lunes, 30 de enero de 2017

PRIMER VISTAZO: "El bienamado" (Televisa, 2016)

Tras muchas vueltas y mucho bombo, el lunes 23 Televisa estrenó una de sus principales bazas para este 2017. Os hablo de “El bienamado”, ‘remake’ de la brasileña “O Bem-Amado”, inspirada a su vez en una obra del dramaturgo brasileño Alfredo de Freitas Dias Gomes.
Jesús Ochoa encabeza el elenco de esta historia. Nora Salinas, Chantal Andere e Irán Castillo lo acompañan. Junto a ellos, Mariluz Bermúdez, Andrés Palacios y Mark Tacher, entre otros.
Os dejo un pequeño ‘teaser’ antes de hablaros un poco del primer capítulo y de lo que me ha parecido:

PROS
Por lo que había visto en los ‘promos’ de la historia, me había hecho a la idea de que “El bienamado” sería una telenovela cómica. Una telenovela basada en la parodia.
Me equivoqué. No es una telenovela cómica; es una telenovela surrealista (entendiendo el surrealismo como el movimiento artístico y literario de la primera mitad del siglo XX). Hay que cambiar un poco el chip, porque no es lo habitual.  Cosas como estas no se ven a menudo en el género.
Los personajes, comenzando por Odorico (Jesús Ochoa) y siguiendo por las tres hermanas solteronas que lo atosigan, pasando por la ‘sheriff’ o el marido son muestras de surrealismo puro y duro. Que la historia se enmarque en un pueblo como Loreto, donde, entre otras cosas, los funerales se hacen, literalmente, de cuerpo presente  aumenta todavía más esa sensación. El tema de las elecciones a la Presidencia Municipal esconde, para mí, una crítica burlona, de esas propias del surrealismo, hacia el poder y quienes lo ostentaban o, como es el caso, pretenden ostentarlo, con lemas tan surrealistas como el que usa Odorico: "Quiero tu corazón"
El primer capítulo introduce al espectador en esa atmósfera, solo rota cuando se presentan los personajes ‘tipo’: Valeria, la hija de Odorico (Mariluz Bermúdez), Homero (Andrés Palacios) o León (Mark Tacher).
El primer capítulo tiene un buen ritmo narrativo, sin ‘flashbacks’ y metiéndose ‘en harina’.
Del elenco, Ochoa me parece un actorazo (aún tengo muy presente a su Serrapio Ayala de “El hotel de los secretos”, y debo reconocer que me costó verlo como Odorico). Lo mismo podría decir de Chantal Andere, Nora Salinas o Irán Castillo (si bien a esta es a la que menos conozco de las tres). Me alegra que Andrés Palacios vaya haciendo camino en Televisa y espero que Mariluz Bermúdez haya mejorado con los años. La vi en “Mentir para vivir” y estaba sobreactuadísima. Sale poco en este primer capítulo, por lo que no puedo valorarla.

CONTRAS
Quizás lo único que pueda jugar en su contra es eso que yo apuntaba: el tono de la historia. El mercado de las telenovelas, por mucho que insistan en que está evolucionando y abriéndose a nuevos caminos, sigue estando como estaba… Y más en México. Abrir hueco a propuestas con tonos o perfiles diferentes puede ser arriesgado. No se diga al mercado a exterior.
Nada más que añadir.

MÁS COSAS
Me encanta que hayan apostado por mostrar diferentes acentos a través de los distintos personajes. Me parece una cuestión muy interesante que pocas telenovelas se atreven a abordar.
La realización de este primer capítulo es estupenda y se nos muestran paisajes como el de la imagen, aunque de momento solo en transiciones entre escenas. Pensé que Loreto no existía, pero existe. Y se encuentra en Baja California, algo que señala la telenovela. Creo que quizás hubiera sido más acorde con la historia ambientarla en un pueblo ficticio, tomando por base al Loreto real, como se ha hecho en muchas telenovelas. No obstante, como comentaba en el primer apartado, han conseguido un universo muy particular en torno a Loreto.


La entrada me parece original, pero creo que lo habría sido mucho más si se hubiera realizado en Loreto y no en un foro cualquiera de los de Televisa. El tema principal no está mal, aunque evoca quizás más a una telenovela de corte tradicional que a una como esta.

No sé si la veré o no. Lo que he visto no me ha disgustado. Pero tampoco me ha gustado tanto como para apuntármela como segura. Dependerá del tiempo y de las ganas que tenga, sinceramente. 

domingo, 29 de enero de 2017

CÓMO HAN PASADO LOS AÑOS: Sin 'lucas' y sin 'lana'

El éxito que "Pituca sin lucas" tuvo en Chile, entre 2014 y 2015, hizo que Telemundo se interesase en ella, comprando primero sus derechos de distribución y, después, haciéndose con los guiones para preparar su propia versión, "Silvana sin lana".
A grandes rasgos, el argumento de la original y su 'remake' son prácticamente idénticos: una mujer adinerada, a la que todo le va de maravilla (María Teresa, interpretada por Paola Volpato en la original y Silvana, interpretada por Maritza Rodríguez en el 'remake') ve cómo su mundo se viene abajo tras descubrir que su marido ha huido del país por sus problemas económicos.
En ese cambio de vida, decide irse a vivir a un barrio más modesto, donde conoce al pescadero que en la original interpretó Álvaro Rudolphy y al que en la versión estadounidense dio vida Carlos Ponce. Ambos, con el nombre de Manuel como referente, pero con una gran diferencia: el Manuel chileno es un ateo comunista y sus cuatro hijos llevan nombres de destacados comunistas: Salvador, Fidel, Ernesto y Gladys. Una ideología, la de Manuel, pensada para reforzar la historia de amor central, remarcando la diferencia de caracteres entre sus protagonistas. 
El estadounidense está despojado de ideologías y creencias y sus hijos llevan nombres 'normalitos': Pedro, Vicente y Jorge. He ahí otra diferencia: el Manuel de Ponce solo tiene tres hijos varones. Tanto María Teresa como Silvana tienen tres hijas, de nombre compuesto: María Belén, María Jesús y María Piedad, en el caso de María Teresa; y María José, María de los Ángeles y María Guadalupe, en el caso de Silvana. A ambas les toca, otro punto en común, cargar con su madre.

Voy con la comparativa de dos escenas claves en el transcurso de ambas historias..

I. Se conocen
Como podéis ver en los vídeos, María Teresa y Silvana conocen a sus 'Manueles' de la misma forma. Ambas se encuentran buscando casa en la que vivir tras haber perdido sus lujosas mansiones. 
*Ver desde el minuto 17.


*Ver desde el minuto 18. 

En el proceso, se equivocan en una calle, dan marcha atrás con sus grandes y potentes todoterrenos y golpean a la furgoneta de cada Manuel. Los pescaderos pierden gran parte del pescado que transportaba como consecuencia del golpe.

