como sus tramas, lo cual me incita a verla.
-El ‘spin off’. No es habitual que en el género se den los 'spin offs'. Es decir, que un personaje de una telenovela acabe siendo el protagonista de otra, de su propia historia. Ver cómo se desarrolla este ‘spin off’ es algo que me interesa mucho.
-Inspirado en hechos reales. O al menos, es lo que han vendido. Han vendido a ‘El Chema’ como “el capo de los túneles”, es decir, ‘El Chapo Guzmán’. Estoy seguro de que no será una historia basada en su totalidad en hechos reales, sino con un toque de realidad, o realidad que inspira ficción, como lo fue la primera temporada de “El Señor de los Cielos”.
-El elenco. Mauricio Ochmann siempre me ha gustado como actor. De hecho, a mi juicio, es uno de los mejores que tiene el género, sino el mejor. Sin embargo, no tengo reparos en reconocer que en su última temporada en “El Señor de los Cielos” estuvo muy dejado, no sé si porque el personaje no tenía mucho que contar o por qué razón.
Espero ver al Mauricio de siempre en esta historia, con su recorrido argumental y con ‘El Chema’ como protagonista y no como villano, como ocurría en “El Señor de los Cielos”. Junto a él, actores de la talla de Julio Bracho, Itatí Cantoral o Francisco de la O. La única que me descoloca un poco es Mariana Seoane. No es una actriz que me agrade mucho, pero habrá que ver para opinar…
-Corta. 80 capítulos componen esta primera temporada, que espero que sea la última, porque por las características de la historia, creo que es lo mejor. No obstante, Telemundo aún no se ha pronunciado al respecto y con Telemundo todo puede pasar, máxime si la historia tiene éxito, como es el caso.
Intentaré sacarle todo el provecho posible a efectos de contenidos para el blog. Espero poder ofreceros la crítica de rigor a finales de abril o, a más tardar, primeros de mayo. Espero, como siempre, opiniones de aquellos que la hayáis visto o la estéis viendo. 

sábado, 25 de marzo de 2017

HOJA DE AUDIENCIAS: Del 20 al 24 de marzo


*Media semanal de audiencia (espectadores y ‘share’ o cuota de pantalla) de las telenovelas latinoamericanas emitidas en abierto en España en horarios de sobremesa, tarde y ‘prime time’, a excepción de “Corazón esmeralda”, que se emite en horario de mañana. 

viernes, 24 de marzo de 2017

ENIGMA: ¿Qué telenovela es?

Los viernes de aquellas semanas en las que no haya ‘gazapo’ os plantearé un ‘enigma’. Se trata de dar con la telenovela en la que estoy pensando, a través de cuatro pistasDos aparecerán ese mismo viernes, una, el sábado y otra, el domingo.
Quien acierte solo a partir de las dos primeras pistas se llevará tres puntos. Quien necesite la tercera, dos. Quien lo haga con las cuatro, uno.
Se resolverá el martes y podréis acudir a Google o a donde queráis para dar con la telenovela en cuestión. Serán telenovelas que se hayan emitido en España, en abierto (es decir, en TVE, Antena 3, Telecinco, Nova, Hogar 10…). Este es el que os propongo en esta ocasión:
El martes resuelvo. Podéis decir cuantos títulos os dé la gana. Si la telenovela se conociese de varias formas, vale con indicar una. 
Solo tendré en cuenta el último título que hayáis dado, a efectos de respuesta y de otorgar puntos. Os pido, como en los ‘gazapos’ que participéis usando siempre la misma cuenta de Google, seudónimo, firma o lo que tengáis.

¡RESUELVO!
Os explico un poco el por qué de las pistas…
I. Casa Victoria. Este era el nombre de la empresa de la madre de la protagonista, dedicada al mundo de la moda.
II. La protagonista pasaba su infancia y adolescencia en un orfanato. Realmente, poco hay que explicar, ¿no?
III. La telenovela tiene un Premio Ondas. Así es. En 1990 fue galardonada con un Ondas, uno de los principales premios televisivos de España, donde arrasó con cuotas superiores al 50% de ‘share’.
IV. 152 chicas españolas se llaman como la protagonista. Es lo que recoge el INE y su censo de población. Aunque alguna Cristal puede que hubiese antes de que se emitiese la telenovela en España, la gran mayoría de ellas debe su nombre a esta telenovela. Yo conozco una Cristal cuyo nombre viene precisamente de esto, nacida en 1991.
Fui un poco ‘cabrito’ con las dos primeras pistas, que podrían llevar a confusión, al ser válidas tanto para “Cristal” como para “Triunfo del amor”. Las dos últimas eran ya certeras.
Esta es la clasificación de este ‘enigma’:

Y esta, la global:


