lunes, 27 de febrero de 2017

CAZABOCAZAS: ¡Con las religiones hemos topado!

Las religiones están habituadas a hablar, criticar y opinar sobre todo. Es una realidad en la que las telenovelas no son la excepción. Recojo en esta entrada algunas opiniones de las religiones y sus 'cabezas' sobre el género. Como ateo que sabéis que soy, espero no pasarme en mis comentarios. Todos los tuits son reales, aunque, para evitar denuncias y demás problemas judiciales, he eliminado los datos de sus autores.

Comienzo con un tuit que en su día contesté en Twitter y que recoge algo dicho por el Papa Francisco en las Jornadas Mundiales de la Juventud de 2014, celebradas, si mal no recuerdo, en Brasil. Unas declaraciones en las que invitaba a los jóvenes a no perder horas con las telenovelas, en el sofá o navegando por internet (entre otras cosas). 
Sinceramente, me sorprendió que un argentino hiciese esas declaraciones sobre un género tan popular en su país, y teniendo en cuenta que en las telenovelas abundan vírgenes, santos, curas e iglesias. Si os ponéis a echar cuentas, en el 80% de las telenovelas que hayáis visto, sean mexicanas, colombianas, argentinas, estadounidenses o del país latinoamericano que sean, aparecen o una monja o un cura (o los dos), gente rezando a la virgen o a un santo (o a varios).
Pese a lo bien que me cae el Pontífice, para mí se equivocó con estas declaraciones, a las que pudo haber dado la vuelta resaltando, precisamente, los valores y elementos cristianos que llevan transmitiendo durante décadas las telenovelas. Quizá estaba pensando en las narconovelas (con esa violencia que supuestamente promueven, otro tópico del que hablaré otro día).

Voy con una cita de un pastor evangélico sobre lo que son las telenovelas y lo que ocasionan en las mujeres. "Las telenovelas son tan perjudiciales para las mujeres, como la pornografía lo es para los hombres". 

Yendo al trasfondo de la cita, creo que está de más decir qué hacen los hombres cuando ven pornografía y qué es lo que piensa el pastor que hacen las mujeres cuando ven telenovelas. Lo hagan o no, mejor para ellas: no deja de ser algo sanísimo, cargado de beneficios y totalmente natural.
Por lo demás, el tuit es un disparate, se mire por donde se mire.

Hablando de disparates, los cuatro siguientes son obra de una misma persona: un pastor, presuntamente evangélico (no lo tengo del todo claro) venezolano.
Primera muestra:
Escribir "c ve" en vez de "se ve" sí que es un mal bastante grave. Empezando por ahí. Por lo demás, la comparación entre la telenovela y el mosquito zancudo, me parece magistralmente absurda. Comparar un mosquito que produce auténticas epidemias por las que incluso llega a morir gente en países como Venezuela con un género como las telenovelas, tiene tela.

Segunda muestra:

De lo que las telenovelas promueven, hablaré otro día. Hay tópicos extendidísimos. Por ahora, voy a analizar este tuit que podría resumirse en "las telenovelas son el demonio". Me parece que se le quedaron cortos los 140 caracteres de Twitter, y que en realidad quería escribir lo siguiente: "hola, sabias q las telenovelas promueven la violencia doméstica, la venganza, el odio, la infidelidad conyugal, amputaciones de miembros, herpes genitales, derrames cerebrales y muerte entre terribles sufrimientos". Igual os parece que todo esto que he añadido yo es exagerado, pero estoy convencido de que el sujeto en cuestión lo piensa.
Es tan absurdo como lo del porno que veíamos antes.

Tercera muestra:
Sigo sin entender por qué la "c", en vez de "se". Por lo demás, el tuit me parece enmarcable y me genera la duda de saber si a los hombres que vemos telenovelas nos pasa lo mismo, porque las mujeres "envenan sus mentes y c llenan de sueños que nunca c harán realidad". Alguien debería explicarle a este señor que los productos de entretenimiento (telenovelas, series, películas, obras de teatro, novelas...) están hechos para entretenernos, llevando nuestras mentes por lugares insólitos y haciéndonos soñar. Si nos prohibieran soñar, yo por lo menos, me muero. Lo del envenenamiento de mente, de traca. Habría que ver quién tiene la mente más 'envenenada', si una adicta a las telenovelas o alguien que escribe cosas como estas.

La última, para bingo:
¿No os recuerda a Eduardo Inda? Solo le ha faltado decir algo del tipo de "podemitas, que son todos unos podemitas". Interpreto que quienes leen los guiones son los actores y que, según este señor, en un estudio de grabación de una telenovela hay más rojos que en una reunión del Partido Comunista, más homosexuales que en la celebración del Orgullo Gay y más feministas que en cualquier acto de Femen. E interpreto también que los homosexuales, comunistas y feministas no son o no pueden ser cristianos.
Seguro que también piensa que los actores hacen orgías, entre escena y escena, pero no ha tenido espacio para ponerlo.
Si eso piensa de los actores, ¿qué pensará de los que vemos telenovelas y del género en sí? ¡Ah! Se me olvidaba que ya lo hemos visto en los tuits anteriores.

Concluyo con otra cita de otro pastor, presuntamente evangélico:
Qué queréis que os diga... Las telenovelas están hechas para entretener, y en esa vertiente de entretenimiento está el que a veces nos hagan emocionarnos. También nos ocurre con películas, obras de teatro, canciones... Es lo que hay. Habrá gente que se emocione viendo a Dios... El problema es que se muestra más bien poco.

Espero no haber herido sensibilidades religiosas. Os prometo que no era mi intención y que he dado muchas vueltas a esta entrada antes de publicarla.
Como veis, las telenovelas no escapan a las críticas de las religiones y algunas de sus 'cabezas' se dedican a atentar contra ellas. Seguro que son los mismos que luego proclaman el respeto entre iguales, olvidándose de que con sus manifestaciones no solo faltan el respeto al género, sino también, y especialmente, a quienes somos fieles seguidores. 

domingo, 26 de febrero de 2017

LUGARES DE TELENOVELAS: San Cristóbal Tlaxico

Con independencia de que haya gustado más o menos, no se le puede negar a “El hotel de los secretos” y  a su equipo técnico un mérito: haber sido capaces de levantar para la telenovela un pueblo que no existe en la realidad. Hablo de San Cristóbal Tlaxico, el pueblo de provincia, próximo al DF, donde se encuentra ubicado el majestuoso Gran Hotel de esta historia.

Antes de hablar del pueblo, merece la pena dedicar unas líneas a este edificio tan impresionante. La Castañeda, que es como se llama en realidad, fue en su día un manicomio. Suena fuerte, pero con un letrero que indica “Manicomio General La Castañeda” puede verse en varias fotos de antaño que circulan por internet. Se inauguró el 1 de septiembre de 1910 (es decir, dos después del año en el que se ambienta la telenovela). Situado en el Barrio de Mixcoac, en pleno DF, en 1968, ya sin uso y con miras a ser demolido, su fachada fue llevada, piedra a piedra, hasta Amecameca, en el Estado de México, tras ser adquirida por un particular, Arturo Quintana, dedicado al mundo de la industria. Él la convirtió en la fachada sur de su casa en ese lugar, conocido por la gente como El Salto del Agua. Tras su muerte, la viuda donó la casa a los Legionarios de Cristo, que hoy siguen administrándola, al igual que el terreno en el que se encuentra. 
*La casa, con su fachada original y con los añadidos de la telenovela.
Para el rodaje de “El hotel de los secretos” se añadió a la fachada una mansarda para simular un piso más y se introdujeron grandes decorados para dar más fondo a la fachada para algunas escenas y transiciones de escenas de la telenovela. Hoy es un centro empresarial, pese a seguir en poder de los Legionarios de Cristo. Además, en la finca se colocaron diversos elementos propios de un hotel de lujo como una fuente, o varias piscinas de baños termales.  
A varias decenas de kilómetros de La Castañeda, en Santa María Regla, una hacienda perteneciente al Estado de Hidalgo, se construyó San Cristóbal Tlaxico, el pueblo en el que se ubica el Gran Hotel de la ficción. Para ello, se utilizaron gran parte de las ruinas de la hacienda, hoy convertida en algo así como un complejo hotelero, a partir de las cuales se levantaron la comisaría de policía, la cantina, la panadería, el telégrafo, la botica o el mercado que aparecen en la telenovela.
*Arcos y calles de las ruinas de la hacienda de Santa María Regla.
Dos muestras, tanto el hospital psiquiátrico reconvertido en casa de campo como las ruinas de esta última hacienda, de cómo la magia de la televisión (y algo de presupuesto, claro) pueden transformar totalmente algunos lugares e, incluso, hacer surgir otros. 