II. La otra pareja
Tanto en la original como en el 'remake' ha sobresalido una pareja, además de la protagonista: la formada por el hijo mayor de Manuel y la hija mayor de María Teresa/Silvana.
En la chilena, Fidel y María Belén;  en la estadounidense, Vicente y María José.
Esta escena es de la declaración de amor de la primera pareja:
Y esta, la de los segundos:

Como veis, "Silvana sin lana" es un 'remake', en líneas generales, bastante fiel a lo que fue la original. En cuanto a forma, existe entre ellas una diferencia importante: la original cuenta con 153 capítulos. El 'remake', con 116. 

sábado, 28 de enero de 2017

HOJA DE AUDIENCIAS: Del 23 al 27 de enero


*Media semanal de espectadores y cuota de pantalla ('share') de las telenovelas latinoamericanas que se emiten en abierto en España, en horarios de sobremesa, tarde y 'prime time'.
**"Tres veces Ana" concluyó el pasado lunes 23 de enero con un capítulo final en el que batió récord de espectadores: 621.690 (un 3,06% de 'share'). Un final con el que se puso el broche de oro a la historia de Ana Lucía, Ana Leticia y Ana Laura, estrenada por el canal el 19 de septiembre de 2016. A lo largo de sus 91 emisiones, "Tres veces Ana" consiguió una audiencia media de 458.714 espectadores y un 2,62% de 'share'. 

Datos muy positivos, que la sitúan como la telenovela más vista en el horario de las 21.00 h. en todo el 2016, como muestra el cuadro superior. En concreto, ha sido la telenovela más vista en ese horario desde el primer pase de "Los Miserables", emitida entre febrero y mayo de 2015. Sin duda alguna, ha sido una muy buena baza para la cadena.  
¿Qué os ha parecido a aquellos que la habéis seguido?

viernes, 27 de enero de 2017

ENIGMA: ¿Qué telenovela es?

Arranca un nuevo juego… Los viernes de aquellas semanas en las que no haya ‘gazapo’ os plantearé un ‘enigma’. Se trata de dar con la telenovela en la que estoy pensando, a través de cuatro pistas. Dos aparecerán ese mismo viernes, una, el sábado y otra, el domingo.
Quien acierte solo a partir de las dos primeras pistas se llevará tres puntos. Quien necesite la tercera, dos. Quien lo haga con las cuatro, uno.
Se resolverá el martes y podréis acudir a Google o a donde queráis para dar con la telenovela en cuestión. Serán telenovelas que se hayan emitido en España, en abierto (es decir, en TVE, Antena 3, Telecinco, Nova, Hogar 10…).
Voy con la carátula del primer ‘enigma’:
Podéis dar cuantos títulos os dé la gana. Solo tendré en cuenta el último que hayáis dado, a efectos de respuesta y de otorgar puntos. Os pido, como en los ‘gazapos’ que participéis usando siempre la misma cuenta de Google, seudónimo, firma o lo que tengáis.
Como os comentaba el miércoles, por ahora, hasta no dar un poco de rodadura al juego y corregir pequeños errores o cosas que puedan ir surgiendo en la práctica, no vais a poder aportar ‘enigmas’, aunque la idea es que a partir de marzo también podáis aportar vuestros propios ‘enigmas’, e incluso publicar más de un ‘enigma’ en cada ocasión de juego.

Primer ‘enigma’ resuelto… Os explico un poco la idea de las pistas:
-‘Huesito’ era el perro de Frijolito, cuyo entierro abre la telenovela.
-El protagonista tenía una hermana monja… Aunque luego dejó el convento y colgó los hábitos. Era (sor) Anunciación, interpretada por Liliana Rodríguez.
-Rodada en un país, ambientada en otro. Así fue. La telenovela se rodó en Argentina, pero se ambientaba en México.
-“Porque el amor es paloma inquieta”. Es parte del estribillo de “Cosas del amor”, una de las canciones que Margarita (Litzy) interpretaba en el bar en el que cantaba. 
Como veis, las dos primeras quizás eran las más difíciles. La tercera, intermedia. La última permitía averiguar el título con solo buscar en Google esa parte de la canción.

Así quedan las cosas:

Como os comentaba, la fecha y hora de cada comentario determina el reparto de puntos. Las distintas pistas han salido publicadas a las 12.01 h. (hora española peninsular) del viernes, del sábado y del domingo. 
He dado puntos a todos los que habéis participado, incluso sin haber acertado. Es el primero y soy un tío generoso.
Para futuros ‘enigmas’, una observación que ha surgido al hilo de este (lo añadiré a la presentación, también): me vale cualquier título, si la telenovela ha tenido varios o se la ha conocido de diferentes formas. Aquí, por ejemplo, podría haberse dicho “Amarte así, Frijolito”, “Amarte así” o, simplemente, “Frijolito”.
Próximo ‘enigma’, con sus dos primeras pistas, el día 10 de febrero. De momento, este jueves día 2, nuevo ‘gazapo’.

¿Qué os ha parecido este nuevo juego? ¿Cosas que mejorar o cambiar? 

jueves, 26 de enero de 2017

PRIMER VISTAZO: "La fan" (Telemundo, 2017)

Primer estreno del año en Telemundo. El pasado lunes 17 la cadena estrenaba “La fan”, un proyecto cocinado a fuego lento, sobre la base de una idea original de Angélica Vale, desarrollada por la guionista Marcela Citterio.
La propia Vale y Juan Pablo Espinosa encabezan un elenco sólido en el que aparecen nombres de la talla de Miguel Varoni, Gabriel Porras, Scarlet Ortiz u Omar Germenos.
Antes de comentaros qué me ha parecido el primer capítulo, he aquí un ‘teaser’ de la historia:

PROS
Si tuviera que describiros en una sola palabra este primer capítulo, lo tengo claro: esperpento. Esperpento entendido como el teatro de Valle-Inclán: deformación de una realidad. En el caso de Valle-Inclán, para hacer crítica social; en el caso de “La fan” para hacer una sátira brutalmente divertida del universo de las telenovelas.
A ello hay que sumar otro punto a su favor, ese carácter de metanovela que tiene.
La historia se cuenta con un ritmo muy rápido: los protagonistas se conocen en el minuto uno, y se ven en varias ocasiones a lo largo de este primer episodio, narrado prácticamente en su totalidad de forma lineal, con tan solo un par de ‘flashbacks’ necesarios para entender ciertas cosas.
A nivel de personajes, creo que tiene un elenco estupendo y que los personajes están tan deformados, tan llevados al extremo, que al final son caricaturas de todos aquellos que componen una telenovela: los protagonistas, el director, miembros del ‘staff’, el representante del protagonista y, por supuesto, los fans. Todos ellos participan de situaciones muy divertidas, algunas, eso sí un poco forzadas.