El próximo, el viernes 7 de abril. Antes, este jueves, un nuevo y divertidísimo ‘gazapo’ (sé que lo digo siempre, pero es que esta vez es muy divertido) de “Eva la trailera”

jueves, 23 de marzo de 2017

MIS DESVARÍOS: Mi quiniela para los Premios TvyNovelas 2017

Este sábado, 25 de marzo, se entregan en México los Premios TvyNovelas. Aunque hay premios más importantes (pensemos, por ejemplo, en los Premios ACE de Nueva York, los India Catalina en Colombia o los Seoul International Drama Awards) quizás sean los más conocidos por los seguidores del género, por todo el bombo que les da Televisa, la empresa que los organiza, a través de su revista TvyNovelas y las redes sociales.
Es una tradición que, coincidiendo con la entrega de los galardones, haga una entrada con mi particular quiniela. Este año no podía ser la excepción. Recuerdo que los premios son otorgados por los propios espectadores, que ha podido votar libremente a través de una web habilitada a tal efecto.
Antes de ello, una observación. Me ha encantado ver cómo Televisa presentó varios de sus productos como ‘series’ y a efectos de los premios los ha catalogado como ‘telenovelas’ (“El hotel de los secretos”, “La candidata” y “Sin rastro de ti”). Quizás esto ayude a que se deje de llamar series a telenovelas cortas. Puede ser un primer paso… No entiendo, sin embargo, que se haya hecho distinciones entre ‘telenovelas’ y ‘series’ en relación a algunas categorías y otras no.

[QUINIELA] [GANADORES]
MEJOR TELENOVELA: Vino el amor”. ["La candidata"].
MEJOR ACTRIZ: Silvia Navarro. [Angelique Boyer].
MEJOR ACTOR: Sebastián Rulli.
MEJOR VILLANA: Azela Robinson.
MEJOR VILLANO: Juan Carlos Barreto.
MEJOR ACTRIZ JUVENIL: Mariluz Bermúdez. [Renata Notni].
MEJOR ACTOR JUVENIL: Federico Ayos. [Polo Morín].
PRIMERA ACTRIZ: Daniela Romo. [Helena Rojo].
PRIMER ACTOR: César Évora.
MEJOR ACTRIZ CO-ESTELAR: Susana González.
MEJOR ACTOR CO-ESTELAR: Rafael Sánchez-Navarro. [Carlos Rivera].
MEJOR ACTRIZ DE REPARTO: Laisha Wilkins. [Verónica Jaspeado].
MEJOR ACTOR DE REPARTO: Ari Telch. [Juan Vidal].
MEJOR ACTRIZ REVELACIÓN: Regina Blandón. [Bárbara López].
MEJOR ACTOR REVELACIÓN: Carlos Rivera.
MEJOR DIRECTOR DE ESCENA: “La candidata”.
MEJOR DIRECTOR DE CÁMARAS: “Tres veces Ana”. ["La candidata"].
MEJOR GUIÓN/ADAPTACIÓN: “La candidata”.
MEJOR TEMA MUSICAL: “Que lo nuestro se quede nuestro”, de “Sin rastro de ti”.
["Se puede amar", de "Tres veces Ana"].
MEJOR REPARTO: “Tres veces Ana”. ["La candidata"].
MEJOR SERIE: “Mujeres de negro”.
MEJOR ACTOR PROTAGÓNICO DE SERIE: Diego Olivera.
MEJOR ACTRIZ PROTAGÓNICA DE SERIE: Mayrín Villanueva. [Ana Brenda]

*"Pasión y poder", mejor telenovela en 2016.
La apuesta está hecha sobre la base de que el público elige. De la que la hacía, como curiosidad, comprobé que en todas las categorías se pueden votar a todos los nominados, con lo que la cosa pierde su gracia. Me gustaría, eso sí, que mañana o pasado, hiciesen públicos los datos de participación en cada categoría, porque además viendo ciertas cosas que se vieron el año pasado, parecían otorgados más por un jurado en la sombra que por el público. Es Televisa y ya sabemos que en Televisa la transparencia brilla por su ausencia y que les encanta hacerse publicidad con cualquier cosa (‘castings’ que se convierten en circos, actrices que son despedidas después de una semana de rodaje…) No sería de extrañar eso del jurado en la sombra.
De todas formas, creo que este año va a haber tres claras ganadoras: “La candidata”,  “Vino el amor” y “Tres veces Ana”. Puede que algo caiga para “El hotel de los secretos” y “Sin rastro de ti”. “Sueño de amor”, “Corazón que miente”, “Un camino hacia el destino”, “Simplemente María” y “Despertar contigo” se van a ir de vacío.

Sobre el apartado ‘series’ (que son telenovelas cortas, insisto), creo que “Mujeres de negro” se va a llevar premio en las tres categorías. 
En unos días veremos... Por ahora, se admiten apuestas... 

miércoles, 22 de marzo de 2017

PROYECTOS FALLIDOS: "Flor imperial" (Argos, 2003)

