lunes, 29 de febrero de 2016

TELENOVELAS IN SPAIN: Nova estrena "Bajo el mismo cielo"

Sexto estreno telenovelero de la temporada televisiva en España, y el quinto de Nova. Hoy, 29 de febrero, a eso de las 20.00 h. y con el fin de ocupar el hueco que deje “Yo no creo en los hombres” tras su final, la cadena de Atresmedia estrena “Bajo el mismo cielo”, una telenovela producida por Telemundo el año pasado y que un servidor comenzó a ver hace unos días. Pese a que solo llevo treinta capítulos vistos, puedo decir que la historia tiene varios puntos a favor de ‘enganchar’ al espectador español:
-Gabriel Porras. Tiene tirón en estas tierras, donde se han emitido prácticamente todas las telenovelas que ha hecho a partir de “Prisionera”, hace ya más de doce años, y que tuvo un éxito tremendo en las tardes de TVE. A Mª Elisa Camargo los espectadores de Nova quizás la recuerden por su papel en “La marca del deseo”, una telenovela colombiana que el canal emitió en 2011.
Del resto del elenco quizás los seguidores del canal recordarán a Erika de la Rosa, por “La patrona”, que se repite desde hace unos meses; Mercedes Moltó, por su papel en “Pasión prohibida”; Rosalinda Rodríguez, por "El cuerpo del deseo" y "Dame chocolate" y José Guillermo Cortinés, al que en España hemos visto en “Eva Luna”, “Corazón apasionado” o “Marido en alquiler”, entre otras.  
-La historia. “Bajo el mismo cielo” encierra una historia de amor en un escenario tan real como las penurias que tienen que pasar los inmigrantes sudamericanos en Estados Unidos y el problema de la violencia en las calles, representada por las pandillas. En la telenovela no se andan con tonterías y hay cosas que impactan desde el primer capítulo, en el que, si lo veis, a muchos se os pondrán los pelos de punta.
Es una telenovela de esas que enganchan, gracias en parte a que Gabriel y Mª Elisa tienen química y congenian muy bien ante la cámara.
-Los personajes. “Bajo el mismo cielo” cuenta con un punto muy importante a su favor: personajes con los que el espectador, para bien o para mal, empatiza. No hay personajes planos. Aquí no hay malos porque sí ni buenos que son tontos. Aquí hay personajes muy humanizados, que muestran sus sentimientos, y que muchas veces se equivocan, como cualquiera de nosotros. Están muy perfilados y eso se agradece mucho a la hora de disfrutar la historia.
-La musicalización. Es otro punto a favor de la telenovela. No suele ser habitual que las historias de Telemundo rodadas en Miami cuenten con una musicalización abundante (de hecho, lo normal es que cuenten con un tema principal y ya), pero esta tiene tema principal y un tema por cada pareja ‘secundaria’, lo que se agradece.
-122 capítulos. Es una telenovela con una duración adecuada: ni muy larga ni muy corta.

Habrá que ver cómo le va en audiencia. Os espero a los que la vayáis a ver para ir comentando cosas y, por supuesto, qué os va pareciendo… 

domingo, 28 de febrero de 2016

CÓMO HAN PASADO LOS AÑOS: De la amargura al amor

“Cadenas de amargura” fue un éxito en México y gran parte de Latinoamérica en el año 1991. Dieciocho años después, su ‘remake’, “En nombre del amor” repitió el mismo éxito en su país de origen y, a diferencia de la original, logró venderse como la espuma en el extranjero, llegando a Europa y arrasando en España.
Dedico este último ‘post’ del mes a hablaros un poco de estas dos telenovelas, a la vez tan parecidas y, a la vez, tan diferentes. Elijo para ello, como siempre, dos escenas clave de las tramas…

I. La muerte de la hermana buena
Para los que no hayáis visto ninguna de las dos telenovelas y sigáis leyendo esto, la historia gira en torno a dos hermanas, una buena y una malísima, que viven juntas, junto a su ‘sobrina’ huérfana. La mala se carga a varios durante el transcurso de la telenovela, entre ellos, a su propia hermana.
En “Cadenas de amargura” Evangelina (Diana Bracho), tras discutir con Natalia (Delia Casanova) por haber descubierto que esta sigue manteniendo contacto con el Padre Julio (Fernando Luján), la deja morir no proporcionándole la dosis de insulina que la hubiera salvado de la brutal subida de azúcar que sufre a raíz de la discusión. Homicidio por omisión.
En el 2009 los efectos, las técnicas y el presupuesto eran mayores y decidieron que Carlota (Leticia Calderón) acabase con Macarena (Victoria Ruffo) arrojándola contra un ventanal del primer piso de la mansión en la que ambas vivían, rompiéndolo, y cayendo la pobre Macarena al vacío. Eso sí, la causa, la misma: los celos al saber que su hermana había vuelto a contactar (y a algo más) con el padre Cristóbal (Arturo Peniche).

II. La 'reclamación' de la sobrina a la tía
La protagonista de la historia comienza siendo una niña dulce e ingenua que se trasforma, con los golpes de la vida, en una adolescente triste, deprimida, controlada por su tía. A su vez, a pocos capítulos para el final, la adolescente triste se desvanece para dar lugar a una chica decidida, que gana en autoestima y en seguridad a lo largo de la historia y que es capaz de enfrentar a su temidísima tía.
Esta es la escena en la que Daniela Castro (Cecilia) le dice unas cuantas a su tía Evangelina:

Y he aquí el equivalente de esa escena en “En nombre del amor”, con Allisson Lozz como Paloma.

No vi “Cadenas de amargura”, pero sí que leí muchas cosas sobre esta telenovela, una historia original de los Peña-Blanco que en 2009 Martha Carrillo y Cristina García convirtieron en “En nombre del amor”. La original tuvo 80 capítulos de 45 minutos; el ‘remake’, 170. Con eso ya os doy una pista de la principal diferencia entre ellas: en lo que a tramas se refiere, la segunda hubo de innovar y crear nuevos personajes e historias (lo que se nota especialmente en la parte final) y  a su vez, dio más protagonismo al elenco juvenil.
Comentan quienes vieron ambas telenovelas que en “Cadenas de amargura” lo que motiva a Evangelina a actuar como actúa es la amargura que siente hacia su sobrina, hija de su amor prohibido y de su hermana. Si bien ese odio también está presente en el actuar de Carlota, esta siempre se justifica en el amor que siente por Cristóbal a la hora de cometer sus crímenes y pecados.
Ambas tienen en común un final enfocado en gran medida en la villana, si bien Evangelina y Carlota no terminan exactamente igual… Pero no cuento más, que me tildáis de ‘spoileador’…     

sábado, 27 de febrero de 2016

HOJA DE AUDIENCIAS: Del 22 al 26 de febrero


*Media semanal de las audiencias de las telenovelas latinoamericanas emitidas en abierto en España en horario de tarde y 'prime time'. 

