miércoles, 13 de julio de 2016

I CONCURSO DE CRÍTICAS DE TELENOVELAS 'HdT': "La madrastra" (Televisa, 2005). Por Paco.

Guardaba vagos recuerdos de su emisión en Antena 3 hace ya más de 10 años y de su interrumpida emisión en La Siete allá por 2014, pero las buenísimas críticas de las que gozaba, la excelente aceptación internacional de la que gozó, un elenco de lo más sobresaliente, una historia de intriga y un productor que en aquella época era garantía de éxito fueron los alicientes suficientes para que en agosto del año pasado me lanzara a ver "La madrastra" protagonizada por los hoy primeros actores, Victoria Ruffo y César Évora. Haré la crítica evitando en todo lo que pueda caer en spoilers.


Sinopsis y personajes:
La historia ocurre 20 años atrás en un viaje a la ciudad de Aruba, al que asisten María (Victoria Ruffo) , su marido Esteban San Román (César Évora) , las tías de este; Alba y Carmela San Román (Jacqueline Andere y Margarita Isabel), los socios de Esteban con sus respectivas mujeres, Demetrio Rivero, Daniela Márquez, Bruno Mendizábal, Fabiola Morán, Arturo Ibáñez, Patricia de Ibáñez y
Servando Maldonado (Guillermo García Cantú, Cecilia Gabriela, René Casados, Sabine Moussier, Montserrat Oliver y Lorenzo de Rodas, respectivamente), en ese viaje Patricia es asesinada, María encuentra el cadáver y toma del suelo el arma homicida, provocando que piensen que ella cometió el crimen y por el que va a parar a la cárcel durante 20 largos años.
Ahora que María está libre, solo piensa en volver a ver a sus hijos: Héctor y Estrella, y vengarse por todo los daños que le hicieron. Pero las cosas no son tan fáciles ya que Esteban les hizo creer a sus hijos que su madre murió. Otro propósito de María es demostrar que ella no mató a Patricia y que fue otro de los que asistieron a aquel viaje, María reúne a su esposo y amigos y todos se quedan impresionados por verla viva y frente a ellos. Todos la odian porque su regreso puede desenterrar secretos del pasado que todos creían enterrados, y es que todos tenían un motivo para matar a Patricia, pero no se imaginan que María en la cárcel se ha convertido en una mujer dura y cruel, y no está dispuesta a volverse a dejar pisotear por nadie más.

Actuaciones:
Como comentaba antes, uno de los principales alicientes para ver la telenovela era el espectacular elenco, formado por lo mejor de Televisa en aquel momento. No obstante, de poco sirve tener los ingredientes de la paella listos y en su medida perfecta si luego no se saben cocinar bien, y yo creo que esto es lo que sucedió con el excelso reparto de la telenovela. Una irregular dirección actoral de los actores (valga la redundancia) dio como resultado eso: actuaciones bastante irregulares y que podían haber dado bastante más de sí.
Empezando por la pareja protagonista, Victoria Ruffo, grandísima primera actriz, nos regaló a una María demasiado floja si la comparamos con las protagonistas de las anteriores versiones. Pero es algo que no me extraña viendo las actuaciones de Vicky cuando en el resto de telenovelas producidas por Salvador Mejía en las que ha participado (como Abrázame muy fuerte o Triunfo del amor) su actuación se ha basado en un recurso que a Victoria se le da muy bien y del que se abusa en exceso en sus producciones: llorar, llorar y llorar. Es algo que al principio puede enternecer y conmover al espectador, pero que al final acaba cansando bastante. No obstante, pasando por alto este detalle, Victoria cumple de forma eficiente con el papel con esa maestría y veterania de la que gozan sus interpretaciones, dándonos a una María cariñosa, excesivamente frágil en lo referente a sus hijos, pero que sabe sacar las garras cuando y con quien toca.
César Évora, un actor de los que ya no quedan, nos obsequió con otra de sus legendarias actuaciones, ofreciéndonos a un Esteban comido por los remordimientos de haber abandonado a su mujer en una cárcel extranjera, haber mentido a sus hijos y haber sustituido a su supuesta difunta esposa por una mujer inventada.  Esteban es un personaje complejo lleno de matices que evoluciona de forma muy buena durante toda la novela. Es un personaje que al principio se nos presenta como un hombre cobarde y con la suficiente sangre fría para mantener una mentira tan grave durante 20 años, pero después va evolucionando y se nos presenta su verdadera cara: un hombre fácilmente manipulable que se vio influenciado por todo y todos de forma negativa y que sufrió tanto o más que la protagonista con unas carencias afectivas (y sexuales, por qué no decirlo) durante tanto tiempo, que tuvo cuantas mujeres quiso pero sin que le aportaran lo que Maria le dió.
La química entre ambos actores la hace una de esas parejas míticas de telenovelas, que te crees, con las que sufres y que traspasan la pantalla, algo que por lo visto ha sido garantía de éxito, puesto que no han sido pocas la veces que han repetido como pareja con gran resultado (como ya se vió en Abrázame muy fuerte años antes, o posteriormente en Triunfo del amor y Las amazonas).
La 3ª en discordia en la historia es la villana, Alba San Román, interpretada de forma excepcional por la grandísima Jacqueline Andere. Alba es una de esas villanas malas, pero malas de verdad, que recurre a las peores bajezas en su propio beneficio y con tal de hacerle daño a María, hacia la que siente un odio inexplicable para el espectador desde el inicio, pero que conforme pasan los capítulos se nos revela un detalle mediante pequeñas sospechas que esconden un impactante secreto sobre Alba que se confirma al final de la historia.
Sospechosos del asesinato de Patricia son también el matrimonio formado por Daniela (Cecilia Gabriela) y Demetrio (Guillermo García Cantú).