Existen infinitud de cosas que no se pueden prever. Entre ellas está la que puede que sea la más impredecible de todas: la muerte.
Corría el año 2003 cuando Argos, tras producir junto a Telemundo “El alma herida”,  decidió confiar a la protagonista de esta historia, Itatí Cantoral, un nuevo proyecto escrito pensando en ella y en un actor que volvería al género tras casi tres años de ausencia: Eduardo Palomo.  
Todo iba viento en popa, se había rodado un primer capítulo, a modo de piloto, de una historia escrita pensando en Itatí y Eduardo como protagonistas, que iba a tener, además, un buen presupuesto y que presumiblemente iba a ser dirigida por Jorge Fons, que hasta entonces había desarrollado su carrera en el cine, dirigiendo numerosas películas y documentales, galardonado con diversos premios y presidente, hasta un año antes, de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas.
El engranaje se había puesto a funcionar y “Flor imperial”, que así se llamaba la historia, tenía todas las papeletas para ser un éxito, tanto en México como a nivel de ventas. Sin embargo, poco después de terminar ese primer episodio, Eduardo Palomo falleció a causa de un fulminante ataque cardiaco.
Epigmenio Ibarra, director de Argos, salió a los pocos días a comunicar la noticia: “Flor imperial” se cancelaba. Quedaba, no obstante un consuelo: ese capítulo, de unos 45 minutos, que fue grabado y que era y sigue siendo el último trabajo de Eduardo Palomo. “Tenemos esa filmación, que ahora podría ser una especie de tributo. Era un gran actor y un gran cuate; nos quedamos con una asignatura pendiente”, comentaba Ibarra. “El problema es que nunca se negoció con él que esto se transmitiera”, añadía.
Ese preciado material nunca llegó a ver la luz. El último trabajo de Eduardo Palomo, un actor con legiones de fans en todo el mundo, se quedó guardado en un VHS que estará a su vez metido en una caja que seguramente se encontrará apilada en un trastero de Argos.
Si con el trabajo de los actores ocurre lo mismo que con el de los músicos, o el de los escritores, es muy posible que esa cinta VHS se haya revalorizado (y mucho), teniendo en cuenta que han transcurrido más de trece años de la muerte del actor. Lo justo hubiera sido venderla a modo de película, aún cuando tuviese final abierto, como lo que es: la última muestra de ese legado que nos dejó Eduardo Palomo.
Del proyecto no se volvió a saber nada más. Tampoco en su día se llegó a saber el argumento de la telenovela, o qué otros actores y actrices habían participado en ese piloto.
Un proyecto ‘a priori’ potente que sin que nadie la muerte de su protagonista convirtió en una de esas cosas curiosas de la historia del género. 

lunes, 20 de marzo de 2017

PRIMER VISTAZO: "Venganza" (RCN, 2016)

Tuvo que pasar casi un año desde que el rodaje terminase para que, por fin, se estrenase en Colombia “Venganza”, el ‘remake’ de la serie “Revenge” producido por RCN en colaboración con Disney Media Networks.
Realmente no se trata de un estreno como tal, ya que los argentinos habían tenido ocasión ya de disfrutar algo de la telenovela, emitida allí como “Revancha”. Digo lo de algo, porque fue retirada de la parrilla del canal que la emitía, por baja audiencia, colgándola después en su web, algo que muchos otros canales no harían.
Margarita Muñoz, Emmanuel Esparza y María Elena Döering encabezan el elenco de esta producción.

2015. La historia comienza con un crimen, sobre el que se intuyen varias cosas, en la fiesta de las Velitas de una adinerada familia.  Tras este arranque, el primer capítulo presenta a través de ‘flashbacks’ situados en dos épocas distintas: 1998 y 2008.
Mediante estos ‘flashbacks’ conocemos cómo era la vida de Amanda siendo una niña y cómo David (Ricardo Vélez), su padre, era el amante de la poderosa Victoria (María Elena Döering). Una relación que prometía ir a más, pero que los turbios negocios del marido de Victoria, Ramón (Javier Gómez) echan por tierra: Ramón pide a Victoria que use como chivo expiatorio a su amante, culpándolo de una serie de delitos en realidad cometidos por él. David es detenido y su hija acaba en una especie de correccional, de donde sale en 2008, cumplida la mayoría de edad.
Un arranque, como veis, que no solo nos presenta a los personajes principales, sino que nos mete de lleno en la acción, con muy buen ritmo narrativo y en general buenas interpretaciones. Promete y mucho el personaje de María Elena.
Jugar con distintas épocas y los mismos actores puede dar como resultado cosas raras. Resulta raro ver a Margarita Muñoz aparentando dieciocho años, pese a lo joven que es (según Wikipedia, 29 años). También tengo mis reticencias con María Elena Döering aparentando dieciocho años menos: realmente María Elena se conserva más que bien (yo la veo hasta más joven que en “Victoria” o “Bella calamidades”) pero ese corte de pelo para aparentar estar en 1998, como que no.  
Jugar con el tiempo también puede conllevar algún ‘gazapo’: en las escenas que transcurren en 1998 se muestra un ordenador portátil bastante finito, con su ranura para tarjetas SD, un tipo de tarjetas de memoria que fueron lanzadas a partir de 1999. También se observa cómo Victoria viaja en un Mercedes Clase C de los que se produjeron del 2009 en adelante.
No vi “Revenge”, pero sí una buena amiga mía. Antes de publicar este comentario, le envié el enlace del primer capítulo para que lo viese, un poco por alto, y me dijese qué le parecía. Se sorprendió y me aseguró que era bastante fiel al inicio del original, con un logotipo que, por ejemplo, es casi calcado al de la serie estadounidense. La realización es magnífica y como me comentaba ella –y coincido totalmente- si le quitas el sonido parece que estás viendo una serie norteamericana de esas con gran presupuesto, como lo fue en su día la original sobre la que versa este ‘remake’. Es impecable, sinceramente.  Gran acierto también con los exteriores, con esa especie de valle en el que transcurre el grueso del primer capítulo.
La entrada me parece bastante acorde con lo que es la historia, tanto como ese filtro que se usa en la imagen de los recuerdos, que le da un toque especial y que en pantalla queda bastante bien.