jueves, 25 de febrero de 2016

TELENOVELAS ESPAÑOLAS: Telenovelas juveniles (I)

Podría decirse que los españoles fuimos en cierto modo pioneros a la hora de abrir camino en el subgénero de las telenovelas juveniles, ya que en septiembre de 1997 Telecinco estrenaba “Al salir de clase”, la que es la primera telenovela juvenil de la historia del género en España y quizás la única que logró tener una trayectoria larga.
La idea inicial de Telecinco pasaba por adaptar para el público español “Berverly Hills 90210” o “Salvados por la campana”, telenovelas juveniles estadounidenses que gozaron de gran éxito a principios de los 90. Sin embargo, la cadena acabó por decantarse por la propuesta lanzada por la productora BocaBoca, de realizar una serie original dirigida al público adolescente.
“Al salir de clase” comenzó en julio de 1997 con Lucía Jiménez y Mariano Alameda como protagonistas y un punto de partida muy sencillo: una chica nueva llega a un instituto, de nombre Siete Robles, y se enamora de un chico muy distinto a ella. Y, como ocurre siempre en este tipo de historias, alrededor numerosos personajes con sendas tramas (amigos de los protagonistas, familiares, profesores…). La historia, como suele ser habitual en este tipo de telenovelas, sirvió para lanzar al estrellato a un buen número de actores hasta entonces poco conocidos y que con el paso del tiempo se han labrado un buen futuro en esto de la actuación: Hugo Silva, Rodolfo Sancho Félix Gómez, Fran Perea, Elsa Pataky, Miguel Ángel Muñoz, Paula Echeverría…  
El éxito favoreció a la telenovela, que se alargó con nuevas tramas, llegando hasta la bonita cifra de 1199 capítulos, de media hora de duración, minuto arriba o minuto abajo. Terminó cinco años después de haber comenzado: en septiembre de 2002. Para los nostálgicos, comentar que todos los episodios están disponibles en Mitele.es, la plataforma de vídeos de Mediaset España, lo cual es de agradecer, porque sino sería imposible encontrarlos.   

El fenómeno “Al salir de clase” no pasó desapercibido para Antena 3 que, en 1999, estrenó "Nada es para siempre", otra telenovela juvenil ambientada en un instituto con un grupo de adolescentes como protagonistas, con un elenco liderado por Vanesa Cabeza, Carlos Castel y Carolina  Baleztena.  La telenovela, que se rodaba en Galicia, se estrenó en julio de 1999 y aguantó bien la competencia y las comparaciones con "Al salir de clase", pero, sin embargo, con el transcurrir de los capítulos la audiencia fue bajando, hasta hacer que Antena 3 cortase por lo sano y ordenara a la productora no hacer más capítulos, dando por concluida la serie en diciembre del año 2000, con 375 episodios emitidos y dejando prácticamente la totalidad de las tramas abiertas.  Algunos de los capítulos pueden encontrarse en Youtube, después de que fuera repetida por Neox hace algunos años. 
"Nada es para siempre" también hubo de verse comparada en innumerables ocasiones con “Compañeros”, una serie semanal, orientada al público juvenil, que por temporadas, y  produjo Antena 3 entre 1998 y 2002 y que contó con 121 capítulos, también ambientada en un instituto.

miércoles, 24 de febrero de 2016

LUGARES DE TELENOVELA: San Gaspar (de "Apuesta por un amor")

Tras escribir y publicar una entrada dedicada a San Gaspar, el pueblo ficticio en el que se desarrolla “La vecina” (Televisa, 2015), recordé que hace más de diez años Angelli Nesma también ambientó una de sus telenovelas en un pueblo ficticio llamado San Gaspar: “Apuesta por un amor” (Televisa, 2004).
La diferencia entre los pueblos de ambas producciones es que en “Apuesta por un amor” se concretaba que el pueblo ficticio de San Gaspar se encontraba en el estado real de Yucatán.
Pues bien, en Yucatán no hay ningún San Gaspar. El San Gaspar de “Apuesta por un amor” se construyó a partir de Itzincab Cámara, un pueblo situado en el municipio de Tecoh, en el estado de Yucatán, y que cuenta con poco más de 300 habitantes.
El pueblo surgió en torno a una hacienda tequilera, del mismo nombre, fundada a finales del siglo XIX y que hoy en día funciona como hotel. El turismo es, pues, el gran pilar del pueblo.
*Itzincab, la hacienda en torno a la que surgió Itzincab Cámara.
Junto a Itzincab, San Gaspar se construyó gracias a la hacienda Temozón Sur, la hacienda en la que transcurren gran parte de las tramas de la telenovela. Dicha hacienda es, también un hotel que se sitúa a escasos diez kilómetros del pueblo de Itzincab. El aeropuerto de Mérida y diversas iglesias y parques de la capital del estado sirvieron para crear ese pueblo ficticio en el que transcurría la historia de amor de Julia (Patricia Manterola) y Gabriel (Juan Soler) que aquí en España vimos en los inicios de Nova.
*Hacienda Temozón Sur, en Mérida.
De todas formas, el que os haya hablado de dos pueblos con el mismo nombre que no existen en la realidad no excluye que haya otros lugares en México con el nombre de San Gaspar, como San Gaspar de los Reyes, en Jalisco o San Gaspar, en Zumpahuacán, a dos pasos del DF, con unos 2.000 habitantes, más o menos.  