Cecilia Gabriela, como la excelente actriz que es, nos regala a una Daniela inicialmente frágil, pero realmente frívola, interesada y obsesiva con las apariencias sociales. Un personaje antagónico con muchos matices y con un  final injusto si lo comparamos con el de otros personajes que cometen peores acciones y salen algo mejor parados, resuelto a la perfección por Cecilia, de la que quiero resaltar unas cuantas cosas. Una de ellas son sus preciosos ojos verdes, quizás uno de los más bellos del género; otro detalle a resaltar y que me ha sorprendida es la grandísima química y la complicidad que logra con Victoria Ruffo, la misma que logró con otras actrices excelentes como Lety Calderón en "A que no me dejas" o con Mayrin Villanueva en "Mentir para vivir", una actriz empática, con temperamento y que también sabe llenar la pantalla. Una lástima el haber estado tan desaprovechada por Televisa.
Guillermo García Cantú nos presenta a Demetrio, un personaje relativamente calmado y bastante patético en toda la extensión de la palabra que arrastra traumas mil desde su juventud, lo que le convierte en un hombre inseguro e impotente, personalidad que se va tornando y degradando conforme transcurre la historia. Interpretación óptima de Cantú, sobretodo en la recta final de la novela.
Si hablaba antes de actuaciones irregulares en la historia, entre ellas se encuentra la del otro matrimonio sospechoso, formado por Bruno (René Casados) y Fabiola (Sabine Moussier).
René Casados representa a Bruno, un personaje al que intentan vender como oscuro y misterioso, pero al que la sobreactuación del actor y la esperpéntica caracterización del personaje lo dejan como una especie de caricatura elevada al exceso. Un personaje bastante mal creado en mi opinión al que otro actor podría haber sacado más jugo y de mejor manera.
Claro que si hablamos de la sobreactuación de René Casados, su pareja en la ficción, Fabiola (Sabine Moussier) tampoco se queda atrás. Sabine es una mujer espectacular en cuanto a físico y belleza, pero que con los años se ha quedado encasillada en el papel de villana loca y desquiciada con la misma expresión en el rostro de forma constante (ojos saliéndose de la órbita y boca medio abierta), papel para el que se supongo que ya ni debe estudiar, pero que dentro del terreno de la sobreactuación que en ocasiones requiere el personaje resuelve de forma correcta. Fabiola es una de esas villanas florero, entiéndase como aquellas malas pesadas que no se sabe por qué lo son, sin nada mejor que hacer que tocar las narices con el bolso colgado y marcando palmito, hasta que en este caso una tragedia marca su vida y la de su marido y pasa de victimaria a víctima.
Si hay un personaje que se lleva todos los elogios para mi, ese es el de Carmela, interpretado de forma excelente por la grandísima Margarita Isabel. Carmela representa el prototipo de la tía que todos quisiéramos tener: cariñosa, comprensiva, graciosa, pero también apocada y excesivamente dependiente de su hermana mayor Alba, quién la domina y la manipula a su antojo, somentiéndola, humillándola y maltratándola física y psicológicamente, y a quien está unida por un secreto que sólo ellas conocen (SPOILER: una de ellas es la madre de Ángel, el hijo menor adoptivo de Esteban. FIN DEL SPOILER). Un personaje excelente del que te encariñas y con el que te lo pasas genial interpretado de forma sobresaliente por Margarita Isabel.
Cierra la lista de sospechosos don Servando Maldonado, interpretado por el fallecido Lorenzo de Rodas. El anciano actor nos presentó a un personaje de lo más miserable, avaro y ruin que pueda existir, no sólo por su obsesión con el dinero (capaz de cortarse una mano con tal de no gastarse un céntimo), sino por un acto despreciable cometido por él que hundió a María años atrás al mentir en el juicio incriminándola como la asesina de Patricia en conciencia (SPOILER: sólo él sabía quién era el verdadero asesino. FIN DEL SPOILER). Se deberá al hecho de que Lorenzo de Rodas era un actor de la vieja escuela y yo soy demasiado joven, pero creo que otro actor hubiese interpretado mejor su papel.
Repasadas las actuaciones del elenco maduro, llegamos al elenco joven, el más irregular de la telenovela.
Por una parte encontramos los papeles de Ana Layevska y Mauricio Aspe (Estrella y Héctor, hijos de María y Esteban). Ana, como ha demostrado infinidad de veces, es una excelente actriz, maltratada de forma bestial por los productores que le han encasquetado papeles muy por debajo de su potencial. En este caso, cumplía con su papel de Estrella de forma notable dando lo mejor de sí dentro de lo insoportable del personaje.
No puedo decir lo mismo de Mauricio Aspe, al que he visto en un par de novelas y nos ha "regalado" actuaciones bastante limitadas, pero en este caso no está a la altura de ninguna forma. Nos presenta una actuación excesivamente fría e inexpresiva, haciéndose patente en varias ocasiones por su parte el uso del apuntador, y en lugar de darle algo de emoción se limita a soltar el texto.