Qué queréis que os diga… Llevaba mucho tiempo esperándola (de hecho contaba con haberla visto el año pasado). Ahora que ha llegado, me gustaría verla. El problema es que el tiempo es el que es y van pasando cosas, que ya os contaré, que van a hacer que tenga poco margen de maniobra durante los próximos meses.
Me ha dejado muy buen sabor de boca y me gustaría verla. Confío en hacerlo, aunque no me atrevo a poner fechas. 

domingo, 19 de marzo de 2017

MIS DESVARÍOS: ¡Viva la imaginación de los que vemos telenovelas!

Hace más o menos un año se mudó a mi comunidad Elena, una señora mayor, de setenta y cinco años para arriba. Viuda. Venía de un pequeño pueblo, en el que tenía un bar. Tiene dos hijas, una de las cuales la acude a ver todos los días. La señora en cuestión tiene a su vez un yerno, José, que se comporta con ella de una forma poco usual, o al menos, poco común: no tienen la relación suegra-yerno o yerno-suegra en la que todos pensamos cuando oímos cualquiera de esas palabras.
El yerno la acude a buscar, la lleva a comprar, agarrada de su brazo, la lleva a tomar algo en las vinotecas de la zona y la besa cariñosamente (en la cara, por supuesto) al despedirse.
Tal relación no pasó desapercibida para ninguno de los vecinos… Ni en mi propia casa. Lo comentábamos hace unos meses, sorprendidos, como muchos otros vecinos de la magnífica relación que mantiene la señora con su yerno. Diversas hipótesis se me vinieron a la cabeza para justificar ese cariño mutuo entre suegra e hijo político:
I. Puede ser su tía (quizás José es hijo de uno de los hermanos de Elena y se casó con su prima, algo que se ve bastante a menudo especialmente en la zona rural).
II. Dando la vuelta a lo anterior, José puede ser sobrino del difunto marido de Elena.
III. Puede ser que José fuese vecino del mismo pueblo en donde vivía Elena y en el que crecieron sus hijas (y al crecer se enamoró de una de ellas).
IV. Es posible también que José fuese hijo de un pariente lejano de Elena, y que tras quedase huérfano de niño, Elena se encargase de sacarlo adelante (y convivir con la hija de Elena dio paso al amor).
V. Quizás José trabajó en el bar de Elena, donde conoció a su hija, enamorándose perdidamente de ella.
Cinco hipótesis que vendrían a justificar la relación ejemplar entre yerno y suegra. Ocurrir se me ocurrieron y ocurren muchas más, pero hay algunas que no se pueden contar. Quizás la última que se ocurrió fue la más sencilla: José es un tipo noble, de buen corazón, que se preocupa por cuidar de la que es la madre de su esposa. Sin más.
¿A qué viene todo esto? Podrá parecer cotilleo, pero es un simple ejemplo con el que quiero poneros de manifiesto algo que solemos tener los que vemos telenovelas: una imaginación desbordante. Somos capaces de imaginar cosas, a veces disparatadas, como algunas de las anteriores… ¡Pero eso es algo estupendo! ¿Habrá algo mejor que tener una imaginación poderosa, que nos permita crear hipótesis sobre cualquier cosa? Puede pareceros una chorrada, pero es algo estupendo, de lo que deberíamos vanagloriarnos.
Una cualidad, si así quiere verse, que se desarrolla leyendo, viendo películas o telenovelas. Que dejemos volar nuestra imaginación gracias a estas historias nos permite después dejarla volar respecto de cualquier cosa que nos ocurra en el día a día, por intrascendente que parezca, como esto que os contaba. No soy el único… Recordad sino qué pensó Quasi, nuestro viejo conocido, cuando su enamorada lo rechazó.
¡Presumamos de imaginación, caramba! 
P.D. La viñeta que acompaña al artículo pretende reflejar esto que os estoy contando, en relación a los libros: cómo leer nos hace volar la imaginación. Lo considero plenamente aplicable a las telenovelas.

sábado, 18 de marzo de 2017

HOJA DE AUDIENCIAS: Del 13 al 17 de marzo

*Media semanal de audiencia (espectadores y ‘share’ o cuota de pantalla) de las telenovelas latinoamericanas emitidas en abierto en España en horarios de sobremesa, tarde y ‘prime time’, a excepción de “Corazón esmeralda”, que se emite en horario de mañana. 

