lunes, 30 de noviembre de 2015

TELENOVELAS IN SPAIN: "Yo no creo en los hombres" llega a Nova

Segundo estreno telenovelero de la temporada televisiva en España. Tras la llegada de “El Señor de los Cielos”, hace unas semanas, hoy, 30 de noviembre, Nova estrena, a eso de las 20.00, “Yo no creo en los hombres”, una telenovela producida por Televisa el año pasado y ‘remake’ de la homónima producida en 1991. Protagonizada por Adriana Louvier y Gabriel Soto, “Yo no creo en los hombres” llega para sustituir a “Muchacha italiana viene a casarse”, que se encuentra en sus últimos capítulos.
Yo, que ya la he disfrutado, os doy varias razones para animaros a verla:
-Los personajes. “Yo no creo en los hombres” es una telenovela cargada de personajes realistas, de esos que sienten, sufren, aciertan, se equivocan y mienten.
El galán, para las que os gusta la fidelidad, es uno de los galanes más fieles y seguros de su amor por la protagonista que he visto en muchos años. Es uno de esos galanes que ya no quedan o se ven muy poco. También, para los que os gusta que haya varias parejas y varias historias de amor, aquí tenéis unas cuantas: la de los protagonistas, la de los hermanos de los protagonistas, la de los vecinos de la protagonista…
Personajes, todos ellos, a los que de una u otra forma se les acaba por coger cariño y echando de menos cuando la telenovela termina.
-El elencazo. Junto a Adriana Louvier y Gabriel Soto encontramos a Flavio Medina y a una larga lista de primeros actores y actrices: Azela Robinson, Rosa Mª Bianchi, Cecilia Toussaint, Juan Carlos Colombo, Alejandro Camacho, Luz María Jerez… Es una telenovela cargada de pesos pesados de la actuación, una serie de actores y actrices a los que da gusto ver en pantalla. Junto a ellos, una serie de actores curtidos en cine y teatro, que hacen con esta historia su primera inmersión en el género, como Pedro de Tavira o Sonia Franco.  
-Las tramas y sus giros. La telenovela tiene un guión muy bueno, con una serie de giros que buscan mantener al espectador con los ojos abiertos, delante de la pantalla de la televisión, con secretos, misterio y muchas mentiras. Hay buenas dosis de sufrimiento y es seguro que, quien la vea, acabará llorando en más de una ocasión. A mí me pasó. Es inevitable.
-120 capítulos. Esa es la cifra de episodios que tiene “Yo no creo en los hombres”. Para mí, que la vi en dos meses a ritmo de dos capítulos al día, una telenovela corta.
Os dejo mi crítica, publicada en este blog en julio, y prácticamente libre de ‘spoiler’, por si queréis leer algo más de esta historia.

Los que la vayáis a ver, ya me contaréis qué os parece… 

domingo, 29 de noviembre de 2015

CAZANDO GAZAPOS: Uno de "La vecina"

¿Qué es un ‘gazapo’? Aparte de un conejo pequeño, en España llamamos ‘gazapo’ a cualquier error, fallo o metedura de pata que se comete en una película, serie o, como es el caso, en una telenovela. Como ‘gazapos’ englobamos fallos de guión, de escena, de ambientación… Todo vale.
Aunque antes era una vez al mes, voy a intentar hacerlo, desde ahora, dos veces al mes, ya que tengo material en abundancia. Sabéis también que desde septiembre doy puntos. En concreto, cada ‘gazapo’ vale dos puntos, que es lo que se llevará todo aquel que lo vea. Si se acierta parcialmente, graduaré la ‘recompensa’ (daré un punto, medio…). Es importante para ello que participéis usando la misma cuenta de Google o el mismo seudónimo.
Los comentarios no aparecerán publicados hasta que yo resuelva el ‘gazapo’, momento en el que publicaré también la clasificación general de todos los ‘cazadores’. Tenéis 48 horas para resolver el ‘gazapo’.

En este cuarto gazapo de la temporada os traigo una escena de “La vecina”, una telenovela producida por Televisa este 2015, que me encuentro viendo y que además es bastante rica en ‘gazapos’.
En esta escena Sara (Esmeralda Pimentel) recibe un mensaje de su exnovio Cheo (Javier Jattin) mientras se encuentra echando cuentas sobre su negocio. Creo que no hay más que decir...

Con lo que os he dicho puede resolverse sin problemas el ‘gazapo’. Recomiendo, como siempre, ver el vídeo en pantalla completa.

*Dificultad: 4


RESUELVO…
Enhorabuena, como siempre, a todos los que lo habéis visto. Decía cuando lo presentaba el otro día en Facebook que era un ‘gazapo’ con guasa… Sara recibe el mensaje a las 22.16 y responde de inmediato a Cheo…


…Sin embargo, el mensaje llega al móvil de Cheo… ¡A las 8.49! Y él se congratula de que su amada la ha contestado “rápido”.

Lo curioso es que a Sara le llega el mensaje de Cheo solo trece minutos después… A las 22.29.

¿A qué se debe ese desajuste en la hora de los móviles? Estoy casi seguro de que es debido a que las escenas se grabaron por separado, una a las diez y algo de la noche y otra a las nueve menos algo de la mañana. Solo así se explica ese desajuste horario. Porque vale, es normal que todos tengamos el reloj del móvil adelantado o atrasado entre uno y cinco minutos… ¡¿Pero tenerlo adelantado casi diez horas?!

Dejo la clasificación del ‘gazapo’…

Y la clasificación global:

Gracias a todos por participar. En unos días os propondré un ‘gazapo’ de mucha agudeza visual de “¿Quién mató a Patricia Soler?” (RTI, 2014). Como siempre, si tenéis algún ‘gazapo’ que aportar al juego, podéis escribirme a hdetelenovelas@yahoo.es, comentándome la escena de la telenovela en cuestión y el ‘gazapo’ en sí. 

jueves, 26 de noviembre de 2015

MIS SONDEOS: Las actrices con las que te irías a tomar algo... ¡Y un nuevo sondeo!

Ayer cerré el segundo sondeo mensual, tras casi treinta días abierto para la participación de cualquiera que deseara hacerlo. La pregunta era la siguiente:

¿Con qué actriz de telenovelas te irías a tomar algo?