lunes, 22 de febrero de 2016

¿QUÉ FUE DE...? María Adelaida Puerta

Debutó en las telenovelas con “Francisco el matemático” (RCN, 2000-2004), a la que ella entró en el año 2002 y de la que salió en el 2003. A esta historia siguieron otras, con papeles secundarios, como “La mujer en el espejo” (Telemundo y RTI, 2004) o “Todos quieren con Marilyn” (RCN, 2004).
Su gran salto a los papeles protagonistas se lo dio la “Sin tetas no hay paraíso” original, la colombiana, producida en el 2006.  Sí. Me toca hablaros un poco de María Adelaida Puerta…
Tras el éxito obtenido con la telenovela firmada por Gustavo Bolívar, María Adelaida se sumergió en otros proyectos como “Las profesionales, a su servicio” (Caracol, 2007) o “Montecristo” (Caracol, 2008), con papeles de peso, pese a no ser la protagonista.
Su carrera despuntó nuevamente en el 2009, cuando se convirtió en Pilar, ‘La Perrys’, una de las protagonistas de la narconovela “El Capo” (producida por Fox Telecolombia para RCN en el 2010). Tras ello, hizo una pequeña participación en “La Pola” (RCN, 2012) y se sumergió en las grabaciones de “La Mariposa” (producida también por Fox Telecolombia para RCN en el año 2012), la cual protagonizó junto a Michel Brown.
Terminada “La Mariposa” hizo una participación especial en la segunda parte de “El Capo”, a principios de 2012, con la que dio por terminado su personaje.
Han pasado cuatro años desde entonces sin que hayamos vuelto a ver en pantalla a María Adelaida Puerta, pese a la prometedora carrera en el género que podría haber tenido (y que, en cierto modo, tuvo) tras “Sin tetas no hay paraíso”. No la hemos vuelto en las telenovelas, pero tampoco en el cine (su última película la rodó en el 2009) ni en el teatro (no se sube a las tablas desde 2007). ¿Qué ha sido de ella en estos años? Os lo cuento… Agotada tras el éxito en Colombia de “El Capo” y “La Mariposa”, según sus propias palabras, decidió retirarse temporalmente para viajar y mejorar su inglés, estableciéndose en Estados Unidos una temporada. Volvió a la primera plana hace unos meses, cuando, estando en México, confesó que le gustaría volver, pero no en una narconovela (se declaró cansada de esas producciones y sus personajes) pero tampoco en una novela rosa (pues declaró que no le agradan ese tipo de historias).
De momento, nada ha vuelto a saberse de ella. Tener, tiene tiempo para volver… A sus 33 años lo que le sobra es tiempo. Aunque quizás deba ponerse un poco menos exigente… El mundo de las telenovelas no va mucho más allá de las narconovelas y las historias rosas de siempre… Hay bionovelas y hay novelas de misterio, pero no son de las que más abundan… 

domingo, 21 de febrero de 2016

PROYECTOS FALLIDOS: "Rubí", segunda parte

Tengo mis reticencias con las segundas partes. Hay gente que piensa eso de que “segundas partes nunca fueron buenas” y los hay que están encantados de que haya segundas y terceras partes de cualquier cosa. Yo soy el término medio… Debe haber segunda parte si la historia lo permite, sino, no.
Lo mismo pasa respecto de los finales abiertos. Los hay que los odian a muerte y los hay que les encanta que cualquier cosa acabe con un final abierto. A mí me es bastante indiferente y creo que si la historia se presta para ello y se hace un final abierto congruente, adelante. Si no, mejor cerrar tramas.
¿A qué viene todo este rollo? Pues a que hoy me toca hablaros de un ‘proyecto fallido’ que lleva más de once años dando de qué hablar: una segunda parte de “Rubí”, la telenovela que produjo Televisa en 2004 y que protagonizaron Bárbara Mori, Eduardo Santamarina, Sebastián Rulli y Jacqueline Bracamontes.
No ha habido año en el que no haya salido un rumor en internet que se refiera a la posible segunda parte de la telenovela, que terminó con “Fin...?” sobreimpreso en una escena en la que Fernanda (Bárbara Mori), la sobrina de Rubí, besaba a Alejandro (Eduardo Santamarina) en su consultorio, dando a entender que Fernanda vengaría a su tía enredando a Alejandro y echando a perder la vida de Maribel (Jacqueline Bracamontes).
Como iba diciendo, no ha habido año en los últimos doce en los que los que estamos al tanto de la actualidad del género no hayamos tenido que leer titulares relacionados con esa segunda posible parte. Y siento mucho decirlo, pero todos han sido bulos. Muchos de ellos, también hay que aclararlo, creados intencionadamente por la propia Televisa para generar expectativa, titulares y un poco de publicidad, que nunca viene mal. Hace menos de un año, sin ir más lejos, varias webs publicaban que José Alberto Castro (el productor) no descartaba lanzarse a producir la segunda parte de la historia a finales del 2016 o principios del 2017 siempre que Bárbara Mori fuera la protagonista y la historia fuera coherente con todo lo que tiene tras de sí.
Del resto de las partes implicadas, la única que se ha pronunciado con claridad es Bárbara Mori, negándose a realizar esa segunda parte, y señalando que prefiere quedarse con el éxito y el recuerdo que tiene de la historia.
En lo personal, y para este caso concreto, me pongo un poco radical, si me lo permitís. No veo la necesidad de hacer una segunda parte, y mucho menos después de doce años. Aparte de las dificultades para conseguir el elenco que debe conseguirse (Bárbara Mori, Jacqueline Bracamontes y Yadhira Carrillo están apartadas del género), ¿merece la pena ‘revivir’ una historia que nos dejó un buen sabor de boca y que tuvo un éxito tremendo en todo el mundo? Dejemos las cosas como están…

sábado, 20 de febrero de 2016

HOJA DE AUDIENCIAS: Del 15 al 19 de febrero

*La tabla recoge los datos de audiencia media de las telenovelas latinoamericanas emitidas en abierto en España a partir de las 15.00 h. 
**"Grachi", la telenovela que emitía Divinity, fue trasladada desde este lunes 15 a las 8:00 h., de ahí que ya no aparezca en la tabla.
***"La Reina del Sur", que repone Atreseries, tampoco aparece, ya que Kantar Media (la empresa medidora de las audiencias) por razones que desconozco no proporciona a las webs de televisión datos completos de las audiencias del canal. 

jueves, 18 de febrero de 2016

REUTILIZANDO: Un mismo edificio en "Yo no creo en los hombres" y "A que no me dejas"

No me canso de repetirlo… En el género se ‘reutiliza’ todo. Afortunadamente, hay productores que se encargan de intentar que los espectadores no relacionemos cosas que aparecen en sus telenovelas con otras historias. De ahí que se produzcan cambios como el de este edificio que os traigo hoy, utilizado en dos telenovelas muy recientes de Televisa.

El edificio en cuestión, de planta baja, se encuentra situado en la Colonia Condesa, de la Ciudad de México, donde abundan edificios con cierto estilo y ‘glamour’, siendo una de las colonias más caras para vivir en el DF.
Ese edificio fue el lugar donde se desarrollaron buena parte de las tramas de “Yo no creo en los hombres” (Televisa, 2014). En esta telenovela era la sede de la empresa de moda Vera Duval, propiedad de Ivana Duval (Sonia Franco). Como veis en la imagen, el edificio portaba un color gris oscuro, con los marcos de puertas y ventanas de color blanco y las puertas principales en color rojo.

Volvió a hacerse presente, varios meses después de terminar el rodaje de “Yo no creo en los hombres”, como la agencia de publicidad Playa Linda, el negocio propiedad de Darío Córdova (Ernesto D’Alessio) y su hermana en “A que no me dejas” (Televisa, 2015).

