miércoles, 3 de diciembre de 2014

ME CHIRRÍA: Los "meet and great"

En esta ocasión no voy a hablaros de algo propio de las telenovelas, pero sí de algo relacionado con ellas que me ‘chirría’ y mucho. De momento no es más que el inicio de una moda, moda que seguramente irá a más conforme pase el tiempo (somos así, qué se le va a hacer).
Hablo de los “meet and great” o lo que es lo mismo, las convivencias con actores y actrices del género organizadas por empresarios que al fin y al cabo son los que acaban sacando tajada de todo esto.
Muchos me diréis que esto no es nuevo, que en España se viene haciendo con actores de series (“La que se avecina”, “Física o química”…) y famosillos del mundo del corazón, que son invitados a discotecas y pubs, y donde, con mucha suerte, la gente consigue hacerse una foto con ellos, pagando la entrada (que en Asturias, al menos, no pasa de 10-12 euros por muy buena que sea la discoteca).
Los “meet and great” se dan un aire a esto pero, a la vez, son completamente distintos… Se parte de una persona famosa, lógicamente, y en torno a él se organizan distintos actos. Se limita el aforo y se establece un precio que, como mínimo, ronda los 50 €, y que en algunos casos supera los 100 € (imagino que dependerá del famoso y su caché). Aclaro también que esos actos que se organizan en torno al famoso no tienen nada que ver con él (que si cata de no sé qué, que si muestra de no sé qué otra cosa y similares).

Silenciosamente esto va camino de ponerse de moda, en lo que a actores de telenovelas se refiere, teniendo un gran tirón el sur de España para acoger tales ‘eventos’. A mi mente vienen ahora mismo dos ejemplos relativamente recientes:
-Sebastián Rulli, Estepona (Málaga). Se organizó en torno a él un evento con aforo limitado por el módico precio de 50 € (el transporte, por tu cuenta).
-Dulce María (Málaga). Aquí el “meet and great” se organizó a partir del concierto que la cantante ofrecía en esa ciudad. La entrada solo al concierto costaba 100 €. Entrar a verla, tomarse una foto con ella y que ella te firmase un autógrafo costaba 180 €.
Sobra decir que, en la mayor parte de los casos, la ‘convivencia’ pura y dura, es decir, el tiempo que se pasa con el artista en cuestión, es más o menos igual al que dura un par de capítulos de una telenovela.
Cada cual es libre de hacer negocio con lo que desee… Personalmente pienso que pagar por ver a alguien que ha llegado donde está gracias a uno mismo, es algo exagerado. Entiendo que se paguen 100 € para ver a Dulce María cantar y ver el espectáculo y todo eso. Yo también he ido y voy a conciertos (dicho sea de paso, no recuerdo nunca haber pagado una entrada tan cara), pero de ahí a pagar semejantes cantidades para pasar un ratito con un actor o actriz y que él o ella me deje hacerme una foto, creo que hay un trecho.
Igual como símil es una chorrada, pero ahí lo dejo… Seguro que todos tenéis una ideología política, y seguro que os gustaría tener ante vosotros a alguno de los ‘cabecillas’ (Mariano Rajoy, Pablo Iglesias, Pedro Sánchez, Cayo Lara…) para decirle algunas cosas. ¿Pagarías 50, 70 o 100 € por ello? Yo tengo claro que no.

1 comentario:

lolita dijo...

es verdad lo q dices no entiendo q para conocer a tu idolo, solamente, tengas q pagar ese dineral....