CONTRAS
Realmente, a nivel de argumento o elenco, no encuentro ninguno. Tras releer varias veces las notas que tomo mientras veo un primer capítulo para preparar estas entradas, no he conseguido sacar nada negativo que comentar, en esos aspectos, claro.

MÁS COSAS
La realización, impecable, usando exteriores que parecen, de verdad, Los Ángeles, la ciudad en la que se ambienta, y no Miami. No entiendo esto, ¿cuántas telenovelas de verdad se graban en Los Ángeles? Ninguna. Todas las que se hacen en EEUU se ruedan en Miami. Quizás hubiera sido mejor apostar por Miami, para recrear todavía mejor el universo de las telenovelas. Por cierto, insisto, ¿qué le pasa a Telemundo últimamente que todo lo que produce en Miami lo ambienta en Los Ángeles?
No me gustan los grafismos. Los emojis que inundan la pantalla, así como la televisión que aparece para que el espectador vea lo que ve el personaje, no me gustan. Me parecen cutres, lo siento. Creo que podrían habérselo currado un poco más. La entrada la he visto vía Twitter, ya que se estrenó en Gala TV a la vez que en Telemundo y es para echarle de comer aparte… Demasiado sencilla. Bien, en cambio, que hablen abiertamente de Facebook, Twitter y sus 'trending topics', de las redes sociales como  realidad, algo que no suelen hacer las telenovelas. 
Aplaudo, eso sí, el despliegue de medios (camiones, vallas publicitarias, camisetas…) llegando incluso a hacernos creer que Drama Visión, el canal que emite “Amor, amor, amor”, la telenovela dentro de la telenovela, existe como canal, con su logotipo bien currado, sus promos…

Me ha gustado mucho el tono y el ritmo de este primer capítulo. Sigo con mis reticencias hacia Marcela Citterio, pero igual sí que me animo a verla, de cara al verano, porque me interesa mucho ese enfoque esperpentizado y de metanovela que tiene. 

miércoles, 25 de enero de 2017

ENIGMA, ¿Qué telenovela es?: Os presento el nuevo juego

Me comentaba Yolanda SH hace unas semanas la posibilidad de hacer un nuevo juego, compaginándolo con los ‘gazapos’. Un juego de pistas, que permitiese descubrir una telenovela a partir de una serie de ideas o datos.
Tras darle unas cuantas vueltas, se me ha ocurrido este que os presento hoy y que he llamado “Enigma”.
¿En qué consiste? Os cuento…

Los viernes de aquellas semanas en las que no haya ‘gazapo’ os plantearé un ‘enigma’. Se trata de dar con la telenovela en la que estoy pensando, a través de cuatro pistas. Dos aparecerán ese mismo viernes, una, el sábado y otra, el domingo.
Quien acierte solo a partir de las dos primeras pistas se llevará tres puntos. Quien necesite la tercera, dos. Quien lo haga con las cuatro, uno.
Se resolverá el martes y podréis acudir a Google o a donde queráis para dar con la telenovela en cuestión. Serán telenovelas que se hayan emitido en España, en abierto (es decir, en TVE, Antena 3, Telecinco, Nova, Hogar 10…).
Os pongo un ejemplo:

Como veis, las dos primeras pistas son muy abstractas. San Javiercito era el barrio humilde en el que vivía María al comienzo de la telenovela. La segunda es una coletilla del tema principal de la historia.
La tercera, el número de capítulos, podría orientar un poco. La cuarta, mucho más concreta, busca que se vea qué telenovela es.
Es solo un ejemplo. De hecho, la que tengo para comenzar el viernes tiene otro tipo de pistas, pero en la misma línea: pistas abstractas para pasar a pistas más concretas, al tiempo que pasan los días y se reducen los puntos por acierto.

Podéis dar cuantos títulos os dé la gana. Solo tendré en cuenta el último que hayáis dado, a efectos de respuesta y de otorgar puntos. Os pido, como en los ‘gazapos’ que participéis usando siempre la misma cuenta de Google, seudónimo, firma o lo que tengáis.
Por ahora, hasta no dar un poco de rodadura al juego y corregir pequeños errores o cosas que puedan ir surgiendo en la práctica, no vais a poder aportar ‘enigmas’, aunque la idea es que a partir de marzo también podáis aportar vuestros propios ‘enigmas’, e incluso publicar más de un ‘enigma’ en cada ocasión de juego.
El viernes comienzo con el primero y vemos un poco cómo va la cosa… Os espero para jugar…

Por supuesto, cualquier cosa que no haya quedado clara, no dudéis en preguntármela… 

lunes, 23 de enero de 2017

MIS DESVARÍOS: Revista "Telenovela", crónica de una muerte anunciada

Id buscando ropa negra, que este 2017, o a más tardar, a principios de 2018, nos vamos de entierro… ¡Qué pena! Con tan solo 24 añitos… ¡Qué joven se nos va a ir!
¿Qué le ha pasado? Lleva ya un año y pico en coma, pero antes de eso ya tenía la salud delicada. Es la crónica de una muerte anunciada…

Acordaos de mí cuando se anuncie algo que irremediablemente va a pasar en los próximos meses: la desaparición de la revista “Telenovela” o su conversión en revista digital o su reducción a una web, igual me da.
Se ve venir y ojo, os lo dice alguien que, no es por presumir, tiene bastante buen tino (o sentido común, como se quiera llamar). En esa entrada de hace un año y pico, la primera que os enlazo más arriba, advertía que la revista costaba 1,40 euros en determinadas comunidades, pero que lo más probable era que esa subida se generalizase al resto. Pasó. Lo mismo hice en septiembre de 2016, cuando la revista subió su precio hasta 1,60 euros en Asturias y otras comunidades. Advertí por aquel entonces de que la subida de precio sería para toda España. Y así fue.
De economía no sé mucho, pero lo suficiente como para advertir que subir el precio, ofreciendo el mismo contenido no es algo que ayude al producto final. No puedo comentar mucho acerca del contenido actual de la revista, ya que llevo cuatro meses sin comprarla, pero a juzgar por lo que se lee en su perfil de Facebook y por lo que muestran las portadas, la cosa parece seguir igual a cuando yo la compraba: resúmenes de lo que va a pasar, entrevistas compradas a Mezcalent con actores mexicanos de telenovelas que se están emitiendo o se van a emitir en Estados Unidos, país desde el que opera Mezcalent, horóscopos, crónicas románticas, coleccionables (o copia y pega de los resúmenes ya publicados de una telenovela), las biografías de gente relacionada con el género y poco más.
Una regla básica en la economía es que para pedir más, tienes que ofrecer más. No necesariamente, más páginas, pero sí más contenidos. Abrirse a las críticas de telenovelas, ofrecer reportajes sobre la técnica del género (cómo se hacen escenas de acción, con efectos especiales, trucos que se usan en los rodajes…), interesarse también por productores, guionistas y no solo actores (recuerdo una entrevista maravillosa hace año y medio, más o menos, a Delia Fiallo). La fórmula resúmenes + entrevista comprada + relleno lleva años obsoleta… Y más hoy en día, con internet en todos los hogares. ¡Pero no se dan cuenta! Y hacer sugerencias a quienes comandan la revista es perder el tiempo o hacerlas a una pared, me da igual.

