domingo, 30 de noviembre de 2014

FINALES ALTERNATIVOS: "Lo que la vida me robó"

Recientemente acababa en España una telenovela que arrasó en México a nivel de audiencia y que en España le fue bastante bien, pese a haberse estrenado en plena primavera, poco antes de que empezase el Mundial de Brasil. Hablo, cómo no, de “Lo que la vida me robó”.
No seguí la telenovela, porque en su día vi “Amor real” y básicamente no tenía ni ganas ni tiempo para repetir la historia, pero sí que leí todos y cada uno de los resúmenes que pillé en la revista “Telenovela”, como si de una novela escrita y publicada por fascículos se tratase (como si fuese uno de aquellos ‘folletines’ del siglo XIX).
“Lo que la vida me robó” fue transgresora en el sentido de que acabó en una iglesia, sí, pero en un contexto totalmente opuesto al de una boda: un funeral. Se rodaron dos finales, uno oficial y otro alternativo (que solo se colgó en internet).
-FINAL OFICIAL: José Luis (Luis Roberto Guzmán) ha muerto y Monserrat (Angelique Boyer) llora junto a su féretro. Alejandro Almonte (Sebastián Rulli), al que todos creían muerto, entra en la iglesia y Monserrat sale con él del brazo. Se sobreimpresa la palabra ‘fin’, esta vez, acompañada de exclamaciones (una cosa, por otra parte, curiosa).

-FINAL ALTERNATIVO: Monserrat llora en la iglesia. Esta vez hay dos féretros: uno corresponde a José Luis y el otro corresponde a Alejandro. La vida le acaba robando finalmente a los dos hombres que más había amado en su vida.
En lo personal, me gustó más el final alternativo que el oficial. Es muy innovador tanto para Televisa como para Angelli Nesma, la productora, que nos tiene acostumbrados a ‘remakes’ de telenovelas clásicas. La historia tuvo muchas muertes y Monserrat no fue precisamente la típica protagonista que no rompe un plato. Además, el final viene a honrar el título de la telenovela y, ¡qué caramba! ¿Por qué todas las telenovelas tienen que acabar bien, con la pareja de turno feliz? Ya es hora de innovar, que esto no deja de ser ficción y la imaginación del ser humano no tiene límites. Yo creo que desde “Teresa” no se presentaba un final alternativo donde la protagonista se quedase sola.
No obstante, que me haya gustado más el final alternativo, no quiere decir que el final oficial no me haya gustado, que sí, me gustó y mucho, en especial la manera en la que mantuvieron al espectador la duda de cuál de los dos habría muerto, duda que no se despeja hasta los últimos segundos de la telenovela.
Acabo resaltando un punto común a ambos, que es el hecho que comentaba al principio y que a mí personalmente me encantó: la telenovela se acaba en una iglesia, pero no con una boda, sino con un funeral. 

jueves, 27 de noviembre de 2014

MIS DESVARÍOS: La producción propia de Azteca, ¿en crisis?

Estoy preocupado, sinceramente. Desde hace unos meses a hoy estoy viendo cosas que no me gustan en absoluto en Azteca (o TV Azteca). La que fuera la segunda productora de telenovelas de México está de capa caída, deprimida, triste, en lo que a producción propia se refiere.
No lo digo yo, lo dicen los números. En el año 2013, Azteca produjo seis telenovelas: “Destino”, “Secretos de familia”, “Corazón en condominio”, “Hombre tenías que ser”, “Prohibido amar” y la estupenda “Vivir a destiempo”. Seis telenovelas de las cuales dos o tres se emitían a la vez, pero en horarios diferentes (como se hace en Televisa). Lo mismo ocurrió en el 2012 y en el 2011.
En el 2014 el número de producciones propias se redujo hasta dos: “Siempre tuya Acapulco” (del gran genio Alberto Gómez) y “Las Bravo”, estrenada hace algunas semanas. Nada más. Y la segunda ha sucedido a la primera. Junto a ellas, “Avenida Brasil”, con gran éxito en su emisión para lo que se venía viendo en la cadena, y otra telenovela brasileña (“Rastos de mentiras”). Y junto a estas, "El astro" y otra telenovela brasileña cuyo nombre no recuerdo.
Se me vienen a la cabeza varias preguntas… ¿Para qué invirtieron en 2012 una millonada en unos foros nuevos, grandísimos y perfectísimos? ¿Para tenerlos ahora parados? ¿Cómo se dieron el lujo de ofrecer contratos multimillonarios a grandes actores y actrices de la competencia a los que no van a sacar todo el provecho que podrían sacarles como sigan con este ritmo de producción? ¿Por qué pasar de tres telenovelas en la tarde a solo dos, y una de ellas extranjera? ¿Qué ocurre en Azteca?
Me apena mucho esta situación ya que en Azteca hay mucho talento. Hay muchos nombres de grandes actores y actrices que tardaremos en ver en pantalla, como sigan produciendo a ritmo de dos telenovelas al año.
No creo que sea problema de dinero: el grupo ha estrenado hace un mes y algo la versión mexicana de “El hormiguero”, un programa que está considerado como uno de los más caros de la televisión española y que en México, por lo que he visto, también maneja un gran presupuesto.
Entonces, ¿por qué no confiar en lo propio? ¿Por qué no programar dos telenovelas propias y una extranjera, aunque sea? El 2014 es, a estos efectos, agua pasada. Se dice que están rodando dos nuevas telenovelas, que hay previsión de recuperar el ritmo de producción de años anteriores... Espero que así sea y que en 2015 el número de telenovelas ‘made by Azteca’ se incremente, que vuelva Eric Vonn a deleitarnos con una nueva historia (original, a ser posible); que vuelva Fides Velasco con una nueva producción de esas tan cuidadas como las que hace ella; que Ramiro Fumazoni, Alejandra Lazcano, Andrea Noli… y tantos otros vuelvan a deleitarnos con sus interpretaciones. Ojalá.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