HOJA DE AUDIENCIAS: Del 20 al 24 de febrero


*Media semanal de las telenovelas latinoamericanas emitidas en abierto en España, en horarios de sobremesa, tarde y ‘prime time’, excepto “Corazón esmeralda” que se emite en horario de mañana. 
**Aunque por parte de Nova no hay comunicación oficial, ni promos ni nada por el estilo, la revista "Telenovela" anunciaba hace unos días que el próximo 1 de marzo el canal reprogramará "Dame chocolate" (Telemundo, 2007), en el horario de las 18.00 h., compartiendo franja con "Silvana sin lana" para sustituirla cuando termine. 
Noticia sorprendente, teniendo en cuenta que fue emitida varias veces por Nova (además de su primer pase en Antena 3), la última, hace escasos tres años y en ese mismo horario. Es llamativo también que Carlos Ponce sustituya a Carlos Ponce y a una telenovela protagonizada por Carlos Ponce que ha ido muy justa de audiencia. 
La falta de una nota de prensa o una promo, me hacen pensar que pueda ser un error (nada raro, por otra parte), de la revista "Telenovela". A ver qué pasa... 

viernes, 24 de febrero de 2017

ENIGMA: ¿Qué telenovela es?

Los viernes de aquellas semanas en las que no haya ‘gazapo’ os plantearé un ‘enigma’. Se trata de dar con la telenovela en la que estoy pensando, a través de cuatro pistasDos aparecerán ese mismo viernes, una, el sábado y otra, el domingo.
Quien acierte solo a partir de las dos primeras pistas se llevará tres puntos. Quien necesite la tercera, dos. Quien lo haga con las cuatro, uno.
Se resolverá el martes y podréis acudir a Google o a donde queráis para dar con la telenovela en cuestión. Serán telenovelas que se hayan emitido en España, en abierto (es decir, en TVE, Antena 3, Telecinco, Nova, Hogar 10…). Este es el que os propongo en esta ocasión:

EXCEPCIONALMENTE este tercer 'enigma' ha aparecido publicado a las 00:01 horas (en España) del viernes 24. Las siguientes pistas también se publicarán a las 00:01 h. del sábado y del domingo, en vez de a las 12:01, como era habitual (y seguirá siéndolo). 
Os pido disculpas, por si perjudica en algo la dinámica del juego (espero que no, ya que además se ganan unas horas al final), pero el sábado, me pilla viajando y seguramente sin conexión para subir la carátula correspondiente. También el sábado las audiencias se publicarán más tarde de lo habitual.

El martes resuelvo. Podéis decir cuantos títulos os dé la gana. Si la telenovela se conociese de varias formas, vale con indicar una. 
Solo tendré en cuenta el último título que hayáis dado, a efectos de respuesta y de otorgar puntos. Os pido, como en los ‘gazapos’ que participéis usando siempre la misma cuenta de Google, seudónimo, firma o lo que tengáis.
A partir del mes que viene, podréis aportar vuestros propios 'enigmas' e incluso podrá publicarse más de uno cada ocasión de juego. Ya os iré contando... 

Resuelvo el ‘enigma’. Os aclaro el por qué de las pistas…
I. El nombre de ave de la protagonista. Estaba un poco pensado para liaros. Muchos habéis ido a por “Destilando amor” y “Café con aroma de mujer”… Pero era el nombre, no el apodo con el que se conocía a la protagonista. El nombre, por cierto, era Paloma.
II. Las ‘conexiones’ con Europa. Tres actores españoles formaron parte del elenco. Se habló además de España y hubo alguna escena ‘ambientada’ en España.
III. La primera víctima de la villana fue un ‘yorkshire’. Debía ser un gato, pero hubo un problema: Leticia Calderón, la villana, les tiene alergia. Para no comprometer su salud, los responsables de la telenovela sustituyeron al gato por un perro de esa raza.
IV. Producida por Televisa. Esta última pista era ya para orientar del todo a los desorientados. “En nombre del amor” fue producida por Televisa en 2008.

Esta es la clasificación de este ‘enigma’:

Por cierto, hay un comentario publicado desde el anonimato que tiene la respuesta correcta. No lo he contabilizado precisamente por estar publicado con un perfil anónimo. Si aparece su autor, le reconozco el punto.

Y aquí va la global:

El próximo aparecerá publicado el viernes 10. Como os comentaba, a partir de ahora, con el juego ya rodando, podéis participar con vuestros propios ‘enigmas’. Podéis enviarme las pistas a hdtelenovelas@yahoo.es y yo realizaré el montaje.
El autor del ‘enigma’ se lleva dos puntos por él, con el límite de que se podrán enviar solo dos en lo que queda de temporada (hasta julio), para no descompensar la clasificación.

Si hubiese material para ello, no descarto publicar más de uno o incluso extender el juego a los viernes de las semanas en que haya ‘gazapo’. ¿Cómo lo veis? 

jueves, 23 de febrero de 2017

PROYECTOS FALLIDOS: Los intentos de 'remake' de "La usurpadora"

“La usurpadora” (Televisa, 1998), fue una telenovela que marcó al público mexicano. Era un ‘remake’ de la telenovela venezolana del mismo nombre, producida por RCTV en 1972, de la que Televisa ya había hecho su propio ‘remake’ en 1981, con el título “El hogar que yo robé”.
¿Qué pasó para que funcionase y se vendiese de maravilla? No lo sé. Algo tuvo esa versión, protagonizada por Fernando Colunga y Gabriela Spanic, que gustó y mucho.

En el año 2012, desde Telemundo se puso el ojo en la historia para hacer un ‘remake’, con sus localizaciones en Miami. Algunos medios hablaron de Aracely Arámbula, entonces recién incorporada a la empresa, como posible protagonista, tras haberse barajado con anterioridad a Claudia Álvarez. Esos mismos medios hablaron de que el rodaje comenzaría a finales de año y de que para galanes se manejaban nombres como los de Mario Cimarro, Gabriel Porras, Sebastián Rulli o Jencarlos Canela.
La cosa parecía ir viento en popa, pero se encontraron con un iceberg, un obstáculo con el que no contaban: Univisión, en colaboración con RTI, anunció pocos meses después que estaba trabajando en su propio ‘remake’, que llevaría por título “La otra cara”, y contaría con Danna García y Julián Gil como protagonistas. Se grabaría en Colombia. Univisión y RTI trabajaron a buen ritmo para comenzar a rodar casi de inmediato, reemplazando a Danna García por Laura Carmine y dándole un nuevo título: “¿Quién eres tú?”. Desde un principio se anunció que este ‘remake’, participado también por Televisa, se producía para ser emitido en Estados Unidos, a través de Telefutura, luego conocida como UniMás.
“¿Tiene sentido producir algo que la competencia estaba ya produciendo?”, debieron pensar en Telemundo. En España, igual sí. En Estados Unidos son algo más listos y vieron que aquello había que dejarlo.  
“¿Quién eres tú?” se estrenó meses después en Estados Unidos, aunque duró escasos días, siendo retirada por poca audiencia. Se vendió, eso sí, relativamente bien.
Este ‘remake’ impidió, a su vez, que saliese adelante otro ‘remake’ de “La usurpadora”. En 2015 se corrió la voz de que Televisa preparaba un ‘remake’ de esta historia. Angelique Boyer y Daniel Arenas sonaron como protagonistas en algunos medios. Otros llegaron a postular a Dulce María como la protagonista.

El proyecto se vino abajo: nuevamente, no tenía sentido hacer un ‘remake’ de una historia que había tenido su ‘remake’ dos años antes, un ‘remake’ que para rematar Televisa distribuía a nivel internacional y que se había emitido en México a través de Gala TV.
Que nadie se confíe… Estoy seguro de que dentro de no muchos años cualquiera de las dos empresas volverán a intentarlo. La historia, pese a los años que tiene, sigue siendo atractiva, como demuestran ese ‘remake’ de 2012 y esos dos intentos de 2012 y 2015. 

miércoles, 22 de febrero de 2017

MIS DESVARÍOS: ¡Dad un descanso a vuestra imagen!