Mike Biaggio interpreta a Ángel, el hijo cuyo origen todos desconocen. Aunque la edad del actor doblaba prácticamente a la del personaje, Mike resuelve con eficiencia y entusiasmo su personaje, defendiendo a un chico noble y fiel que dista mucho de los villanos canalla que ha interpretado en sus últimos trabajos. Creo que una de las mejores, sino la mejor actuación del elenco joven.
Eduardo Capetillo interpreta a Leonel Ibáñez, hijo de la fallecida Patricia. Si os soy sincero, Eduardo no es un actor que me entusiasme demasiado, ya que lo veo como una versión un poco más mayor de Eugenio Siller (actor mono pero bastante deficiente a nivel actoral al que sus compañeras protagónicas suelen comerse y eclipsar en la actuación) pero debo decir que le vi muy bien en este personaje que tanto ha sufrido la falta de su madre y que ve en María la imagen de su madre creyendo amarla.
Las guapísimas Mariana Ríos y Michelle Vieth (Lupita y Vivian) interpretan de forma correcta a sus personajes (una más que otra). Mariana es una actriz muy atractiva, pero personalmente creo que la actriz estaba bastante crecida para el personaje tan ingenuo e infantil que interpreta. Buscando en las filas de Televisa del momento, creo que a actrices como Kika Edgar, Sara Maldonado o Maite Perroni les hubiese pegado más el personaje. Michelle Vieth está bastante irregular a nivel de actuación, pero dentro de lo que exige el personaje, cumple. Como observación decir que veo un poco absurdo que le obligasen a forzar un acento que no se sabía de donde venía y que quedaba demasiado falso.
Martha Julia demostró una vez la excelente actriz que es interpretando a Ana Rosa, sobrina de Daniela y prometida de Esteban, otro personaje triste al que inicialmente se le coge manía por lo pesada que llega a ser pero al que al final le tienes lástima por todo lo que ha vivido en un pasado marcado por la manipulación de su tía, la muerte de su madre y un episodio de abusos sexuales.
Los también guapísimos José Luis Reséndez y Sergio Mayer interpretaron a Greco y Carlos. Las 2 caras de la moneda tanto a nivel de actuación como de personajes. José Luis nos presenta de forma excelente a un Greco noble, caballeroso, servicial y enamoradizo, el hijo que toda madre quiere para sus hijas y el yerno perfecto para toda suegra, mientras que Sergio nos presenta a Carlos, un hombre mezquino y sin escrúpulos, capaz de todo por dinero interpretado de forma bastante mediocre, fría y sin ningún entusiasmo ni emoción por parte de Sergio.
Siguiendo en el elenco juvenil, encontramos a Ximena Herrera, encarnando a Alma, la amiga perfecta para cualquier persona. Alma interpretó con mucha autenticidad su personaje, dotándole de mucha ternura y candidez. El único error que encuentro es la nula química con Mike Biaggio y el personaje de Ángel, y me da la impresión que fue una pareja que los guionistas improvisaron para cubrir el cupo.
Volviendo con los actores más veteranos, nos encontramos con Ana Martín (Socorro). Con Ana tengo un problema: es una auténtica señora actriz como la copa de un pino, pero me da la sensación (supongo que como a mí, a otros muchos) que como Victoria o Sabine Moussier, lleva años y años interpretando el mismo papel de la misma forma, con los mismos gestos, chascarrillos y expresiones. Lástima que una profesional de este calibre esté tan desaprovechada y reducida a papeles tan monótonos.
Otra gran primera actriz que participa en la telenovela es Patricia Reyes Spíndola, interpretando a la sordomuda Venturina. Como la maestra de la actuación que es, Patricia interpreta de forma perfecta el papel de sorda, interpretándolo de forma creíble, obviando unas pocas exageraciones en determinados momentos.
La cantante Irma Serrano interpretó a La Duquesa, personaje cómico y un tanto caricaturizado y esperpéntico, pero no muy bien interpretado por esta veterana cantante, que al fin y al cabo era eso, cantante y no actriz. Eran muy visibles sus dificultades para aprenderse guiones y su improvisación de guiones en determinados momentos.
Cerrando esta 1ª parte, nos encontramos con otros 3 primeros grandes actores: Carlos Bonavides, Arturo García Tenorio y el difunto, Joaquín Cordero.
Carlos y Arturo nos traen 2 personajes tragicómicos que le ponen la nota humorística a la novela encarnando al Pulpo y a Da Vinci. Carlos interpretó a la perfección uno, sino el que más, de los personajes más tristes de la novela, con el que el espectador sufre, llora y se ríe. Arturo por su parte nos interpreta con notable experiencia el personaje del padre y marido que todos quisiéramos tener, protector, bonachón, noble, fiel y leal hasta el final.
Y por último, queda hablar del difunto Joaquín Cordero en el papel del padre Belisario, interpretando con la experiencia que avalaba a un actor de este calibre el papel de como deberían ser los sacerdotes en la vida real. Una cátedra de actuación digna del maestro que era Joaquín.

