martes, 31 de mayo de 2016

OS RECOMIENDO...

Desconozco si se ha publicado en la versión en papel, o solo en la digital, pero el pasado fin de semana, el diario "La Vanguardia" publicaba un interesante artículo sobre el pasado, presente y futuro de las telenovelas latinoamericanas en España.  
Un reportaje escrito por el periodista Toño Fraguas en el que un servidor ha colaborado a través de una pequeña entrevista, junto a Blanca de Lizaur, una española afincada en México, investigadora en estudios culturales, comunicación y literatura y con una tesis doctoral centrada en el género.  

Si leéis el artículo, cuatro  cosas... Soy Gafemo (y no 'Grafemo', como se lee en una ocasión); "Las Bandidas" fue una coproducción entre Televisa (México) y RTI (Colombia), pero yo la consideraría colombiana y TVE la emitió completa, pero en modo 'acelerado' y, por último, "El Señor de los Cielos" se emitió (pasado) en Nova. 
Por lo demás, agradecerle a Toño la invitación y el que haya insistido en que no soporto que hablen de 'culebrones'. Agradecerle también que haya mantenido intactas (salvo esas cuatro cosillas) mis declaraciones. 
Dice Toño de este blog y de mí que busco romper con los estereotipos que rodean al género... Creo que queda mucho por hacer, leyendo los comentarios que se leen en el artículo. Habrá que seguir luchando... 

lunes, 30 de mayo de 2016

PRIMER VISTAZO: "Tres veces Ana" (Televisa, 2016)

Me atrevería a decir que es la gran apuesta de Televisa para 2016, tanto para México como para Estados Unidos. Su estreno en este último país, el pasado 23 de mayo, generó mucha expectación y obtuvo una muy buena audiencia. Parece que, de momento, se cumplen las expectativas puestas en “Tres veces Ana”, la nueva producción de Angelli Nesma, protagonizada por Angelique Boyer, Sebastián Rulli y David Zepeda, y ‘remake’ de “Lazos de amor” (Televisa, 2000).
En este ‘post’ os voy a comentar qué me ha parecido el primer capítulo. Antes, un ‘teaser’ de la telenovela:

A FAVOR:
El primer capítulo comienza con un pequeño ‘flashback’ de un trágico accidente que cambia para siempre la vida de las tres Anas, y en el que mueren sus padres.
A partir de ahí, la historia se traslada al presente, para introducirnos a las trillizas protagonistas y su entorno.
El primer capítulo, narrativamente, es impecable. Buen ritmo, reservando cosillas para revelar ‘a posteriori’ y mostrando al espectador las bazas con las que cuenta la telenovela: un elenco tremendo, localizaciones espectaculares y un buen e interesante punto de partida.
Angelique Boyer promete entregarse al cien por cien en esta historia, con la dificultad añadida de interpretar a tres personajes iguales físicamente pero distintos en todo lo demás. A Sebastián Rulli lo he visto bien. Me sorprende una cosa, y es que está más joven ahora que en “Rubí”, por ejemplo, de la que ya pasaron doce años. ¿Otro caso de ‘Edithismo’? David Zepeda tampoco me ha disgustado… Aunque su encuentro con Ana Laura, por el tono, los gestos y el ambiente, me recordó muchísimo a su primer encuentro con Sandra Echeverría en “La fuerza del destino”. Talmente parecía que estaba viendo a Iván McGuire y no a Ramiro Fuentes.
Del resto del elenco, me ha agradado ver a Susana Dosamantes después de años sin saber nada de ella. Es una actriz que siempre me ha gustado más como villana que como buena e inocente, que es lo que parece que va a ser aquí. Lo mismo digo de Blanca Guerra.

EN CONTRA:
No es en contra de la telenovela, sino de Televisa y el género. ¡¿Cómo es posible que dos grandísimas actrices hayan quedado para lo que han quedado, papeles secundarios sin gracia?! Hablo de Nuria Bages y de Laisha Wilkins. Las dos han tenido carreras prometedoras, con villanas y personajes interesantes que les auguraban un buen futuro. Sin embargo, han quedado para secundarias irrelevantes, pese al talento que tienen. Injusto.
En el elenco también se encuentra Ramiro Fumazoni, que interpreta al tío de las trillizas. Es un actor al que disfruté en “Vivir a destiempo”, hace ya tres años. Cuando publiqué la crítica de aquella telenovela, decía que estaba convencido de que recibiría ofertas de otras productoras tras su buen trabajo. Se comentó también que había firmado exclusividad con Azteca 13 antes de la crisis que acabó hundiéndola, no sé si sería verdad o no. En cualquier caso, me pasa un poco como con Laisha o Nuria, si bien Mariano parece que va a tener bastante más peso en la historia que los personajes de esas dos actrices.
En contra de la telenovela, la verdad es que no tengo nada destacable, sinceramente.

MÁS COSAS:
Os lo comentaba más arriba… Un gran acierto de la telenovela lo constituyen las localizaciones, tanto en puntos costeros de México como en el DF.
Otro aspecto a aplaudir es lo currado que está el defecto físico que padece una de las trillizas, que tiene amputada una pierna. Da cierta cosa al verlo y en la forma en la que se muestra al espectador, pero está muy logrado.
Me parece un acierto el tema de Alborán como tema de entrada.
A nivel de pequeños detalles, comentar que le han quitado siete años a Rulli. Marcelo nació en 1982; Rulli, en 1975. Claro, que es lo que os decía, realmente no aparenta la edad que tiene y cuela.
Otro pequeño detalle… En el coche en el que viajan las trillizas antes de tener el accidente, un coche de alta gama, dicho sea de paso, se ve que estalla el airbag del copiloto, pero no el del conductor, pese a lo espectacular del accidente. Resulta también curioso –y cualquiera que conduzca podría corroborarlo- que por el hecho de que una cría se te lance al volante, pierdas el control del vehículo. Teniendo en cuenta que el coche era automático, con pisar el freno se hubiera evitado el accidente. Claro, que sino no habría telenovela.
Termino con un par de cosas sobre los decorados… En general, bien. Solo hay uno algo acartonado, que es el de la casa de la abuela de las trillizas. Podrían haberlo trabajado un poco más.