Ilustro el tema del que voy a hablaros hoy con un ejemplo: Erika de la Rosa. Terminó en septiembre de 2015 el rodaje de "Bajo el mismo cielo", que estuvo emitiéndose en Telemundo hasta enero de 2016. En noviembre de 2015 comenzó con el rodaje de "Eva la trailera", que se estrenó en Telemundo al día siguiente de acabar "Bajo el mismo cielo".
¿Deben los actores descansar un poco entre telenovela y telenovela, no tanto por ellos, sino por el público? Es un tema muy interesante, y también, en cierto modo polémico. Desde la perspectiva del actor, una telenovela es trabajo y no están las cosas como para andar rechazando nada. Desde la perspectiva del espectador, un mismo actor enlazando telenovelas la una tras la otra, puede acabar por cansarle. Por mucho que le guste o le gustase ese actor. Ya no hablo de si no le gusta... ¿Cuántas veces no hemos dicho eso de "este está hasta en la sopa"
Personalmente, pienso que el actor debería descansar entre un proyecto y otro. Dejar un tiempo prudente antes de volver, en el caso de las telenovelas, a la televisión. Hay excepciones. Por ejemplo, el caso de Erika con el que abría el artículo: personajes muy diferentes, tanto físicamente como a nivel de carácter, de tono, de gestos... De todo. El problema está cuando el personaje que desarrolla el actor es muy parecido al que tenía en la telenovela recién terminada. Para esos casos recomiendo, especialmente, ese descanso temporal, que para mí debería ser, como mínimo, de medio año.


En los tiempos que corren, con las telenovelas cada vez más cortas, estamos asistiendo también a otro fenómeno relacionado con esto: hay telenovelas que se graban en su totalidad y que se emiten cuando el actor está en otro proyecto o incluso, después de que el actor haya terminado otro proyecto: véase Rafael Novoa, que primero rodó la segunda parte de "Sala de urgencias" y después "Bloque de búsqueda" y acabaron por emitirse en orden inverso, casi seguidas y con Novoa llevando unos personajes muy parecidos, especialmente a nivel de carácter.
Igual como actor pensaría distinto, porque es su trabajo, pero, desde luego, como espectador creo que lo más oportuno es hacer una parada. Descansar, dedicarse si se quiere a otra cosa (teatro, publicidad, cine, escribir...) dejar que el público también descanse y volver un tiempo después, haciendo que el público esté deseoso de volver a ver a su actor favorito, sea con el rol que sea. En este sentido sí que creo que hay actores y particularmente actrices que saben hacerlo bien: Silvia Navarro, por ejemplo, que desde hace unos años se coge un año o año y pico entre proyecto y proyecto.
Siendo un tema como es este, tan subjetivo y dependiente del espectador, imagino que habrá opiniones para todos los gustos... 

lunes, 20 de febrero de 2017

PRIMER VISTAZO: "La doble vida de Estela Carrillo" (Televisa, 2017)

El lunes 13 llegaba a México “La doble vida de Estela Carrillo”, la nueva apuesta de Rosy Ocampo para Televisa. Una historia original, inspirada en hechos reales, que protagonizan Ariadne Díaz y David Zepeda.
Voy a comentaros un poco el primer capítulo, pero antes… Un ‘teaser’:

Interesante primer capítulo, que sirve tanto para presentarnos a algunos personajes como para hacer que el espectador se involucre de lleno en la historia. La telenovela comienza con algo fuerte: un xenófobo (por no llamarle otra cosa) entra armado a una fundación educativa, disparando a todo aquel que se encuentra y matando a varias personas. Estela Carrillo (Ariadne Díaz) imparte sus lecciones de coro justo en ese momento, y no solo logra salvar a los niños, entre ellos su hija, sino que planta cara al delincuente, que finalmente es abatido por la policía.

Con esto como punto de partida, el primer episodio nos muestra, mediante un ‘flashback’ cómo Estela llegó a Estados Unidos, donde transcurre la historia, y cómo llegó a ser Estela.
Paralelamente, Estela despierta gran interés en Ryan (David Zepeda), un hombre, hijo de los dueños de una importante productora, que se encuentra en prisión, acusado de un homicidio que parece no haber cometido.
El ritmo narrativo es formidable y la mí me enganchó. Se me pasó volando, pese a durar cincuenta y dos minutos.
Del poco elenco que aparece en este primer capítulo, me gustan tanto Ariadne como Zepeda, a los que he visto bastante bien. Erika de la Rosa promete como villana. Siento no poder decir lo mismo de Danilo Carrera… No sé si porque tengo su personaje de “Sin rastro de ti” muy reciente, pero lo he visto muy sobreactuado, casi caricaturesco (aunque puede ser que su personaje, llamado Danilo Cabrera, ojo, sea así).
Leer en la entrada que se trata de una historia de Claudia Velazco, algo que desconocía, me ha alegrado mucho. Escribió junto a María Zarattini “La fuerza del destino” y “Mentir para vivir”, que me gustaron mucho (en especial, la primera). También colaboró en los guiones de “El color de la pasión”, junto a Cuathémoc Blanco y María del Carmen Peña. Es un buen incentivo para verla, que queréis que os diga…
Quizás por ello he visto ciertos paralelismos entre escenas de este primer capítulo y “La fuerza del destino” (como la travesía por el desierto) y relaciones entre personajes que recuerdan a las que tenían personajes de sus otras telenovelas: la relación Chayo-Estela recuerda a la de Benito e Iván, en “La fuerza del destino” y la forma en que Estela trata y mima a su hija recuerda a Oriana a la suya en “Mentir para vivir”.
A nivel de realización, solo criticar dos cosas. La primera, que se nota que la historia, aunque ambientada en Los Ángeles, está rodada en México. Hay un par de escenas que se ve que están hechas a partir de ‘chromas’, como una en la que Estela y Chayo ‘divisan’ Los Ángeles, como la que tenéis sobre estas líneas.
La segunda de esas cosas, la entrada. Creo que podrían habérsela ‘currado’ un poquito más. Os la dejo:

Me ha dejado muy buen sabor de boca y lo más importante, ganas de seguir viendo más. Me parece un acierto que las telenovelas aborden el peliagudo tema de la inmigración en Estados Unidos y creo que hacerlo en los tiempos que corren, con Trump al mando del país, es todavía más positivo. Tiene todo para entretener y concienciar sobre cuestiones relativas a ese tema, como hiciese, por ejemplo, “Bajo el mismo cielo”, de Telemundo.

He aquí alguien que se apunta para verla… Aunque más adelante, cuando vaya más avanzada en México. 

domingo, 19 de febrero de 2017

TELENOVELAS ESPAÑOLAS: "Yo soy Bea" (Telecinco, 2006-2009)

El éxito que unos años antes había tenido Antena 3 con “Yo soy Betty, la fea” y lo bien que funcionaban los ‘remakes’ que de esa historia se hacían por todo el mundo fueron dos factores clave a la hora de que Telecinco se hiciese con los derechos de la original y, junto a Grundy Producciones, alumbró pocos meses después, la Betty española: “Yo soy Bea”.

El 10 de julio de 2006 Telecinco estrenaba, a las 16.30 h., su nueva telenovela. Menos de un mes antes, el 19 de junio, Antena 3, su eterna rival, lanzaba casi por sorpresa “La fea más bella”, con el fin de enfriar un poco las expectativas sobre el ‘remake’ español. Qué ocurrió es algo que todos sabemos: “La fea más bella” fracasó en Antena 3 y fue trasladada pocos días después al mediodía, de donde pasó a las madrugadas de los fines de semana, hasta desaparecer con unos cuarenta capítulos emitidos. “Yo soy Bea” triunfó.
Ruth Núñez (Bea), Alejandro Tous (Álvaro), Mónica Estarreado (Cayetana), Miguel Hermoso (Diego), Norma Ruiz (Bárbara), José Manuel Seda (Gonzalo) o Ana Milán (Sandra / Sonsoles) eran algunos de los actores que componían el elenco de la apuesta de Telecinco, que rápidamente se convirtió en la telenovela más vista de España. Bea y Álvaro se convirtieron en ídolos de masas y su historia se alargó todo lo alargable, hasta que no se pudo más y se vio necesario hacer lo que tocaba hacer: poner guapa a Bea y casarla con su exjefe. Todo ello ocurrió casi dos años después de su estreno: en junio de 2008, con 476 capítulos a sus espaldas. 8,2 millones de espectadores  vieron el capítulo de la transformación, emitido en ‘prime time’. También en ‘prime time’ se emitió, cinco días después, el de la boda de los protagonistas, que reunió a 5,2 millones de espectadores. Una boda mal programada, ya que el capítulo no empezó hasta las 23.30, porque en Cuatro había Eurocopa y no era plan competir directamente con el partido de turno. En esos 476 capítulos la telenovela promedió unos 3,5 millones de espectadores. Casi nada.