**El viernes 17 terminaba "Silvana sin lana". Lo hacía ante 245.000 espectadores (un 2,74% de 'share'), lejos de los 413.000 espectadores (3,80% de cuota de pantalla) que vieron su primer capítulo. Estrenada el 28 de noviembre, sus 118 capítulos se emitieron a lo largo de 80 tardes. La media final de la telenovela es de  318.563 espectadores y un 3 % de 'share'
Como podéis apreciar en la tabla comparativa, es una media ligeramente superior a la de "La fea más bella", su predecesora en ese mismo horario, que aunque en sus últimos meses tuvo buenos datos de audiencia, había arrancado y pasado el verano bastante floja. 
En términos de audiencia puede decirse que "Silvana sin lana",  ha mantenido unas cifras en general, constantes. ¿Qué os ha parecido a aquellos que la habéis estado siguiendo durante estos casi cuatro meses?

jueves, 16 de marzo de 2017

CAZANDO GAZAPOS: Uno de "El hotel de los secretos"

¿Qué es un ‘gazapo’? Aparte de un conejo pequeño, en España llamamos ‘gazapo’ a cualquier error, fallo o metedura de pata que se comete en una película, serie o, como es el caso, en una telenovela. Como ‘gazapos’ englobamos fallos de guión, de escena, de ambientación… Todo vale.
Una temporada más, sigo con esta sección, pensada como juego, por la que ya han desfilado casi cuarenta ‘gazapos’ en los dos últimos años.

Tal y como hice la temporada pasada, en esta seguiré dando puntos… En concreto, cada ‘gazapo’ valdrá dos puntos, que es lo que se llevará todo aquel que lo vea. Los que no lo vean, tranquilos, que NO restaré puntos ni nada de eso.
Esta ‘recompensa’ será graduable siempre que el ‘gazapo’ lo permita (por ejemplo, si no se dice exactamente en qué consiste el ‘gazapo’ pero sí se comenta algo, podría dar un punto, medio, punto y medio…).
Es importante para ello los que participéis, lo hagáis usando siempre la misma cuenta de Google, el mismo seudónimo o la misma firma.
Los comentarios no aparecerán publicados hasta que yo resuelva el ‘gazapo’, momento en el que publicaré también la clasificación general de todos los ‘cazadores’. Dispondréis de cinco días para resolver cada ‘gazapo’. En concreto, se podrán hacer comentarios hasta el martes a las doce del mediodía (hora peninsular española). Resolveré y publicaré las clasificaciones los martes, por la tarde.
Como en la anterior, en esta nueva temporada habrá dos ‘gazapos’ cada mes (uno cada dos semanas). Antes de presentaros el primer ‘gazapo’, una NOVEDAD: todos aquellos que aporten algún ‘gazapo’ al juego tendrán como ‘recompensa’ dos puntos extra por cada ‘gazapo’ aportado, que se sumarán a su marcador en el momento en el que el ‘gazapo’ salga publicado.
Este décimo cuarto ‘gazapo’ de la temporada es de cosecha propia y es de “El hotel de los secretos” (Televisa, 2016).
En la escena, Don Lupe (Juan Carlos Barreto) consuela a Doña Ángela (Daniela Romo), después de que esta se llevase un disgusto. Están en el despacho de ella, gobernanta del Gran Hotel. En la estancia irrumpen, poco después, Elisa (Silvia Mariscal) y su doncella. Vienen buscando a Doña Ángela, que al verlas, decide despedir a Don Lupe.

Recomiendo, como siempre, verlo en pantalla completa. El martes ‘resuelvo’…

*Dificultad: 8,25.

Y EL ‘GAZAPO’ ERA... 
La cosa iba de papeles… Como muchos habéis visto –aprovecho para daros la enhorabuena- al comienzo de la escena se ve un libro abierto en la izquierda del escritorio con varias hojas sueltas encima, pero perfectamente colocadas.
Cuando las mujeres entran, en el plano en el que nuevamente se muestra el escritorio se observa que los papeles antes perfectamente colocados se han descolocado como por arte de magia.

Si os fijáis, todo en la mesa y en la estancia permanece igual. Solo esos papeles se ‘alborotan’. ¿Cómo podría explicarse el ‘gazapo’? Teniendo en cuenta que en la estancia están los cámaras, técnicos de sonido y puede que más miembros del equipo y que además se ve que es un decorado pequeño, es muy fácil que, por ejemplo, al pasar cualquier cámara los papeles se cayesen y los colocasen sin tener en cuenta cómo estaban antes.
Convocaré a Daniela Romo y a Juan Carlos Barreto por Twitter a ver si nos aclaran algo. Ya os contaré…
Esta es la clasificación correspondiente a este ‘gazapo’:

Y así queda la global:

El próximo saldrá publicado el jueves 30. Es otro de “Eva la trailera” y os va a gustar, porque es muy divertido y porque muestra los efectos que tiene en una escena el querer ahorrar unos dólares de presupuesto. Es un ‘gazapo’ casi regalado, ya veréis.