UN PROTAGÓNICO PARA... Marcelo Córdoba

¿Cómo es posible que todavía nadie haya apostado por él como protagonista? Es lo que me pregunto cada vez que leo que Marcelo Córdoba inicia grabaciones de una telenovela o se integra al elenco de otra.
Con casi una década en el género, este argentino ha demostrado a todo el mundo que es capaz de bordar cualquier personaje y de tener química con cualquier actriz que le pongan al lado. Lo hemos visto de malo, de bueno, de regular, de heterosexual, de bisexual, de muchas maneras. Y siempre nos agrada.
Es uno de esos actores que se les nota desde lejos que disfrutan con lo que hacen, que se meten en la piel del personaje hasta tal punto de dejar de ser ellos para ser el personaje que interpretan. Tiene, en definitiva, muchísimo talento y un carisma que, para qué negarlo, ayuda también al actor.
¿Entonces, por qué no darle un papel protagónico? Recuerdo ahora mismo “La fuerza del destino”, donde brilló junto a Kika Edgar a la hora de interpretar a Antolín, un hombre ‘pillo’ que acaba rendido al amor de una mujer ciega, que le cambia la vida radicalmente. ¿Por qué no darle una historia de amor, pero principal, para que él la protagonice junto a quien sea?
Me gustaría estar en la mente de la persona que elige a los protagonistas en Televisa (o en cualquier otro lado). ¿Por qué siempre los mismos? ¿Por qué siempre Ron, Zepeda, Soto y Colunga? ¿Por qué no se desvía un poco la mirada para ver el talentazo que tienen otros actores que llevan incluso más años que alguno de los anteriores en la empresa? Incomprensible.



lunes, 24 de noviembre de 2014

HOY EMPIEZO A VER... "Mi corazón es tuyo" (Televisa, 2014)

Tras acabar hace nada con “El Señor de los Cielos (II)”, empiezo una nueva telenovela. La elegida es de temática totalmente distinta (o al menos, eso parece) a la anterior. Sí, hoy empiezo a ver “Mi corazón es tuyo” (Televisa, 2014).
Entre mis razones para verla están…
-Silvia Navarro y Jorge Salinas. Llevo sin verla desde que acabó “Amor bravío”, hace dos años, y ya tenía ganas de verla nuevamente en una telenovela. Si además la telenovela tiene corte humorístico, está claro que Silvia me hará pasar buenos momentos. Si a una gran actriz como Silvia le sumamos un gran actor como Jorge, puede salir una dupla que dé mucho juego. En “Labios rojos”, una película que ambos protagonizaron, también con tintes de humor (un humor distinto al que pueda tener la telenovela) ya demostraron una gran química y fue precisamente en base a esa película por lo que Juan Osorio se decidió a poner a Jorge como protagonista al lado de Silvia.
-¿Mayrín Villanueva? Lo pongo entre interrogantes, porque es una actriz que no sé catalogar muy bien. En “Mentir para vivir” no lo hizo mal, pero sí que estuvo muy sosa como la protagonista. Qué sé yo si de villana se verá mejor…
-Los pesos ‘pesados’ del elenco. Tener a nombres como René Casados, Carmen Salinas o Norma Herrera es un atractivo más para verla, sin olvidarme tampoco de Lisardo (que eso sí, no me gusta ese tinte de pelo que lleva en las fotos promocionales de la telenovela).
Sin embargo, hay varias cosas que me tiran para atrás…
-La historia. Vi “Ana y los siete”, la original española, cuando se emitió aquí. No la vi completa, pero sí un buen número de capítulos y vale, era entretenida, pero sin más. ‘A priori’, en la comparación Silvia Navarro – Ana G. Obregón, sale ganando la primera. Lo mismo ocurre si comparamos a Jorge Salinas con Roberto Álvarez. No lo tengo tan claro respecto de la villana; Silvia Marsó hizo un papel estupendo en “Ana y los siete”. Mayrín tiene el listón muy alto.
-Juan Osorio. Que “Mi corazón es tuyo” esté bajo su batuta me disgusta un pelín, en el sentido de que las telenovelas de Osorio, cuando funcionan a nivel de audiencia, pueden alargarse hasta el infinito (véase los más de 200 capítulos de “Una familia con suerte” o los 181 de “Porque el amor manda”). Y ya se sabe, más capítulos es igual a más relleno. Además, al menos antes, no era tan cuidadoso con sus telenovelas como lo son otros productores de la empresa.
Dicho todo esto, solo me queda ir viéndola, a mi ritmo. Ya le haré, cuando la termine, la correspondiente crítica.  