Se decidió entonces, por parte de la cadena, cambiar la historia, manteniendo el título e introduciendo a un nuevo triángulo protagonista: Patricia Montero (Be), Álex Adróver (Roberto) y Miguel de Miguel (César). Seguían, eso sí, otras caras de la etapa anterior, como Mónica Estarreado o Miguel Hermoso.
Los más de 3,5 millones de espectadores que hasta entonces habían seguido la telenovela comenzaron a desvanecerse, poco a poco. Los primeros días aguantó el tipo, pero a finales de junio comenzó a rozar los 2 millones, siendo superada por “Victoria”, estrenada con acierto por TVE a comienzos de aquel mes y con la que competía frontalmente.  
El alargue de algo que no debió haber sido alargado o reconvertido en otra historia, como queráis llamarlo, siguió haciendo descender la audiencia, hasta rondar el millón y medio, momento en el que Telecinco movió ficha y pasó a emitirla a las siete de la tarde, para evitar competir con las telenovelas de TVE. El cambio no funcionó y semanas más tarde la cadena anunciaba su traslado a las tardes del fin de semana, donde estuvo hasta concluir. Lo hizo con poco más de un millón de espectadores, con un 11,8% de cuota de pantalla. La 'reconversión' acabó provocando algo que “Sé lo que hicisteis”, programa mítico de LaSexta, supo reflejar muy bien en este 'sketch'.  
Y así terminó, el 17 de agosto de 2009 aquello que había comenzado tres años antes, con 773 capítulos emitidos.

Como cualquier español de a pie, vi algo de la telenovela (la transformación, la boda y algunos capítulos sueltos). Para mí, la primera parte, el ‘remake’ en sí, estaba bastante bien hecho, aunque lo estropearon un poco con tanto alargue, llevándolo a los 476 capítulos. No obstante, supieron cerrarlo bien.
La segunda parte, la inventada solo para retener audiencia (de la que también vi algunos capítulos), me pareció algo que nunca se debió haber hecho. Los protagonistas no tenían la fuerza que tenían los anteriores y los guionistas se mostraban cansados, después de varios años de intenso trabajo, con tramas muy simplonas.
Común a ambas partes fue el hecho de que las dos parejas de la ficción se convirtieron en sólidas parejas en la vida real: Ruth Núñez y Alejandro Tous y Patricia Montero y Álex Adróver. Fue un legado del que puede presumir la historia.  

Si queréis verla o recordar determinados momentos, está completa en Mitele.es y hay mucho material en Youtube. 

sábado, 18 de febrero de 2017

HOJA DE AUDIENCIAS: Del 13 al 17 de febrero


*Media semanal de audiencia (espectadores y cuota de pantalla o ‘share’) de las telenovelas emitidas en abierto en España en horarios de sobremesa, tarde y ‘prime time’.
**He añadido “Corazón esmeralda” a la tabla, emitida, como sabéis, a eso de las 10.30 h., en Nova. Siendo un estreno, merece que se comente su audiencia, al igual que hice hace un par de años con “La traicionera”, por ejemplo. 

jueves, 16 de febrero de 2017

CAZANDO GAZAPOS: Otro de "Eva la trailera"

¿Qué es un ‘gazapo’? Aparte de un conejo pequeño, en España llamamos ‘gazapo’ a cualquier error, fallo o metedura de pata que se comete en una película, serie o, como es el caso, en una telenovela. Como ‘gazapos’ englobamos fallos de guión, de escena, de ambientación… Todo vale.
Una temporada más, sigo con esta sección, pensada como juego, por la que ya han desfilado casi cuarenta ‘gazapos’ en los dos últimos años.

Tal y como hice la temporada pasada, en esta seguiré dando puntos… En concreto, cada ‘gazapo’ valdrá dos puntos, que es lo que se llevará todo aquel que lo vea. Los que no lo vean, tranquilos, que NO restaré puntos ni nada de eso.
Esta ‘recompensa’ será graduable siempre que el ‘gazapo’ lo permita (por ejemplo, si no se dice exactamente en qué consiste el ‘gazapo’ pero sí se comenta algo, podría dar un punto, medio, punto y medio…).
Es importante para ello los que participéis, lo hagáis usando siempre la misma cuenta de Google, el mismo seudónimo o la misma firma.
Los comentarios no aparecerán publicados hasta que yo resuelva el ‘gazapo’, momento en el que publicaré también la clasificación general de todos los ‘cazadores’. Dispondréis de cinco días para resolver cada ‘gazapo’. En concreto, se podrán hacer comentarios hasta el martes a las doce del mediodía (hora peninsular española). Resolveré y publicaré las clasificaciones los martes, por la tarde.
Como en la anterior, en esta nueva temporada habrá dos ‘gazapos’ cada mes (uno cada dos semanas). Antes de presentaros el primer ‘gazapo’, una NOVEDAD: todos aquellos que aporten algún ‘gazapo’ al juego tendrán como ‘recompensa’ dos puntos extra por cada ‘gazapo’ aportado, que se sumarán a su marcador en el momento en el que el ‘gazapo’ salga publicado.

Este duodécimo ‘gazapo’ de la temporada va por mi cuenta y es de “Eva la trailera” (Telemundo, 2016).

Os cuento… Pancho (Roberto Mateos), Soraya (Vanessa Bauche) y su hijo Bobby (Jonathan Freudman) pasan unos días en Phoenix, Arizona, a donde se habían desplazado por razones laborales. Un imprevisto acontecido con sus padres adoptivos, Cinthya (Katie Barberi) y Robert (Henrry Zakka) obliga a Bobby a regresar a Los Ángeles, California. Viaja en avión, porque entre ambas ciudades hay casi 600 kilómetros y le urge llegar a Los Ángeles. 
Os muestro en el vídeo la escena en la que se despide de sus padres biológicos y la escena en la que llega a Los Ángeles. Algo pasa ahí... 

Recomiendo, como siempre, verlo en pantalla completa. El martes ‘resuelvo’…

*Dificultad: 8,5.


Y EL ‘GAZAPO’ ERA…

No sé cómo viajarán en avión en Estados Unidos. Desconozco si es posible ir en taxi hasta el aeropuerto, meter el taxi en el avión, llegar a destino y coger el taxi para ir hasta tu casa, o hasta el hospital, como es el caso de Bobby. Es la única explicación posible que le veo a este ‘gazapo’.
Porque sí, como os muestro en las capturas, Bobby coge en Phoenix un taxi con número 3461.

Cientos de kilómetros después, en Los Ángeles, tras salir del aeropuerto, Bobby se sube a un taxi… ¡Con número 3461!
En efecto, es el mismo taxi.
¿Cómo explicar, desde otro punto que no sea lo que os comentaba al principio, este ‘gazapo’? Muy sencillo: usaron el mismo taxi y no se ocuparon de ocultar el número o hacer algo, para que un espectador ávido como yo, o como muchos de vosotros, no se diese cuenta de que era el mismo taxi.
Por cierto, a modo de curiosidad, os comentaré que todos los desplazamientos de los personajes en taxi, dentro de la historia, se realizan en ese taxi número 3461. No debía haber dinero para ya no comprar otro coche y pintarlo como taxi, sino que directamente no había para pintar la numeración y ponerle otra o ‘camuflarla’ de alguna forma. Cuestión de costes…

Esta es la clasificación de este ‘gazapo’:
Y esta, la global:

El próximo ‘gazapo’ aparecerá publicado el jueves 2 de marzo. Me lo pasa Axnspain y es de “Silvana sin lana” (Telemundo, 2016) y. Os va a gustar…