De las 68 respuestas recibidas, solo son válidas 54. Las catorce de diferencia contemplaban nombres de actores, así como siglas y palabras que no he conseguido descifrar. 
Sigo insistiendo en que en un blog con 30.000 lectores anuales, la participación es poca. No obstante, también hay que comentar que ha subido ligeramente respecto del primer sondeo.
Voy con el análisis de las respuestas…

Hay una favorita por excelencia… La mexicana Silvia Navarro. Su nombre aparece repetido
hasta en 10 ocasiones. En la segunda posición hay un triple empate técnico. Con 6 votos cada una están las actrices mexicanas Ana Brenda Contreras, Aracely Arámbula y Maite Perroni. Esmeralda Pimentel, Kate del Castillo, Jacqueline Bracamontes y Fernanda Castillo comparten ‘ex aequo’ la tercera posición, con 3 votos cada una.
En la lista de Excel a la que se pasan automáticamente las respuestas de estos formularios aparecen otros nombres como el de las venezolanas Scarlet Gruber, Gaby Spanic, Natalia Streignard y Gaby Espino; las maexicanas Marlene Favela, Claudia Ramírez, Leticia Calderón, Lucero Hogaza, Susana González, Edith González, y Erika Buenfil; las colombianas Danna García, o la ecuatoriana Mª Elisa Camargo.  

Publicados y comentados los resultados de ese segundo sondeo, voy con el tercero. A diferencia de los anteriores, este estará abierto algo más de un mes, hasta el 6 de enero. Tiene doble pregunta…
¿Cuántas telenovelas has visto en este 2015?
¿Cuál de ellas te ha gustado más?

NOTA IMPORTANTE. Se deben contar las telenovelas vistas enteras, PERO si hubierais visto una o varias telenovelas a caballo entre el 2014 y el 2015 (como me pasó a mí con “Mi corazón es tuyo”), podéis contarlas como vista en el 2015. Si estáis viendo una o varias telenovelas que no acabaréis en el 2015 (como me pasa a mí con “La vecina”), esa no entraría en el cómputo.
Al igual que los sondeos anteriores, participar en este es tan sencillo como meter el número de telenovelas vistas en la primera casilla y escribir el título de la que más te haya gustado en la segunda. Es, también, completamente anónimo. En una semana el formulario pasará a colocarse en el lateral del blog. 
  
Por supuesto, gracias a todos por participar. 

miércoles, 25 de noviembre de 2015

CÓMO HAN PASADO LOS AÑOS: 'Clones'







Como sabéis, en “Cómo han pasado los años” pretendo hacer una comparación entre dos escenas pertenecientes a una misma telenovela y esas mismas escenas, pero de su ‘remake’ o ‘remakes’.
Para esta ocasión he elegido, para hacer la comparativa, un par de escenas de dos telenovelas homónimas, pero separadas por casi diez años: “O clone” (Rede Globo, 2001), o, en español, “El clon” (Telemundo y RTI, 2010).

I. El flechazo
En ambas versiones tiene lugar en el primer capítulo, en el que Lucas ve a Jade bailando en la casa de su tío Alí, en Marruecos. Observad lo idénticos que son los decorados de la casa de Alí y lo parecidísimas que son las situaciones. Únicamente, una pequeña nota hace la diferencia entre ambas escenas…

El conjunto con el que baila la Jade interpretada por Giovanna Antonelli es verde, mientras que el que porta la Jade interpretada por Sandra Echeverría es de color azul.


II. El encuentro consigo mismo, veinte años más joven
Quizás es lo más esperado de la telenovela. ¿Os imagináis poder encontraros, cara a cara, con vuestro clon? Dicho de otra forma, ¿os imagináis el poder veros a vosotros mismos, más jóvenes?
En la versión brasileña el clon llevaba por nombre Leo. Murilo Benício se ponía en su piel. La escena, que se da en torno al capítulo 200 de la historia (sobre un total de 250) y está cargada de una emotividad tremenda. Una emotividad positiva…

Sin embargo, en la versión colomboestadounidense, el encuentro entre Daniel (el clon) y Lucas, ambos interpretados por Mauricio Ochmann, es totalmente distinto. Vale, se mantiene el mismo clima, pero la reacción de Lucas es mucho más fría, seca y cortante. Se produce en el capítulo 145 de 181, que es la cifra total de capítulos de la telenovela.

Para los morbosos, comentar que en ambas versiones el final de Leo/Daniel es exactamente el mismo: desaparece con su creador en el desierto. Un final contextual parecido es el que tiene otro ‘monstruo científico’, en este caso de la literatura: el Frankenstein de Mary Shelley. No es el único paralelismo con “Frankestein o el moderno Prometeo”… El resto me los guardo para un futuro ‘post’ con contenido literario… 

lunes, 23 de noviembre de 2015

MI VIDA Y LAS TELENOVELAS: Las 'tripas' de mi MP3

No soy un buen consumidor de música. Lo reconozco. Pese a pasar prácticamente todo el día fuera de casa, no soy de esos que llevan los auriculares puestos vayan donde vayan. De hecho, si perdiera mi teléfono móvil el que lo encontrase creerá que se ha encontrado el teléfono móvil del tío más soso del mundo, porque la única música que hay en él son los tonos que vienen con cualquier teléfono.
No soy muy musical, no. Sin embargo, sí que hay algo que me gusta hacer con música: salir a hacer deporte. Y ahí es donde entran en juego las telenovelas…
Todas las semanas intento salir un par de veces a dar pedales. Sí. Soy ciclista, pero de montaña. En mis salidas tengo que llevar conmigo un pequeño MP3, de esos con pinza, que enciendo para que me haga algo de compañía en todos aquellos tramos que NO sean de carretera por los que me toque pasar. Y creedme, en la montaña son muchos: pistas forestales, senderos, caminos empedrados…
Acompañándome en mis expediciones va siempre ese pequeño MP3 que contiene la gran variedad musical que se puede ver en la fotografía que acompaña al texto, una captura de pantalla de su memoria. Como veis, todo canciones de telenovelas, de muy diferentes estilos y de distintas épocas y productoras. Son los temas que me acompañan mientras recorro los espectaculares parajes rurales asturianos.
No canto… Incurriría en contaminación acústica si lo hiciera. Simplemente, las escucho, en un volumen medio. Me ayudan, además, a marcar distintos ritmos de pedaleo, en función del terreno por el que ande.
Os decía que no soy un buen consumidor de música, por lo que imagino que sabréis que todos esos archivos son archivos ‘piratas’, descargados en la mayor parte de las veces con convertidores de Youtube a MP3. 
Entre las canciones que ahí aparecen hay una que me trae especiales y muy buenos recuerdos, conectados indirectamente con la telenovela de la que fue el tema principal. A ver si os lo cuento para otra ocasión… 

domingo, 22 de noviembre de 2015

PROYECTOS FALLIDOS: "Morena, amor bajo la lluvia" (Guatemala, 2013)