Lo cierto es que me ha gustado lo visto en este primer capítulo. Igual y me animo a verla en unos meses o cuando se estrene en España, que imagino que se estrenará, y pronto, más si funciona en Estados Unidos como dicen que funciona. 

domingo, 29 de mayo de 2016

TELENOVELAS ESPAÑOLAS: "Géminis" (TVE, 2002-2003)

Tras "El secreto" y "La verdad de Laura", TVE decidió seguir apostando por versiones de clásicos del género con “Géminis, venganza de amor”, una versión libre de la venezolana “La dama de rosa”. A diferencia de las dos primeras, “Géminis” fue una telenovela producida por la propia TVE y no por Europroducciones que, os recuerdo, estaba participada por Televisa.
La historia se estrenó el 30 de septiembre de 2002 y mantuvo con una audiencia próxima al 20% de share, lejana de la de sus antecesoras, y no todo lo buena posible por aquel entonces (hoy sería un exitazo).  Preocupados por los primeros resultados, desde TVE pidieron cambios que se tradujeron en la llegada de actores de medio mundo (de Venezuela, de México, de Perú, de Rusia…), una mayor agilidad y la llegada al punto álgido de la historia, que pasaba por la cárcel y la venganza de la protagonista. Funcionó y la audiencia subió... Y mucho.  
Ana Turpin (Clara) y Manuel San Martín (Daniel) protagonizaban esta telenovela. Isabel Serrano (Elena) y Rafael Rojas (Octavio) se encargaba de hacer villanías. La historia, mantenía la esencia de “La dama de rosa”: un hombre cansado de su vida y de su matrimonio (Daniel) conoce a una chica alegre y extrovertida (Clara). Ambos se enamoran, hasta que Elena y su amante, Octavio, urden una serie de planes que llevan a Clara a la cárcel, embarazada, y acusada de tráfico de drogas. Tras pasar cinco años en prisión, sale convertida en una mujer mucho más frívola y dispuesta a vengarse de Daniel y de todos a los que ella cree culpables de su desdicha.
El elenco se completaba con nombres de la talla de Paca Gabaldón, María Kosty, o Asunción Balaguer y entonces jóvenes promesas como Manuela Velasco o Jesús Olmedo.
Confieso que pese a que vi todas las telenovelas españolas emitidas por TVE en la primera década del nuevo siglo, esta fue la que menos me gustó y no entiendo por qué. Quizás si la viera de nuevo, cambiase mi opinión… No lo sé.
La historia de Clara y Daniel se despidió el 4 de julio de 2003, con 162 capítulos a sus espaldas y una audiencia brutal. Del 20% de sus inicios se disparó hasta llegar a superar el 30% en prácticamente todos los capítulos del final, llegando a tener capítulos con cuotas de pantalla del 35%. Total, lo que había comenzado ‘flojo’, acabó con una media de más de 2,6 millones de espectadores y un 26,6% de share, superando a “La verdad de Laura” en un punto. Para que veáis cómo, de vez en cuando, los cambios sí funcionan.
“Géminis” fue también vendida, un par de años más tarde, a Rusia y Georgia. En España, fue remitida en varios canales autonómicos durante los últimos años, además de en La 2, donde creo que se llegó a repetir dos veces, en las madrugadas. Sus capítulos se pueden ver en Youtube, donde también está su cabecera, con “Tu piel”, esa preciosa canción de Manu Tenorio como tema principal.
Sobre los protagonistas, Ana siguió haciendo cosas a nivel nacional (protagonizó “Amar en tiempos revueltos”, estuvo en “La señora”, “700 euros” o “Bandolera”). Manuel, sin embargo, se volvió a su Galicia natal, donde ha realizado varias series. La última, “Urxencia cero”.

sábado, 28 de mayo de 2016

HOJA DE AUDIENCIAS: Del 23 al 27 de mayo

*Media semanal de audiencia de las telenovelas lationamericanas emitidas en abierto en España en los horarios de sobremesa, tarde y 'prime time'.
**Estreno "Corazón que miente" (Lunes, 23): 500.000 espectadores y 3% de share.

jueves, 26 de mayo de 2016

HOY EMPIEZO A VER: "Anónima" (RCN, Teleset y Sony Pictures, 2015)

Tras terminar hace unas semanas “Bajo el mismo cielo” y encontrándome apurando los últimos capítulos de “La querida del Centauro”, comienzo hoy a ver una nueva telenovela.
‘Viajo’ para ello hasta Colombia, decantándome por una telenovela original, producida por Sony Pictures para RCN el año pasado y que se acabó de emitir en su país de origen hace apenas tres meses, con buena audiencia. Sí… Hoy comienzo a ver “Anónima”. Estos son los motivos que me llevan a verla:
-La trama. “Anónima” narra la historia de Victoria, una mujer que es abandonada a su suerte por su marido, Ramiro, un criminal (algo que ella desconocía) el día de su boda. Tras diez años en prisión, sale con el fin de iniciar una nueva vida. En el camino a ello le tocará cuidar de un niño, con un papel clave en la historia y de su madre. En ese camino conocerá a Max, un policía obsesionado con Ramiro, del que se enamorará.
-La productora. Hace mucho tiempo que no veo nada de RCN y tengo ganas. Es una productora que, para mi gusto, cuida mucho sus productos y trata siempre de conseguir las mejores alianzas (como esta con Sony) a la hora de lanzar cosas nuevas.
-El elenco. Verónica Orozco (a la que no he visto actuar, pero de la que he leído muy buenas críticas) y Santiago Alarcón (lo recuerdo de “Te voy a enseñar a querer” y “Pura sangre”, de la que vi un poco), son los protagonistas. A ellos se suman Julián Arango, como el malo; Patricia Tamayo, como la madre de Victoria; Paula Barreto o Natasha Klauss.
-Corta. Es una historia que cuenta con 73 capítulos, en la línea de lo que se viene produciendo últimamente al otro lado del charco. Desconozco si hay posibilidades de una segunda parte.
La aprovecharé al máximo, como suelo hacer con todas las telenovelas que veo, en lo que a contenidos para el blog se refiere. Teniendo la duración que tiene, es muy posible que la finalice antes de que termine junio y que a lo largo de julio publique su correspondiente crítica. Ya os contaré… 

[ACTUALIZACIÓN POSTERIOR] Si quieres leer mi crítica de esta telenovela, puedes hacerlo siguiendo este enlace: "Anónima" (RCN, Teleset y Sony, 2015)

miércoles, 25 de mayo de 2016

CRÍTICA: "Bajo el mismo cielo" (Telemundo, 2015)

Dos motivos me llevaron, inicialmente, a verla. El primero, su temática, enfocada en las penurias y dificultades que deben soportar los inmigrantes latinoamericanos que llegan a Estados Unidos buscando el sueño americano, sin saber, que en ocasiones, el sueño se convierte en pesadilla.
El segundo de los motivos tiene nombre propio: Perla Farías. Saber que de su cuenta corrían los guiones de esta telenovela, inspirada en la película “A better life” (2011), hizo que mis ganas de verla aumentasen.
A estos dos motivos se sumó un tercero, tiempo después: las buenas críticas y la buena audiencia que cosechó en su emisión en Estados Unidos.
Había que verla… Me puse a ello en enero. La terminé hace unos días. Voy con la crítica de rigor…
[RECOMENDACIÓN] Si estás viendo esta telenovela, a través de Nova u otro canal, quizás deberías esperar a terminar de verla antes de leer esta crítica. 