Cualquier error que pueda haber en los puntos, no dudéis en comentármelo. Os dejo la respuesta de Vannesa Bauche (Soraya, en la telenovela) a la pregunta que le lanzaba en Twitter sobre este 'gazapo': 



miércoles, 15 de febrero de 2017

¿QUÉ FUE DE...? Elizabeth Gutiérrez

Un ‘reality show’ en el año 2003, titulado “Protagonistas de telenovela”, supuso un trampolín para Elizabeth Gutiérrez, que debutó en el género apenas dos años después, de la mano de Venevisión, como la villana juvenil de “Olvidarte jamás”, producida en el 2005 y protagonizada por Gabriel Porras y Sonya Smith.
Dos años después, en 2007, repetía con la productora en “Acorralada”, como la hermana del protagonista, interpretado por David Zepeda. La telenovela fue un éxito y se vendió a medio mundo.
Venevisión se encargó de darle su primer papel protagonista. Fue poco después de que terminase de grabar “Acorralada”, en el 2008, cuando se convirtió en Mariana, la protagonista de “Amor comprado”, cuyo elenco encabezaba junto a José Ángel Llamas. Su trabajo no pasó desapercibido para Telemundo, quien a finales de 2008 le propuso ser la protagonista de “El rostro de Analía”, junto a Martín Karpan. La repercusión de esta telenovela, vendida a decenas de países, y las buenas críticas hacia su interpretación propiciaron que Televisa llamase a su puerta. Fue así como en 2009 se convirtió en Rosenda, un personaje secundario, en “Corazón salvaje”. Pese a que entonces declaró que ojalá aquello fuese el comienzo de una relación larga, no ocurrió, y concluidas las grabaciones regresó a Telemundo para protagonizar al lado de Segundo Cernadas “El fantasma de Elena”, en la temporada 2010-2011.
Un año y medio más tarde se embarcaba, también con Telemundo, en la que es su última telenovela hasta la fecha: “El rostro de la venganza”. Una telenovela para la que fue elegida como protagonista, compartiendo créditos con David Chocarro y cuyas grabaciones abandonó, por decisión propia, y sin que llegasen a conocerse exactamente los motivos de tal abandono, en agosto de 2012, apenas tres meses después de que diesen inicio.
Hoy, casi cinco años después, Elizabeth, casada con William Levy, con el que tiene dos hijos, parece haber dejado aparcada su carrera como actriz. En noviembre de 2014 hizo ‘casting’ en Televisa para convertirse en la villana de “Que te perdone Dios”, papel que finalmente fue para Altair Jarabo. En septiembre del año pasado declaraba que “mis prioridades en este momento de mi vida son otras. Sí que necesito trabajar, es mi pasión, y ando buscando un proyecto que debe acoplarse con mi prioridad que es mi familia, y siempre que se den los tiempos para ello”.
A sus 37 años aún está a tiempo de volver, aunque teniendo en cuenta que vive en Estados Unidos, sus posibilidades laborales se reducen quizás a Telemundo y Televisa. Desconozco en qué términos quedaría con Telemundo después de su marcha de “El rostro de la venganza” y si la productora es amiga o no de vetar a actores, una práctica habitual en el medio. Tampoco sé en qué términos se encontrará con Televisa. De volver, he aquí alguien que trataría de no perderse su regreso. Solo la vi en “El rostro de la venganza” y debo confesar que me encantaba. Y aunque llevo esperando mucho tiempo que Nova repita “El rostro de Analía” por las tardes (para verla, porque no la vi cuando la emitió hace unos años), de momento no tengo suerte.  

lunes, 13 de febrero de 2017

MI VIDA Y LAS TELENOVELAS: Mis obsoletas cintas VHS para grabar los finales

Hace unos días, rebuscando en el trastero, me encontré con algo que me sorprendió gratamente: mis cajas cargadas de cintas de VHS. Algunas, películas que se compraban en el videoclub. Otras, cintas de bautizos, bodas y comuniones que no pasamos a DVD y que ahí se quedaron. También no sé cuántas cintas de cosas grabadas por mí hace muchos años, entre ellas, finales de telenovelas.
Ya os conté en alguna ocasión esa costumbre que tengo de guardar los capítulos finales de las telenovelas que veo en mi ordenador. Puedo descargarme una telenovela entera, pero voy borrando los capítulos poco a poco, según voy avanzando, para que no me ocupen espacio. Es bastante improbable que mi ordenador llegue a su capacidad de almacenamiento máxima, pero sigo con esa manía que tenía ya con anteriores ordenadores, que tenían una memoria ínfima en comparación con el que tengo ahora. Solo guardo, como os decía, el capítulo final.
Pues eso mismo, salvando las distancias, era lo que hacía cuando veía las telenovelas en televisión. Aquella época, cercana en el tiempo pero lejana en tecnología, en la que si te perdías un capítulo, estabas jodido, porque en internet (si tenías internet, claro está) era imposible de encontrar. Solo te quedaba grabar, si estabas fuera de casa, y si tenías un aparato de VHS que sirviese para grabar.
Entre las cintas he encontrado los finales de varias telenovelas: “Rebeca”, “La viuda de Blanco”, “El cuerpo del deseo”, “Machos”, “Destilando amor”… Todas ellas, de entre 2003 y 2007. Juraría que tenía también de telenovelas emitidas con anterioridad, pero a saber dónde andarán. Mi trastero es un casi un minipiso de esos de treinta metros cuadrados, pero apenas se puede andar por él, de la de cosas que hay allí dentro.
Ya me sabéis lo que pienso sobre la tecnología y cómo avanza irremediablemente, haciéndonos gastar en cosas que son a veces innecesarias. Con el tema del VHS ha pasado lo mismo. Las nuevas televisiones de plasma no permiten que se les conecte un reproductor de VHS, vienen preparadas para DVD, Bluerray y para conectarles lápices de memoria y discos duros, pero al VHS, que le den. Aparatos que a finales de los 90 o principios del nuevo siglo costaban una pasta se quedaron obsoletos en pocos años. Quien tenga cintas, como yo, tenía dos opciones: o pasarlas a DVD, con un coste nada despreciable de diez euros por cinta y sin garantizar que el resultado fuese bueno, o quedarse con una televisión de las ‘de culo’, para poder verlas. Y seguro que dentro de otros diez años pasará lo mismo con el DVD y todos esos sistemas que ahora tenemos, ya veréis. Es todo gastar y gastar en este mundo tan tecnológico en el que vivimos.
Volviendo a lo de los VHS, después de mi hallazgo, estuve buscando por algunas tiendas de cosas de segunda mano un combo (televisiones pequeñas que tenían un reproductor de VHS incorporado). No he encontrado ninguno, pero espero hacerlo… Ya os contaré… Es que me da rabia que tanto material audiovisual se quede en un trastero sin poder ser visto nunca más, por culpa de la dichosa revolución tecnológica. 

domingo, 12 de febrero de 2017

TELENOVELAS IN SPAIN: Nova estrena, a hurtadillas, "Corazón esmeralda"

No me atrevo a calificarlo ni como buena ni como mala noticia. Tiene cosas buenas y malas.
Nova estrena, a hurtadillas, sin promoción alguna, sin una mísera nota de prensa o un simple 'banner' en su web, una telenovela cuyos derechos compró hace un par de años, y para lo que mandó una nota de prensa a las principales webs dedicadas a la televisión: “Corazón esmeralda” (Venevisión, 2013). ¿Cuándo? Mañana, a eso de las 11:00 h., según la programación que aparece colgada en la web del canal. 
Irene Esser y Luis Gerónimo Abreu encabezan el elenco de esta telenovela, una historia original rodada hace unos años, que no solo funcionó muy bien en Venezuela, sino que además se vendió de maravilla.
¿Cuáles son las cosas buenas? Se trata de un estreno, el cuarto en lo que llevamos de temporada. Una historia, además, con el sello de Venevisión, una productora en la que la cadena confió mucho en 2013: emitió “Ángel rebelde” y “Acorralada”, estrenos a nivel nacional y dio nuevos pases de “Eva luna” y “Gata salvaje”, todas ellas con muy buena audiencia. Sin embargo, desde entonces, Venevisión no había estado presente en la parrilla de Nova, pese a que la cadena anunció en mayo de 2015 la firma de un contrato con la productora y la compra de dos de las que entonces eran sus más recientes telenovelas: “Corazón esmeralda” y “Rosario”.
¿Cuáles son las cosas malas? El horario. Las 11:00 h. no es un buen horario para estrenar. Aunque claro, viendo lo que hicieron con “La traicionera” (RCN, 2012), hace un par de años, que la emitieron a las siete de la mañana, tampoco parece tan malo.
La cosa no queda ahí… Mañana, a eso de las 15:00 h., Nova recupera, por tercera vez, “Amor bravío” (Televisa, 2012), emitida dos veces en los últimos dos años: la primera, en ‘prime time’ y con una audiencia desorbitada y la segunda, en el horario que le han dado a “Corazón esmeralda”.
¿No da un poco de ‘rabia’ ver que el único canal de telenovelas en abierto en España estrene a las 11:00 h. pero decida ‘tripetir’ a las 15:00 h., un horario con mucho más consumo que las 11:00 h., donde con suerte, llegará a los 100.000 espectadores frente a los 300.000-350.000 que podría llegar a alcanzar por la tarde? ¿Se preocupa realmente del espectador y del producto que emite un canal que hace estas cosas? Creo que la respuesta es evidente, viendo lo visto.  
En fin… Desear lo mejor a “Corazón esmeralda”. Ojalá arrase y permita que las telenovelas venezolanas vuelvan a tener un hueco en la programación del canal, que debería estar regido por la variedad y no dominado por Televisa y Telemundo desde hace años, con alguna pequeña excepción como “Emperatriz” (Azteca 13, 2012) o “Esperanza mía” (Canal 13 y Pol-Ka, 2015). 

sábado, 11 de febrero de 2017

HOJA DE AUDIENCIAS: Del 6 al 10 de febrero


*Media semanal de espectadores y cuota de pantalla ('share') de las telenovelas latinoamericanas que se emiten en abierto en España, en horarios de sobremesa, tarde y 'prime time'.

viernes, 10 de febrero de 2017

ENIGMA: ¿Qué telenovela es?