Finales del 2013. Tras varios meses de ‘casting’ y de elección de localizaciones y demás historias, todo estaba listo en Guatemala para que comenzara el rodaje de una telenovela que prometía ser algo novedoso, tanto a nivel local como a nivel internacional. Una telenovela que, pese a ello, no llegó a producirse. Os hablo de “Morena, amor bajo la lluvia”
“Morena, amor bajo la lluvia” iba a ser una telenovela basada en cierta forma en la popular canción guatemalteca “Luna de Xelajú”. Dirigida y producida por Fran Lepe, un conocido cineasta y actor guatemalteco, contaba con un elenco confirmado que agrupaba actores guatemaltecos como Brenda Lara o la miss Saida Jerónimo, junto a actores de otras nacionalidades, como Carlos Cárdenas (estadounidense), Sandra Cano (colombiana) o Carlos Gascón (español).
La trama partía de la siguiente premisa: “imagina qué pasaría si alcanzar el sueño americano fuera a la inversa y en vez de los latinos, fueran los estadounidenses los que tuvieran que pasar por esta experiencia”. En el tráiler y varios promos que circulan por internet, se ve cómo la telenovela iba a contar con dosis de misterio, amor y acción, para ofrecer un producto intenso, distinto e interesante, ya desde su planteamiento.
Otro punto a favor de la producción era la idea de que solo tuviera ocho capítulos, que fuera algo así como una ‘microtelenovela’, innovando también en ese sentido.
*Carlos Gascón y Sandra Cano.
Pese a que antes del rodaje se hizo público que Fox Latinoamérica y Galavisión (México) emitirían y en cierto modo distribuirían la historia, algo pasó para que el producto no llegara a realizarse y nos tuviéramos que quedar solo con esos cuatro vídeos que están colgados en Youtube. ¿Qué pudo haber pasado? Pues, y esto lo digo como hipótesis, que Fox y Galavisión se echaran para atrás y los responsables de la telenovela no encontraran distribuidor.
La idea de “Morena, amor bajo la lluvia” era buena, pero demasiado innovadora y, si me apuráis, hasta algo cara para un país como Guatemala. Producir, pudieron haberla producido, pero hacerlo para que solo la vean los de casa, no da dinero. El dinero que se invierte en producir una telenovela así se recupera en gran parte con las ventas. Y sin distribuidor, veo lógico que no se animaran a rodarla…
De todas formas, lo dicho, un proyecto para mí, interesante. Una lástima que se quedara en ‘proyecto fallido’. 

jueves, 19 de noviembre de 2015

REUTILIZANDO: Una misma casa en "La vecina" y "Las Bravo"

Voy con un nuevo ‘reutilizando’ que es algo más… Es el primero de los materiales que tengo para publicar en el blog de “La vecina” (Televisa, 2015), la telenovela que llevo unas semanas viendo. Digo que es el primero, porque la telenovela ha resultado una mina para el apartado de los gazapos, ya que voy por la mitad y tengo tres listos para salir publicados. Es muy posible que en vez de hacer el juego de los gazapos una vez al mes lo pase a hacer cada quince días porque, de momento, tengo material en abundancia. Ya os lo comentaré…
El caso, que me voy del tema, es que “La vecina” ha ‘reutilizado’ una casa o, más bien, el exterior de una casa (ya que nunca han mostrado la fachada, tan solo la verja y parte de su jardín). En la casa en cuestión vive Fidel Chavez (Arturo Carmona) con su mujer y su hijo y por allí se pasa de vez en cuando su hermana Edwina (Sugey Abrego), que es la que sale en la captura junto a su sobrino. Se ubica en el pueblo de San Gaspar (que es un pueblo ficticio, del que os hablaré en otra ocasión).

Esa misma casa, fue utilizada por Azteca 13 en Las Bravo rodada en el 2014. Era la casa de Valentina Bravo (Edith González) y sus hijas. Se ubicaba en la Ciudad de México y era, también, la casa a la que Leonardo (Mauricio Islas) la iba a ver con su Harley, como se ve en la captura:

Os diría en dónde se encuentra, porque no me sería difícil averiguarlo, ya que en el exterior de la casa figura una placa con la dirección. Sin embargo, y aunque lo traté, no conseguí ver con claridad la palabra final de la misma. Sé que trae “Paseo de los” pero no logro ver la última palabra. El número es el 161. Si alguien conoce la dirección exacta, que me lo cuente.
La casa, que sí fue mostrada al completo (fachada, jardín, garaje…) en “Las Bravo” es esta. Tiene un pequeño jardín en la parte trasera y, justo enfrente, un parque enorme que también se vio en la telenovela de Azteca 13. 

miércoles, 18 de noviembre de 2015

¿QUÉ FUE DE...? Angélica Aragón

El éxito profesional sonrió a Angélica Aragón en los años 80 y 90. En esas décadas, Angélica se apuntó muchos de sus grandes tantos profesionales de la mano de Televisa, con títulos como “Vivir un poco” (1985), “La casa al final de la calle” (1989), “Agujetas de color de rosa” (1994) o “Cañaveral de pasiones” (1996), en los que fue alternando, sin problema alguno, protagonistas y villanas.
Fue tras finalizar “Cañaveral de pasiones” cuando decidió dar el salto a Azteca 13, la principal competencia de Televisa. La buena racha profesional continuó gracias al éxito de “Mirada de mujer” (1997), “Todo por amor” (2000) o “Mirada de mujer: el regreso” (2003).
Ese éxito que cosechó en televisión se extendió también al cine, con más de cincuenta películas en su currículum y al teatro, con una veintena de montajes sobre las tablas.
Sin embargo, tras haber alcanzado una gran popularidad gracias a ellas, Angélica Aragón decidió apartarse de las telenovelas en el año 2004, tras acabar de rodar “Mirada de mujer: el regreso”. Volvió siete años después para realizar una participación especial en “A corazón abierto”. Eso fue en el 2011…
Desde entonces y hasta la fecha, Angélica Aragón ha permanecido centrada en el cine. En junio de este año, preguntada por la situación del género en el país azteca, respondía que “las telenovelas hoy solo son refritos de historias de hace décadas, con tratamientos que no me gustan. La telenovela se ha vuelto permisiva y el medio se ha vulgarizado”. No obstante, reconoció que podría volver al género solo si se le presentaran “historias propositivas para la sociedad”.  
Está a tiempo de volver, aunque quizás no como protagonista, ya que se encuentra en una edad a la que ninguna diva llega como protagonista: 62 años. No obstante, ello no debería ser un problema para una actriz como Angélica Aragón, que seguramente sería capaz de brillar con cualquier personaje. 