SINOPSIS
*Logotipo de la telenovela.
Carlos Martínez (Gabriel Porras) es un mexicano que vive indocumentado en la ciudad de Los Ángeles. Es un hombre honrado y trabajador que tiene el miedo constante de ser deportado y perder a su hijo Luis (Alejandro Speitzer). Carlos ya ha perdido a su otro hijo, Rodrigo (Luis Ernesto Franco), desaparecido sin dejar rastro y tras unirse a una peligrosa pandilla, ‘La Colonia’.
Carlos se gana la vida como jardinero. El regreso de su patrón a México le pone sobre la mesa la oportunidad de comprar una ‘troca’ y convertirse así en su propio jefe. Lo que Carlos no imagina es que, al poco de comprarla, Adela (María Elisa Camargo), una joven pandillera, desesperada tras ver morir a su hermano y acusada injustamente de traicionar a su pandilla, se la robará.  
La ‘troca’ no será lo único que le robe Adela a Carlos… También le robará el corazón.

DATOS y TRAILER
122 capítulos. EEUU, 2015 (Telemundo Studios Miami). Productora ejecutiva: Martha Godoy.

ACTUACIONES
Empezando por los protagonistas, creo que no puedo hacer más que alabarlos. Gabriel Porras ha hecho un trabajo magnífico, con el personaje más sufridor de toda su carrera. Ha vuelto a demostrar que es un actor de lo más versátil, capaz de pasar de un policía intachable a un malo malísimo y luego, encarnar a uno de los protagonistas más sufridores de los últimos tiempos. Ha llevado el personaje con esa naturalidad que le caracteriza y se ha marcado una serie de escenas tremendas, de esas que con solo verlas te dan ganas de aplaudir.
*Mª Elisa y Gabriel son Adela y Carlos.
A María Elisa Camargo no la conocía mucho. Sí que vi algunos capítulos sueltos de “Llena de amor”, pero, sinceramente, no la recordaba. Para mí, ha sido uno de los grandes descubrimientos que he hecho gracias a esta telenovela. Me ha parecido, salvando las comparaciones, la Silvia Navarro de Telemundo. Tiene una soltura, una expresividad y una forma de manejar al personaje que se ven poco en el género. Y más, siendo un personaje tan complejo como es Adela, que pasa por situaciones personales muy crudas. Es la primera vez que veo a María Elisa como protagonista y, como quien dice, en una telenovela, pero estoy seguro que no va a ser la última.
La química entre Gabriel y María Elisa es genial y ambos tienen escenas magníficas, especialmente en la primera mitad de la telenovela.
*Erika de la Rosa es Felicia.
Erika de la Rosa se vuelve a poner del lado de los malos, convirtiéndose en Felicia Méndez. A Erika la conozco desde hace unos años y creo que es como Gabriel: nunca defrauda. Se marca un personajazo que, sí, es una villana, pero a la que la vida le ha hecho ser mala. Sufrió lo indecible por culpa de su primer esposo, que le hizo perder a un hijo. Es lógico, entendible y hasta de dar pena que sus dos únicas motivaciones sean tener un hombre que la quiera a su lado y ser madre. Es, en ese sentido, una villana muy humanizada. La vida y sus traumas la han hecho ser mala; no es mala porque se aburra y decida ponerse a tocar las narices. Siento repetirme, pero es que esun personajazo.
Julio Bracho es  José, alias ‘Colmillo’, otro de los villanos. Quizás el más temible, porque no solo es malo, sino que está lo siguiente a loco. A Julio llevaba ya muchos años sin verlo en una telenovela (desde “Corazón partido”, ya llovió) y confieso que al principio me descolocó mucho su personaje, por la forma en la que lo presentan y lo poco que vemos de él. Con el paso de los capítulos, y conforme va ganando peso en la historia, Julio nos ofrece un ‘Colmillo’ brutal. Un villano de temer, trastornado por su paso por el ejército, que decide convertirse en capitán de su propio ejército a través de las pandillas. Es un personaje con el que se corría el riesgo de sobreactuar, pero Julio lo ha llevado de muy buena manera, con una naturalidad tremenda, y hasta humanizándolo en determinadas escenas. Ha hecho un trabajo estupendo.
*Luis Ernesto Franco es Rodrigo, 'El Faier'.
Luis Ernesto Franco es Rodrigo, alias ‘El Faier’, el hijo mayor de Carlos y una de las cabezas de ‘La Colonia’, la pandilla liderada por ‘Colmillo’. Otro gran descubrimiento. Luis Ernesto ha tenido la suerte de hacer un personaje difícil de describir. No es un villano como tal, pero tampoco es uno de los buenos… Sin embargo, está tan bien escrito y llevado por Luis Ernesto que se acaba empatizando con él de una forma extraordinaria. Otro que también ha hecho un trabajo magnífico.
Siguiendo con descubrimientos, quiero dedicar un par de líneas a Kendra Santacruz, Greicy, la pareja de Rodrigo en la telenovela. No conocía a esta chica y me ha sorprendido muchísimo. Es otra actriz muy natural, capaz de controlar un personaje que pasa por muchas cosas y que evoluciona convirtiéndose en una mujer más fuerte y decidida, distinta a la tímida y recatada muchacha del inicio de la telenovela. Ha tenido, además, una buena química con Luis Ernesto y regalan al espectador escenas muy tiernas.
*Alejandro Speitzer es Luis.
Y hablando de ternura, si hay una pareja que la derrocha es la que forman Alejandro Speitzer y Oka Giner, Luis y Susy en la historia. A Alejandro lo conocí en “Mentir para vivir” y debo reconocer que ha mejorado mucho como actor en los tres años que pasaron desde entonces. Se ha pulido y lo he visto mucho más natural que en aquella telenovela. A Oka no la conocía y creo que es otro de los grandes descubrimientos de la telenovela, con un personaje con los pies en el suelo y que se encarga de demostrar, una vez más, que ni en el amor ni en la vida importan las barreras o diferencias sociales. Sé que ya lo he dicho, pero es que es verdad, han hecho una pareja muy bonita que posiblemente se repetirá ahora que coincidirán en la tercera temporada de “Señora Acero”.
*Keller Wortham es Jacob.
Jacob y Déborah son los padres de Susy. Por favor, una ovación para Telemundo… Tenían un personaje americano… ¡Y han contratado a un actor americano para interpretarlo! No han metido a un actor de los suyos y le han invitado a hablar con acento inglés, que suele ser lo habitual. Me han gustado mucho tanto Keller Wortham como Mercedes Moltó, que ha dejado atrás a su bonachona y sufrida ‘Mademoiselle’ de “Pasión prohibida” para meterse en la piel de Déborah, una villana muy humana que, como Felicia, debe su carácter a su pasado, del que reniega y contra el que lucha durante su paso por la telenovela. Un personaje que se echa mucho de menos cuando sale de la historia, con una despedida que, para mí, podría haber estado algo mejor construida, dicho sea de paso.
Otra de las parejas de la historia es la que forman Liz Gallardo (a la que hacía mucho tiempo que no veía), interpretando a María, la hermana de Carlos y Raúl Arrieta, como Rodolfo, su marido, encargado de dar un toque cómico a la telenovela, con sus aventuras amorosas extramatrimoniales y la caradura que tiene. Es quizás la pareja más realista de la historia, con sus discusiones y problemas y el mensaje final que pretenden transmitir: vale más estar felices por separado que en un tira y afloja constante, dentro de un matrimonio que hace aguas por todos los lados. Ambos han hecho un buen trabajo.
*Ximena Ayala interpreta a Juana.
Más comentarios positivos, esta vez para Ximena Ayala y Freddy Flórez, que se meten en la piel de Juana y Santiago, otra pareja con mucho carisma, pese a los duros tragos por los que pasa ella a lo largo de la historia. No conocía a ninguno de los dos y confieso que me han gustado mucho, tanto juntos como por separado. Lo mismo podría decir de la pareja que conforman José Guillermo Cortines (Cristóbal) y Ahrid Hannaley (Isabel). Me alegra, dicho sea de paso, que les hayan dado personajes de más peso después de “Marido en alquiler”. Los dos se lo merecen.
Un positivo también para Fernando Noriega, como Willy, un personaje que al principio no sabía por dónde coger y parecía un relleno, pero cuya presencia en la historia se explica conforme esta va avanzando; Alma Itzel, como su hermana Sharon; Andrés Zúñiga, como Jay o Yei (no tengo claro cómo se escribe), Kevin Aponte (Nick) y Eunice Nevares (Ramona).
La telenovela cuenta también con las participaciones especiales de Juan Pablo Llano y Rosalinda Rodríguez. Él interpreta a Erick, un amigo y compañero de Jacob, con un papel esencial dentro de la historia: el de ‘Pigmaleon’ de Adela. Ella, a Laura, la madre de Adela, una prostituta alcohólica atormentada por su vida. Los dos son personales a los que se les coge cariño, como a casi todos... Es lo que tiene el que estén bien definidos y dotados de buenas dosis de humanidad.