Tramas:
La novela pincha de forma exagerada en el desarrollo de la trama principal, la referida al asesinato de Patricia, que desgraciadamente se pierde entre otras muchas llegando a convertirse en una trama muy muy secundaria en todo el sentido de la palabra y que sólo cobra fuerza en los 20 últimos capítulos.
Hay demasiadas historias secundarias que acaban distrayendo al espectador del verdadero objetivo de descubrir quién mató a Patricia, entre las que encontramos las múltiples historias de amor (muchas de ellas forzadas a más no poder, como la independización de Ángel).
No obstante entre todas las historias subterráneas hay unas cuantas que me parecieron interesantes y de las que pudo haberse sacado más jugo de haberse desarrollado mejor, entre las que se encuentran la trama referida al hijo de Bruno y Fabiola, la de los abusos sexuales sufridos por Ana Rosa en su infancia o el misterio respecto al origen de Ángel.
Otras tramas que veo interesantes y que contrastan con el tono fúnebre y tétrico de la novela son las tramas cómicas protagonizadas por El Pulpo, Da Vinci y Socorro. Pueden resultar un poco payasas o ridículas según como se miren, pero la verdad es que te ríes con ellas.
Por otra parte, hay situaciones que se repiten de forma constante durante toda la novela que acaban agotando al espectador a más no poder, como las constantes peleas y desprecios de María por parte de sus hijos, los mismos desprecios de Carlos hacia el Pulpo, las derivadas de la amargura de Alba, que ni vive ni deja vivir a nadie, los ataques de histérica aburrida de Fabiola... Así mismo, hay una serie de muletillas que se repiten por parte de determinados personajes incontables veces durante los 120 capítulos ("Mis hijos", "20 años", "El asesino de Patricia", "Cállate Carmela"...).
Hay historias de amor por un tubo, como decía antes. Unas mejor llevadas que otras, entre las que cabe destacar la de Lupita y Leonel y por supuesto la de María y Esteban, cuyo buen desarrollo se vio favorecido por la grandísima química que hay entre ambos actores.
La recta final de la novela es explosiva y se vio favorecida por el excelente desarrollo de los hechos, de forma trepidante y ágil (todo lo ágil que no fue en los 100 episodios anteriores) y resolviéndose de forma perfecta y emotiva el resto de tramas, si bien hay que destacar (como comentaré más adelante) los incontables errores de guión e incoherencias que se vieron durante toda la novela, pero mucho más acentuadas en estos capítulos finales.
Respecto al asesino y su descubrimiento, decir que se responde al esquema de las novelas típicas de misterio,  se dan muchas vueltas respecto a su identidad, pero de un tiempo a esta parte el personaje va mutando y comienzas a ver una cara que no conocías, hasta que finalmente todo se reduce a unos pocos.
Me gustó el hecho de que se jugaran con pistas como el diario de Patricia (en el que de desvelaba que no era la blanca paloma que todos creían), las cartas que dejó Servando y otros elementos como la gabardina que usaba el asesino cada vez que actuaba, unos misteriosos zapatos rojos y el peinado de un/a de los/as sospechosos/as (SPOILER: pistas que sin ser necesariamente falsas, tampoco aportan mucho y únicamente distraen al espectador. FIN DEL SPOILER).
Comentar que me pareció un fallo garrafal (uno de tantos) por parte de los guionistas el hecho de convertirla/o en un/a loco/a desquiciada/o de un capítulo a otro y en un asesino en serie cuando tengo entendido que en las versiones anteriores, el asesino no era un ningún psicópata fetichista como en este caso, sino que mató por impulso.