Afortunadamente, la gente no es tonta y muchas personas han hecho lo mismo que yo, mandar a paseo a la revista, cansados de pagar un precio que no merece. Los datos lo muestran. Aquí van los resultados de las últimas oleadas EGM de la Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación, publicados en su web (www.aimc.es), y que son el parámetro más utilizado para medir el número de lectores de prensa escrita. Observaréis cierto encabalgamiento en los meses. Es algo habitual, ya que la AIMC hace un seguimiento continuo, sin parones, con informes que abarcan, en ocasiones, parte de los mismos meses.
-Oleada octubre de 2013-mayo de 2014: 98.000 lectores semanales.
-Oleada febrero de 2014-noviembre de 2014: 99.000 lectores semanales.
-Oleada abril de 2014-mayo de 2015: 95.000 lectores semanales.
-Oleada febrero de 2015-noviembre de 2015: 86.000 lectores semanales.
-Oleada abril de 2015-marzo de 2016: 81.000 lectores semanales.
-Oleada octubre de 2015-mayo de 2016: 74.000 lectores semanales.
-Oleada febrero de 2016-noviembre de 2016: Menos de 64.000 lectores semanales. El informe publicado en internet solo recoge los quince medios más leídos (el informe más amplio requiere suscripción). En las revistas semanales, “Tiempo” cierra el ‘ranking’ con 64.000 lectores, lo que quiere decir que “Telenovela”, que no aparece en el ‘ranking’, tiene necesariamente menos que esa cifra.

Ojo al dato, casi 34.000 lectores perdidos en los últimos tres años y más de 10.000 en el último año. Podéis pensar en la crisis económica como culpable, pero dejadme daros un dato: en la oleada octubre de 2010-mayo de 2011, en los peores años de la crisis, registraba 170.000 lectores semanales.
Algo falla y para mí no es más que el camino que han decido tomar: subir el precio, pase lo que pase, y tirar para adelante sin escuchar a nada ni a nadie. Encima tienen a su favor el ser la única revista dedicada al género que hay en España… ¡Seguro que con competencia espabilaban! Otra regla básica de la economía.

Quiero ser optimista y pensar que todavía hay formas de reenganchar a los que nos hemos bajado del carro. Pero es que con la actitud que llevan, lo más probable es que, como os decía al comienzo del artículo, acabemos yendo de entierro. 

domingo, 22 de enero de 2017

HISTORIAS DE TELENOVELA: Martina...

Quería contaros esta historia, pero no sabía cómo hacerlo. Pensé en introducir un narrador en tercera persona, pero no me parecía correcto. ¿Por qué iba a contar en tercera persona una historia que yo mismo viví y coprotagonicé, como quien dice? No tenía sentido… Finalmente, consideré como mejor opción contaros la historia con un narrador en primera persona.

Esta, mi historia, comienza al más puro estilo de cualquier telenovela que se precie, hace seis años: el 21 de enero de 2011. Siempre he tenido contactos y me han invitado a muchos eventos que se realizan a nivel local, e incluso a alguno regional. Aquel año me habían propuesto ser parte de uno de los jurados de un festival de cortometrajes. Me lo habían propuesto también el año anterior, pero una faringitis me había imposibilitado ir. Junto a mí, también habían llamado a un buen amigo mío, Saúl, y a otra chica, Adriana, con la que también tenía algo de trato. La tarea era sencilla: tres tardes de un fin de semana viendo cortometrajes de una determinada categoría y valorando.
Como os decía, todo comenzó aquel 21 de enero. Había quedado con Saúl para llegar juntos al auditorio donde se realizaban las proyecciones. Entramos justos de tiempo, con la sala a oscuras y a punto de comenzar la sesión. En una de las filas vi a una chica morena, de pelo largo, sentada sola. Creyendo que era Adriana, bajé, con Saúl hasta aquella fila. Me senté a su lado sin tan siquiera mirar para ella. Después de sentarme me di cuenta de que no solo no era Adriana, sino que además parecía incomodada porque un extraño, yo, se había sentado a su lado. Era una sensación rara y traté de romper el hielo, con cuatro preguntas un tanto triviales. El ambiente se relajó y por fin pude detenerme a observarla. No creía en los flechazos, pero algo, no sabía el qué, estaba sintiendo. Por cómo hablaba, por su mirada, su sentido del humor… ¡Me enamoré casi instantáneamente!
Allí estuvimos durante casi tres horas, comentando los cortometrajes y disfrutando la experiencia. Saúl se tuvo que ir cosa de una hora antes de que terminase la sesión, ya que aquella noche celebraba su cumpleaños con una cena en un restaurante que estaba no muy lejos de allí, a la que yo estaba invitado, y a la que le dije que llegaría después de que terminase la sesión.
Eran casi las diez de la noche cuando valoramos los cortos que habíamos visto. Fue entonces cuando supe que ella se llamaba Martina y ella conoció cómo me llamaba yo (puede parecer muy disparatado, pero no lo habíamos hecho en las dos horas y pico que habíamos pasado juntos en el auditorio). Hacía frío y nos fuimos a tomar un café. Seguimos charlando durante una hora más. Nos despedimos, se fue a su casa, al lado del auditorio, y, no sé cómo, me acordé de la cena de Saúl. Fui para allá con una sensación indescriptible, esa que provoca el amor. Estaba como en una nube.
Llegué al restaurante, y ya estaban por los postres y más que bebidos. “Vaya tía más guapa la de los cortos, mañana me siento yo a su lado”, me espetó Saúl, quizás el que más había bebido. Me dio tanta cosa aquello, que le espeté “siento decirte que es lesbiana, se fue con una chica a la que abrazó y besó a la salida del auditorio”. Se quedó cortado y yo algo más tranquilo.
No dormí aquella noche, pensando en Martina y las dos sesiones restantes me sirvieron para conocerla más y ver que estábamos hechos el uno para el otro. Nos agregamos como amigos en las redes sociales y además, al término de la última sesión, intercambiamos nuestros números de teléfono, a fin de seguir manteniendo el contacto.
Nos seguimos ‘conociendo’ durante más o menos dos meses más, viéndonos una o dos veces a la semana, yendo al teatro (uno de los muchos intereses en común que teníamos), a tomar algo y haciendo cosas como dos buenos amigos. Hablábamos, eso sí, todas las noches a través de las redes sociales. Comenzamos a salir formalmente en marzo. En aquel entonces ella me contó algo que no me había contado: tenía un blog un tanto personal. Me invitó a leerlo y, cuál fue mi sorpresa, encontré una entrada del 22 de enero de aquel año en la que afirmaba haber disfrutado con la experiencia en el festival, encontrando en el jurado gente “maravillosa con la que comparto muchas cosas en común”.
Sobre Saúl, diré que aquello que dijo no fue más que una cosa ‘graciosa’, de esas que dicen las personas cuando están bebidas. Yo sé por qué lo digo… Ya os contaré su historia, que merece la pena contarla. Que nadie se preocupe, que seguimos siendo amigos.
Martina y yo estuvimos saliendo varios años, pero la vida no es una telenovela y nuestra historia se terminó. No hubo terceras personas, aunque sí que una temporada que pasamos ella en una ciudad y yo en otra, viéndonos poco, afectó a la relación.
Pese a ello, no tengo reparos en confesar que sigo queriendo a Martina, deseándole lo mejor, por haber sido una persona muy importante en mi vida, y por haberme devuelto la ilusión en una época en la que además andaba bastante saturado y un tanto amargado.
Siempre nos quedará, también, como nuestra canción, el tema de una telenovela de aquella época, que se hizo muy popular.