TRAMAS
“Bajo el mismo cielo” no deja de ser, argumentalmente, una historia de amor de las de toda la vida, rodeada por elementos que la hacen diferente. Entre esos elementos se encuentran, además, dos villanos 'en la sombra', pero de los que se habla en toda la historia: las pandillas y la ‘migra’.
*Gabriel y Mª Elisa, en una imagen promocional.
La historia de Carlos y Adela es una historia típica, pero marcada por esas pequeñas diferencias de las que os hablaba antes. Para empezar, ambos son inmigrantes indocumentados (ella, además, pandillera) y pasan por numerosas penurias, cargando con mucho sufrimiento en el momento de conocerse. Su historia de amor comienza de una forma diferente: ella le roba su ‘troca’ a él. A partir de ahí, la historia de Carlos y Adela avanza a un ritmo excelente, con sus idas y venidas y sus escenas de pasión, hasta el ecuador de la telenovela, cuando se separan. Tienen sus pequeños encuentros y bonitas escenas hasta el final de la historia, pero para mi gusto, pocas, en esa segunda mitad. La química entre María Elisa y Gabriel está muy bien aprovechada en los primeros sesenta y picos capítulos, pero podía haberse aprovechado más en el resto.
Felicia es la encargada de torpedear la historia, con su obsesión por Carlos. La forma que usa para ‘retenerlo’ es la que ya hemos visto en cientos de historias: un embarazo. Sin embargo, ese embarazo da un juego tremendo en esta telenovela, tanto durante la gestación como tras el parto y con las condiciones en las que este se produce.
*Julio Bracho, en el papel de José Giménez, 'Colmillo'.
Hablaba hace unas líneas de las pandillas, como un villano más de la historia. En el marco de esas pandillas nos encontramos a Rodrigo, el hijo de Carlos, enamorado de Adela desde que la conoce. Sobre Rodrigo, no sé si es amor u obsesión lo que siente por Adela. Para mí, empieza siendo amor, aunque se acaba transformando en obsesión. Rodrigo no es, en ese sentido, un villano. Simplemente hace de todo por proteger a Adela de ‘Colmillo’, el eterno enemigo de Adela y ganarse así, poco a poco, su confianza y cariño.
‘Colmillo’, por su parte, sí que es un villano más al uso, enfrentado prácticamente a todos los personajes y sobre el que giran multitud de tramas en la historia. Un villano bestial y temible que mueve sus cartas con dos únicos fines: acabar con Adela (a la que acusa de la muerte de su hija) y mantenerse como líder de ‘La Colonia’.
*Mercedes Moltó es Déborah.
Del resto de tramas amorosas, ya os lo comentaba en el apartado anterior, yo me quedo con la historia de Luis y Susy, más clásica que la de los protagonistas, en el sentido de que es la ya archiconocida historia de la niña rica que se enamora del joven pobre. La diferencia aquí viene marcada porque Susy tiene la cabeza muy bien amueblada y sabe hacerle ver a Luis que las diferencias entre clases sociales no importan, ni para el amor, ni para nada. Esta historia cuenta también, como quien dice, con su propia villana: Déborah, la madre de Susy, que es todo lo contrario a su hija y que incluso se avergüenza y oculta por todos los medios sus orígenes, lo que le ha llevado a ser adicta a los calmantes.   
El triángulo que protagonizan María, Rodolfo e Isabel y que posteriormente se convierte en un cuadrado con Cristóbal, es otra de las grandes tramas amorosas con las que cuenta la telenovela. Sin embargo, mientras que sí me gustó cómo se resolvió la historia entre Isabel y Cristóbal, me parece que se acabó dando demasiado protagonismo a la relación entre María y Rodolfo, si bien es cierto que también se resolvió de buena manera, como os comentaba. Debieron haber dosificado mejor lo referido a esta pareja y no esperar al final para resolverla.
*Kendra Santacruz es Greicy.
La telenovela cuenta, argumentalmente, con un atractivo muy interesante, que impregna gran parte de sus tramas: la crítica hacia muchas situaciones que viven los inmigrantes latinoamericanos en Estados Unidos… En ese sentido, se nos muestran situaciones muy crudas, como la que atraviesa Juana, abusada y chantajeada por el dueño de la casa en la que trabaja; Santiago, que vive en un piso ‘patera’ con otros muchos inmigrantes; Carlos, al que la ‘migra’ detiene y tortura en un centro que más que de acogimiento de inmigrantes parecía una cárcel; o las esquinas en las que los indocumentados piden trabajo, golpeándose por ser los primeros en llegar al coche de los que por allí aparecen, por citar algunos ejemplos.
Ese toque realista, a través de estas y otras muchas situaciones le da un valor tremendo a la historia. Estamos cansados de ver telenovelas de latinoamericanos que viven de maravilla en Miami, con sus mansiones y sus coches de lujo. Se agradece que, aunque haya sido una vez, nos mostraran también la otra cara de la moneda: la de los inmigrantes indocumentados.
*Carlos y sus dos hijos, Luis y Rodrigo.
Narrativamente, “Bajo el mismo cielo” tiene un ritmo muy bien marcado. Es una telenovela muy ágil, salvo algunos capítulos, superado el 100, y hasta el 110, más o menos, en los que parece que la historia se estanca, pero remonta y recupera esa agilidad en sus últimos diez episodios. El final, abucheado por muchos, es, a mi juicio, un final justo, que además contiene una nueva crítica de esas que impregnan la historia: la presión mediática y social y cómo, tristemente, actúa en el funcionamiento de la justicia, siendo incluso capaz de imputar crímenes no cometidos.
Sea como fuere, todas las tramas se cierran con ese final (salvo dos detalles de los que os hablo un poco más abajo), y los villanos reciben sus castigos, salvo uno, con un final muy criticado por los espectadores y del que se desprende otra enseñanza: vale más reeducar y hacer útil a alguien que castigarlo. No digo más…
Voy ahora con lo algo que me encanta: los fallos o defectos argumentales. En primer lugar, al espectador se le comenta desde el principio que Carlos es mexicano. Pero, ¿de dónde es Adela? ¿Es también mexicana? No lo creo, su acento no es el de los mexicanos. ¿Es ecuatoriana, como Mª Elisa? Quiero pensar que sí, pero es que... ¡Nunca nos lo dicen!
En segundo lugar, ¿es posible bautizar a una criatura sin que sus padres estén cristianamente casados? No estoy muy apegado a la religión cristiana, pero por lo que tengo entendido, en teoría no. Luego, sí que hay curas que lo hacen bajo pago. ¿Es entonces el padre Domingo un sacerdote de esos que se dejan ‘comprar’?
En tercer lugar, me fascina Jacob… Es una caja de sorpresas. Aparte de ser el amigo que todos quisiéramos tener, y de ser periodista y empresario, resulta que… ¡También es notario! E hizo “unos cursos” para serlo y poder casar a unos amigos. Si eso funciona así en Estados Unidos, veo fuga masiva de graduados en Derecho (o en lo que sea, porque Jacob no es abogado) a Estados Unidos para preparase esos cursos y acceder al notariado. En España cuesta, de media, seis años y medio sacarlo.
Más cosas… Sharon, ¿sus padres han muerto o la abandonaron a ella y a su hermano? Es que se nos dicen ambas cosas en distintos momentos de la historia… Y no, no es lo mismo.
*Rosalinda Rodríguez es Laura.
Termino con dos vacíos argumentales que podrían haberse ‘rellenado’ de cara al final. El primero de ellos, ¿qué pasó con “Bajo el mismo cielo”, el libro que escribía Jacob a raíz de los malos tratos sufridos por Carlos en el centro de internamiento de inmigrantes? Le enseñó a Adela un borrador, pero argumentalmente hubiera estado bien que lo presentase en el final de la historia, ¿no?
El segundo, ¿qué pasó realmente con Laura? Los guionistas juegan al despiste tras su desaparición. Luego nos cuentan la versión de El Faier (murió atropellada y ya) y, capítulos más tarde, Yei (o Jay) le dice a Adela que “Laura no murió como te hizo creer El Faier”. Y ahí se queda la cosa. ¿En qué quedamos? ¿Por qué no llegamos a saber, con toda seguridad, cómo murió Laura? ¿Trama abierta para que el espectador la cierre como quiera?