lunes, 16 de noviembre de 2015

PRIMER VISTAZO: "Simplemente María" (Televisa, 2015)

Hace justo una semana se estrenó en México “Simplemente María”, un ‘remake’ de la telenovela homónima que en 1989 protagonizó Victoria Ruffo. En esta ocasión es Claudia Álvarez la encargada de encabezar el elenco, junto a Ferdinando Valencia y José Ron. La telenovela es una producción de Ignacio Sada (“Por siempre mi amor”, “Un refugio para el amor”) para Televisa. Os dejo una promo extendida antes de pasar a contaros más cosas…

PROS:
El primer capítulo tiene un ritmo narrativo muy sencillo, destinado fundamentalmente a que el espectador conozca a los personajes y poco más. No pasa nada relevante y todo él transcurre en 1995.
*Claudia y Ferdinando en una fotografía promocional.
En lo que al elenco se refiere, veo muy rara a Claudia Álvarez (María). Lo digo por su forma de llevar al personaje. Quizás sea que estoy acostumbrado a verla en otros roles, pero me atrevo a decir que veo a Claudia un tanto sobreactuada. José Ron (Alejandro), bien, sin más. El que me ha gustado mucho, pese a tener solo dos escenas en este primer capítulo, es Ferdinando Valencia (Cristóbal). Se le notan unas ganas tremendas de divertirse y dar de sí todo lo posible para demostrar algo que muchos le vimos hace unos años: que tiene madera de protagonista. El personaje, por tal y como nos lo plantean, tiene muy buena pinta.
Del resto del elenco que se puede ver en el primer capítulo, me ha gustado Arleth Terán, como Vanessa, la hermana de Alejandro y me ha dado mucho gusto volver a ver, después de unos cuantos años, a Mónica Sánchez Navarro, como Georgina, la madre de Alejandro y Vanessa.

CONTRAS:
*El trío protagonista de la historia.
El principal, la historia. Esta telenovela es la más clara muestra de que Televisa no avanza. No se puede ofrecer al público, en pleno 2015, una historia como esta, que responde a un cliché explotadísimo: muchacha indígena se va a la ciudad, porque en su pueblo la quieren casar con el cacique (o su hijo, en este caso) y es en la urbe donde conoce al joven rico, se enamora, la deja embarazada y tal y tal y tal.
Para una telenovela de los años 90, vale, pero ahora… De todas formas, ojo, que igual funciona y lo peta, como “Corazón indomable”. Yo ya me espero cualquier cosa…
En el primer capítulo aparecen varios ‘soundtracks’ de “La fuerza del destino” y de “Mentir para vivir”. Y sin retocar ni nada… Así es que hasta los que tenemos el oído atontado nos damos cuenta de ello.

MÁS COSAS:
*José Ron y Claudia Álvarez, en una imagen promocional.
La ambientación, de lo mejor de la telenovela. Eso sí, no entiendo una cosa…  ¿Qué hacen María y su familia viviendo solos en medio del bosque? ¿No se supone que los indígenas viven en poblados?
Tengo que dar un tirón de orejas fuerte porque, aunque sé que es parte de la ambientación, en este primer capítulo se nos muestra una pelea de gallos. Y sí, es pelea de verdad, aunque se escojan muy bien los planos para no mostrar de más al espectador. Creo que cosas como esta, aunque sean parte de la ambientación, deberían desaparecer de las telenovelas. Son muy desagradables. Por cierto, a raíz de que el gallo del padre de María muere en la pelea (o eso se nos da a entender) es por lo que su padre se ve obligado a ‘venderla’ como esposa al hijo del cacique del pueblo. Sí… Así estaban las cosas en el México indígena de 1995.

CONCLUSIÓN:
No creo que la vea. No me llama lo más mínimo la atención y, encima, promete ser larga (la original tuvo 150 capítulos). A los que la vayáis a ver, como siempre os digo, contadme qué os parece… 

domingo, 15 de noviembre de 2015

MIS DESVARÍOS: Revista "Telenovela"... 'Pi', 'pi', 'piiiiiii'...

Llevaba tiempo sin ‘meterme’ con ella… En concreto, desde hace dos años, cuando se produjo el gran cambio, o aquel que nos vendieron como tal… La revista “Telenovela” venía de una involución marcada por la irrupción de las telenovelas eternas españolas y por la relegación del género en torno al que había nacido, en 1993, a un canal TDT.
En aquel entonces la revista “Telenovela” necesitaba un cambio… Estaba consciente, dentro de la gravedad… Sin embargo, dos años después, la revista está a punto de entrar en coma. Y no, no exagero…
Para realizar el artículo tomo como muestra el ejemplar nº 1179, correspondiente a la semana pasada. Os resumo el contenido…
-‘Sumario’ y ‘La imagen’. Índice de la revista y Ana Brenda, vestida de novia para un desfile.
-‘Fuera de serie’ y ‘Breves’. Empezamos con los fallos… En una de las ‘Breves’ se apunta que Daniel Arenas será el protagonista de la telenovela que produce Nathallie Lartilleux, cuando a principios de noviembre se le confirmó para la que prepara Angelli Nesma. En general, quitando eso, buena selección de noticias.
-Págs. 6 y 7: resumen de “El secreto de Puente Viejo”.
-Págs. 8 y 9: resumen de “Amar es para siempre”.
-Págs. 10 y 11: resúmenes de “Acacias 38” y “Velvet”.
-Páginas 12 y 13: publicidad de una revista del grupo editorial y resumen de “Seis hermanas”.
*Portada del número 'analizado'.
-Páginas 14 y 15: entrevista con Oriol Tarrasón, de “Seis hermanas”.
Bien. Después de 10 páginas, se acabaron las telenovelas españolas. Vamos a por las latinas.
-Páginas 16 y 17: reportaje-homenaje sobre Adriana Campos, recientemente fallecida. De lo mejor que trae el número. Totalmente aplaudible.
-Páginas 18 y 19: entrevista a Chantal Andere por “Antes muerta que Lichita”.
-Páginas 20 y 21: entrevista a Manuel Landeta por “Amor de barrio”. Luego os comento un par de cosillas sobre estas entrevistas.
-Página 22: publicidad de otra revista del grupo editorial y primera cara del capítulo del coleccionable de “El clon”, que se prolonga por las páginas 23, 28 y 29.
-Páginas 24, 25, 26 y 27. Adriana Lavat y su biografía, en ‘Los rostros de las telenovelas’.
-Páginas 32 y 33: resumen de “El Señor de los Cielos” y un poco de publicidad de tarotistas y videntes.
-Páginas 34 y 35: resúmenes de “El cuerpo del deseo”, “Muchacha italiana viene a casarse” y “La viuda de Blanco”. El de la segunda es el de mayor extensión, todo hay que decirlo.
-Páginas 36, 37 y 38. Programación de telenovelas y ‘De un vistazo’, con los mini resúmenes de las telenovelas que se emiten en canales digitales (Movistar + u Ono) y algunos de telenovelas archirrepetidas que se siguen repitiendo, tipo “Destilando amor”, “Cuidado con el ángel” o “La gata”.
-Página 39: publicidad de una app para móviles.
-Páginas 40 y 41: programación de los seis canales generalistas de la televisión española (La 1, La 2, Antena 3, Cuatro, Telecinco y LaSexta).
-Páginas 42 y 43: ‘shopping’, o lo que es lo mismo, publicidad de distintas cosas. Esta semana, ropa de invierno… ¡Ah! Y otros dos tarotistas en la parte inferior de la página 43.
-Páginas 44 y 45: ‘Salud’, ‘Crónica de la pasión’ y ‘Cartas de los lectores’.
-Páginas 46 y 47: ‘Las telenovelas de tu vida’, con “Las aguas mansas”.
-Páginas 48 y 49: autodefinido y… ¡Sí! Publicidad de la app de otra revista del mismo grupo editorial.
-Página 50: horóscopos… Y fin. Al lado, en la parte interior de la contraportada, varios anuncios de líneas eróticas.