Que sí, que el edificio es el mismo, aunque pueda no parecerlo. Como veis, para la ocasión se ‘repintó’ con un color rosa claro, combinado con el gris para los marcos de puertas y ventanas, dejando en blanco las puertas principales. Nada que ver con su ‘look’ en “Yo no creo en los hombres” si no fuera por un detalle… El toldo que se proyecta sobre la puerta principal, lo único que se dejó sin cambiar.  

miércoles, 17 de febrero de 2016

UNA DE... Expresiones raras en las entradas de las telenovelas

Que las entradas de telenovelas y sus rótulos están influenciados, en ocasiones, por el ego de los actores, es algo que no discute nadie. No sé si será por ese ego o por qué, pero hay entradas de telenovelas que contienen rótulos que parecen destinados a satisfacer y aumentar ese ego o, en su caso, a vender mejor el producto. Rótulos que pueden resultar graciosos, por la forma de presentar al actor en cuestión y que merecen que se les dé un espacio en el blog. En esta ocasión me ciño a varios ejemplos de las telenovelas mexcianas de Televisa, quizás porque son las más ‘exageradas’ a la hora de presentar a los actores que en ellas intervienen…

-Itatí Cantoral: la primera actriz-
Siempre pensé que la expresión “primera actriz” se reservaba a actrices con unas cuantas décadas de trayectoria a sus espaldas. Primeras actrices podrían ser, por ejemplo, Helena Rojo, María Rojo, Ana Martín…
¿Pero Itatí Cantoral? Vale que en el 2009, cuando protagonizó “Hasta que el dinero nos separe” tenía tras de sí cierta trayectoria, ¿pero para ser “primera actriz”, además, con 35 años que tenía entonces? No sé yo…

-Rebecca Jones: la participación extraordinaria-
“Cuna de lobos” (1986) fue un antes y un después no solo en la historia de las telenovelas, sino también en la trayectoria de sus principales actores. Entre ellos estaba Rebecca Jones, quien en la entrada era definida como una “participación extraordinaria”.
Si la de Rebecca era una “participación extraordinaria”, el resto de los actores, ¿realizaban una participación ordinaria? ¿A qué se referirían con lo de “extraordinaria”? No lo sabremos nunca…

-Carmen Salinas: la gran estrella popular de México-
Así se presentaba a Carmen Salinas en las entradas de “Mundo de fieras” (2005) y “Triunfo del amor” (2010). No sé a vosotros, pero a mí lo de “gran estrella popular” me suena a lo que es Belén Esteban en este país. Carmen Salinas merecía sin duda alguna su presentación como lo que es, una primera actriz, pero no con esa historia tan susceptible de interpretaciones raras como es lo de “la gran estrella popular”.

-Eduardo Yáñez: vuelve triunfal a casa-
Eduardo Yáñez volvía a las telenovelas en el año 2006 con “La verdad oculta”. Había estado cuatro años, desde “Te amaré en silencio” (2002) alejado del género y enfocado en el cine, haciendo alguna película en Estados Unidos.
¿No os parece muy arrogante vender su vuelta al género como “el regreso triunfal a la televisión mexicana de Eduardo Yáñez”? Y más cuando “La verdad oculta” no fue tampoco el exitazo que se esperaba que fuese…

-Ninel Conde: la gran actriz y cantante-
Ojiplático me quedé cuando, hace unos años, viendo “Mar de amor” (2010) en TVE presentaron a Ninel Conde como “la Gran Actriz y Cantante”. Vale, para gustos colores… Algunos diréis que sí, y otros coincidiréis conmigo en que sí, actriz sí, cantante, también. Pero lo de “Gran” quizás le queda algo grande, valga la redundancia.

-Carlos Ponce y Cristián de la Fuente: los actores internacionales-

Las entradas de las telenovelas “Dos hogares” (2010) y “Corazón salvaje” (2009) vendían a estos dos actores como “actores internacionales”. Entiendo que ambos han hecho cine y alguna serie o telenovela fuera de México, pero, por esa razón, muchos de los actores del género podrían ser calificados como “actores internacionales”. Hay quien señala que es porque han rodado en otro idioma, distinto del español. Si es así, mejor llamarlos "actores políglotas", o "actores preparados como Dios manda", ¿no?. 

-Protagonizando a-

Otra telenovela de Emilio Larrosa, "Amores con trampa", dejó esta nueva y extraña expresión: "protagonizando a Santiago". Había oído lo de 'encarnando a', o 'en la piel de' pero "protagonizando a", nunca. 'Protagonizar' es un verbo transitivo, con lo que se suele protagonizar algo (una telenovela, una serie, una obra de teatro...), no a una persona. 

Más, para otra ocasión.

lunes, 15 de febrero de 2016

PRIMER VISTAZO: "Corazón que miente" (Televisa, 2016)

Producida por MaPat López de Zatarain para Televisa, “Corazón que miente” llegó a las televisiones mexicanas el pasado lunes 8 de febrero, sustituyendo a “A que no me dejas”.
Esta nueva telenovela, ‘remake’ de “Laberintos de pasión” (Televisa, 2000) cuenta con un elenco encabezado por Pablo Lyle y Thelma Madrigal.
Antes de pasar a contaros un poco qué me ha parecido el primer capítulo, os dejo un tráiler de la telenovela:

A FAVOR:
El primer capítulo es en sí un ‘flashback’ que promete alargarse durante algunos capítulos más. La historia comienza “hace unos años”, sin concreción temporal de cuántos, aunque no creo que sean más de quince, por las edades de los niños que luego se convertirán en los protagonistas. Puebla es el espacio geográfico en el que se desarrolla la telenovela, lo cual ya es de por sí un punto a su favor. Es una ciudad preciosa, con un encanto tremendo que impregna las telenovelas que se ambientan en ella.
La historia, ‘a priori’, tiene un punto de partida bastante simple: una mujer, Lucía (Mayrín Villanueva) está casada con un imprensentable llamado Demián (Alejandro Tommasi), con el que tiene dos hijos: Alonso (que será Lyle en cuanto pasen los años) y Santiago. Uno de ellos conoce por casualidad a Mariela (que será Thelma Madrigal cuando pase el tiempo), la nieta de un conocido y querido doctor de Puebla interpretado por Eric del Castillo.
Me he quedado boquiabierto con el elenco que se ha montado MaPat para esta telenovela, con unos cuantos grandísimos y primerísimos actores: Alejandro Tommasi (que vuelve como villano), Helena Rojo, María Sorté, Eric del Castillo, Alexis Ayala (que se nos ha hecho ‘bueno’) o Gerardo Murguía, por citar algunos.
Me agradó volver a ver a Diego Olivera, que además parece ser que tendrá algo que ver con el personaje de Mayrín Villanueva, repitiendo así con ella tras “Mentir para vivir”. Diego es un actorazo, capaz de hacer grandes villanos y buenos protagonistas, aunque en Televisa lo tienen muy desaprovechado, con personajes que no están a su altura. A ver cómo le va con este… A Mayrín la he visto más joven y más contenida, pero para bien. Creo que es solo una participación especial, a raíz de su rótulo en la entrada, pero espero que vuelva pronto, de verdad, como villana o incluso protagonista de otra telenovela.
Que los Peña-Blanco firmen el guión de la original ya hace ver que MaPat y su equipo tendrán una buena base, y un punto a su favor a la hora de desarrollar esta telenovela.
 