MÁS COSAS
Hace unos años, escuchar que una telenovela había sido rodada en Miami era como oír que una película es de serie B en temas de realización. Al menos en lo que a Telemundo se refiere, las cosas han ido a mejor y las telenovelas hechas en Miami han ganado en calidad  visual a pasos agigantados.
“Bajo el mismo cielo” es el último ejemplo de ello, con una realización casi impecable (se ven, no obstante, algunos micros sobrevolando a los actores en algunas escenas, detalles con los que hay que tener cuidado).
Pese a estar ambientada en Los Ángeles, como os comentaba, se ha rodado en Miami. Afortunadamente han jugado tan bien con las localizaciones y exteriores que no se ha notado esa circunstancia.
*Parte del elenco, en la presentación a los medios.
Sobre los decorados, muy bien. No he visto ningún decorado acartonado y todos son bastante congruentes con las estancias o viviendas que representan. Todos, salvo la casa de los Sanders, con un decorado mucho más pequeño que la mansión cuyo interior representa. Pero bueno, es lo habitual.
En lo que a música se refiere, “La bamba rebelde”, de Las Cafeteras, es un acierto como canción de entrada. Una canción que, pese a ser del 2012, al igual que la telenovela, busca dar voz a la lucha de los latinos que llegan a Estados Unidos. Del resto de las canciones que se escuchan en la historia, yo me quedo con “No puedo vivir”, de María Elisa Camargo. Una balada preciosa, que con solo escucharla trae a la mente las escenas tan bonitas que nos han regalado María Elisa y Gabriel. Por cierto, vaya bien que canta María Elisa. Ejemplo de que hay actrices que también valen como cantantes. De los ‘soundtracks’, nada que objetar.
Felicitar a los responsables de vestuario y peluquería por cómo van llevando a Adela conforme avanza la historia y el personaje se va desarrollando. Creo que es la protagonista que más veces cambia de peinado y vestuario de los últimos años. Han hecho un muy buen trabajo.
Termino recomendando a todo aquel que haya visto esta telenovela que dedique una hora y media de su vida a ver “A better life”, la película en la que se inspira, protagonizada por Demián Bichir. Creo que Perla Farías y su equipo han sabido captar perfectamente la esencia de la película y adaptarla al formato telenovela. Telenovela y película tienen en común el punto de partida: un jardinero se hace con un ‘troca’ tras comprársela a su jefe, y se la roban. En el caso de la telenovela, es Adela; en la película, Santiago (que no es un ‘palomito’ como el de la telenovela). A diferencia del de la telenovela, el Carlos de la película tiene un solo hijo, de quince años, llamado Luis. En ambas andan las pandillas y la ‘migra’ como temas recurrentes. Aparte de estas cuatro cosas, las historias de la telenovela y de la película no tienen mucho más en común. No obstante, lo dicho, os recomiendo ver la película, porque merece la pena.