Decía que no exageraba con lo de que la revista está a punto de entrar en coma… Y lo digo por varias razones, entre ellas, las siguientes...
-Entrevistas ‘enlatadas’. Desde un poco antes del ‘gran cambio’ de 2013, la revista no apuesta por entrevistas de cosecha propia respecto de actores latinoamericanos… Solo se limita a ‘comprarlas’ a Mezcal Entertainment (Mezcalent), una agencia de prensa estadounidense, pero formada mayormente por latinoamericanos y cuyos contenidos van enfocados a los inmigrantes residentes en Estados Unidos. De ahí que las entrevistas que se publican sean, mayormente, a actores de telenovelas que se están emitiendo o se han emitido en Estados Unidos (hemos tenido en entrevistas a casi todo el elenco de “Que te perdone Dios”, de “Lo imperdonable”… Y ahora creo que vamos con la oleada de “Antes muerta que Lichita”, que se acaba de estrenar en Estados Unidos). Valoro estas entrevistas, pero creo que sería mejor volver a la producción propia e ir a por actores de las telenovelas que se emiten en España en estos momentos, como se hizo siempre. Recuerdo, por ejemplo, que cuando TVE emitió “El clon”, no quedó actor del elenco por ser entrevistado: desde Sandra Echeverría y Mauricio Ochamnn a Andrea Montenegro, pasando por Andrea López, Roberto Manrique, Daniel Lugo, Geraldine Zivic…
*Portada del próximo número.
-Repeticiones y repeticiones. Han publicado los resúmenes de “El cuerpo del deseo” y de “La viuda de Blanco” del orden de tres veces (coleccionables de ambas aparte). Pues dale, siguen publicándolos. Lo correcto sería relegarlos a la parte final. ¿Qué pensaríais si yo comenzara a repetir ‘posts’? Seguro que os desagradaría… Pues esto, lo mismo.
-Con tapones en los oídos y subiendo el precio. Si seguís a la revista en sus perfiles de las redes sociales os habréis dado cuenta de que cada poco piden sugerencias y se producen aludes… Pero no toman en consideración ninguna. Por si fuera poco, los que residimos en Asturias, parte de Galicia y Aragón tenemos que pagar 1,40 € por cada ejemplar, frente al 1,20 € que se paga en cualquier otro rincón de España. Les pregunté el motivo. Me respondieron que era algo así como un pequeño experimento propuesto por el distribuidor. Me parece totalmente discriminatorio, porque el ‘pequeño experimento’ ya se va por dos meses y creo que será al final para ir redondeando poco a poco hasta los 2 €. 

Creo que la revista puede evitar entrar en coma, si quienes la dirigen se atreven a dar el gran cambio, pero esta vez, de verdad. ¿Cómo? Muy sencillo... Asemejándose a una revista de cine. Sí. Coged la “Fotogramas” o cualquier revista para cinéfilos. Os vais a encontrar críticas, comentarios de ‘prèmiers’ y ‘trailers’, reportajes dedicados al detrás de cámara (temas de efectos especiales, guiones, maquillaje, musicalización…). ¿Por qué no llevar esas ideas a una revista como “Telenovela”? ¿Por qué no incluir un apartado crítico en el que se comenten los estrenos, telenovelas que van terminando…? ¿Por qué no publicar de vez en cuando reportajes y entrevistas con toda esa gente que está detrás de cámaras y que hacen una labor casi más meritoria que la de los propios actores? Y todo ello, sin necesidad de ampliar páginas ni invertir más presupuesto… Simplemente, quitando algunas cosas de la revista actual (el apartado de ‘Salud’, o el de ‘Shopping’, por ejemplo, que no son más que paja).
¡Ah! Y siguiendo con la comparación con las revistas cinematográficas, otra cosa más… Si leéis la “Fotogramas” o cualquier otra revista veréis que la interacción con el lector es total, tanto en la revista como en las redes sociales. También en eso debería “Telenovela” copiar a ese tipo de revistas y atender y escuchar lo que sus lectores pedimos.
Por cierto, y con esto acabo... La gente de las revistas cinematográficas disfruta con el cine y se les nota que ven y que controlan. Creo que no puede decirse lo mismo de los redactores de “Telenovela”, viendo la de errores garrafales que cometen… 
Al hilo de esto, en una ocasión, y esto lo cuento como anécdota,  pregunté en su Facebook qué telenovelas seguía al día el responsable de la página de Facebook. Me contestaron con “¿Esto qué es, una entrevista?”. Por más que les insistí, no obtuve respuesta clara… Solo evasivas. 

jueves, 12 de noviembre de 2015

CRÍTICA: "Caminos de Guanajuato" (Azteca 13, 2015)

“Gran reserva” tuvo unas excelentes críticas (y audiencias) en España. Sin embargo, yo no la vi y siempre me quedó la ‘espinita’ de no haberlo hecho. Cuando supe que Azteca Trece trabajaba en un ‘remake’ en versión telenovela, me alegré muchísimo. Cuando más tarde me enteré de que estaría comandado por parte de los responsables de la original, me alegré todavía más… Había que verla. A ello me puse a mediados de agosto, terminándola dos meses más tardes.