Los viernes de aquellas semanas en las que no haya ‘gazapo’ os plantearé un ‘enigma’. Se trata de dar con la telenovela en la que estoy pensando, a través de cuatro pistas. Dos aparecerán ese mismo viernes, una, el sábado y otra, el domingo.
Quien acierte solo a partir de las dos primeras pistas se llevará tres puntos. Quien necesite la tercera, dos. Quien lo haga con las cuatro, uno.
Se resolverá el martes y podréis acudir a Google o a donde queráis para dar con la telenovela en cuestión. Serán telenovelas que se hayan emitido en España, en abierto (es decir, en TVE, Antena 3, Telecinco, Nova, Hogar 10…). Este es el que os propongo en esta ocasión...
El martes resuelvo. Podéis decir cuantos títulos os dé la gana. Si la telenovela se conociese de varias formas, vale con indicar una. 
Solo tendré en cuenta el último título que hayáis dado, a efectos de respuesta y de otorgar puntos. Os pido, como en los ‘gazapos’ que participéis usando siempre la misma cuenta de Google, seudónimo, firma o lo que tengáis.
Insisto. Por ahora, hasta no dar un poco de rodadura al juego y corregir pequeños errores o cosas que puedan ir surgiendo en la práctica, no vais a poder aportar ‘enigmas’, aunque la idea es que a partir de marzo también podáis proponer vuestros propios ‘enigmas’, e incluso publicar más de un ‘enigma’ en cada ocasión de juego. 

Resuelvo este segundo ‘enigma’… Os explico un poco el por qué de las pistas:
I. El árbol común de Extremadura era la encina. Podría ser una pista difícil, pero buscando en Google “árbol común de Extremadura” salen decenas de fotos y referencias a las encinas. Y ese era, Encinas, el apellido de la mala malísima: Loreto Encinas.
II. Un intercambio de pañuelos bordados, con la inicial de los protagonistas también bordada, se ve al comienzo de la historia y Andrés, el protagonista, recuerda a su amada en muchísimas ocasiones a lo largo de la telenovela.
III. Edith González y Mauricio Islas, los protagonistas de la telenovela objeto de juego, repitieron pareja, más o menos, dos años después, en “Las Bravo”.
IV. Es habitual que al atardecer, el cielo torne de color rojo, como presagio de que al día siguiente va a soplar el viento. De ahí la pista. También yendo a Google podían verse fotos de atardeceres de color rojo.
Sí… “Cielo rojo” (Azteca 13, 2012), era la telenovela objeto del ‘enigma’.

Esta es la clasificación correspondiente a este segundo ‘enigma’:

Y esta, la global:

Cualquier error que pueda haber, no dudéis en decírmelo.

Nuevo ‘enigma’, el viernes 24. Ya lo tengo preparado y creo os va a gustar, porque las pistas (al menos, las primeras) pueden parecer muy ambiguas… Ya lo veréis. 

jueves, 9 de febrero de 2017

PEQUEÑAS COSAS QUE ME MOLAN: Doblajes de adultos en escenas de jóvenes


¿Habéis visto y escuchado el breve vídeo que está colocado justo encima de esta línea? Si lo habéis hecho, ¿os suena la voz de la muchacha? En efecto, es la de Edith González. Pero ella, como habréis  observado, no es Edith sino una actriz joven que encarna, junto al chico, a los personajes de Edith y Jorge Luis Pila en "Eva la trailera", aunque con unos veintitantos años menos.
¿Qué os parece esto que han hecho? A mí, sinceramente, me parece un efecto chulísimo. Ya lo había visto en "Amor bravío", en las escenas en las que la joven Isadora riñe a su hijo Alonso y lo hace con la voz de Leticia Calderón, pese a que la actriz no es Leticia Calderón, sino Mariluz Bermúdez. Os dejo el vídeo:


Un poco antes, "El rostro de la venganza" también hizo uso de este efecto en los 'flashbacks'. Dos jóvenes actores interpretan los personajes de Valeria y Ezequiel, Felicia Mercado y Saúl Lisazo en la telenovela, con las voces de estos:

Es un efecto que puede parecer una tontería pero que lleva su tiempo. Hay que rodar la escena y luego doblarla, con las voces de los actores que interpretan esos mismos personajes con algunos años más.
Cuesta mucho que un actor pueda interpretar el mismo personaje, de joven y de adulto, sin caer en ridiculeces, o en el arquetipo del personaje siempre joven, del que ya os hablaré otro día. Sin embargo, ¿conocéis a alguien a quien le haya cambiado la voz, porque sí, más allá de ese cambio por el que todos pasamos en la adolescencia? Por supuesto, cambios que no se hayan producido a raíz de alguna enfermedad. Seguro que a nadie.

Es por eso por lo que aplaudo que se hagan estos doblajes de 'flashbacks', que además, como os comentaba,quedan genial. Comentar, por cierto, que en el caso de "Eva la trailera" parece que fue una experiencia 'piloto', ya que solo se rodaron y doblaron así algunos 'flashbacks' ya que el resto están con las voces de los actores jóvenes. Espero que la experiencia haya gustado o que al menos, los productores y demás responsables de la parte técnica de las telenovelas tomen nota para poco a poco ir introduciendo estas pequeñas mejoras que a mí tanto me molan. Ponía los ejemplos de "Amor bravío", "Eva la trailera" y "El rostro de la venganza", porque son las únicas telenovelas en las que lo he visto. Desconozco si habrá alguna más, que yo no haya visto. A ver qué me comentáis... 

miércoles, 8 de febrero de 2017

CRÍTICA: "Bloque de Búsqueda" (RCN, Teleset y Sony, 2016)

El buen sabor de boca que me dejó "Anónima" (RCN, Teleset y Sony, 2015), motivó que me decidiese a ver “Bloque de Búsqueda”: ambas compartían el mismo equipo técnico y algunos rostros en sus respectivos elencos.
Que “Bloque de Búsqueda” partiese de hechos reales, o mejor dicho, de la otra cara de unos hechos reales que ya se han visto en unas cuantas narconovelas, fue otro punto a su favor.
Comencé a verla en octubre y la terminé a comienzos de año. Esta es mi crítica de “Bloque de Búsqueda”.

[¡OJO! Si estás viendo esta telenovela o tienes pensado hacerlo, quizás no deberías leer esta crítica. Puede contener ‘spoilers’ que hacen aconsejable su lectura después de haber visto la historia].

SINOPSIS
Bogotá, 1989. El general Vega (Santiago Soto) reúne en su despacho a un grupo de agentes de la Policía Nacional con una única misión: configurados como Cuerpo de Élite, deben partir a Medellín para dar de baja el cártel de la ciudad, y en particular, detener a su líder, Pablo Escobar, y a sus compinches, conocidos como Los Extraditables.
*Logotipo de la telenovela.
El grupo se encuentra liderado por el coronel Hernán Martín (Rafael Novoa), oficial de inteligencia, experimentado, astuto e incorruptible. Un hombre hecho a sí mismo gracias al incondicional apoyo de su esposa, Milena (Carolina Gómez), con la que tiene tres hijos: Hernán (Brian Moreno), Gabriela (Valeria Chagüi) y Andrés (Juan Pablo Manzanera).
Martín viajará a Medellín acompañado por el capitán Antonio Gavilán (Sebastián Martínez), un tipo sin miedo a la muerte, con nervios de acero y experto tirador, que ha participado en dos guerras. Su vida es la acción y quizá por ello no presta atención a su matrimonio con Ana María (Verónica Orozco), con quien tiene un hijo.
El Cuerpo de Élite queda integrado por agentes, como el capitán Fabrizio Poveda (Kriss Cifuentes), la sargento Olga Díez (Laura Londoño), el teniente Bernardo Potes (Andrés Castañeda), o los mayores Omar Narváez (Juan Calderón) y Daniel Gardeazábal (Nelson Camayo), que se ven obligados a dejar a sus familias en Bogotá para emprender la que consideran una dura misión, que esperan resolver en pocos días. Ninguno de ellos imagina que el Cuerpo de Élite, posteriormente renombrado como Bloque de Búsqueda, tardará 1.500 días, cuatro años, en conseguir su meta: acabar con Escobar y sus aliados.