EN CONTRA:
Realmente, ninguno. Me quedé con las ganas de ver algo, aunque fuera en avances del futuro intercalados en la historia, como se hizo en su día en “La fuerza del destino”, que también tenía varios capítulos en modo ‘flashback’, de los protagonistas.

MÁS COSAS:
Me alegra que ya hayan colocado la entrada en el primer capítulo. No es la gran cosa, pero sí que me han gustado dos cosas: la canción de Bisbal, titulada como la telenovela (¿o es la telenovela la que se titula como la canción?) y la tipografía.
De las localizaciones, sin queja. La dirección, estupenda. Es el tipo de telenovela que puede funcionar y dar una alegría a Televisa.

En mis planes no entra el verla, por algo que ya os comentaré cuando llegue el debido momento, pero es un producto con una buena factura, que se puede vender bien, y que tiene un guión con el sello de los Peña-Blanco como base, lo cual es una garantía de éxito tremenda. 

domingo, 14 de febrero de 2016

CAZANDO GAZAPOS: Otro de "Caminos de Guanajuato"

¿Qué es un ‘gazapo’? Aparte de un conejo pequeño, en España llamamos ‘gazapo’ a cualquier error, fallo o metedura de pata que se comete en una película, serie o, como es el caso, en una telenovela. Como ‘gazapos’ englobamos fallos de guión, de escena, de ambientación… Todo vale.
Aunque antes era una vez al mes, voy a intentar hacerlo, desde ahora, dos veces al mes, ya que tengo material en abundancia. Sabéis también que desde septiembre doy puntos. En concreto, cada ‘gazapo’ vale dos puntos, que es lo que se llevará todo aquel que lo vea. Si se acierta parcialmente, graduaré la ‘recompensa’ (daré un punto, medio…). Es importante para ello que participéis usando la misma cuenta de Google o el mismo seudónimo.
Los comentarios no aparecerán publicados hasta que yo resuelva el ‘gazapo’, momento en el que publicaré también la clasificación general de todos los ‘cazadores’. Tenéis 48 horas para resolver el ‘gazapo’.

Este octavo gazapo de la temporada es cosa mía. Es una escena de “Caminos de Guanajuato”, una telenovela producida por Azteca 13 el año pasado.
Me tenéis que disculpar por la calidad de imagen y de vídeo. Encontré y descargué el capítulo, pero mi editor de vídeos no lo reconoció, así que no me quedó más que ponerme yo, videocámara en mano, a grabarla. De todas formas, lo que me interesa que se vea, se ve perfectamente.
En esta escena Gilberto (Erik Hayser) habla con su madre Rosaura (Claudia Lobo) en el hospital de un robo que esta había cometido en la casa familiar unos cuantos años antes.
Tras ello entra un ‘flashback’ que nos sitúa en 1968 y se ve a la Rosaura joven discutiendo con Alejandro Coronel, el abuelo de Gilberto.  
Es un detalle de esos que a mí me gustan mucho.
Recomiendo, como siempre, ver el vídeo en pantalla completa.

*Dificultad: 8,5

Y EL 'GAZAPO' ERA...
Este es un ejemplo de pequeñas meteduras de pata con el ‘atrezzo’. De todas formas, es algo que pasa mucho en las series de época: ‘colar’ objetos que en la época en la que transcurre la historia o no se habían inventado o no tenían un uso generalizado… Como el teléfono inalámbrico que Melchor Coronel usa en el ‘flashback’ de la escena, ambientado en 1968. Vale… El teléfono inalámbrico se inventó en 1938, aunque no fue hasta los primeros años de la década de los 50 cuando comenzó a producirse en serie. Con el teléfono inalámbrico pasó un poco lo que pasa con cualquier aparato tecnológico: al principio, eran unos ‘tochazos’ de cuidado, inalámbricos básicamente porque no tenían cables, no porque te los pudieras llevar muy lejos, evolucionando poco a poco hacia teléfonos finos, más pequeños, con pantalla…



En México, más o menos como España, entró a finales de los 80 en los hogares y con modelos ‘ladrillo’, muy distintos al que usa Melchor en esta escena, ambientada en 1968.

Dejo la clasificación del ‘gazapo’ y aprovecho para felicitar a todos los que lo ‘cazasteis’…

Y esta es la clasificación global…

El próximo con el que jugaremos será de “Yo no creo en los hombres” (Televisa, 2014), y me lo ha proporcionado Yolanda SH, lectora del blog. Es muy chulo, ya lo veréis…

Si ‘cazáis’ por vuestra cuenta alguno, y queréis aportarlo a este juego, ya sabéis, escribidme a hdetelenovelas@yahoo.es contándome un poco de qué va, en qué capítulo de qué telenovela se produce… Me comprometo a hacer el montaje con el vídeo del capítulo para jugar con el ‘gazapo’. 
Cualquier duda, o cosa que queráis debatir sobre este 'gazapo' o los puntos que he repartido, no dudéis en planteármela, por aquí mismo, mediante los comentarios.

sábado, 13 de febrero de 2016

HOJA DE AUDIENCIAS: Del 8 al 12 de febrero

Telenovelas latinoamericanas emitidas en abierto en España a partir de las 15.00 h. de la tarde. Parece ser que Kantar Media tiene problemas con las mediciones de Atreseries, porque esta semana tampoco han salido los datos completos ni del miércoles, ni del jueves, ni del viernes.
Respecto de "Grachi", Divinity no la emitió este viernes, con lo que es posible que los que la sigáis os veréis obligados a verla o en otro horario, o por internet. Parece ser que ha caído.  

jueves, 11 de febrero de 2016

MIS DESVARÍOS: ¡No a los falsos 16:9!