SINOPSIS y PERSONAJES:
“Caminos de Guanajuato” (también conocida como “Catando el corazón” u “Olvidé que te quería”) es una combinación apasionante que nos adentra en la lucha entre nuevos productores de vinos y gente de la ‘vieja escuela’, entre grandes y pequeñas empresas, entre enamorados de la tierra y empresarios… Una lucha en la que, de una u otra forma, todos tendrán que posicionarse.
*Logotipo de la telenovela.
La familia Coronel, encabezada por el patriarca, D. Melchor (Álvaro Guerrero) convive en equilibrio con la familia Rivero, liderada por D. Alonso (Rodolfo Arias). Para los primeros, el vino es un lucrativo negocio; para los segundos, las viñas y las tierras son una forma de vida. Pese a sus diferencias, ambas familias viven en un equilibrio que se rompe de forma drástica cuando alguien intenta asesinar a Gilberto (Erik Hayser), el primogénito de los Coronel, y expareja de Florencia (Iliana Fox), la hija de los Rivero.
Aunque el joven sobrevive, pierde la memoria, y eso provoca que el mundo de unos y otros cambie para siempre.
Dos familias como protagonistas y un escenario: los viñedos guanajuatenses, que serán testigos de amores imposibles, mentiras, traiciones, celos, ambición…

DATOS y TRAILER:
90 capítulos de 45 minutos. México, 2015 (Azteca Trece). Productor: Javier Pons.

ACTUACIONES:
“Caminos de Guanajuato” tiene un elenco pequeño pero muy bien escogido. Es uno de los puntos a favor de la telenovela.
*Erik e Iliana, Gilberto y Florencia en la historia.
Comenzando por Erik Hayser, debo reconocer que me ha convencido mucho más como Gilberto de lo que hace unos meses me convenció como Daniel (en “Los Miserables”). Erik se muestra mucho más cómodo con este personaje, al que lleva de una forma muy natural, pese a las distintas fases por las que atraviesa en la historia.
Su compañera en esta aventura es Iliana Fox. La recordaba muy vagamente de “Cuando seas mía”, pero nunca la había visto como protagonista. Me ha gustado como Florencia y, al igual que Erik, la he visto bastante natural. Si bien el amor no es el eje central de la historia y Erik e Iliana tienen muy pocas escenas de amor y pasión, sí que les he visto cierta química en las pocas escenas de ese tipo que ha habido.
*Álvaro Guerrero es Melchor Coronel.
La telenovela se la lleva, sin duda alguna, Álvaro Guerrero, que interpreta a Melchor, el patriarca del clan Coronel, un personaje extremadamente calculador y frío pero también irónico y hasta, a veces, un poco payasete. Álvaro está de matrícula de honor y se ve que se lo pasa de vicio interpretando a Melchor. No sé cómo lo habrá hecho Emilio Gutiérrez Caba en “Gran reserva”, pero aquí Álvaro ha brillado con un personaje extremadamente complejo y con un objetivo claro en la vida: mantener unida a su familia y conservar el poder en las bodegas a como dé lugar.
La telenovela cuenta también con Dolores Heredia que interpreta a Magdalena, la madre de los Rivero. No la conocía, pese a su extensa trayectoria, y me ha gustado mucho cómo ha hecho a Magdalena, una mujer fuerte, capaz de sobreponerse a cualquier cosa. Me quedo también con el dulcísimo tono de voz que tiene Dolores y que ha impregnado en Magdalena.
La familia Rivero se completa con Claudio Lafarga, Darío en la historia. No sé por qué, pero me costó verlo en otro personaje después de haberlo visto como el doctor Gonzalo en “Los Miserables”. Es algo que no me pasó con Erik, pero sí con Claudio. Tardé en cogerle el puntillo al personaje y finalmente Claudio logró convencerme como Darío e hizo que me olvidara del doctor Mallorca. Ha hecho un buen trabajo, aunque su personaje en la última etapa de la historia parece solamente un relleno.
*Fabián Corres es Pascual Coronel.
Vistos los Rivero, toca hablar de los Coronel y sus parejas…
El mayor de los Coronel es Pascual, un personaje interpretado a la perfección por Fabián Corres. Se trata de la antítesis de Melchor; es un buenazo y un apasionado de las vides que encajaría mejor en la familia Rivero que en la Coronel. Su pareja en la historia es Cinthia Vázquez, que interpreta a Sonia, y que es todo lo contrario al pobre de Pascual: una mujer manipuladora, frívola y capaz de todo por cierta posición social y algo de la fortuna de los Coronel. Me encantaron ambos personajes y cómo se va desarrollando su historia. De Sonia me quedo también con los rifirrafes que mantuvo con su suegro Melchor. Épicos.
El otro hijo varón Coronel es Rómulo, interpretado por Alberto Guerra. Me costó pillar el puntillo al personaje, al igual que a Alberto, pero finalmente acabé entiéndolo igual que él acabó realizando un muy buen trabajo, con el personaje más humano de la historia, en el sentido de que es capaz de equivocarse varias veces y arrepentirse y tratar de enmendar sus errores.
*Vanessa Acosta y Marco Pérez, Alba y Alfredo. 
Entre medias de los hijos varones está Vanessa Acosta, de regreso al género tras nueve años de ausencia. Interpreta a Alba Coronel, una mujer casi tan buena como Pascual pero bastante más ingenua, a la que los golpes de la vida la hacen espabilar. Es otro personaje que me ha gustado mucho, especialmente cuando se juntaba con Marco Pérez, quien interpretó a Alfredo, su marido. Alfredo es otra delicia de personaje. Otro malo, pero un malo simpático y hasta torpe, que actúa como actúa solo para ganarse la simpatía de su suegro y algo de poder en la familia. Al final se le coge hasta cariño. Marco se ha lucido interpretando a Alfredo, del que también me quedo con sus riñas y discusiones con Melchor. 
El buen casting ha hecho que se haya conseguido una excelente química entre los hermanos Coronel y en las relaciones con su padre. Realmente parecen hermanos, algo complicadísimo de conseguir y que hacía mucho que no veía.
*Alejandra Lazcano  junto a Erik Hayser.
En el elenco encontramos también a Alejandra Lazcano, como María Clara, la mujer ( luego exmujer) de Gilberto. Quizás ha sido el personaje que más me ha desconcertado, ya que pasa por muchísimas etapas. He disfrutado viendo a Alejandra en la primera etapa, en la que María Clara sufre un durísimo revés que ella transmite al espectador de una forma excepcional y en la última, en la que se nos muestran las verdaderas razones del actuar de María Clara e incluso yo mismo llegué a sentir lástima por ella. Otro nombre a destacar es el de Emilio Guerrero, como el comandante Chavero, el policía del pueblo y casi un miembro más de la familia Coronel, como en más de una ocasión le comenta en tono jocoso Melchor. Es otro personaje con el que disfruté mucho, en particular con su pericia y sus conjeturas a la hora de tratar de resolver los muchísimos casos que le llegan a lo largo de la historia. Buen trabajo también el de Sylvia Sáenz, como la temible y temida abogada Olivia Peñalosa (aunque siento que su personaje pudo haber dado más juego en la historia). Entre los personajes que están solo en parte de la historia, destaco varios: Nahuel Escobar, como Manuel (un personaje cargado de misterio que llega hacia la mitad de la historia); Claudia Lobo, con un personaje que bien podría ser visto como la versión femenina de Melchor Coronel (no diré más); Pía Watson (como Julia, una joven que tiene también mucha cola que le pisen); Israel Amezcua (Ramón, otro personaje cargado de secretos) y Georgina Taboada (Elvira, la secretaria de los Coronel en parte de la historia. Me dio muchísimo gusto volver a verla después de años sin saber nada de ella). Un gusto también ver a Rafael Sánchez Navarro, aunque solo fuera en una participación especial.