Producción:
Debe ser que se gastaron todo el presupuesto disponible en contratar a tan magno elenco y en los preciosos trajes que lucía Victoria (no repitió vestido en 120 capítulos), porque la verdad es que viendo lo que vino antes (Rubí, el circo Mujer de Madera con los espectaculares paisajes y exteriores) y lo que vino después (Alborada), la producción de la Madrastra se queda bastante coja y pobre, algo auspiciado por los escasos exteriores y el abuso excesivo de unos interiores apagados y oscuros que hacían que la telenovela pareciese 10 o 15 años más antigua de lo que era. Hay escenarios (como el hospital) que se ven demasiado acartonados y falsos, pero otros como la mansión San Román muy bien construidos y diseñados, pero que, como la novela en sí se ve con un aire demasiado gótico.
Otros escenarios muy bien logrados son los de la mansión de Daniela y Demetrio, y la de Fabiola y Bruno. Preciosas son también las localizaciones de Xochimilco así como las trajineras y su ambientación.

Errores de guión y fallos argumentales:
Escribir una novela de misterio entiendo que da pie a que en el guión se den fallos argumentales, pero lo de La madrastra fue de traca en muchísimos aspectos.
-Para empezar, no se entiende como Héctor y Estrella nunca han sabido o, al menos supuesto, que Maria pudiese ser su madre. Me resulta muy retorcido el pensar que Esteban pudiese haber quemado todas las fotografías suyas y de María con sus hijos. Y de haber sido así, ¿acaso no disponían de documentos como su partida de nacimiento en el que se supone que consta el nombre de los progenitores? ¿No existen en México los libros de familia?
-Esto ya es ser un poco quisquilloso, pero me resulta cuanto menos curioso cómo puede ser Estrella tan rubia y clara de piel cuando tanto sus padres, como su hermano como sus tías son morenos de piel y de cabello.
-¿Qué clase de padre deja que sus hijos decidan por su vida y le digan con quien debe o no debe salir? ¿Qué esposo consiente que sus hijos maltraten psicológicamente a su esposa de una forma tan bestia y despiadada sin llamarles la atención ni defenderla en ningún momento?
-Si los cálculos no me fallan, Ángel tiene alrededor de 19 años. Voy a pasar por alto el hecho de que con 19-20 años ya haya acabado la carrera y trabaje en la empresa familiar porque desconozco cómo funciona el tema académico y universitario en México, pero me pareció un tropiezo que Esteban lo quisiese hacer pasar como hijo de su supuesta esposa muerta hace 20 años, cuando haciendo cuentas nació a los 6 meses de que su supuesta madre muriese. Un error todavía más garrafal lo encontramos en el hecho de que Patricia chantajease a 2 de las sospechosas en contarle a todo el mundo que Ángel era hijo de una de las 2.
¿Cómo narices sabía Patricia de la existencia de Ángel cuando aún le faltaba medio año para nacer?
-SPOILER: en una escena, se encuentran en un salón algunos de los sospechosos del asesinato, María y su socio. El socio toma accidentalmente una copa envenenada que iba para Maria, pero afortunadamente ninguno de los 2 muere. Sabiendo que el asesino llevaba tiempo atentando contra ella y que se encontraba presente, ¿no hubiese sido más lógico reducir la lista de sospechosos a los que había presentes en aquella reunión en vez de seguir divagando con el resto? FIN DEL SPOILER.