domingo, 23 de noviembre de 2014

PROYECTOS FALLIDOS: "La magia del amor" o "Vidas paralelas"

A principios del año 2013 se daba a conocer, para alegría de muchos fans que lo echaban de menos, que Fernando Carrillo, uno de los galanes más famosos en la década de los 90, volvería al género de la mano de “La magia del amor”, una telenovela que iba a producir él mismo (a través de su productora) y que lo traería de vuelta junto a Catherine Fulop, su exmujer en la vida real.
Se anunció a bombo y platillo esta historia, de la que se llegó a rodar un trailer (que adjunto) y se publicó algo así como su sinopsis:
“Allegra Montalbán (Fulop) es una exitosa mujer de negocios que maneja una renombrada cadena hotelera. Hace 21 años su padre la obligó a casarse con un joven de buena posición económica, separándola así de su verdadero amor, Ángel Martínez (Carrillo), quien es el verdadero padre de su hijo. Ángel decidió entonces partir de México y alejarse de Allegra.
En su nuevo camino conoció a Luisa Estela, una mujer embarazada que muere al dar a luz a una niña que recibe el nombre de Ángeles, en honor al hombre que la ayudó a llegar al mundo.
Años más tarde, y ya convertido en un próspero empresario en el mundo de la música, Ángel regresa a México en compañía de Ángeles, produciéndose así el reencuentro con Allegra, la mujer que tanto amó.”
La trama, sencilla ‘a priori’ pero con ese atractivo que tienen los amores de juventud que no prosperaron, contaba además con un elenco de primera: Armando Silvestre, Ramiro Fumazoni, Jessica Mas, y los jóvenes Kimberly Dos Ramos y Andrés Mercado.
Esto fue en enero de 2013, pero, tres meses después, se supo que la telenovela cambiaba de título, pasando a llamarse “Vidas paralelas”. Cambiaban también los protagonistas juveniles, que pasaban a ser Mauricio Henao y Kendra Santacruz. Saúl Lisazo también entraba al proyecto y en internet se aseguró que la telenovela iba a ser producida ahora por Telemundo y que tendría locaciones en Rivera Maya.
Año y medio después nada ha vuelto a saberse de este proyecto y los actores que iban a participar en él han estado en varios proyectos y tienen otros por delante.
Se llegó a comentar que el principal motivo de la cancelación del proyecto era de carácter económico. No sé más. Fernando Carrillo también dijo que él seguía adelante con la idea. Habrá que ver qué ocurre, aunque yo creo que se quedará en un “proyecto fallido”

miércoles, 19 de noviembre de 2014

DEP, Héctor Arredondo

Sé que llego un par de días tarde, pero, como sabéis, casi todas las entradas de este blog están ‘precocinadas’ con semanas de antelación y cuando sucede un imprevisto me es, en ocasiones, muy difícil actuar a tiempo y tener listo algo para publicar.
El imprevisto de esta ocasión es un imprevisto triste, tristísimo. Se nos ha ido Héctor Arredondo, víctima de cáncer, un cáncer que le habían diagnosticado hacía tan solo dos meses.
El cáncer, la gran ‘lacra’ del siglo XXI, se cobra nuevamente la vida de alguien que tenía mucho que hacer, que deja dos hijas (la más pequeña, de unos dos años) y que disfrutaba con lo que hacía.
A Héctor lo vi en “Los Plateados”, interpretando a Leonardo, donde mantenía una historia de amor muy tierna con el personaje de Angélica Celaya. Se le veía un actor muy natural, nada sobreactuado y con mucha química con su compañera. De hecho confesaba a la revista “Telenovela” en aquella época que se llevaban tan bien que comían gusanitos y guarradas antes de escena para competir, a la hora de besarse, a ver quién tenía un peor aliento.
Lo volví a ver después en algún capítulo suelto de “La Teniente”, cuando la emitió Intereconomía en España hace relativamente poco.
Me queda pendiente, y lo veré en cierta forma como su obra póstuma, verlo en “Las Bravo”, que es una de esas telenovelas que veré próximamente.
Se nos ha ido muy pronto, pero, según dicen, rodeado de los suyos, sabiendo que su paso por esta vida no fue, para nada, en vano. Descansa en paz, Héctor Arredondo.