Para terminar, y resumiendo, una telenovela de sobresaliente, con una historia de amor tradicional como eje, con buenas dosis de crítica social, que la hacen única. A ello hay que sumar un elenco muy bien escogido y unas interpretaciones magníficas.
En mi opinión, lo mejor que ha hecho Telemundo desde “Pasión prohibida”.

-PUNTUACIÓN FINAL: 9,2-

lunes, 23 de mayo de 2016

TELENOVELAS IN SPAIN: "Corazón que miente" llega a Nova

Nuevo estreno en Nova. El sexto de esta temporada televisiva y, nuevamente, una telenovela de Televisa. Hoy, lunes 23 de mayo, Nova estrena, sobre las 21.00 h., “Corazón que miente”, producida por Mapat para el gigante mexicano y protagonizada por Pablo Lyle y Thelma Madrigal.
La telenovela se encargará de sustituir, con el paso de las semanas, a “Pasión y poder”, también de Televisa, que se encuentra en sus últimos capítulos.
Me parece que es una buena elección, por varias razones…
-Los protagonistas. Nova emitió durante el verano del año pasado, a las 15.00, “La sombra del pasado”, la anterior telenovela de Mapat, protagonizada por Pablo Lyle y antagonizada por Thelma Madrigal. Le fue bien en audiencia y seguramente parte de ese público se decida a ver nuevamente a Lyle, con el plus de que Thelma pase a ser la protagonista.
-El resto del elenco. Ojo con Dulce María, la villana de la historia. Desde la época de RBD cuenta con numerosos fans en España (de hecho, ha dado varios conciertos en los últimos años en este país gracias a eso). Alejandro Tommasi, Alexis Ayala, Helena Rojo o Diego Olivera también pueden ser rostros conocidos por el público fiel al canal.
-La historia. “Corazón que miente” es un ‘remake’ de “Laberintos de pasión” (Televisa, 1999). Pese a que la original se vendió muy bien, no se emitió en España o, al menos, no a nivel nacional (desconozco si la emitió algún canal autonómico o local).
Ello implica un punto de novedad para los espectadores, que verán una historia original, al menos, para el público español.
-Corta y de buena pluma. “Corazón que miente” cuenta con solo 70 capítulos (acabó el pasado 14 de mayo en México). Es tan corta, que, incluso, ha sido más corta que la original, que tuvo 80 capítulos. El dúo Peña-Blanco (autores de “Mi pecado”, “El Manantial” o “El color de la pasión”) fue el encargado de escribir los guiones de “Laberintos de pasión”. Dicen quienes han visto la original y ven o han visto el ‘remake’ que este es bastante fiel a la historia. Es un punto más a su favor…  
Por ahora, verla no está entre mis planes. Por falta de tiempo, más que nada. Espero que los que la disfrutéis, me vayáis contando qué os va pareciendo. Con lo corta que es, en poco tiempo (salvo alargues o cambios raros de Nova), pronto la tendréis ventilada.


domingo, 22 de mayo de 2016

UPFRONTS 2016

Como cada mes de mayo, se han celebrado los ‘upfronts’ en Estados Unidos. ¿Qué son? Un gran evento en el que las cadenas estadounidenses avanzan algunos de sus próximos contenidos y producciones. Hay que tomarlos con cautela, porque se han visto muchos casos en los ‘upfronts’ que luego no llegan a materializarse ya que la cadena en cuestión o no emite o no produce aquello que había anunciado.
Telemundo y Univisión son las cadenas estadounidenses que, en lo que a telenovelas se refiere, han anunciado algo a través de los ‘upfronts’. Telemundo, de producción propia. Univisión, tirando de contenidos de Televisa.
Voy a hablaros un poco de lo que se cuece en cada casa…

~TELEMUNDO~

I. “La Doña”. No… No os estoy engañando. Sí… Sí que es posible que hayáis tenido un ‘déjà vu’. Os hablé de ello hace un año y me toca volver a dedicarle unas líneas. Telemundo ha reanunciado que tiene en mente hacer un nuevo ‘remake’ de “Doña Bárbara”, más urbano, para diferenciarlo del anterior. También parece que están dándole vueltas y vueltas, dejando pasar el tiempo para que los espectadores encontremos justificado el volver a hacer la misma historia que se hizo hace apenas siete años y que se vendió bastante bien.
Un ‘remake’ en el que parece que se tomará como base la idea del libro: una mujer violada de joven que se genera una coraza y una fama de mujer dura que solo se quiebra con la llegada a su vida de un hombre, del que se enamorará. Aracely Arámbula, David Chocarro y Danna Paola encabezan el elenco de esta nueva versión.

II. “Sin senos sí hay paraíso”. Catherine Siachoque, Carolina Gaitán y Fabián Ríos. Una propuesta interesante para aquellos que vieran “Sin senos no hay paraíso” y que quieran saber qué pasó con los personajes, diez años después. Es, además, una historia original de Gustavo Bolívar, autor de la historia original (“Sin tetas no hay paraíso”), sobre la que se basó la historia de Telemundo. Será coproducida con Colombia.

III. “Silvana sin lana”. ‘Remake’ de “Pituca sin Lucas”, con Maritza Rodríguez y Carlos Ponce a la cabeza. Es la ‘made in Miami’ del año, una comedia ligera que parece que será la primera en estrenarse de las tres.

IV. “El Señor de los Cielos” (T5). Para mí, creo que es mucho y espero que esta quinta temporada sirva para cerrar la historia, como se comentó hace unos años. Telemundo ha presentado a Rafael Amaya, Fernanda Castillo y Carmen Aub como protagonistas.

V. “La fan”. Escrita y protagonizada por Angélica Vale, parece ser que por fin verá la luz, tras bastante tiempo de rumores. La historia, otra comedia ligera que parece que será producida por Telemundo en Miami, nos presenta a una joven enamorada de un actor de telenovelas, en cuyo mundo irrumpirá para conquistarlo.
Llamadme raro, pero es la única que me llama la atención. Me encanta que vaya a haber algo de ‘metatelenovela’ y que, además, sea una historia original.

VI. “La querida del Centauro” (T2). No me lo esperaba. Se terminó de grabar hace unos meses, y, por lo que leí, su final se prestaba para quedar ahí, como una telenovela corta. Yo estoy viendo la primera temporada y me gusta mucho, así que me alegro que hayan decidido hacerle una segunda parte. Solo pido dos cosas: que sea igual de corta que la primera y que no estiren la historia de más. Repiten los protagonistas (Humberto Zurita, Michel Brown y Ludwika Paleta) y se les suma Sandra Echeverría.