TRAMAS:
“Caminos de Guanajuato” es una fiel adaptación de “Gran reserva”. Aunque no vi la serie original sí que fui leyendo resúmenes de los capítulos para ver la correspondencia argumental entre ambas y puedo deciros que un capítulo de 75-80 minutos de “Gran reserva” son dos de 40-45 minutos de “Caminos de Guanajuato”. De hecho, en “Caminos de Guanajuato” se perciben clarísimamente los finales y transiciones entre las tres temporadas de trece capítulos y los tres capítulos finales que componen “Gran reserva”.
Dicho esto, voy a las tramas propiamente dichas… “Caminos de Guanajuato” no es una telenovela romántica. Es una telenovela cargada de misterios, secretos y hasta un cierto punto de suspense. Las tramas amorosas están ahí, pero en un segundo plano.
*La familia Coronel, reunida en su bodega.
No es una telenovela de esas en las que nos lo dan todo ‘masticado’, para que nos sentemos sencillamente a disfrutar. No. Aquí nos sentamos a disfrutar pero dando vueltas a lo que vemos y a lo que nos cuentan. Hay algunas tramas deliciosamente enrevesadas, que cuando se resuelven te dejan con cara de sorpresa, y hay otras más livianas, para compensar. Hay tanto misterio que a mí me costaba mucho ver más de dos capítulos al día, porque necesitaba asimilar lo que iba ocurriendo para montarme yo mi propio esquema mental a la hora de tratar de resolver cada cosa.
La historia comienza con un intento de asesinato y un ‘flashback’ de un par de capítulos en el que conocemos cómo era el protagonista y las vidas de todos antes de ese intento de asesinato. A continuación, la trama sigue su curso, con un protagonista amnésico que permanece así durante toda la historia, haciéndose muchas preguntas sobre su pasado, que dan pie, precisamente, a que comiencen a revelarse los secretos ocultados por su familia. La telenovela transcurre en un marco temporal de dos años, más o menos, y nos muestra también las relaciones personales y sentimentales que cada uno de los Coronel y de los Rivero mantienen. De esas historias, creo que ya lo comenté en el apartado anterior, me quedo con la de Pascual y Sonia y la de Alba y Alfredo. Dentro de ellas, además, surgen diversas tramas de misterio que mezclan a su vez mentiras y engaños que casi siempre giran o terminan en torno a una persona: Melchor Coronel.
*Foto de familia de los Rivero.
El ritmo narrativo es muy bueno y todo se resuelve a su debido tiempo, llegando a un final correcto en el que casi todos los cabos quedan atados. Y digo casi todos, porque hay uno muy importante que no: nadie llega a saber, aunque en el fondo yo creo que todos lo imaginan, del crimen que más ha dolido a Melchor. No voy a hacer ‘spoiler’, porque es algo fuerte, pero quienes hayan visto la telenovela sabrán a qué me refiero.
Del final, confieso que no me gustó que la historia terminase en la típica y consabida boda entre los protagonistas. Creo que una telenovela como esta merecía otro final (un epílogo del protagonista, por ejemplo), pero no este, tan trillado y propio de otro tipo de historias.
Argumentalmente, “Caminos de Guanajuato” tiene también algunos fallos… El primero, que Melchor cumple 60 años al poco de comenzar la historia (con lo que habría nacido en 1954), pero más adelante se habla de un robo acontecido en la casa en 1968 y él, para esa fecha, ya estaba casado. Una de dos, o los guionistas se equivocaron con la edad de Melchor, o él se casó muy pero que muy joven.    
El segundo de los fallos pasó por ‘olvidarse’ de un personaje que creo que pudo haber dado mucho juego: una anciana, con alzhéimer y en silla de ruedas, madre biológica de Pascual, que apareció en algunos capítulos pero de la que no se supo nada más. Precisamente eso es algo que también ocurre con Javier Zamora, un crítico que acaba en la cárcel por culpa de los Coronel y del que tampoco vuelve a saberse nada a lo largo de la historia, pese a que en “Caminos de Guanajuato” hay varios personajes que van y vienen y se tiran unos cuantos capítulos sin aparecer.
Aplaudo, por último, que Melchor Coronel sea un hombre que cocina y que no tenga la típica sirvienta con uniforme para hacerlo. Hace siglos que no veía algo así en una telenovela mexicana.