Por petición popular, explico cómo gradúo la dificultad de los ‘gazapos’. Últimamente los envío, cuando tengo tres o cuatro, a mi hermana y a una amiga, no seguidoras del género, pero que se lo pasan bien con estas cosas, contándoles más o menos lo mismo que os cuento a vosotros y diciéndoles que vean como máximo dos veces la escena y me comenten. En función de lo que me comentan (si lo han visto a la primera, a la segunda, si creen que es tal cosa o la otra) califico. Este por ejemplo lo había visto a la segunda vez solo una de las dos. La otra no lo vio. 

miércoles, 15 de marzo de 2017

CRÍTICA: "Mujeres de negro" (Televisa, 2016)

Carlos Moreno Laguillo, para mí uno de los mejores productores con los que cuenta Televisa, se decidía a producir una historia diferente, tanto por el tono como por la forma: una telenovela, en principio, policíaca y corta, basada en “Black widows”, una serie finlandesa del año 2014. Un hito en la trayectoria de un productor famoso por sus ‘remakes’ de telenovelas mexicanas de los años 80 y 90.
Solo por esto, tenía que verla. El buen elenco que armó, con Alejandra Barros, Mayrín Villanueva y Ximena Herrera, a la cabeza, fue otro aliciente. Las críticas que despertó desde su estreno en México aumentaron mis expectativas.
Por fin, recién comenzado el 2017, pude ponerme con “Mujeres de negro”. La terminé a mediados de febrero, más o menos. Esta es mi crítica de rigor…

[¡OJO! Si estás viendo esta telenovela o tienes pensado hacerlo, quizás no deberías leer esta crítica. Aunque he tratado de evitarlos, puede contener ‘spoilers’ que hacen aconsejable su lectura después de haber visto la historia].

SINOPSIS
Jackie (Alejandra Barros), Vanessa (Mayrín Villanueva) y Katia (Ximena Herrera) se encuentran pasando el fin de semana en la playa con sus maridos: Lorenzo (Francisco Gattorno), Julio (Alexis Ayala) y Nicolás (Mark Tacher). Tres matrimonios que se conocen desde hace años y que tienen en común la inseguridad que sufren las tres mujeres por culpa de sus maridos.
*Logotipo de la telenovela.
Jackie vive un infierno con Lorenzo, un maltratador que no solo la golpea sin piedad, celándola hasta el punto de impedirle desarrollarse profesionalmente o relacionarse con otros hombres y haciéndole temer por su propia vida.
Vanessa, por su parte, se encuentra atemorizada al lado de Julio, un hombre que se mueve en negocios turbios, con socios poco aconsejables que hacen que incluso vaya armado en su propia casa.
Por último, Katia carga desde hace años con Nicolás, un hombre deprimido y con tendencias suicidas que no hace nada para salir adelante desde que su acomodada familia le retirase su apoyo económico.
Aprovechando su estancia en la playa, las tres mujeres deciden deshacerse de sus maridos, colocando una bomba en el yate que estos usan habitualmente para pescar. Lo que parece ser el inicio de una nueva vida para ellas no es sino la llegada de nuevos temores, enemigos y el miedo permanente a ser descubiertas.

DATOS y TRAILER

51 capítulos. México (Televisa), 2016. Productor ejecutivo: Carlos Moreno Laguillo. 