-El padre Belisario es uno de los pocos personajes que conoce el nombre del asesino, en secreto de confesión eso sí. Me parece moralmente reprobable el hecho de que vea ante sus propias narices como muere gente y no diga nada aún amparándose en ese secreto de confesión.
-En la recta final de la historia, María y Leonel viajan a Aruba con el fin de recabar información sobre lo ocurrido en el asesinato. Hay 2 cosas que me desconciertan en ese viaje:
-Ambos acceden a la caja fuerte de la habitación en la que se hospedó Patricia hace 20 años, con la misma clave. ¿? ¿En serio es posible que hayan pasado 20 años sin que haya cambiado la clave de la caja fuerte de un cuarto de hotel?
-En el hotel se encuentran con un testigo que afirmó haber visto salir del cuarto de Patricia al asesino reconociéndole por el peinado. Dicho sospechoso es detenido y llevado a juicio. No conozco mucho de la materia legal, pero ¿es posible detener y enjuiciar a una persona por un elemento minúsculo y subjetivo como el aspecto físico y capilar lucido 20 años atrás?
-Otra persona es detenida a la vez y acusada del mismo crimen (SPOILER: por una carta de Servando. FIN DEL SPOILER). ¿Es legítimo detener a alguien por algo tan subjetivo y sin investigación ni aprobación previa? (Porque si la respuesta es sí, ahora mismo puedo esconder una joya y escribir una carta anónima inculpando a mi enemigo acusándole de habérmela robado para que le detengan). María fue condenada en su día a cadena perpetua. SPOILER: Uno de los detenidos es condenado por el mismo crimen a la pena de muerte en Aruba. FIN DEL SPOILER.
Hay un personaje antagónico que hunde a uno de los detenidos dando un falso testimonio y acusándole del crimen. ¿No debería ese personaje haber sido detenido por complicidad?
-Aruba está a 7:30 h de la Ciudad de México (eso el vuelo más corto y con 1 escala), mientras que el vuelo más largo dura 10:30 h (con 2 escalas). Destacar también que no hay vuelos directos. En los últimos capítulos vemos como muchos de los personajes se plantan de México a Aruba parece que por arte de teletransporte, ya que los vemos ir y venir el mismo día con la misma ropa (obviando lo caro que es un boleto de avión).
-El asesino se planta en Aruba con todo un arsenal de armas, disfraces y trastos varios, lo que me resulta cuanto menos curioso puesto que todos los que acudieron a Aruba (medio elenco de la telenovela) acudieron de improviso y me es difícil de entender en qué momento tuvo tiempo de empaquetar y llevarse todos los bártulos. Misterioso también que pasara el control de armas como si tal cosa.
-Una vez descubierto el asesino, es condenado a no se sabe cuántos años de prisión y juzgado en México. ¿¿?? María fue juzgada a cadena perpetua en Aruba, los anteriores sospechosos también fueron extraditados y juzgados en Aruba, sin embargo el asesino fue juzgado en México y condenado en una prisión mexicana. Quiero pensar que Liliana Abud tenía prisa el día que escribió ese guión e hizo un apaño para salir del paso, porque de todos, este me pareció el fallo más gordo.