VII. “Señora Acero” (T3). Sigue la historia de la Señora Acero, aunque sin Sara (Blanca Soto). En ese sentido, Telemundo ha sido muy valiente al decidir continuar con la telenovela sin Blanca Soto y apostar por renovar en profundidad el elenco, con la llegada de Carolina Miranda, Sergio Goyri, Luis Ernesto Franco o Alejandro Speitzer, por citar algunos.
VIII. “El Chema”. No tengo muy claro qué tiene en mente Telemundo con esta historia, que protagonizará Mauricio Ochmann. Creo que quieren hacer una precuela con la historia de Chema Venegas, su personaje en “El Señor de los Cielos”, que narre desde su juventud hasta su fuga de la cárcel (en “El Señor de los Cielos” se quedó ahí). Solo se conoce que Ochmann seguirá siendo Venegas, por lo que parece que es un proyecto algo verde todavía.

OTROS. Telemundo ha anunciado la producción de distintas bionovelas. Una de ellas es “Chávez. El Comandante”. Se rodará en Colombia (desconozco si en alianza con Caracol o RCN) y la protagonizará Andrés Parra. Relatará la vida de Hugo Chávez.
Junto a ella están los proyectos de “El César”, sobre la vida de Julio César Chávez, un boxeador mexicano y “Cortés, conquistador de México”, basada en la obra de Juan Miralles “Hernán Cortés, inventor de México”, una biografía novelada del conquistador español. Ninguna de estas dos últimas tienen protagonista ni elenco confirmado.

Me sorprendió que no hayan dicho nada de “Vuelve temprano”, una telenovela de misterio y corte policiaco, remake de una chilena con el mismo nombre, producida por Argos y distribuida por Telemundo. En las redes sociales se había comentado que sería emitida por Telemundo en Estados Unidos. Habrá que ver qué pasa.

~UNIVISIÓN~
I. "Las mujeres de negro". Producida por Carlos Moreno para Televisa, "Mujeres de negro" es 'remake' de una telenovela finlandesa cuyo argumento gira en torno a cuatro mujeres que, un buen día, deciden acabar con sus maridos. Es así como se adentran en el mundo del delito...
Alejandra Barros está confirmada como una de ellas y Silvia Navarro y Leticia Calderón suenan fuerte para ser otras dos de esas mujeres. Eduardo Capetillo también está confirmado. Los 'castings' se están llevando a cabo estos días en Televisa. 

II. "Vino el amor". Es la nueva telenovela para Televisa de José Alberto Castro. 'Remake' de la chilena "La chúcara", "Vino el amor" contará con una temática vinícola y será protagonizada por Gabriel Soto. Irina Braeva suena como protagonista de esta historia que se ambientará en Baja California. 

III. "Tres veces Ana". Univisión ha presentado como una de sus más inminentes novedades el estreno de esta telenovela, producida por Angelli Nesma para Televisa y 'remake' de "Lazos de amor" (Televisa, 1999). Angelique Boyer interpretará a tres hermanas (trillizas) y Sebastián Rulli, David Zepeda y Pedro Moreno serán los galanes de cada una de ellas.

IV. "Las hijas de Tierra Blanca". De producción propia, por lo que parece, será una telenovela en la que tres mujeres se rebelan contra el poder de los capos de su pueblo, Tierra Blanca, para que este sea un lugar donde vuelva a reinar la paz, el progreso y la solidaridad. No hay elenco confirmado.

OTROS. Univisión ha confirmado que estrenará la serie española "El Príncipe", producida por Plano a Plano para Telecinco entre 2013 y 2015 y protagonizada por Hiba Abouk, Álex González y José Coronado. También ha confirmado la compra de los derechos de emisión de "La ronca de oro", producida por CMO para Caracol Televisión en 2013 y protagonizada por Ana María Estupiñán y Majida Issa; "Bloque de búsqueda" (RCN, 2016), protagonizada por Rafael Novoa y Carolina Gómez. 
Es posible que algunos de estos proyectos no vayan a Univisión, sino a Unimás, participada también por Univisión. 

Como comentario final, recordar lo que os comentaba al principio: no es la primera vez que un proyecto se anuncia en los 'upfronts' y no se lleva a cabo (véase "La indomable" de Telemundo, anunciada el año pasado). También ocurre lo contrario: se llevan a cabo proyectos que no estaban en los 'upfronts' (véase "Eva la trailera" como ejemplo reciente de ello). 

sábado, 21 de mayo de 2016

HOJA DE AUDIENCIAS: Del 16 al 20 de mayo

*Media semanal de espectadores y cuota de pantalla ('share') de las telenovelas latinoamericanas emitidas en abierto en España en los horarios de sobremesa, tarde y 'prime time'. 

jueves, 19 de mayo de 2016

¿QUÉ FUE DE... Sandra Echeverría?

Tal día como hoy de hace cuatro años terminaban en Estados Unidos las grabaciones de “Relaciones peligrosas”, la última telenovela hasta la fecha en la que ha participado Sandra Echeverría.
Esta actriz mexicana, que debutó en el género con “Súbete a mi moto” (Azteca 13, 2002), no había pasado tanto tiempo alejada del género, en el que había mantenido un ritmo más o menos constante, protagonizando telenovelas como “Soñarás” (Azteca 13, 2004), “Marina” (Telemundo y Argos, 2006); “El clon” (Telemundo y RTI, 2010), “La fuerza del destino” (Televisa, 2011) o “Relaciones peligrosas” (Telemundo, 2012).
Pese a ser una actriz que siempre ha defendido el ‘libre mercado’ de actores, Sandra Echeverría firmó en 2011, al terminar “La fuerza del destino”, un contrato de exclusividad con Telemundo comprometiéndose a realizar dos telenovelas con ellos.
Ese contrato de exclusividad y las pocas ganas de la productora a la hora de ofrecerle proyectos, la han mantenido alejada del género durante estos cuatro años. Su nombre sonó con fuerza para ser la protagonista de “Señora Acero”, hace dos años. Sin embargo, la llegada de Blanca Soto a la empresa hizo que los directivos le ofreciesen tan jugoso papel a Blanca. También Carlos Moreno, productor de Televisa, la buscó en 2013 para ser la protagonista de lo que luego sería “Quiero amarte”. No hubo suerte… Telemundo no la cedió.
Que haya estado alejada del género no ha implicado, sin embargo, que no haya parado de trabajar en otras cosas. Así, participó en la serie estadounidense “The Bridge”, en el 2013, y rodó cinco películas (“Volando bajo”, “Cambio de ruta”, “¿Por qué los hombres son infieles?”, “Amor de mis amores” y “Busco novio para mi mujer”). Hizo también algo de teatro.
En estos cuatro años, a nivel personal, Sandra Echeverría se ha convertido en madre de un precioso niño al que ha bautizado como Andrés, fruto de su matrimonio con Leonardo de Lozanne, otra cosa que también hizo en el plano personal en estos últimos cuatro años.
Estoy seguro de que volverá al género y de que es cuestión de tiempo que ese regreso se produzca. Tengo ganas de volver a verla, es una actriz que me gustaba mucho.