lunes, 17 de noviembre de 2014

CAZANDO GAZAPOS: Uno de "El rostro de la venganza"

Bienvenidos a una nueva entrega de ese apartado del blog en el que, con un toque de humor, pretendo sacar a la luz pequeños defectos o errores de las telenovelas, eso que aquí en España se conoce como ‘gazapos’.
Las telenovelas no son perfectas y a menudo se cometen errores tanto en el rodaje como en el montaje de las escenas que componen los distintos capítulos de las mismas. Incluso en los guiones puede haber errores que luego se plasman en las escenas. Eso fue lo que ocurrió en “El rostro de la venganza” (Telemundo, 2013).
Les pongo en situación… Alicia Ferrer (Marlene Favela) acude al hospital a ver a su madre, Valeria Sanmaniego (Felicia Mercado), la cual está grave después de haber sido atacada por Ezequiel Alvarado (Saúl Lisazo). Allí, Alicia (también llamada Eva) recuerda momentos de su dolorosa y traumática infancia antes de acabar con su madre.
A ver quién pilla el ‘gazapo’. Disculpas por la imagen, pero aquí no importa mucho la mala calidad del vídeo. Lo ideal sería haber visto la telenovela. Como sé que no ha llegado a España, ni a México, ni a muchos otros países, daré una pista extra… En concreto, la sinopsis de la telenovela:
Tras pasar veinte años de su vida en la cárcel pagando un crimen que no recuerda haber cometido, pese a que todo lo acusa a él de haber matado siete niños en un colegio cuando él también era un niño, Diego Carrasco (David Chocarro) sale de prisión y adopta una nueva identidad para comenzar una nueva vida y protegerse de su pasado. Con la ayuda de su psiquiatra, Antonia Villaroel (Maritza Rodríguez) y del banquero Ezequiel Alvarado (Saúl Lisazo), recibe una nueva identidad, la de Martín Méndez.
Antonia y Martín inician una relación sentimental, siendo ella su primer amor. Tratando de averiguar lo que realmente ocurrió en “la matanza del San Gabriel”, como así apoda la prensa al asesinato de siete niños en el colegio San Gabriel de Miami en el año 1992, que presuntamente realizó Diego, Antonia comenzará a descubrir cosas que los padres de los niños supervivientes de la masacre tratan de esconder […]”
Mañana actualizo el ‘post’ con la solución… 
 
Dificultad: 7/10. 
*NOTA: Aunque no sale una 'preview', el vídeo se reproduce dando al 'play'.

Y EL ‘GAZAPO’ ERA…
Un error en el guión hace que la niña que interpreta a Alicia le diga a su madre que lo que había hecho lo había hecho “por Martín”. Esto ocurre, en la telenovela, en 1992. Sin embargo, Martín es el nombre que adopta Diego (David Chocarro) en el año 2012 tras salir de la cárcel y para ‘reinsertarse’ en la sociedad, pasando desapercibido. Con lo cual en aquella época Diego era Diego y punto. Martín no existe como tal hasta veinte años después. Un error que se coló en el guión, se le coló a la niña que interpretaba el personaje y a la persona encargada de montar las escenas. Ahí es nada, con lo fácil que hubiera sido arreglarlo. Más ‘gazapos’, en otra ocasión. 

domingo, 16 de noviembre de 2014

CRÍTICA: "El color de la pasión" (Televisa, 2014)

Voy a ser sincero… No estaba entre mis planes verla. Sin embargo, empezaron a promocionarla bien (el tráiler me llamó mucho la atención) y los verdaderos críticos comenzaron rápidamente a alabar esta telenovela, de la que destacaban tres cosas: original, con ritmo y con un elenco muy bien equilibrado entre pesos pesados de la actuación y caras nuevas. Había que verla.

SINOPSIS y PERSONAJES:
Corre el año 1990. Adriana Murillo (Ariadne Díaz) y Alonso Gaxiola (Horacio Pancheri), son un matrimonio sólido y joven que está esperando su primer hijo. Él es dueño de una fábrica de Talavera en Puebla. Rebeca (Michelle Renaud) y Magdalena (Ana Isabel Torre), hermanas de Adriana, viven con ellos ya que son huérfanas.
*Logotipo de la telenovela.
Todos viven en aparente armonía, sin percatarse de que Rebeca es una mujer caprichosa y retorcida, pero con la suficiente inteligencia para pasar frente a todos como un ángel. Sólo Magdalena conoce los defectos de su hermana menor y sospecha sus intenciones.
Rebeca siempre ha estado enamorada de Alonso, y por ello envidia profundamente a su hermana. Ese sentimiento se aviva cada vez que ve a Adriana, feliz y embarazada, junto a su marido.
Un accidente cambiará el destino de Alonso y Adriana. Ella muere y su bebé, una preciosa niña llamada Lucía, logra salvarse. Deprimido, Alonso se aferra a su hija Lucía como único consuelo y Rebeca aprovecha la situación logrando su cometido de casarse con el que fuera su cuñado.
Veinticuatro años después, la casualidad hace que Lucía (Esmeralda Pimentel), conozca a Marcelo (Erick Elías), el cual llega a la vida de los Gaxiola con el afán de vengar la muerte de su hermano, que era amante de Rebeca (Claudia Ramírez).
Poco a poco Marcelo se va enamorando de Lucia surgiendo un amor profundo y entre ellos que se verá nublado con intrigas, problemas y malos entendidos. El pasado parece que regresa y envuelve al presente con tragedias que son el pan de cada día en esta familia, donde lo oculto va saliendo a la luz.