DATOS y TRAILER

74 capítulos. Colombia (RCN, Teleset y Sony), 2016. Productores ejecutivos: Luis E. Jiménez Padilla y Juan Pablo Posada. 

PERSONAJES y ACTUACIONES
*Carolina y Rafael, Milena y Hernán, en la historia.
Os decía al principio que “Bloque de Búsqueda” partía de hechos reales y, en cierta forma, también de personajes reales. Rafael Novoa interpreta al Coronel Hernán Martín, un personaje inspirado en el líder real del Bloque, el Coronel Hugo Martínez. Rafael es un actorazo y lo vuelve a demostrar en esta historia, en la que se le ve muy cómodo y disfrutando del personaje. Lo acompaña en su aventura Carolina Gómez, que interpreta a Milena, la esposa de Hernán, inspirada en Magdalena, la esposa de Hugo Martínez. No conocía a Carolina, y debo confesar que me ha fascinado. Ha hecho un trabajo estupendo, con una naturalidad tremenda y transmitiendo muchísimo al espectador.
La química entre ambos ha sido magnífica, pese a que los problemas que el trabajo de Hernán y la vida que se ven obligados a llevar Milena y sus hijos merman este matrimonio en varias ocasiones a lo largo de la historia.
Decía Carolina en una entrevista que Hernán y Milena son los dos únicos personajes basados en personas reales con los que cuenta la historia. El resto, son personajes de ficción, aunque enclavados en un contexto real.
*Sebastián Martínez y Verónica Orozco, en una escena.
Sebastián Martínez encarna al Capitán Antonio Gavilán, uno de esos personajes. Gavilán es el polo opuesto de Martín, un tipo alocado y divertido, volcado en su trabajo. Lo que decía de Rafael y de Carolina hace unas líneas puede aplicarse también a Sebastián. Gavilán es un personajazo que Sebastián borda y con el que el espectador disfruta muchísimo a lo largo de la historia.
Gavilán se encuentra casado con una mujer casi tan alocada como él: Ana María, interpretada por Verónica Orozco. Me gusta Verónica y me encantó en “Anónima”. Aquí su personaje tiene mucho peso en la primera mitad y en la segunda aparece algo menos. Es un personaje que cuesta entender, porque tiene una forma de ser tan disparatada que en ocasiones desespera, pero en cuanto se le coge el punto, se disfruta de Ana María y con sus cosas, a veces incluso pareciendo una villana. Verónica me ha sorprendido para bien con este cambio de registro. Me gustaría verla como la mala malísima en algún futuro. Por cierto, Sebastián y Verónica han demostrado también una buena química.
*Nicole Santamaría y Kriss Cifuentes, Isabel y Fabrizio.
La tercera gran pareja de la historia la componen Kriss Cifuentes, que interpreta al Capitán Fabrizio Poveda y Nicole Santamaría, que interpreta a Isabel, su novia. Me gustaron ambos personajes. Fabrizio es un tipazo y ella un encanto y tanto Kriss como Nicole estuvieron magníficos en sus roles, con escenas muy tiernas entre ambos. Hicieron una pareja muy bonita, sinceramente.
El Cuerpo de Élite, posteriormente conocido como Bloque de Búsqueda, lo componen otros agentes, cuyas vidas cambian al ser elegidos para semejante misión. Ellos son Laura Londoño, que interpreta a la Sargento Olga Díez, la única mujer del grupo, un personaje muy interesante, por todo lo que pasa a lo largo de la historia, con una Laura soberbia, a la que hacía muchos años que no veía (en concreto, desde “Victoria”). Andrés Castañeda, como el Teniente Bernardo Potes, es su inseparable compañero, un tipo bonachón y noble, que encarna el espíritu de compañerismo que debe darse en grupos como este, dedicados a misiones tan delicadas. No conocía al actor, que para mí ha sido un gran descubrimiento. ‘Ídem’ respecto de Santiago Soto (el General Vega, en cierta forma director estratégico del grupo).
Junto a ellos están constantemente Juan Calderón (Mayor Omar Narváez) y Nelson Camayo (Mayor Daniel Gardeazábal), en los que apenas se ahonda, pero pese a ellos bien llevados por ambos actores.
*Jason Chad y Bibiana Corrales son Matt y Adriana.
Vinculados a este grupo de héroes aparecen a lo largo de la historia diversos personajes, con historias muy interesantes, como Matt Arnold (Jason Chad), agente de la DEA que colabora con ellos en varias ocasiones y que se enamora perdidamente de la cadete Adriana Zuliaga (Bibiana Corrales) al conocerla en la escuela de policía. Ambos hicieron un gran trabajo, y una pareja estupenda. Lo mismo puede decirse de Yesenia Valencia (Stella) y Milton López (‘El Paisita’), recepcionista y conserje, respectivamente, de la escuela de Policía desde la que opera el comando. Una pareja que regala además momentos muy graciosos, dado el carácter que tienen tanto Stella como ‘El Paisa’.
En el plano personal, el Coronel Hernán Martín cuenta, además de con el apoyo de su esposa, con el de su hijo, Hernán, estudiante de medicina por imposición de sus padres pero policía por vocación, una vocación a la que acaba sucumbiendo, colaborando incluso con su propio padre. Brian Moreno lo interpreta con acierto, aunque quizás por el carácter del personaje se le ve algo falto de fuerza en determinadas escenas, algunas claves en la historia. Gabriela y Andrés son los otros hijos del Coronel. La primera es Valeria Chagüí, Jadiya en “El clon”. Hay que ver cómo ha crecido, sin perder ese rostro angelical que tenía cuando era niña. Ha hecho un buen trabajo, igual que Juan Pablo Manzanero (Andrés), si bien debieron haberles dado más tramas (argumentalmente tienen muy poco interés, con solo una o dos tramas importantes y acaban quedando por ahí, sin más). 
*Laura Rodríguez y Brian Moreno, en una escena.
Junto a los que son sus primos aparece también María Andrea (Laura Rodríguez), sobrina de Milena, que protagoniza escenas muy bonitas con Hernán, su primo, al que ama con independencia de su parentesco. Me ha gustado este personaje, la trama sentimental pese a ese parentesco y, por supuesto, la actriz.
Gavilán, por su parte, cuenta con un importante aliciente en su misión de capturar a Escobar: Maritza (Lina Cardona), una joven que conoce en Medellín y de la que se enamora. ¡Como para no! ¡Qué romance! ¡Lo que tienen que pasar! Me encantó, porque además lo desarrollaron más que bien y tuvieron una química brutal. Lina es otro descubrimiento que me deja esta telenovela.
También en el plano personal de los miembros del Cuerpo de Élite conocemos a Julio, el hermano de Olga (interpretado por Juan Felipe Muñoz), un personaje que pasa por tanto como su hermana a lo largo de la historia, y que aunque al principio no me gustaba, terminó por convencerme. Quien no me convenció, por lo poco que acabó aportando a la historia, fue Vicente (Tiberio Cruz). Siento que aunque Tiberio no hizo un mal trabajo, su personaje pudo haber dado mucho más juego.
Termino con una mención a los malos… Me han gustado en particular tres: Pedro Andrés Calvo (‘Joyita’), Felipe Girado (‘Rocky’), Arturo Álvarez (Escobar). Lo han hecho tan bien que daban mucho respeto, sinceramente. 