Me planteaban hace unas semanas un tema muy interesante que bien merece una entrada en el blog.
Las telenovelas, como todo, han ido adaptándose a los avances tecnológicos, entre ellos, aquellos que afectan a su rodaje y posterior emisión. Hasta no hace mucho, las telenovelas se rodaban para ser emitidas en una relación de aspecto de 4:3, es decir, una relación de aspecto más o menos ‘cuadrada’, propia de las televisiones que todos teníamos en nuestras casas. Era la relación de aspecto estándar, la que se usaba para cualquier cosa.
La llegada de la televisión en alta definición y de las pantallas de plasma y todos estos televisores ultrafinos y maravillosos hizo que se optara por comenzar a rodar en 16:9, una relación de aspecto más ‘rectangular’, que se generalizó en las telenovelas a partir del 2010-2011. Es el formato que se sigue usando en la actualidad.
¿A qué viene todo este rollo? Pues a algo que viene haciendo Nova respecto de sus telenovelas y muchas cadenas con películas y series antiguas: ‘reconvertir’ el 4:3 en 16:9, estirando y ‘achatando’ la imagen. Véase el ejemplo que acompaña a este artículo, con la misma escena de “Marimar” (Televisa, 1994), en 4:3 y en los ‘falsos’ 16:9. Queda mal, ¿no?
Pues, volviendo a las telenovelas, es lo que ocurre con muchas de las telenovelas rodadas en 4:3 y que emite Nova (“Cuidado con el ángel”, "La Tormenta"“La viuda de Blanco”…). Ojo. Hay televisores que, aún siendo pantallas de plasma, mantienen los 4:3 y ‘rellenan’ con un color negro el sobrante. Pero son la excepción…
Quien me comentaba esto, me lanzaba una pregunta… Esa ‘deformación’, ¿puede ser una infracción de los derechos de propiedad intelectual? Me pareció una cuestión jurídica muy interesante…
La legislación en materia de propiedad intelectual es de 1996, con unas pequeñas reformas. El artículo 14.4º del RD Legislativo 1/1996 que es el que regula estas cosas, prevé que el autor pueda “exigir el respeto a la integridad de la obra e impedir cualquier deformación, modificación, alteración o atentado contra ella que suponga perjuicio a sus legítimos intereses o menoscabo a su reputación”. Dado que la legislación la suele desarrollar siempre la jurisprudencia (dos o más sentencias del Tribunal Supremo sobre un mismo asunto y con el mismo sentido), estuve buscando jurisprudencia. Pero no existe la más mínima jurisprudencia al respecto… Así que, con la ley en la mano, yo interpreto, con base en ese artículo 14.4º del RDLeg. 1/1996 que Televisa y Telemundo (autores) podrían, si quisieran y si tuvieran conocimiento de ello (que esa es otra), exigir a Nova (distribuidora) que no ‘deforme’ las telenovelas para su emisión en un falso 16:9.  
Y por supuesto, lo mismo se puede predicar para cualquier otra productora, de cine, series o telenovelas y cualquier otro canal que haga lo mismo que Nova con producciones de tipo audiovisual.
A ver si alguien de los servicios jurídicos de esas productoras lee esto y se anima, porque, volviendo al principio, a mí también me parece una grosería tanto para el espectador como para la productora que se ‘transforme’ la imagen solo para llenar plasmas. 

miércoles, 10 de febrero de 2016

SUELE PASAR: ¡Cuidado con las almohadas!

¿Cuál es el arma que ha provocado más muertes en una telenovela? Muchos pensaréis, como es lógico, en pistolas y armas de fuego. De acuerdo. Pero os estáis olvidando de otra poderosa arma, barata y al alcance de cualquiera, con la que muchos villanos (y, particularmente, villanas) han acabado con sus ‘problemas’: la almohada.
El ‘almohadicidio’ (palabra inventada por un servidor) es algo que lleva años estando a la orden del día en cualquier telenovela de cualquier país, por una sencilla razón: cargarse a alguien asfixiándolo con una almohada es algo que se rueda rápido, sin problemas, y que además sale tirado de precio. Vamos, lo que buscan los productores.
Repaso en esta entrada cinco ‘almohadicidios’ de cinco telenovelas diferentes, separadas temporalmente por algunos años…

-“La verdad de Laura” (TVE, 2002).
Para mí Teresa Jiménez de Luarca (Mirtha Ibarra) es la villana por excelencia de las telenovelas españolas: astuta, malvada y con un sentido del humor un tanto excéntrico. En la telenovela se carga a varios, entre ellos, a su nuera Beatriz (Ivonne Reyes). Lo hace tras descubrir que esta mantiene una relación sentimental con su marido (el de Teresa, por si no queda claro). Loca de celos, Teresa se las ingenia para que Beatriz se aplique durante un tiempo maquillaje ‘envenenado’, lo que merma su salud. Un día, mientras duerme, decide terminar con ella asfixiándola. Pedazo de escena la que se marcaron estas dos actrices.

-“Inocente de ti” (Televisa-Fonovideo, 2004).
Rebeca Linares (Helena Rojo) está harta de Mauricio Riveroll (Miguel Córcega) y se encarga de despacharlo en el hospital, cometiendo otro genial ‘almohadicidio’. No me preguntéis qué motiva a Rebeca a actuar así. No me vi la telenovela y aunque he buscado en internet qué ocurrió exactamente entre Rebeca y Riveroll para llegar a esto, no encontré respuesta alguna. Quien la haya visto y lo sepa, que me lo comente…

-“El rostro de Analía” (Telemundo, 2009).
Creo que no se puede llegar a ser una gran villana si no se ha matado a alguien por medio del ‘almohadicidio’. Ya os he enseñado cómo lo llevaron a cabo dos grandes actrices, y ahora voy con una tercera grandísima actriz: Zully Montero.
En el papel de la malvada Carmen, Zully no tuvo reparos en matar, también en un hospital, a su hermana y cómplice en la ficción, Antonia (Alcira Gil). No vi la telenovela, pese a que siempre tuve ganas de hacerlo, pero en internet apuntan a que fue por una traición.


-“Marido en alquiler” (Telemundo, 2013)
Tras intentar matar a Marcela (Adriana Lavat) simulando un atraco con drásticas consecuencias, la trastornada de Teresa Cristina (Maritza Rodríguez) se presenta en el hospital donde la primera convalece y, sin compasión, la asfixia con la almohada en la que instantes antes dormía.
No he conseguido la escena, pero sí este avance de capítulo en el que se intuye que, precisamente, Teresa Cristina no piensa usar la almohada para reacomodar a su ‘amiga’.

-“A que no me dejas” (Televisa, 2015)
Laura Carmine ha entrado en el club de grandes villanas gracias a Nuria y a su primer ‘almohadicidio’ (corregidme si mató a alguien de la misma forma en alguna telenovela anterior). Y es que Nuria, su personaje en la historia, no tuvo reparos en matar, almohada en mano, a su propio padrino, interpretado por Alfredo Adame, tras malherirlo en una ‘celebración’ familiar y mientras este permanecía en coma. Y todo ello, teniendo una pierna escayolada… ¡Ay! ¡Puestos a matar, hay que ‘acertar’ a la primera! 