La imagen que acompaña esta entrada es una fotografía del auditorio, aquel 21 de enero, extraída de un diario local. Martina, Saúl y yo salimos en ella. Eso sí, que cada cual nos ponga el rostro que quiera. 

sábado, 21 de enero de 2017

HOJA DE AUDIENCIAS: Del 16 al 20 de enero


*Media semanal de espectadores y cuota de pantalla ('share') de las telenovelas latinoamericanas emitidas en abierto en España en horarios de sobremesa, tarde y 'prime time'. 

jueves, 19 de enero de 2017

CAZANDO GAZAPOS: Uno de "La esclava blanca"

¿Qué es un ‘gazapo’? Aparte de un conejo pequeño, en España llamamos ‘gazapo’ a cualquier error, fallo o metedura de pata que se comete en una película, serie o, como es el caso, en una telenovela. Como ‘gazapos’ englobamos fallos de guión, de escena, de ambientación… Todo vale.
Una temporada más, sigo con esta sección, pensada como juego, por la que ya han desfilado casi cuarenta ‘gazapos’ en los dos últimos años.

Tal y como hice la temporada pasada, en esta seguiré dando puntos… En concreto, cada ‘gazapo’ valdrá dos puntos, que es lo que se llevará todo aquel que lo vea. Los que no lo vean, tranquilos, que NO restaré puntos ni nada de eso.
Esta ‘recompensa’ será graduable siempre que el ‘gazapo’ lo permita (por ejemplo, si no se dice exactamente en qué consiste el ‘gazapo’ pero sí se comenta algo, podría dar un punto, medio, punto y medio…).
Es importante para ello los que participéis, lo hagáis usando siempre la misma cuenta de Google, el mismo seudónimo o la misma firma.
Los comentarios no aparecerán publicados hasta que yo resuelva el ‘gazapo’, momento en el que publicaré también la clasificación general de todos los ‘cazadores’. Dispondréis de cinco días para resolver cada ‘gazapo’. En concreto, se podrán hacer comentarios hasta el martes a las doce del mediodía (hora peninsular española). Resolveré y publicaré las clasificaciones los martes, por la tarde.
Como en la anterior, en esta nueva temporada habrá dos ‘gazapos’ cada mes (uno cada dos semanas). Antes de presentaros el primer ‘gazapo’, una NOVEDAD: todos aquellos que aporten algún ‘gazapo’ al juego tendrán como ‘recompensa’ dos puntos extra por cada ‘gazapo’ aportado, que se sumarán a su marcador en el momento en el que el ‘gazapo’ salga publicado.

Este décimo ‘gazapo’ de la temporada me lo pasa Steven y es de “La esclava blanca” (Caracol, 2015). Os aviso… Para mí es el ‘gazapo’ más difícil de los casi cincuenta que han salido publicados en el blog. De hecho, yo que vi la telenovela no lo vi.

Al lío… En la escena, una joven Lorenza (Miroslava Morales) duerme con sus cantos a Victoria. Los padres de esta, Domingo y su esposa, observan la escena. Para que la niña duerma plácidamente, Lorenza deja una caja de música abierta. Corre el año 1821.
Recomiendo, como siempre, verlo en pantalla completa. El martes ‘resuelvo’…

*Dificultad: 10.


Y EL ‘GAZAPO’ ERA…

Era difícil, os lo advertí. Requería, además, o tener unos buenos conocimientos de música o tirar de Google.
La melodía que suena en la caja de música es “Canción de cuna”, de Brahms. Es una pieza de música clásica muy común en cajas de música, juguetes para niños y cosas de ese estilo, compuesta, como su nombre indica, para que se duerman. Brahms nació en 1833 y compuso “Canción de cuna” en torno a 1868…
Con lo que era imposible que en 1821 tuviesen una cajita de música con una melodía que no se había compuesto… ¡Es que ni su compositor había nacido! Un ‘gazapo’ de ambientación que los responsables de la historia no hubieran tenido de contar con Steven (que se lleva dos puntos por aportar el ‘gazapo’ al juego) y Tessa, los únicos que han visto este ‘gazapo’ complicado.
Algunos apuntáis que en aquella época no había cajitas de música. Wikipedia afirma que en 1815 se fundó la primera fábrica de cajas de música del mundo en Suiza. Que quizás no fuesen tan sencillas ni pequeñas como la que se ve en la telenovela, es algo probable. De todas formas, tampoco se ve bien cómo era exactamente la cajita de la telenovela, algo que también comentáis algunos.
Esta es la clasificación del ‘gazapo’:

Y esta, la global:

El próximo ‘gazapo’ será de otra telenovela colombiana. En concreto, el último que me queda de “Anónima” (RCN, 2015) y es bastante fácil para los que participáis a menudo en este juego, porque ya tenéis práctica en ‘gazapos’ de ese estilo. Ya veréis. Saldrá publicado el día 2 de febrero.
Cualquier error en las tablas o cosa que queráis comentarme, no dudéis en hacerlo.