TRAMAS
*El Capitán Gavilán, pasando revista.
Argumentalmente, “Bloque de Búsqueda” es la otra cara de algo muy extendido en los últimos años: las narconovelas. Aquí los protagonistas son los verdaderos héroes, aquellos que fueron capaces de dar de baja al narcotraficante más poderoso y temido de Colombia. La historia no se queda ahí y muestra los incontables sacrificios personales que tanto ellos como sus familias tuvieron que llevar a cabo durante cuatro largos años. Para mí es una especie de ‘contranarconovela’, con marcada temática policíaca.
Concentrar cuatro años en setenta y cuatro capítulos es una misión complicada, por el riesgo de dejar sin contar muchas cosas. Sin embargo, el equipo de guionistas consiguió no dejarse cosas fuera del tintero, dando por resultado una historia extremadamente ágil, con unos cuantos saltos temporales y en la que en cada capítulo pasa algo interesante.
*Milena y sus hijos, en una escena.
Yendo ya a tramas concretas, ha sido un acierto tomar como base la realidad del Coronel Hugo Martínez y su familia, a través de los Martín. Tanto Martínez como Martín tuvieron que luchar contra Escobar y proteger a sus familias de las constantes amenazas del narco. En ese sentido la historia refleja más que bien tales hechos, con Martín y su familia huyendo de Escobar por Europa, con Escobar y sus secuaces pisándoles los talones durante prácticamente los setenta y cuatro capítulos, con una tensión tremenda, tanto para ellos como para el espectador, como ocurre en el viaje en avión con bomba incluida, en el que los Martín –y en especial, Milena- sufren lo indecible al ver la muerte cerca.
Otro acierto fue crear a Antonio Gavilán como antítesis del Coronel Martín, con un conjunto de tramas personales muy de tipo sentimental, e incluso romántico, que van desde su divorcio de Ana María a su apasionado romance con Maritza.
Dentro de esos personajes creados para la telenovela se encuentran también Fabrizio e Isabel, una pareja preciosa, con unas tramas personales muy interesantes.
*La Sargento Díez besando al Coronel Martín.
Quizás por respeto a la imagen del Coronel Martínez, los guionistas se mostraron algo tibios a la hora de afrontar una trama que podría haber dado más juego (aunque dio el suyo): el ¿amor? o, al menos, la atracción que el Coronel Martín despierta en la Sargento Díez y que parece ser recíproca. Por motivos parecidos, imagino que tampoco se profundizó en la relación que surge entre Milena, la esposa de Martín, y Pablo, el psicólogo de la Policía, y que parece poder ir más allá de una simple amistad.
Los miembros del Bloque de Búsqueda de la historia trabajan como lo debieron haber hecho los miembros del Bloque de Búsqueda real: con una complicidad y un ‘feeling’ tremendos, y, por supuesto, con pequeñas discrepancias, esas que surgen en cualquier equipo con caracteres tan diferentes como los de los miembros de este grupo. En ese sentido, la vis policíaca de la historia no decepciona, con mucha acción en prácticamente todos los capítulos, operativos, allanamientos, escuchas, incautaciones…
*Gavilán observa el edificio del DAS tras el atentado.
Pese a que muchos de los personajes son ficticios, la historia, como os comentaba, se ambienta en un contexto real: el que vivió Colombia entre 1989 y 1993. De esta forma, en las tramas vemos múltiples atentados y hazañas terroristas, con millares de víctimas, todos ellos obra de Escobar y Los Extraditables: la explosión del avión de Avianca (noviembre de 1989), el atentado contra el edificio del DAS (diciembre de 1989) o el secuestro y posterior asesinato de Diana Turbay y de otros periodistas (en agosto de 1990), entre otros muchos. Digo que vemos, porque es así: se reconstruyen muchos de los atentados y, otro valor añadido, se usan imágenes de archivo que se intercalan en la historia, algo que yo no recuerdo haber visto en ninguna telenovela lationamericana (aquí sí lo hacía “Amar en tiempos revueltos” y lo sigue haciendo “Cuéntame”).
La cosa va más allá y se muestra abiertamente otro problema de la época: cómo los distintos gobiernos no se mostraban todo lo favorables que debieron mostrarse a los agentes, y cómo fueron muy complacientes con Escobar y los suyos, por ejemplo, con la cárcel-hotel de La Catedral.
*Martín y Poveda, en un operativo.
Sinceramente, aplaudo que los colombianos hayan decidido hablar, abiertamente, de una parte de su historia reciente tan cruda como esta. Una guerra que dejó ríos de sangre y que provocó hechos que ponen los pelos de punta hasta a la persona más insensible. Me parece una decisión valiente, más con el enfoque de esta historia. Creo que en eso nos llevan bastante ventaja a los españoles y a nuestra guerra con ETA (que por cierto, también aparece en varias ocasiones en “Bloque de Búsqueda”, dadas las colaboraciones entre Pablo Escobar y los etarras). ¿En cuántas telenovelas o series españolas se ha hablado abiertamente de ETA como lo hace “Bloque de Búsqueda” con Escobar y los suyos, que son terroristas, puros y duros? Quizás sea un filón por explorar en la ficción española.
Volviendo a las tramas, lamenté muchas muertes, injustas, para mí, de varios personajes a lo largo de la historia. Muertes que en su mayoría que rompen parejas preciosas y que, no digo todas, pero sí algunas, podrían haberse ‘evitado’. No hay que olvidarse de la parte romántica, aunque sea una historia policíaca. Quienes la hayáis visto, sabréis de quiénes hablo…
*Gavilán y Maritza, hablando en una escena.
Creo también, como comentaba en el apartado anterior, que debió haberse dado algo más de relevancia a los hijos pequeños de Martín y en particular a Gabriela, que durante la segunda parte de la historia está como un relleno, igual que su hermano menor Andrés. 
Insisto… El ritmo narrativo de la telenovela es impresionante y conduce a un final que cualquiera que conozca la historia de Escobar sabe cómo termina, pero que pese a ello se vive con mucha intensidad. Un final cerrado, en el que se atan todos los cabos, tendiendo un puente argumental al comienzo de la historia, que remata “Bloque de Búsqueda” de forma magnífica.

MÁS COSAS
La realización es de sobresaliente. Se nota el sello Teleset-Sony, aunque hay cosas mejorables. No entiendo que las escenas en las que los personajes van en coche se vea clarísimamente que lo que tienen tras de sí es un ‘chroma’ (el fondo verde sobre el que se proyectan imágenes o vídeo). 
*Entorno del edificio del DAS tras el atentado.
Lo mismo pasa en escenas en las que viajan en helicóptero. Lo del helicóptero podría entenderlo, por dificultades técnicas, ¿pero en los coches? A nivel de efectos especiales, hay cosas muy bien hechas (como la reconstrucción del atentado contra el edificio del DAS) y otras muy flojas (como el atentado en un centro comercial de Bogotá). Estupendos, eso sí, los efectos especiales relacionados con los efectos de esos atentados, ofreciendo miembros amputados, bebés ensangrentados, coches destrozados, escombros… La desolación, personal y material que, en definitiva, sigue a cualquier atentado. Bien los efectos especiales en las escenas de tiros, granadas y acción en general.
La historia apuesta por las localizaciones, algunas tan espectaculares como la mansión que sirve de soporte a la finca La Calera, o las distintas mansiones y ranchos de los malos que se ven a lo largo de la historia. El uso de decorados es escaso y los que hay están muy bien construidos, como por ejemplo el ‘hall’ y las estancias de la Escuela Carlos Holguín.
La ambientación de la historia es magnífica, tanto en coches como en máquinas (teléfonos, radios…). Te transporta a los años 90, aunque algunas cosas juegan en su contra, como que en determinadas escenas rodadas en exteriores se vean coches como el Clío, el C4 o el Opel Águila, más modernos. ‘Pecata minuta’, de todas formas.
Al hilo de la ambientación, un par de cosas sobre España. En las escenas en Madrid salen coches supuestamente españoles, con matrículas rojas. ¿Tuvimos en España coches con matrículas rojas? No, que yo recuerde. Siempre han sido blancas con los números y letras negras. Algunos personajes supuestamente españoles hablan fatal el español peninsular, al nivel de “Vengo en doz horaz”. Eso sí, hay un personaje vasco que… “¡Ahí va la hostia!” Parece realmente vasco.
*Elenco de la telenovela, casi al completo, en una escena.
Del vestuario, por lo que he visto en internet, los trajes de la Policía y del Ejército colombianos son bastante parecidos a los que se ven en la historia. Del vestuario de los civiles, nada que objetar.
Estupendos soundtracks y estupendas también las pocas canciones que se oyen. Mi favorita, la que dice “La primera vez que te vi, mi corazón, de mi pecho quería salir […], que ambienta diversas escenas del Coronel Martín. No sé quién la canta y tampoco está en internet. ¿Alguien puede ayudarme?
Acabo este apartado con algo muy curioso… Se censuran las palabras malsonantes (algo que, insisto, no me gusta, por respeto al guión y a los espectadores), pero en cambio se pueden leer cosas del tipo de “tombos hijos de puta”, afortunadamente no censuradas (hubiese quedado horrible).

Una historia muy bien contada, realista, con personajes muy bien definidos, con un elenco sólido y soberbio y que se disfruta mucho. Pese a tener 74 capítulos, se acaba haciendo corta y, dicho sea de paso, es de esas historias que da pena terminar y se echan de menos, porque acabas cogiendo cariño a los personajes. 
Para mí, sin duda alguna, muy recomendable.

~PUNTUACIÓN FINAL: 9,3~