DATOS y TRÁILER:
121 capítulos de 45 minutos. México (Televisa). Productor: Roberto Gómez Fernández.

PERSONAJES y ACTUACIONES:
Este es uno de los puntos fuertes de la telenovela: un elenco que mezcla, sin que se note, grandes figuras del género con personas que están comenzando en esto. Caras con una gran trayectoria tras de sí y caras nuevas, lo cual se agradece mucho. En general son personajes ‘redondos’, ‘humanos’, que aciertan y se equivocan, a los que se les coge cariño o se les detesta.
Se agradece también que, transcurriendo varios capítulos en 1990, hayan elegido tan bien al elenco de esa época y al elenco de la época actual, tanto en el parecido físico de los actores como en la forma de ser de los personajes.
*Esmeralda Piemental (Lucía) y Erick Elías (Marcelo).
Y ya, empezando por la pareja protagónica, y más en concreto, por Esmeralda, debo reconocer que ha sido un gran descubrimiento. No la conocía y, pese a su juventud, ha demostrado que tiene mucha madera y que seguramente llegará lejos. Actúa de una manera muy natural, metiéndose en la piel del personaje hasta el punto de empatizar con el espectador de una manera que pocas consiguen. Quizás lo único que no me gustó de su personaje fue las veces que cayó en las mentiras de su hermana a lo largo de la historia.
El galán de Esmeralda es Erick, en la historia, Marcelo. El personaje me parecía un poco soso al principio, pero según avanza la telenovela y se le va conociendo es un personaje al que también se le coge cariño. Erick ha sabido llevarlo como nadie lo hubiera hecho y su química con Esmeralda nos ha dado una pareja tierna y adorable, pese a los reveses y obstáculos que deben vencer durante la historia.
La tercera en discordia es Rebeca, interpretada de manera soberbia por Claudia Ramírez. Rebeca no es mala; las circunstancias de su vida la convirtieron en una mujer fría, distante, capaz de todo por mantener su reputación y la de su hija. En realidad son dos las Rebecas que hay, ya que junto a esa mujer fría, seria y calculadora se esconde una Rebeca maternal y adorable, que nos deja unas escenas preciosas cada vez que sale en pantalla con su hija Nora.
*Ximena Romo es Nora.
Y ya que menciono a Nora, debo comentar que Ximena Romo ha sido todo un descubrimiento. Nos ha regalado un personaje enfermo, una mujer esquizofrénica y con trastornos de la bipolaridad que tan pronto está bien como llorando desconsoladamente o tratando de suicidarse. Es la versión joven de Rebeca, aunque mucho más enferma y trastornada. Había gente que criticaba que Nora era una pesada y no sé qué más; yo no, Nora es un personaje de esos que quieres por pena, por lástima, y que cala tan hondo que acabas llorando con su final (o al menos, eso me pasó a mí). Un gran personaje que seguramente abrirá muchas puertas a Ximena.
Sigo con más pesos ‘pesados’ de la actuación… Entre ellos René Strickler, que en la historia interpreta a Alonso, un hombre de buen corazón, padre de Lucía y Nora y esposo de Rebeca. Es otro personaje que también da cierta pena, porque tras el fallecimiento de su primera esposa se ve que no levanta cabeza, que es infeliz y que lo único que le mantiene en este mundo son sus hijas y poco más. Es un personaje adorable, con esa ternura que solo un actor tan carismático como René sabe dar a sus personajes. La química que tuvo con sus hijas en la historia fue tremenda.
*Esmeralda junto a Eugenia Cauduro (Magdalena).
Otra que también tiene un personaje adorable es Eugenia Cauduro, Magdalena. Es una mujer que hubiera encajado estupendamente con Alonso, porque son exactamente iguales en lo que a carácter y forma de ser se refiere. Hacía mucho que no veía a Eugenia y debo reconocer que me ha encantado volver a verla con un personaje tan tierno y que ella ha sabido llevar tan bien, manteniendo una gran química con Pablo Valentín (Mario), su novio y después marido en la telenovela. Ha sido un gusto volver a ver a Pablo en un personaje fijo y tan especial, pues es un hombre cuarentón que vive soltero hasta que se reencuentra con Magdalena, de quien se enamora.
Debe mencionarse también lo bien que ha logrado caer al público Doña Milagros, la madre de Marcelo, interpretada magistralmente por la gran Helena Rojo. Lo de caer bien, era ironía. Madre más pesada, controladora y cansina no la he visto en ninguna telenovela, pero ¡qué bien lo hace Helena! Helena Rojo es una de esas actrices que siempre da gusto ver en pantalla, haciendo el personaje que sea, pues siempre dan la talla, y más si a su lado tienen a una actriz como Angelina Peláez (Rafaela), con la que comparte gran parte de las escenas y con la que tiene una gran química (a su vez Angelina tiene una química bestial con Erick, pues aunque en la historia es su nana, realmente parece su madre). He disfrutado mucho con los rifirrafes entre Milagros y Rafaela y con el final que ambas tienen.
Otro personaje tierno, adorable, el prototipo de abuelo que todos quisiéramos tener, es Nazario, interpretado por un grande de la actuación, el señor Luis Couturier. Lo mismo que comentaba de Helena Rojo puede aplicársele a Luis. Es un actor que saca adelante cualquier papel y que nos ha dejado grandes personajes, como Don Nazario. La catarsis que logra para con el espectador en una escena concreta (la muerte de su mujer) es impresionante. Ha tenido una gran química con Patricia Reyes Spíndola, su mujer en la telenovela (otra gran actriz, aunque a mí su participación me supo a poco) y con Marcela Morett (la adorable Normita, con la que acaba el viejito gruñón de Nazario).
*Moisés Arizmendi es Amador.
Comentaba al principio que se agradecía ver caras nuevas (o que al menos para mí si son nuevas). Entre ellas destaco a Moisés Arizmendi, como Amador, un personaje cargado de envidia y recelo hacia su buen ‘amigo’ Alonso y con su eterno enemigo, Marcelo, que se trastorna de una manera espectacular durante la telenovela y que al final se convierte en el villano de la misma. No conocía a Moisés, pero me ha parecido que ha hecho una interpretación muy buena. Lo mismo digo de Montse Marañón (Brígida), su mujer en la trama, aunque también debo criticar a los guionistas por el poco peso que le han dado a un personaje al que se le había podido sacar más jugo.
Me ha encantado también Arcelia Ramírez, una actriz que yo no conocía, con su papel de Sara Ezquerra y todo lo que esta doctora transmite al espectador (es muy tierna su relación con Alonso y cómo se queda ella cuando esa relación ‘termina’).
En el elenco juvenil sobresaliente para Ilse Ikeda (como Letty, la amiga del alma de Lucía, con la que mantiene una relación de amistad que parece real), Javier Jattin (como el psiquiatra Román, con un triste pasado a sus espaldas) Natalia Guerrero (como Daniela, la ex de Marcelo, que a mí personalmente me ha gustado más al final de la historia que al principio), Mariano Palacios (como Rodrigo, el ex de Lucía, que pulula por la historia con algunas tramas relacionadas con su familia) y Mauricio Abularach, como el prototipo de amigo que todos querríamos tener, el bueno de Sergio Mondragón.
*El elenco, en la presentación de la historia.
Antes de ir a las tramas, dos cosas más. He disfrutado mucho y me he reído otro tanto con Lalo España y Gloria Izaguirre (Lalo y Tere) y su peculiar relación, que surge de un flechazo a primera vista. Me ha gustado especialmente ese trato tan respetuoso que tienen pese a ser novios, tratándose de usted mutuamente.
También he quedado muy contento con las participaciones especiales de Luis Gatica (que bordó su personaje de Ricardo Márquez), Roberto Blandón (al que siempre es un gusto ver en pantalla, y más con un personaje que da tanto juego como Alfredo) y Nuria Bages (aunque solo salga en cinco o seis capítulos).