¡Por cierto! Se me olvidaba… Mañana presento un nuevo juego para entreteneros un poco en las semanas en las que no hay ‘gazapo’. Totalmente diferente a este, con el objetivo de pasárnoslo bien. Ya veréis… 

miércoles, 18 de enero de 2017

SUELE PASAR: Mordidos por una sepiente

Es habitual ver en las telenovelas a los villanos fastidiando. Si bien esos villanos suelen ser seres humanos, es bastante frecuente que las telenovelas cuenten con villanos del mundo animal. Sí. Animales que en un momento determinado de la historia hacen alguna trastada, por voluntad propia o ‘inducidos’ por algún villano humano. Las serpientes son el ejemplo más claro de animal villano. Sus mordeduras al personal es algo que ‘suele pasar’ en muchas telenovelas. Voy con cinco ejemplos de ello…

“La Tormenta” (Telemundo y RTI, 2006)

Que te pique una serpiente es algo chungo. Pero es peor si te pica una serpiente embrujada, enviada por alguien que no te traga. Más o menos eso es lo que pasó con esta picadura mítica, acaecida en “La Tormenta”. Valentina Ayala (Eileen Abad) sufre la picadura de una serpiente que entra en su habitación tras haber sido hechizada por Tatacoa (Constanza Gutiérrez) por órdenes de Edelmira (Kristina Lilley) que, como villana que es, quiere tocar las narices, y que odia (y mucho) a la madre de Valentina.
No fue la única serpiente con protagonismo en la historia, como sabrán quienes la hayan visto. Pero de esa otra os hablaré otro día.

“Soy tu dueña” (Televisa, 2010)

Una serpiente se cuela en el baño de Valentina Villalba (Lucero) justo cuando ella está a punto de darse un baño. Valentina, sin temor, coge una pistola y le dispara a la serpiente, aunque por lo que luego cuenta la criada, no llega a matarla. Valentina debe tener una puntería pésima, porque es una serpiente de grandes dimensiones, que está a su lado, como quien dice, y que no anda precisamente a cien por hora. Una buena cazadora no hubiese fallado.
Los tiros alertan a José Miguel (Fernando Colunga) que rápidamente acude al auxilio de la hacendada, para chupársela (la herida, claro), succionando así el veneno de la víbora y haciéndole posteriormente un torniquete, con su propia camisa (estando en una habitación en la que habría toallas, sábanas y cosas más apropiadas) que resulta esencial para que Valentina aparezca recuperada al capítulo siguiente.
Un último detalle… Buscad imágenes de serpientes cascabel en Google y comparad con la que se nos muestra en la escena. O es una variedad poco conocida, o era una serpiente normal y corriente. Me inclino por esta segunda opción.

“La Gata” (Televisa, 2014)


Vale. En los ejemplos anteriores teníamos un entorno ‘rural’ o salvaje que podía justificar que hubiese serpientes en las tramas. Pero es que no se necesita de un pueblo, una hacienda o un rancho para que aparezca una serpiente en una telenovela. Eso debieron pensar los guionistas de “La Gata”.
Y es que a Gisela (Mónika Sánchez) no se le ocurre mejor idea para acabar con Esmeralda (Maite Perroni) que, aprovechando que está hospitalizada, hacerle una visita con una víbora que suelta alegremente encima de la enferma. O sea, de Esmeralda (aunque Gisela estaba enferma como para encerrarla en un psiquiátrico).
El vídeo es el del avance de aquel capítulo. Imaginaos cómo se puso la pobre Esmeralda después de ser mordida por la culebra que fue necesario reanimarla, con planchas y todo. Y no os penséis que es broma, que es en serio... 

“Tierra de Reyes” (Telemundo, 2014)

De paseo por el campo, una serpiente despiadada muerde (se abalanza, diría yo) sobre Irina (Kimberly Dos Ramos). Afortunadamente Flavio (Gonzalo García Vivanco) llega a tiempo para socorrerla. Tranquilos, que no le pasó nada. Rápidamente fue traslada a un hospital donde le aplicaron un antídoto.
Insisto, mirad el vídeo y comprobad por vosotros mismos con que ansias se lanza la serpiente a la pierna de Irina. ¿Qué tendrá Kimberly dos Ramos para atraer tanto? 

“Simplemente María” (Televisa, 2016)

Claudia (Lore Graniewicz) quiere vengarse de Juan Pablo (Eleazar Gómez) y Vanessa (Arleth Terán) se ofrece a ayudarla. No se les ocurre una mejor idea que hacerse con una serpiente e introducirla en el coche del muchacho, que, como es de esperar, resulta mordido por el animal al poco de arrancar. Por cierto, la escena está rodada en el patio interior de una colonia de apartamentos que puede que os suene.
Ojo a Juan Pablo y su poco aguante… ¡Se desmaya apenas treinta segundos después de ser mordido!

Cinco ejemplos de algo que se ve en decenas y decenas de telenovelas. Serpientes ‘villanas’ que se introducen para dar algo de emoción a las tramas con sus picaduras, o a veces, con su sola presencia.
Termino rompiendo una lanza a favor de estos animales: no pican así porque sí, solo cuando se sienten amenazadas. Por supuesto, no todas son venenosas. Lo habitual, lo digo por propia experiencia, es que cuando te ven salgan a toda pastilla (o lo que es lo mismo, a la velocidad a la que les permite reptar su cuerpo), al menos en la zona rural asturiana, donde las hay de muchas especies y tamaños y es bastante frecuente, especialmente en verano, encontrarte con alguna, desde culebrillas a culebrones. Por poneros un ejemplo, de esto último, hace unas semanas apareció la piel de una serpiente con una longitud de más de metro sesenta en un desván de una casa –habitada- que están arreglando en mi pueblo. Había pasado allí una temporada y les dejó a sus dueños como regalo la piel. Conviven casi con nosotros y pese a ello, no conozco a nadie que haya sido picado por una serpiente.

lunes, 16 de enero de 2017

¿QUÉ FUE DE... María Rubio?

Si os hablo de Catalina Creel, os estoy hablando de María Rubio, la actriz que en 1986 interpretó a una de las villanas más emblemáticas del género. No era su primera telenovela (de hecho, había debutado en el género veinte años antes, en 1963), pero fue una de las que más caló en el público y que más fama y proyección le dio. A Catalina Creel la siguieron otras villanas en telenovelas como "Imperio de cristal" (1994), y personajes de peso en historias como "No tengo madre" (1997), "Amor gitano" (1999), "Salomé" (2001), "Las dos caras de Ana" (2006), "Querida enemiga" (2008) o "Una familia con suerte" (2011), todas producidas en Televisa. Precisamente "Una familia con suerte" fue su última telenovela y supuso, además, su última incursión en la actuación, tras una trayectoria de más de cuarenta años plagada de telenovelas, películas y obras de teatro.
¿Qué fue de María Rubio? Como os decía, tras "Una familia con suerte" no se le ha vuelto a ver el pelo. La causa la ha apuntado ella misma en varias entrevistas posteriores: prefirió retirarse con dignidad antes que trabajar hasta que la muerte o la salud lo impiden, como hacen muchos actores y actrices.
A sus 83años, María lleva una vida tranquila, en su casa del sur de la Ciudad de México alejada de la actuación. Su hijo declaraba que de vez en cuando echa de menos trabajar, pero que en los últimos años no le ofrecían ningún personaje interesante, "más allá de abuelitas con bastón o en silla de ruedas". Eso sí, fiel al género, su hijo aseguraba que "le siguen encantando las telenovelas, las destroza, las critica...". Mentalmente está genial, y físicamente, según comentaba su hijo, solo tiene un pequeño problema de salud en un pie.
Por cierto, a modo de curiosidad, su hijo es Claudio Reyes Rubio y está muy ligado al género que tanta fama le dio a su madre, como director de telenovelas como "Tres veces Ana" (2016), "Lo que la vida me robó" (2013) o "Abismo de pasión" (2012), entre otros muchos títulos.
Volviendo a María, deseo que viva tranquila este merecido retiro. No pierdo la esperanza, no obstante, de que cambie de opinión y vuelva al género con un personaje fuerte, hecho a la medida de una actriz de su calibre. 