MÁS COSAS:
La realización de la telenovela es impecable y los exteriores son de diez, en particular los extensos campos de vides que se muestran en prácticamente todos los capítulos de la historia, convirtiéndolos casi en un personaje más. En relación con el vino, eché en falta que se nos explicara un poco más el proceso de creación del mismo (sin ir más lejos, se habla en varias ocasiones de la vendimia, pero no se nos muestra cómo se hace).
*Los viñedos son un personaje más de la historia.
También en relación con el vino, quiero felicitar tanto a los Rivero como a los Coronel por lo limpias que tienen sus bodegas. Yo no tengo una bodega, sino un lagar (producción de sidra a partir de manzanas), y me gustaría pedirles consejo sobre cómo consiguen tener las barricas tan impolutas, sin una sola tela de araña y sin una mota de polvo. Es complicadísimo tener tal limpieza en lugares tan oscuros como las bodegas o los lagares.
Me han gustado mucho también los exteriores rodados en el estado de Guanajuato y el ver cómo se han ensalzado muchos productos de su gastronomía y algunos lugares con interés cultural. Un aplauso también por haber rodado parte del primer capítulo en Buenos Aires y no en cualquier sitio de México simulando ser Buenos Aires.
En lo que a música se refiere, la canción de entrada (“El último trago”, versionada por Concha Buika) es una canción que va como anillo al dedo a la historia y le da un toque distinto, desde el principio, a la telenovela. Junto a esta, se escuchan también algunas canciones de Concha Buika en puntos concretos de la historia. Sobre los ‘soundtracks’, nada que objetar.
*Elenco, al completo, en la presentación de la telenovela.
Respecto de los decorados, están bien pero son pequeños. Me explico… Cualquiera que vea la casa Coronel se percatará de que lo de dentro, que se nos muestra con decorados, es extremadamente pequeño, más propio de una casa la mitad de pequeña que la que se usa en la historia como vivienda de los Coronel. Lo mismo puede aplicarse a la casa Rivero, de la que solo se nos muestran una pequeña cocina y el patio. Los decorados de las oficinas Coronel son quizás los que mejor están hechos.
Sin salirme de la ambientación, me ha gustado mucho que se muestren los logos y las marcas de los coches. Es una tontería, que no suele hacerse por temas de publicidad, y que en la competencia ‘ocultan’ creando malamente sus propias marcas para los coches. Se agradece ver el logo de Wolkswagen en el coche de Gilberto, el de Ford en el de Alfredo o leer Honda en un ‘buggy’ que usan los Coronel para moverse por las viñas.
Por último, un detalle sobre el lenguaje de los personajes… Felicito a los guionistas por haber incluido palabras malsonantes y a Azteca 13 por no censurarlas (como sí hacen otras productoras). Me ha alegrado escuchar palabras como el verbo ‘joder’ en varias ocasiones, debidamente conjugado. Puede parecer que no, pero estos pequeños tacos o palabrotas le dan todavía más realismo a la historia. Si en el día a día todos los usamos, como parte de nuestro lenguaje, ¿por qué no pueden escucharse también en el lenguaje de los personajes de las telenovelas?  

Concluyo… Una buena adaptación de “Gran reserva”, con tantos misterios, secretos e intrigas como su original, contada a buen ritmo y con unas actuaciones magníficas entre las que destacan los malos y, en particular, Melchor Coronel (Álvaro Guerrero).

-PUNTUACIÓN FINAL: 9-

miércoles, 11 de noviembre de 2015

PRIMER VISTAZO: "Yo quisiera" (Mediaset, 2015)

Se presentó como una serie diaria de corte juvenil, dentro de la manía de las cadenas españolas por usar eufemismos a la hora de hablar de sus productos. Podrían haber dicho, perfectamente, que “Yo quisiera” es una telenovela juvenil, porque, al fin y al cabo, eso es lo que es.
Esta telenovela, producida por Mediaset, se estrenó en Divinity el pasado lunes, a  eso de las 20.00 de la tarde. Tuve la suerte de andar por casa ese día y a esa hora y, gracias a ello, he conseguido tener listo su ‘primer vistazo’. Antes de pasar a hablar más de la telenovela, os dejo una promo extendida:

PROS:
El primer capítulo transcurre a un ritmo excelente, con una protagonista que nos presenta a los personajes más relevantes de la historia en apenas dos minutos. No hay ‘flashbacks’ y tenemos miga desde el primer momento, ya que los protagonistas se conocen a los cinco minutos de empezar.
*Lucía Gil y Christian Sánchez.
Del elenco, me ha gustado Lucía Gil, como Lana, la bloguera protagonista. Natural, convence. A Christian Sánchez (André) lo he visto, sin embargo, algo sosillo. La historia tiene a su favor otro punto: el elenco tan variado que tiene. Así, nos encontramos con diversos actores del género, populares al otro lado del charco, pero con personajes distintos: Martín Barba (Pablo), Bárbara Sínger (Julieta) o, que es la que más me ha gustado, Renata Notni (como la envidiosilla de Camila).
Del elenco adulto, destaco a Natalia Millán. Es una de esas actrices que da gusto ver, sea el papel que sea.

CONTRAS:
El principal, es la historia y el contexto en el que transcurre: un instituto. Me daba la impresión, a veces, de estar viendo un ‘remake’ algo suavizado de “Física o química”. El Colegio Hispanoamericano es extremadamente parecido al Zurbarán. Y las relaciones entre los alumnos e incluso los perfiles de los personajes son muy parecidos a las que había en aquella serie de Antena 3.
Al igual también que “Física o química”“Yo quisiera” adolece de un defecto muy común en las telenovelas juveniles españolas: hay actores y actrices que son un poco mayores para andar interpretando a jóvenes de instituto. Ahí están, a modo de ejemplo, los casos de Natalia Rodríguez (María), que tiene 23 años o de Jaime Olías (Diego), que tiene 25 años. Sí que es cierto (y menos mal) que la protagonista, Lucía Gil, tiene 17 o 18 años.  

*Natalia Rodríguez, Lucía Gil y Bárbara Singer.
MÁS COSAS:
Me ha gustado mucho la musicalización. Como toda buena telenovela juvenil que se precie, aquí abunda la música, y el protagonista toca varios instrumentos, la protagonista pone su voz a un tema…
El universo ‘blogger’ me parece un tema que puede dar mucho juego a nivel argumental, más con ese añadido de que nadie conoce la identidad de la bloguera autora del “Yo quisiera”… Aunque me resulta complicado de creer, siendo un blog de moda,  ya que la moda hay que mostrarla y generalmente las blogueras de moda la muestran con sus propios cuerpos como maniquíes. No sé cómo conseguirá hacerlo sin que nadie la reconozca… Imagino que se tapará la cara o se la recortará en las fotos…
Los decorados, normalillos.
Un último apunte sobre la entrada o cabecera, que es como se llaman aquí… ¿No se da un aire, también en eso, a “Física o química”?

CONCLUSIÓN:
*Imagen promocional con el logo de la telenovela.
La telenovela puede funcionar, aunque no deja de ser una muestra más de algo que en los últimos años no ha triunfado en España: las telenovelas y series juveniles de producción propia. Ejemplos de lo que digo son “18, la serie”, “HKM”,“Dreamland”… No obstante, siendo para un canal TDT y con cuarenta capítulos que parece que va a tener en esta primera tanda, es más probable que pueda mantenerse durante una temporada en parrilla. Lo que espero que ocurra es que sirva para abrir las puertas de la ficción nacional de todos esos actores y actrices latinoamericanos que se integran en el elenco de “Yo quisiera”.