TRAMAS:
La trama principal (hombre quiere vengarse de la mujer por la que se suicidó su hermano) recuerda al principio un poco a “La mentira” en su versión de “Cuando me enamoro”. Sin embargo, es solo un recuerdo, pues aunque beba de otras fuentes, “El color de la pasión” es una telenovela original.
*La familia Gaxiola-Murillo, al completo.
Una trama que transcurre en 1990 y esta trama de la venganza son el punto de partida de esta telenovela. Mientras que la primera queda sin resolverse prácticamente hasta el final (cuando se descubre que lo que parecía un accidente no era sino un homicidio imprudente), la otra se resuelve hacia el capítulo 80 de la telenovela. De ahí al final la telenovela funciona a través de tramas derivadas o conectadas con alguna de las dos antes expuestas.
La trama sentimental por excelencia es la de Lucía y Marcelo. Su amor tarda en materializarse y es comprensible, pues a ella la acaban de dejar plantada en el altar justo cuando Marcelo llega a Puebla. No obstante, poco a poco, Lucía se va abriendo al amor y como dije antes, la química entre los protagonistas nos deja una pareja entrañable.
Los intentos de Rebeca y Nora para separar a Marcelo y Lucía son de lo más normales (mentiras, malos entendidos…). Destaco a este respecto cómo se resuelve la trama del posible embarazo de Lucía, de una manera muy simple que nunca se había visto (creo yo) en una telenovela.
*Luis Couturier (Nazario) y Marcela Morett (Norma).
Junto a la trama amorosa de Magdalena y Mario (que puede parecer ridícula cuando ella le confiesa que es virgen, a sus cuarenta y pico tacos y habiendo estado a punto de casarse con otro), deben destacarse las tramas amorosas de Nazario y Normita, Alonso y Sara, Letty y Sergio (con el anterior flechazo de Letty por su jefe) y Lalo y Teresita (aunque respecto de esta, pienso que sobraba el tema de la violación de Tere).
La telenovela se desarrolla a un buen ritmo, manteniendo siempre cierto grado de misterio y tensión, y diciendo adiós a varios personajes por el camino. El final es coherente con la telenovela y todas las cuestiones abiertas se cierran.
Me ha gustado mucho también que, en las diferentes tramas, los personajes compartan con los espectadores secretos que otros personajes no saben o tardan en descubrir.
También me ha gustado el simbolismo que se plasma, de una manera u otra, sobre gran parte de las tramas (a través del pendiente, de la pistola…).