domingo, 15 de enero de 2017

REUTILIZANDO: Varios entre "Bajo el mismo cielo" y "Eva la trailera"

¿Qué tienen en común “Bajo el mismo cielo” y “Eva la trailera”? Además de haber sido producidas por Telemundo Studios Miami, a Erika de la Rosa como villana y ambientarse en Los Ángeles, ambas telenovelas comparten tres ‘reutilizandos’, de los que informa Lucía Dasilva.

El primero de ellos tiene que ver con un edificio. En concreto, el utilizado como redacción de la revista ‘National Look’, en “Bajo el mismo cielo”
Dicho edificio, sin los rótulos de la revista, aparece en varias transiciones de escenas en “Eva la trailera”.

No es el único... 
La vecindad en la que vivían Willy (Fernando Noriega) y Sharon (Alma Itzel) en “Bajo el mismo cielo” también aparece en “Eva la trailera”. 
Se trata en esta última de un lugar al que acude Pablo (Arap Bethke) dentro de una de las tramas de la telenovela.

Por último, el edificio en el que vivía Cristóbal (José Guillermo Cortinés) en “Bajo el mismo cielo” se convierte en el edificio en el que vive Ana (Maritza Bustamante) en “Eva la trailera”.


Tres ‘reutilizandos’ que pueden tratar de explicarse sobre la base de que ambas se han rodado en Miami, aunque ambientándose en Los Ángeles y compartiendo una buena parte del equipo técnico. 

sábado, 14 de enero de 2017

HOJA DE AUDIENCIAS: Del 9 al 13 de enero

*Media semanal de espectadores y cuota de pantalla ('share') de las telenovelas latinoamericanas emitidas en abierto en horarios de sobremesa, tarde y 'prime time' en España. 

jueves, 12 de enero de 2017

CRÍTICA: "Sin rastro de ti" (Televisa, 2016)

Me decidí a verla por dos razones. La primera, la forma. Se me hacía apetecible ver cómo se cuenta una telenovela en dieciséis capítulos. La segunda, las buenas críticas que tuvo, alabando el eje argumental de esta historia, protagonizada por Adriana Louvier y Danilo Carrera.

SINOPSIS
*Logotipo de la telenovela.
Julia Borges (Adriana Louvier) es una joven pediatra cuya vida es perfecta: está a punto de casarse con Mauricio (Danilo Carrera), el gran amor de su vida, y su familia está completa con el regreso de su hermana Camila (Ana Layevska). Sin embargo, un día próximo a su boda desaparece sin dejar rastro alguno de su paradero.
Cinco años después Julia reaparece tras sufrir un accidente automovilístico, pero sin recordar nada de lo ocurrido en su vida durante ese tiempo. Mauricio está ahora casado con su hermana Camila y además tienen un hijo. Aunque trata de rehacer su vida, es torturada por sus propios recuerdos, que le muestran que en ese tiempo ella se llamaba Lorena y además estaba profundamente enamorada de otro hombre llamado Braulio (Juan Martín Jaurégui).
Julia tratará de descubrir qué ha sido de ella en ese lustro y aclarar sus propios sentimientos, decidiéndose entre Mauricio y Braulio.

[¡OJO! Si estás viendo o tienes pensado ver esta telenovela, quizás deberías esperar a terminarla para leer esta crítica. Puede contener ‘spoilers’.]

DATOS y TRÁILER
16 capítulos. México (Televisa), 2016. Productora ejecutiva: Silvia Cano.

PERSONAJES y ACTUACIONES
“Sin rastro de ti” tiene un elenco muy reducido, pero muy bien escogido. Para empezar, creo que ha sido un acierto elegir a Adriana Louvier como protagonista, como Julia, un personaje bastante diferente a su María Dolores de “Yo no creo en los hombres”. Julia es una mujer con carácter, pese a lo que le toca vivir. Una mujer moderna e independiente, con estudios, que lidia con una familia complicada y que vive perdidamente enamorada de su novio, Mauricio, hasta que desaparece sin dejar rastro.
*Adriana Louvier y Danilo Carrera, Julia y Mauricio.
Adriana ha hecho un personaje muy natural y ha demostrado una muy buena química con su compañero, Danilo Carrera (Mauricio, en la historia). Este, al que no conocía, ha sido uno de los descubrimientos de esta telenovela. Aunque al principio se le ve poco desenvuelto, no tarda en hacerse con el personaje y llevarlo con gran soltura. Como os decía, las escenas que tienen Adriana y él son una delicia, por la química que derrochan. Espero, de verdad, que vuelvan a repetir como pareja en algún proyecto.
Ana Layevska cierra el triángulo principal como Camila, la hermana de Julia y su antítesis: caótica, alcohólica y algunas cosas más. Un personaje muy interesante, con muchos matices, que da mucho juego en la historia y que Ana borda. Confío en que Camila le suponga que se le abran de nuevo las puertas de Televisa, tras unos años en Telemundo en los que, para mí, estuvo un poco desaprovechada.
*José Elías Moreno es Raúl Santillana.
Tres primeros actores refuerzan el elenco. El primero de ellos es José Elías Moreno, que interpreta a Raúl, el padre de Mauricio, un empresario casado y divorciado en incontables ocasiones, sin escrúpulos, que se lanza a la política. Tan pocos escrúpulos como Raúl son los que tiene Ángel, el padre de Julia y Camila, interpretado por Roberto Blandón: un borracho, ludópata, capaz de vender a sus propias hijas, como se muestra en la historia. Un personaje tan patético, que en el fondo acaba provocando cierta ternura y que para mí es uno de los mejores personajes que tiene la historia. El trío de primeros actores lo cierra Fernando Ciangherotti, como el doctor Samuel Miller, un médico de grandes ambiciones, que al principio parece un personaje muy plano, pero que una vez que muestra el por qué actúa como actúa, su actitud se revela hasta en cierto punto comprensible, límites éticos y morales aparte.
*Alejandra Robles Gil es Érika.
Los tres brillan con sus personajes. Tanto José Elías como Roberto y como Fernando demuestran por qué en el género tienen la etiqueta de primeros actores.
Junto a Miller se encuentra Rebeca, una doctora interpretada por Tiaré Scanda que da mucho juego en la historia, y que Tiaré, a la que no conocía, lleva muy bien.
El elenco lo completan caras jóvenes como Juan Pablo Minor, que interpreta a Luis, el hombre que encuentra a Julia después de cinco años desaparecida y que se vuelve gran amigo suyo, y Alejandra Robles, que interpreta a Érika, la hermana de Mauricio, y amiga de Julia. Por separado, tanto Juan Pablo como Alejandra han hecho un magnífico trabajo, y han supuesto para mí dos grandes descubrimientos. Juntos han demostrado una química tremenda, dando lugar a una pareja muy tierna.
*Gema Garoa es Galina.
No quisiera terminar sin hablar de Juan Martín Jaurégui, que interpreta a Braulio, otro personaje clave en la historia. A Juan Martín lo conocía de “Los miserables” y me alegra que le vayan dando papeles de más peso, porque tiene madera. A quien no conocía, y me gustó muchísimo, es Gema Garoa, que interpreta a Galina, la mujer de Raúl, un personaje complicado, que debe lidiar con muchas cosas a lo largo de la telenovela. Como quien dice, acaba de llegar al género, pero le auguro un largo camino, porque lo vale, como ha demostrado con Galina.
Se agradece también haber visto por ahí, en cierta forma como actuaciones especiales, a Juan Pablo Medina, a Pablo Perroni, a Marcela Morett, a Cecilia Gabriela y a Arcelia Ramírez.