[ACTUALIZACIÓN A 18 de mayo]. El artículo lo escribí y lo programé para que apareciera publicado hoy hace unas semanas, el 25 o 26 de abril. Ha debido ser algo premonitorio, porque hace dos días, en los ‘upfronts’ (de los que os hablaré el domingo) se reveló que Sandra Echeverría volverá al género con la segunda parte de “La querida del Centauro”, que empezará a rodarse pronto para ser emitida a principios del 2017 por Telemundo. 

miércoles, 18 de mayo de 2016

PRIMER VISTAZO: "Las Amazonas" (Televisa, 2016)

Tener unos días libres es lo mejor que me puede pasar… Prueba de ello es que hoy os traigo el ‘primer vistazo’ de una telenovela que se estrenó en México este mismo lunes: “Las Amazonas”. Producida por Salvador Mejía para Televisa, está protagonizada por Danna García, Andrés Palacios, César Évora y Victoria Ruffo. Es una versión de la homónima venezolana, de 1985.
Os dejo un promocional de la historia antes de comentaros qué me ha parecido este primer capítulo…

A FAVOR
El primer capítulo comienza con el protagonista huyendo de su casa en Guadalajara por causas que desconocemos, junto a sus dos hijas. Tras un salto temporal de un año, la propia Victoria Ruffo nos presenta a los personajes principales de la familia Santos, encabezada por Évora, su segunda mujer, Débora (Gabriela Vergara) y las tres hijas del patriarca, fruto de su primer matrimonio: Constanza (Mariluz Bermúdez), Casandra (Grettell Valdez) y Diana (Danna García). La Ruffo es Inés, la dama de llaves del rancho donde todos ellos viven, con la que Victoriano (Évora) mantuvo un romance, ¿de joven?
El ritmo narrativo del primer capítulo es muy bueno, y se nos permite conocer a más personajes, como Eduardo (René Casados) y su madre, Bernarda (Jacqueline Andere), los eternos enemigos de Victoriano y su familia; Emiliano, el hijo de Inés (Juan Pablo Gil); Elías (Alejandro Estrada), el novio de Diana; o Fabrizio (Alex Sirvent), el novio de Casandra.
Me he quedado con ganas de ver a Natalia Guerrero, Liz Gallardo o Guillermo García Cantú, que también figuran entre el elenco de la historia.
Los actores, están bastante bien y me alegra que Andrés Palacios haya recibido ya su primer protagónico en Televisa. Quizás he visto a René Casados algo ‘raro’ en las primeras escenas. No es que esté sobreactuado –aunque igual un poco sí-, está ‘raro’.
A Victoria Ruffo hacía mucho que no la veía y tengo sentimientos encontrados. Por una parte, está igual que siempre. No envejece (aunque no llega al paradigmático caso de Edith González y su rejuvenecimiento conforme pasa el tiempo). Por otra, me da pena que le sigan dando papeles de bonachona con toques de sufridora que no ha roto un plato–aunque aquí no ha llorado, todo hay que decirlo-. Creo que desde “Victoria” no ha vuelto a tener un personaje con fuerza (exceptuando quizás, a su Refugio de “Corona de lágrimas”).

EN CONTRA
A nivel de historia o de argumento, nada. Es más, me alegra que me hayan dejado con la cosa de saber por qué persiguen al protagonista y qué oculta este, o qué pasó entre Eduardo y Victoriano para que se odien tanto, aunque me lo imagino, por algo que os comentaré luego.  
Eso sí, no os equivoquéis, que haber hay muchas cosas que criticar… Pero para eso está el siguiente apartado.

MÁS COSAS
Casandra (Grettell Valdez) es la mediana de las hermanas, mientras que Diana (Danna García) es la mayor. Pequeño error de ‘casting’, ya que Grettell nació en julio de 1976 (hará cuarenta años en julio) y Danna García, en febrero de 1978 (ha hecho hace tres meses treinta y ocho).
Que Casados sea el hijo de Andere no cuadra en pantalla por un sencillo ‘problema’: Jacqueline Andere se conserva de maravilla. Podría pasar hasta por la esposa de René, que está un poco más ‘cascado’. Las mujeres siempre os conserváis mejor…
A nivel escénico, buenas localizaciones y malos ‘chromas’ o ‘green screens’. Algunos ejemplos, los primeros planos de las hermanas montando a caballo, o lo que se ve a través de la puerta del rancho.
En lo que a realización se refiere, solo una cosa que objetar. ¿Es necesario que, una vez más, la protagonista se sacuda el pelo en plan anuncio de champú al quitarse el casco de la hípica? Si mi chica y yo salimos con las bicis, lo que ella suele hacer al quitarse el casco, si no se hizo antes una coleta, es peinarse un poco con las manos, no mover la cabeza como si estuviese poseída o en un anuncio de champú.
Hay otra cosa de una escena que me dejo para comentaros en el “Suele pasar” de junio. No os adelanto de qué va…
Me han gustado los diálogos, en particular los símiles y dobles sentidos usando términos equinos. Así, el patriarca se refiere a sus hijas de la siguiente forma: “Donde hay un buen semental, siempre salen buenas potrancas”. Su esposa, le dice que “ojalá la yegua de tu hija gane la carrera”. Va referido a Diana, a la que odia, por lo que, ¿quién es la yegua, el animal o Diana? Y sobre diálogos, aunque no lo sean propiamente, una cosa: dejaos ya de los pensamientos con eco (voz en ‘off’ con la que un personaje narra al espectador lo que está pensando, y a la que se le añade eco). Queda horrible.
Por último, comentaros que este primer capítulo me ha regalado un ‘gazapo’ para el juego. Estoy más feliz que una perdiz.

No tengo previsto verla, porque no me llama ni el elenco ni la historia. Además, cuando se emitió “Las Bandidas” en España, hace tres años, le eché un vistazo y, más o menos, me conozco la historia. Es un problema con el que se va a topar esta nueva versión de “Las Amazonas”: la anterior, del 2012-2013, está muy reciente en muchos países. Y por muchos cambios que haya, la esencia de la historia se mantiene.