MÁS COSAS:
“El color de la pasión” transcurre íntegramente en Puebla. Ya comenté en anteriores ocasiones que me gusta el toque que da a la telenovela el hecho de que esta se ambiente en provincia. A esto debe añadirse para el caso que nos ocupa que aquí todo lo que se muestra como Puebla es, en efecto, Puebla. No hay ‘chromas’ ni historias de esas. La catedral es la catedral de Puebla, la noria es la noria de Puebla…
Junto a Puebla debo destacar obligadamente las playas paradisiacas que se muestran en un tres o cuatro ocasiones en la telenovela, aunque no se nos diga dónde están.
*Decorado interior de la casa Gaxiola.
Se agradece también que nos regalen pequeñas ‘pildoritas’ culturales sobre la fabricación y la historia de la Talavera, la cerámica que produce Alonso Gaxiola en su fábrica y que es preciosa.
Respecto a los decorados, la mayor parte de ellos están realmente logrados. La casa Gaxiola es espectacular por fuera y los decorados hacen que muchas veces se nos olvide que lo que vemos como interior de la casa no es más que un conjunto de decorados situados en uno de los estudios de Televisa. Hay otros decorados también muy conseguidos, como los de los apartamentos de Marcelo, Lucía o Daniela, la casa de las Ezquerra, la fábrica de Talavera de los Gaxiola… No me gustaron, eso sí, algunos decorados como el del despacho de Mario (me parece muy pero que muy anticuado y acartonado), la comisaría (parecía un desván de cualquier casa, toda desordenada y hasta sucia) o el de la casa de los Zúñiga (que se me hizo muy raro, por el mobiliario y los materiales usados y la sorprendente separación que, a juzgar por la escalera, había entre las plantas).
Y hablando de decorados, una cosa respecto al del hospital… ¿Por qué todos los personajes que, por lo que sea, ingresan en el Sta. Elena acaban en la habitación 202? ¿No hay más habitaciones en ese hospital?
*Erick y Esmeralda en una de sus escenas en la fábrica.
Nada que objetar respecto a la musicalización. El tema de entrada “Hoy es un buen día”, sin estar compuesto ‘ad hoc’ para la telenovela parece estarlo, porque le va como anillo al dedo y es una canción preciosa. Respecto de los ‘soundtracks’, a cada cual mejor, tanto los de misterio o suspense como ese tan precioso que ambienta las escenas de amor de Marcelo y Lucía.
Bien también el vestuario.
Acabo elogiando la grandísima dirección de escena que nos deja la telenovela, con espectaculares efectos especiales que se ven, especialmente, con la muerte de algunos personajes. Televisa va avanzando en lo que a innovar en técnica se refiere. Ya lo habíamos visto en “Mentir para vivir” y ahora lo hemos corroborado con esta telenovela.

Resumiendo, una telenovela corta, original e inédita, con un ritmo narrativo bueno y con pequeñas dosis de misterio, todo ello bajo una dirección de escena de las mejores que he visto en los últimos años. Ha arrasado en México y seguramente arrasará en los países a los que se venda. Espero verla pronto en España.