¿Cuántos ‘almohadicidios’ conocéis? A mí se me vienen a la mente muchos más… Tanto consumados como en grado de tentativa. Un recurso que viene bien y que seguramente veremos hasta el día en el que el género llegue a su fin. 

lunes, 8 de febrero de 2016

HOY EMPIEZO A VER: "Bajo el mismo cielo" (Telemundo, 2015)

Tras acabar de ver “La vecina” y encontrándome ya, como quien dice, en la recta final de “A que no me dejas”, hoy comienzo a ver una telenovela. Una telenovela que acabó hace nada en su país de origen (EEUU) y que lo hizo dejando un buen sabor de boca tanto al público como a la crítica. Os hablo de “Bajo el mismo cielo”, una telenovela producida por Telemundo Studios Miami el año pasado y cuyo elenco encabeza Gabriel Porras junto a María Elisa Camargo.
Varios son los motivos que me animan a verla…
-La temática. La idea del sueño americano y cómo el sueño se convierte en pesadilla para los inmigrantes latinoamericanos que logran establecerse –muchos de ellos, sin papeles- en Estados Unidos es una temática que se me hace muy interesante y que creo que puede dar mucho juego. A ello hay que añadir la violencia, a través de las pandillas, algo muy habitual en los Estados Unidos de los años 60 a 90, y de lo que aún quedan restos en la actualidad. Ambas cosas se plasman en el trasfondo de esta historia.
-La autora. Tras “Bajo el mismo cielo” se esconde Perla Farias. No es una historia original, sino inspirada en la película “A better life” (Summit Entertainment, 2011). He visto tanto alguna de las historias originales realizadas por Perla en Venezuela como las adaptaciones que ha hecho para Telemundo de diversas telenovelas y todas ellas me han gustado mucho. Suele mantenerse fiel a la esencia original, pero presentando a la vez algo nuevo, diferente, con personajes muy bien definidos y cargados de matices.
-El elenco. Junto a Gabriel Porras y María Elisa Camargo se encuentran Alex Speitzer (al que llevo sin ver desde “Mentir para vivir”), Erika de la Rosa, Julio Bracho, Mercedes Molto, José Guillermo Cortines, Rosalinda Rodríguez… Junto a ellos, un elenco juvenil muy amplio, con caras que debutan en el género o que asumen su primer papel relevante.
-La ambientación. Llevo mucho tiempo sin ver una historia ambientada y rodada en Estados Unidos. Aunque sé que la historia se desarrolla en Los Ángeles, también sé que se ha rodado en Miami, quitando determinadas escenas que se rodaron, en la ciudad de Los Ángeles. De todas formas, tengo ganas ya de ‘salir’ de México (llevo ya varias telenovelas mexicanas seguidas) y disfrutar un poco de los aires estadounidenses.
Son 122 capítulos y le sacaré el mayor provecho posible, como es costumbre en mí, para los distintos apartados del blog. Una vez finalizada (calculo que será para finales de abril o principios de mayo), publicaré la pertinente crítica. 
[ACTUALIZACIÓN POSTERIOR] Crítica ya disponible en este enlace: "Bajo el mismo cielo" (Telemundo, 2015)

domingo, 7 de febrero de 2016

PRIMER VISTAZO: "Eva la trailera" (Telemundo, 2016)

Edith González está de vuelta en Telemundo, siete años después de su famosa “Doña Bárbara”. Vuelve con una historia original, firmada por Valentina Párraga, la autora de aquella telenovela: “Eva la trailera”.
Se estrenó en Estados Unidos el pasado 26 de enero. Arap Bethke y Jorge Luis Pila encabezan, junto a Edith, el elenco de la nueva apuesta de la cadena hispana.
Procedo a comentaros qué me ha parecido el primer capítulo…

A FAVOR:
Igual resulto un poco pesado… ¡Pero qué joven se ve Edith González! En serio, por ella los años pasan al revés… Debe ser la envidia del género. Me alegra que haya vuelto a Telemundo tras su paso por Azteca y me alegra más el que lo haya hecho con un personaje potente, de carácter, más cercano a Bárbara y más alejado de Alma, Paula o Valentina, sus últimas protagonistas. Se ve espléndida con este nuevo personaje.
La historia arranca con un primer capítulo destinado a que el espectador conozca a los personajes, sin ‘flashbacks’ (más allá de uno muy pequeño) y destinado a que el espectador empatice con la protagonista.
Han hecho un buen ‘casting’ y, la verdad sea dicha, no tengo queja de ninguno de los actores a los que he visto en este primer capítulo. Pila promete como un villanazo con un sentido del humor un tanto peculiar. Lo mismo podría decirse de Arap, cuyo personaje me parece que guarda muchos secretos que se irán desvelando conforme avance la historia.
Me ha agradado volver a ver a Javier Díaz Dueñas de bueno, tras su Radamés de “Los Miserables” y me ha sorprendido ver a Erika de la Rosa de morena, cuando siempre la había visto de rubia. Su personaje, Marlene, es otro de los que promete.
Del elenco juvenil, destaco dos nombres: Nicolle Apolonio (Fabiola, la hija con autismo de Eva) y Jorge Eduardo García (Diego, el hijo con asperger de Pablo). Sobra decir que me parece genial que una telenovela vaya a tocar temas tan interesantes y tan desconocidos para la sociedad como son el autismo o el síndrome de asperger, que pueden parecer lo mismo, pero que no lo son. Estoy convencido de que Párraga y su equipo darán un buen tratamiento a estos temas, y ojalá logren concienciar un poco a los que vean la telenovela sobre todo ello.
De los primeros actores que aparecen en este capítulo, toda una sorpresa volver a ver a Roberto Mateos (que tampoco parece que envejece, porque está siempre igual) y Karen Sentíes, que, por fin, parece que vuelve a asumir un papel de peso.
Las localizaciones son estupendas, con Miami como la ciudad en la que transcurre la historia.

CONTRAS:
Es algo que se ve, cada vez más a menudo, en las historias de Telemundo producidas en Miami: la ‘reutilización’ de decorados. Lo que se nos muestra de la casa de Pablo es lo que fue la casa de Carlos en “Bajo el mismo cielo”. Igualmente, los decorados de la mansión Soler-Montes me parecen (digo que me parecen, porque no vi la telenovela) los del interior de la casa de las Del Junco en “Tierra de Reyes”).