PERSONAJES y ACTUACIONES

*Alejandra Barros, Mayrín Villanueva y Ximena Herrera.
Buena parte del peso de la historia recae sobre las protagonistas: Alejandra Barros, Mayrín Villanueva y Ximena Herrera. De las tres, Alejandra demuestra que es capaz de brillar con cualquier personaje, sea una buena buenísima, como Juliana en “Quiero amarte” o una villana temible como Julieta en “A que no me dejas”. Jackie es una mujer firme y decidida, pero a la vez tierna y adorable. Alejandra ha hecho un grandísimo trabajo y una vez más ha resultado más que creíble.
Más inestable y falta de carácter es Vanessa, el personaje interpretado por Mayrín, la única de las tres mujeres que llega a arrepentirse de haber querido matar a su esposo. Ha habido momentos en los que no he conseguido entender a Vanessa (ni en eso de antes, ni en otras cosas que le acontecen a lo largo de la historia). Sí que, no obstante, Mayrín ha hecho un muy buen personaje, bastante natural, y con momentos muy tiernos junto a Diego, su hijo en la historia, interpretado por Diego Escalona.
No sabría cómo describir a Katia, la tercera mujer de negro. Quizás como una paloma con dos capas de plumaje: el que se ve, blanco impoluto. El que se encuentra por debajo, lleno de manchas. Es un personaje con muchos matices, que da muchas sorpresas a lo largo de la historia. Ximena Herrera lo ha bordado y me ha permitido verla en un registro diferente a la dulce Ximena de “El Señor de los Cielos”.
*Arturo Peniche es Bruno Borghetti.
Comentar que las tres actrices han demostrado una química excelente, fruto también de la buena relación que se nota que hay entre ellas y que en este caso traspasa la pantalla.
Siguiendo la pista de estas tres mujeres se encuentran varios policías. Uno de ellos es Bruno Borghetti, comandante de Encino Blanco, interpretado por Arturo Peniche. Un hombre sin escrúpulos, capaz de cualquier cosa, con tal de lograr posición y dinero. Nuevamente, Arturo deja claro por qué muchos lo consideramos uno de los grandes del género. Solo los grandes pueden hacer personajes con registros tan diferentes como Juan Cristóbal, Gonzalo o Bruno, por citar algunos de los más recientes que ha hecho. A su lado, otra grande del género, Leticia Calderón, que vuelve a hacer fechorías como Irene Palazuelos, una ambiciosa mujer que sin embargo tiene tras de sí un pasado duro, que explica en buena medida su forma de ser. La química entre ellos ha sido bestial.
*Lourdes Reyes y Diego Olivera en una escena.
En la comisaría de Encino Blanco se encuentra también el teniente Bernal, interpretado por Diego Olivera. Diego es uno de los mejores actores de fuera de México que tiene Televisa y aquí hace un personaje que para mí es el mejor de la historia, muy complejo y a la vez muy humano, por su pasado, sus miedos y sus temores, pero que él desarrolla de una forma magnífica. Demuestra, además, una química brutal con una de las tres viudas, con la que se relaciona. Junto a él trabaja la teniente Kuri, interpretada por Lourdes Reyes, uno de los descubrimientos que me deja la historia. Una actriz muy natural y muy creíble, con una química estupenda con sus compañeros de comisaría.
En el elenco, actores como Marcelo Córdoba, que interpreta a Eddy, un personaje que, no sé por qué, va perdiendo protagonismo conforme avanza la historia. Siento que Eddy pudo dar más juego, y que pudo explotarse más su química con una de las viudas. De Marcelo digo lo mismo que dije de Diego Olivera hace unas líneas: actorazo que podría estar más aprovechado. 
*Isabella Camil, en la piel de Miriam.
Muy bien aprovechados, en cambio, han estado los personajes de otros dos descubrimientos: Isabella Camil (Miriam) y Emmanuel Palomares (José). A Isabella no la conocía, pese a su trayectoria en el género, y ha hecho un personajazo, para aplaudir sin parar. Me ha encantado Miriam, con su pasado, su astucia, su bondad, su todo… Sinceramente, Isabella ha estado de diez. José, por su parte, es otro personaje al que se le coge mucho cariño, muy bien llevado, y Emmanuel ha demostrado tener una complicidad tremenda con Alejandra Barros, su madrastra en la historia.
Párrafo aparte para pedir una villana en condiciones para Sandra Kai, que interpreta a Ximena en la historia. Conocía a Sandra, pero ha demostrado con creces que es hora de que le den papeles importantes, y que cumple con todos los requisitos para ser una villana de las de verdad en cualquier telenovela. Nadie puede imaginarse cuánto he disfrutado en cada escena en la que sale Ximena. Y si además se juntaba Lilia Aragón, primerísima actriz, que interpreta a Catalina, su aliada y protectora en la historia, la cosa se ponía todavía mejor. Me ha encantado este par.
*Bruno Bichir es Zacarías.
“Mujeres de negro” cuenta con un elenco amplio, en el que hay personajes que van y vienen o que aparecen solo durante un número determinado de capítulos. Es el caso de Bruno Bichir, como Zacarías, un supervillano que para mí debió estar durante más capítulos; Yolanda Ventura, que con Giovanna ha demostrado que quizás a ella también es hora de que le den personajes con tintes de villana; Pedro Sicard, con Arturo, un personaje muy interesante, totalmente opuesto a su Samuel de “Las Bravo”; Julieta Egurrola, como Isabela, una mujer que da mucho juego en momentos clave de la historia; Marco de Paula, como Sandro, un personaje también con cierto juego en la telenovela; Adanely Núñez, como Elisa, una mujer totalmente descolocada, opuesta a la adorable Gisela de “A que no me dejas”; o Jean Paul Leroux, como Lasuráin, un teniente de la policía que aunque llega a la mitad de la historia, acaba teniendo su peso.
Siento, en cambio, haber visto muy desaprovechado a Ricardo Franco, el teniente Rico en la historia. Podría haber dado mucho más juego del que dio, y es una pena que Ricardo siga con personajes como este, totalmente secundarios, cuando tiene talento para hacer otras cosas.
Bien, también, que para roles poco más que episódicos, se haya contado con actores como Hugo Macías Macotela, Eduardo Liñán o Maricarmen Vela, por poner tres ejemplos.
Acabo este apartado con unas palabras hacia las 'víctimas' de las protagonistas: tanto Alexis Ayala (Julio) como Francisco Gattorno (Lorenzo) y Mark Tacher (Nicolás) han hecho muy buen trabajo. 