TRAMAS
Argumentalmente, la telenovela cuenta con cosas a favor y otras en contra.
A favor, indudablemente, el punto de partida: una joven, a punto de casarse, regresa tras cinco años desaparecida, sin recordar qué le ha pasado durante ese tiempo. Vinculadas a ese punto de partida hay tramas muy interesantes, que introducen elementos de ciencia ficción, de esos que muy pocas veces se ven en el género: experimentos científicos, mutaciones genéticas, poderes y capacidades sobrehumanas…
*Ana Layevska y Danilo Carrera, en una escena.
No falta tampoco el amor. La historia de Julia y Mauricio se retoma después de ese tiempo muerto, de esos cinco años que ella ha estado desaparecida. Se retoma, pese a que Mauricio se ha casado con Camila, la hermana de Julia, y ha tenido un hijo con ella, por una simple razón: Mauricio sigue amando a Julia y Julia sigue enamoradísima de él. Ver a Camila hacer pequeñas maldades y descontrolarse por la vuelta de Julia es algo que se disfruta mucho, desde el momento que su hermana reaparece y casi hasta el último momento.
A lo largo de los dieciséis capítulos que la componen, se dan otras tramas secundarias muy interesantes, como las disputas por un escaño en el senado entre Raúl Santillana y Julián Reynoso, dos políticos sin escrúpulos y capaces de todo por hacerse con un asiento en la cámara. Es interesante ver cómo las esposas de ambos, Galina y Magally se meten en sus carreras, protagonizando casi una guerra paralela a la que mantienen sus maridos.
Como os comentaba en el apartado anterior, son muy interesantes las tramas en las que se ve metido, casi siempre buscando dinero, Ángel, o el romance tan bonito que mantienen Luis y Érika.
*Julia, en el momento de su 'regreso'.
El gran contra de la historia es, para mí, su ritmo. Son dieciséis capítulos, pero hay tranquilamente seis o siete en los que apenas se avanza con ninguna de las dos tramas principales: qué pasó con Julia durante el tiempo que estuvo desaparecida y su historia con Mauricio. Sí, hay muchas telenovelas que adolecen de esto, pero... ¡Es que esta tiene dieciséis capítulos! Igual influye el que yo la haya visto capítulo a capítulo, no sé…
Hay también cosas que me sobran, como el reencuentro de Érika con su madre, que no aporta nada a la historia. Ya puestos, me hubiera gustado también que tratasen con más profundidad la homosexualidad del compañero de piso de Luis, solo mencionada en dos ocasiones.
La historia se cierra con un final en el que se atan todos los cabos… Menos uno. Pese a que se nos dice que a Julia pueden haberle quedado secuelas, como consecuencia del tratamiento al que fue sometida, no se nos aclara qué tipo de secuelas o si finalmente le han quedado o no.
El final tiene grandes dosis de acción y, para mí, deja la historia cerrada, por mucho que desde Televisa, e incluso algunos actores, hayan afirmado que da pie a una segunda temporada.

MÁS COSAS
*Una de esas escenas con muy buenos efectos especiales.
“Sin rastro de ti” es una telenovela, estéticamente, de matrícula de honor. Puede ser el producto con mejor realización de la historia de Televisa, al menos, de lo que yo he visto. Se ha apostado por exteriores y ambientes reales (casas, apartamentos, hoteles…) y el uso de decorados ha sido mínimo. Para que os hagáis una idea, calculo que un 90 por ciento de las escenas de la telenovela se hallan rodadas en exteriores o escenarios reales; el resto, en decorados, muy bien conseguidos, dicho sea de paso.
Respecto de los exteriores, hay de todo, desde calles y lugares públicos a playas, pasando por pequeños lugares de provincia, que hacen que el producto sea muy agradable de ver.
A nivel de efectos especiales, se nota que cuando hay presupuesto, Televisa es capaz de hacer cosas magníficas. Aquí hay accidentes, caídas, golpes y muchas escenas de acción que parecen reales y algunos de ellos resultan hasta sobrecogedores. La telenovela apuesta también por planos y movimientos y juegos de cámaras que no son muy habituales en el género, pero que habiendo presupuesto y tiempo, se hacen y quedan, encima, más que bien, como es el caso.
*Elenco al completo, en una fotografía promocional.
Estupendas también las fotografías promocionales (algunas acompañan esta crítica) y la entrada.
Sobre la musicalización, me parece destacable que, en contra de lo que han hecho otras telenovelas cortas, esta apueste por un tema con letra y no instrumental tanto para la entrada como para las escenas románticas entre sus protagonistas. Hablo del tema “Que lo nuestro se quede nuestro” de Carlos Rivera, que le viene como anillo al dedo a la historia. Un acierto más, aunado a unos ‘soundtracks’ estupendos.
Nada que objetar respecto al vestuario, un vestuario de tipo ‘casual’ que me parece acorde con el ambiente en el que se mueve la historia.

Resumiendo, una telenovela con un elenco reducido pero sólido, una realización magnífica y un arco argumental sencillo, en general con buen ritmo y una trama central que da pie a que lleguen al género tramas de ciencia ficción, que rara vez se ven.

~PUNTUACIÓN FINAL: 8,3~