MÁS COSAS:
El trasfondo que tiene la telenovela, con una empresa de camiones que va a dar mucho juego, creo que es algo que no había visto nunca en ninguna telenovela. Había visto sitios de taxis, choferes… Pero no a unos protagonistas que ‘trabajan’ con camiones. En las promos Edith salía conduciendo uno de ellos… Me hubiera gustado verla conduciendo en este primer capítulo.
La musicalización es bastante buena y el tema principal, que se escucha básicamente en las transiciones del capítulo se ve que ha sido compuesto ‘ad hoc’ y tiene toda la pinta de ser uno de esos temas que se te acaban metiendo en la cabeza y cuya letra te acabas aprendiendo.
La telenovela ya me llamaba la atención desde antes de estrenarse, pero viendo el buen sabor de boca que me ha dejado este primer capítulo, tengo claro que la veré. ¿Cuándo? Posiblemente de cara al verano… Hay que dejar que vaya más ‘rodada’ (y nunca mejor dicho) en Estados Unidos. 

ACTUALIZACIÓN POSTERIOR. Tras haberla visto, os dejo mi crítica de "Eva la trailera", que podéis ver haciendo clic en este enlace].

sábado, 6 de febrero de 2016

HOJA DE AUDIENCIAS: Del 1 al 5 de febrero

*Telenovelas latinoamericanas emitidas en abierto en España, de las 15:00 h. en adelante.
**No disponible el dato de "La Reina del Sur" por cuestiones ajenas a mi voluntad y derivadas de una medición incompleta de Kantar Media. Se espera que esté listo el lunes.

jueves, 4 de febrero de 2016

PRIMER VISTAZO: "El hotel de los secretos" (Televisa, 2016)

Había mucha expectación en torno al estreno de “El hotel de los secretos”, la versión mexicana de la serie española “Gran hotel”, por varios motivos. El primero, porque Televisa vuelve así a producir telenovelas de época, tras cinco años sin hacerlo. El segundo, porque Televisa vuelve con ello a producir telenovelas más cortas (he leído que serán 60 capítulos). El tercero, porque se estrenó en Estados Unidos, no teniendo fecha aún para su estreno en México. El cuarto, porque es una producción de Roberto Gómez, lo que es un sinónimo de calidad en lo que al producto final se refiere.
Un servidor, que no ha visto “Gran hotel”, ha disfrutado ya del primer capítulo de “El hotel de los secretos”. Antes de hablar un poco más de él, os dejo un tráiler…

A FAVOR:
El primer capítulo tiene un ritmo narrativo impecable, con un ‘flashback’ entre medias que nos ayuda a entender por qué Julio llega al hotel en busca de su hermana y a conocer a esta y al resto de los personajes.
Prácticamente el grueso del elenco aparece en este primer episodio, en el que los protagonistas, Julio (Erick Elías) e Isabel (Irene Azuela) se conocen en el minuto tres. Erick me ha gustado. Lo he visto mucho más suelto que, por ejemplo, en los primeros capítulos de “El color de la pasión”, donde estaba un poco más encorsetado. Irene tampoco me ha defraudado. Desconocía que la protagonista fuese tan echada para adelante y estuviera estudiando una carrera como medicina en 1908, cuando ver a una mujer estudiando era casi imposible. Del resto del elenco, me han gustado los personajes de Daniela Romo y Diana Bracho, que prometen como la ama de llaves y la gerente del hotel, respectivamente. Lo mismo puedo deciros de Alex de la Madrid y Dominika Paleta, la hija y el yerno de la dueña del hotel. Ha sido agradable volver a ver a Ximena Herrera tras su papel en “El Señor de los Cielos” y reencontrarme con Juan Carlos Barreto tras “Yo no creo en los hombres”.
Se agradece tener a Luis Couturier de regreso, con un personaje potente. Siempre me ha parecido un gran actor, pero desde “El color de la pasión” ha estado vagando por diversas telenovelas de Televisa con papeles intrascendentes. Del equipo de criados del hotel, toda una sorpresa Carlos Rivera (Andrés). Le falta algo por pulir, pero para ser la primera telenovela en la que participa, no está nada mal cómo maneja al personaje. El que no me ha convencido del todo es Jorge Poza (Diego), lo he visto un poco exagerado.
Las localizaciones son espectaculares, si bien el edificio que se usa como el gran hotel en esta historia poco tiene que ver con el Palacio de la Magdalena de Santander, en el que se grabó la serie española. El mexicano está en el medio de un bosque, casi incomunicado. Todo lo contrario ocurre con el Palacio de la Magdalena, situado al pie del mar, en una especie de atalaya.

EN CONTRA:

Los decorados están muy bien logrados, algo que no suele ser habitual en las producciones de Televisa. Sin embargo, hay uno que se ‘reutiliza’ y que nos pone nostálgicos a más de uno… El ‘hall’ principal del hotel es el ‘hall’ de la casa Gaxiola en “El color de la pasión”. Pero tal cual. Han cambiado el tramo de barandillas de las escaleras y poco más. Mientras veía el capítulo estaba esperando a que en cualquier momento aparecieran Rebeca o Nora por allí, con una de sus frecuentes riñas.

MÁS COSAS:
Me ha gustado la música instrumental que han usado para la entrada de la telenovela, muy parecida a la que tenía la cabecera de la serie española. En general, la musicalización del capítulo está soberbia. 
El contexto de época está bastante bien conseguido y es increíble que hayan podido hacerse con un tren de vapor para las primeras escenas. Eso sí, eché en falta algún Ford T o vehículo similar a la entrada del hotel… ¡Que estamos en 1908! Las carretas y los coches de caballos ya están en sus últimos años…
Por lo que leí antes de ver el primer capítulo, se ha respetado prácticamente todo el argumento original y se han mantenido muchos de los nombres de los personajes de la serie española.
En mis planes está el verla (porque aunque no vi “Gran hotel” siempre tuve ganas de hacerlo, y ahora esta es la mejor oportunidad para sacarme la espinita), pero me pondré a ello de cara al verano, cuando ya haya terminado de emitirse en Estados Unidos.
“El hotel de los secretos” confirma que los españoles, si nos ponemos, somos capaces de ‘exportar’ nuestras series a un mercado tan autóctono como el latinoamericano, donde lo habitual es adaptar series propias o de países del mismo continente (Colombia, Venezuela, Argentina y Chile, fundamentalmente). En el último año ya van tres series que se adaptan a telenovelas en México: “Ana y los siete” (“Mi corazón es tuyo”), “Gran reserva” (“Caminos de Guanajuato”) y “Gran hotel” (“El hotel de los secretos”).
Por último, una cosa… Hay gente que está enfadadísima porque se ha estrenado antes en Estados Unidos que en México, donde se rueda. A mí es algo que me es totalmente indiferente. Hoy en día, con internet…