TRAMAS
Llegado a este punto, quiero aclarar, que para no caer en ‘spoilers’ importantes, he decidido que no voy a entrar a comentar tramas concretas. De hecho, como habréis notado quienes hayáis visto la telenovela, en el anterior apartado he omitido ciertas cosas que consideraba que alguien que no la haya visto no debe saber.
*Leticia Calderón, Irene Palazuelos, en una escena.
Argumentalmente, la historia es de matrícula de honor. Con esa explosión del yate orquestada por las protagonistas se da inicio a una serie de tramas cargadas de giros, algunos inesperados, otros más predecibles, con los que se busca tener en vilo al espectador. Los villanos orquestan una historia en la que no hay personaje que no se libre de ocultar algo. Como os comentaba, es muy interesante en el sentido de que el espectador está siempre pensando cuál puede ser el siguiente giro que dé la historia, a veces acertando y otras no. Lo bien que están definidos los personajes ayuda, y mucho, a mantener esa intriga y a hacer pesquisas.
Pese a que comencé a verla creyendo que era una telenovela de trasfondo policiaco, me sorprendió que no se renunciase a lo romántico, y que nos mostrasen también cómo las viudas van rehaciendo sus vidas encontrando nuevas parejas con las que olvidar los malos tragos pasados con sus difuntos esposos. En ese sentido, se consigue un muy buen equilibrio entre el tono policíaco y el romántico.
*Las tres protagonistas, tras matar a sus maridos.
Desde un punto de vista estrictamente narrativo, la telenovela es impecable. Eso que prometen a veces, cuando se presenta una telenovela, de que en cada capítulo pasa algo, aquí se cumple con creces. Viéndola, me salté un capítulo, accidentalmente. Me di cuenta de ello cuando vi que los personajes hablaban de cosas importantes que yo no había visto: el ritmo es tal que si te pierdes un capítulo te pierdes ‘materia’, lo cual es algo que dice mucho de los guiones y del rimo de estos.
El desarrollo de los acontecimientos deriva en un final peculiar, cerrado en algunas cuestiones; abierto en otras muchas. Un final que quizás está pensado no para ser el final definitivo de la historia, sino para dejar determinadas cosas en el aire de cara a una eventual segunda parte. No hay nada confirmado, por ahora, pero pienso que sí habrá continuación. En una entrevista a Mezcalent, finalizada la telenovela y difundida por la revista “Telenovela”, Alexis Ayala habló de tres temporadas. Han sido muchos los rumores sobre una posible continuación e incluso en el Facebook de la telenovela lo han dejado caer.  
Por lo general, no me gustan las segundas partes, pero creo que aquí aún quedan muchas cosas por contar, ya sea en una segunda parte en sentido estricto, en una especie de epílogo tipo “Más allá de La Usurpadora” o a través de un ‘spin off’.

MÁS COSAS
Se nota que pese a tener 51 capítulos contó con el presupuesto de una telenovela de 120 o 140 episodios, porque a nivel de realización es lo mejor que ha hecho el equipo técnico que trabaja bajo las órdenes de Carlos Moreno. Una apuesta decidida por exteriores, mucho juego con diferentes planos de cámaras, efectos especiales, una buena edición… Hasta que llega la escena final, hecha a ordenador, que te hace pensar en si se acabó el presupuesto o qué demonios pasó para cerrar con semejante horror. Los que la hayáis visto, sabréis de qué hablo…
*Explosión con la que comienza la historia.
En lo que a exteriores se refiere, debo confesar que me encantaría vivir en Encino Blanco: una especie de gran urbanización de extrarradio, con sus chalets vanguardistas, sus calles bien cuidadas, limpias, llanas y amplias… Un lugar que, además, puede que sea uno de los más lluviosos de México: no recuerdo haber visto tanta lluvia en una telenovela. Ese ambiente creado para la telenovela ha hecho que Encino Blanco sea casi un personaje más en las tramas. 
Respecto de los decorados, tirón de orejas. Han ido a por decorados de cartón piedra, demasiado oscuros, en líneas generales, en lo que a casas y apartamentos se refiere. Cualquiera que vea la casa de Vanessa o de Jackie por fuera sabrá que lo que nos venden como el interior de la misma es un decorado, pequeño en comparación a como son las casas, que se encuentra en un set de grabación. De los decorados solo salvaría la comisaría, bastante bien conseguida. El resto, telita. También en interiores sigue habiendo un problema de iluminación, con esa luz amarillenta, para mí innecesaria, que acaba salpicando decorados, actores y todo lo que pille.
*El elenco, en la presentación a los medios.
Aplaudo una novedad, que me ha gustado mucho: que cada capítulo tenga su título. Algo propio de las series que no veo por qué no se extendió a las telenovelas, porque para mí queda bien, me gusta.
Notable el vestuario y de sobresaliente, una vez más, la musicalización. El tema instrumental de la entrada creo que pega bastante con la historia. Dentro de ella, acompañando a los distintos personajes aparecen temas preciosos como “Ya no” y “Uno por uno”, de Manuel Carrasco, para el personaje de Mayrín; o “Adoro”, de Berenice Girón y “Contigo aprendí”, de Malú, para el personaje de Alejandra.
Termino con una ovación a Televisa. En contra de todo pronóstico, en esta telenovela se escuchan palabras malsonantes (igual no lo son tanto, pero sí son palabras que otras productoras censuran), como “carajo” o su vertiente en plural, “carajos”. Puede parecer una tontería, pero si están en guión se agradece escucharlas y no ver, lo que suele ser frecuente, cómo se silencian, fastidiando de paso el resultado final.

Resumo… 51 capítulos llenos de agilidad y giros de guión que buscan entretener y hacer cavilar al espectador, equilibrando tramas policiacas y tramas románticas. Un elenco soberbio y una realización mejorable en algunas cosas, pero en líneas generales, buena.
Recomendable, sin duda alguna.


~PUNTUACIÓN FINAL: 9,3~
/a>