Obviando todos los fallos (que como habéis visto no son pocos) y en resumen de todo lo ya comentado, decir que "La madrastra" es una buena telenovela, de lento desarrollo hasta sus últimos capítulos, arropada por un excelente elenco pero entretenida y llevadera. Recomendable si os gustan las historias románticas y con cierto misterio.

Nota: 8,5.
Lo mejor: el elenco, una pareja con química y la especie de Cluedo que surge a raíz del asesinato de Patricia, así como el juego de pistas que se va siguiendo hasta descubrir al asesino.
Lo peor: tramas secundarias alargadas a más no poder que no hacen más que distraer al espectador del objetivo principal, que es descubrir quién es el verdadero asesino, actuaciones de determinados actores demasiado acartonadas y fingidas, producción y ambientación oscuras.


¿Quién de los 9 mató  a Patricia?


~CRÍTICA REALIZADA POR PACO~

8 comentarios:

Lucía dijo...

Hola
Me ha encantado la crítica, muy detallada y tomando en cuenta todos los detalles.
Yo la vi cuando la emitió Antena3 por las mañanas y en especial recuerdo un día de huelga que la emitieron desde las diez de la mañana hasta casi las dos de la tarde que no me pude mover de delante de la pantalla porque estaba atrapada por la intrigante trama a la que contribuyó de manera eficaz la música incidental.
No sé si sabréis que por el décimo aniversario se rodó un nuevo final en el que participaron todos los actores principales donde se dio un nuevo resultado con otro asesino. Creo que contó con diez capítulos nuevos.
En hora buena.
Un saludo.

tessa dijo...

Gafemo!
Cada dia alucíno mas! Madre mia! Que miran los capitulos escribiendo?
Ya contaras si se hace así......saben todos los detalles....buff. vaya nivel!

todotelev dijo...

Mi novela favorita, de la cual han sacado muchos actores para la procduccion de Las Amazonas (2016)

eNi dijo...

¡Que buena! me encantó la parte donde detalla los errores del guión, FUE FANTÁSTICO.
Enhorabuena Paco.
Espero ansiona la siguiente crítica.

Paco dijo...

Muchisimas gracias a todos por la buena acogida que le habéis brindado a mi critica!!!! Así da gusto escribir, y desde aquí quiero agradecer a Gafemo la oportunidad que nos ha dado de poder participar en este concurso, he disfrutado muchisimo redactándola

lolita dijo...

felicidades! por que la critica es muy buena, muy detallada y la verdad que me ha gustado mucho como la has desarrollado. me voy a animar a ver la madrastra!!
saludos!

Juan José dijo...

Buena crítica de `` La madrastra ´´ , Paco .

Como ya dejé comentado en otra ocasión , pude verla en La Siete en 2014 , durante el tiempo que duró reconvertido como canal de telenovelas ( ¡ sólo cuatro meses ! ) . Es una maravilla , y teniendo en cuenta que la protagonizan dos pesos pesados de Televisa como son Victoria Ruffo y César Évora , lo es aún más .

Me quedé y se quedó la emisión entre los capítulos del 70 al 80 aproximadamente , y exactamente ( perdón por el spoiler , pero hasta ahí pude verla ) en el capítulo en el que María sufre un intento de asesinato por estrangulamiento con una cuerda por parte del asesino de Patricia a las puertas de la mansión San Román , algo que después Carmela le cuenta a Alba mostrándole la cuerda .

Por lo general , Paco , una historia a lo Cluedo , como dices , y con algo típico en este género : la protagonista empieza la novela en la cárcel por un delito que no hizo , o bien termina presa al principio de los 30 , 40 ó 50 primeros capítulos aproximadamente .

Me ha encantado todo lo que has escrito . ¿ Qué telenovela no tiene simples fallos argumentales que ahí están , aunque si se corrigieran la historia terminaría coja sin razón de ser ?

Felicitaciones , amigo .

Marciele Paiva dijo...

Crítica perfeita!