-PUNTUACIÓN FINAL: 9,25-


jueves, 13 de noviembre de 2014

REUTILIZANDO: El curioso caso del vestido de Christian Bach

Durante este primer año os he mostrado en esta sección que muchas veces se recuperan para una telenovela cosas usadas en otras, más allá de los decorados. Os he hablado de no sé cuántas casas, de alguna que otra escena que aparece, clavada, en varias telenovelas y de alguna cosa más que ahora mismo no recuerdo.
En esta ocasión necesito que os situéis en el rodaje de una telenovela. Sé que es algo muy sencillo lo que voy a explicar ahora, pero por si acaso hay alguien que no lo sepa, los vestidos, trajes y demás vestuario que usan los personajes de una telenovela pertenecen, generalmente, a una empresa o firma de modas que contrata a tal efecto la productora.
Con ello, es posible que encontremos una misma prenda en varias producciones de la misma casa, aunque es poco frecuente ya que vestidos, trajes, camisas y demás hay millones en todo el mundo y lo que hacen las productoras es alquilar, como es lógico.
Sin embargo, encontré recientemente un curioso caso digno de estar en esta sección ya que en él se dan dos cosas que hacen que sea un caso único: la misma prenda, la misma actriz y la misma productora aunque, claro está, en distintas telenovelas.
¿La misma actriz? Sí, y nada más y nada menos que Christian Bach. ¿La misma productora? También, en este caso Telemundo en coproducción con Argos. ¿La misma prenda? Pues sí, ahí están las fotos. No entiendo mucho de ropa, pero sí tengo buena vista y salta desde lejos que se trata del mismo vestido.

¿En qué telenovelas? Pues, en primer lugar, en “La Patrona”. Es el vestido que lleva Antonia Guerra a una reunión que se celebra en el club de San Pedro del Oro, club que ella presidía. Año y pico después, Raquel Altamira, su personaje en “La Impostora”, también aparece en un capítulo con ese vestido (en torno al capítulo 25, más o menos). Además Christian lo usa para una sesión de fotos que se realiza el mismo día en que se rueda ese capítulo.
Las imágenes hablan por sí solas. Disculpas, eso sí, por la mala calidad de la captura de “La Patrona”. No pude encontrarla en mejor calidad. 

miércoles, 12 de noviembre de 2014

¿QUÉ FUE DE...? Flavio César

Quien haya visto “Agujetas de color de rosa” recordará a su protagonista, Flavio César. Corría el año 1994 cuando este joven, natural de Monterrey, se ganaba millones de fans en todo el mundo gracias a Martín Dávila, su personaje en la historia.
Fue su primera incursión en el mundo de las telenovelas. Provenía del ámbito musical, donde ya había grabado un disco en un grupo en el que había estado de adolescente, debutando como solista en 1993.
No quiso dejar la actuación y en 1996 protagonizó una nueva telenovela de corte juvenil: “Confidente de secundaria”, junto a Irán Castillo. Fue un éxito, aunque no se vendió tan bien como la anterior.
A partir de entonces se enfocó nuevamente en la música, camino que siguió con la publicación de otros tres discos, entre 1995 y 2001. Se le preguntaba entonces sobre un posible retorno a la actuación y él decía aquello de “si me llegase una oferta tentadora…”. La oferta no llegó y Flavio César, además de abandonar la actuación, decidió abandonar su carrera como cantante. ¿El motivo? La religión.
En el año 2006 se convirtió al cristianismo gracias a haber leído una Biblia que una persona cercana a él llevaba siempre consigo. Se declaró “enamorado de Dios” e incluso grabó un nuevo CD con temas religiosos, en el 2006 y una especie de ‘single’ seglar en el 2009.
Se confiesa feliz con su vida y sin planes de volver ni a la actuación ni a la música. Lo he dicho alguna vez, y lo vuelvo a repetir, respeto este tipo de decisiones pero no las comparto: no se puede mandar todo a paseo por una religión, sea la que sea.
Esto es lo que un servidor piensa. 

lunes, 10 de noviembre de 2014

TELENOVELAS 'IN SPAIN': "La gata" llega a Nova

Atresmedia está que lo tira y sigue con su batería de estrenos en Nova. Si el pasado 20 de octubre aterrizaba en el canal "Amor bravío", y hace una semana llegaba el estreno de "Abismo de pasión", hoy, 10 de noviembre, el canal recibe con los brazos abiertos a “La gata”, la última producción de Nathalie Lartilleux, que se emitirá de lunes a viernes a eso de las 18.00 con el fin de reemplazar a la repetición de “Dame chocolate”.
Digo que la recibe con los brazos abiertos por varias razones…
-“La gata” es una producción de la señora Lartilleux que ha dado grandes éxitos al canal. “Cuidado con el ángel” fue un ‘boom’ a finales del 2012 y primera mitad del 2013, cuando la emitió en abierto por primera vez Nova. Bastante bien funcionaron también “Rafaela” y “Mar de amor”, pese a que estas ya habían sido emitidas en abierto por LaSexta 3 y TVE respectivamente.
El último gran éxito de Lartilleux en este canal fue "Corazón indomable", una de las telenovelas más vistas de la temporada televisiva 2013-2014 en España, por detrás de “La patrona” y al tú por tú con “Una maid en Manhattan”.
-Maite Perroni. En España es bastante conocida desde la época de “Rebelde” y RBD. A esto habría que sumar el éxito de “Cuidado con el ángel” y “Triunfo del amor” en sus distintos pases en el canal.
-Daniel Arenas. Se ha ganado un público fiel gracias a Octavio, su personaje en “Corazón indomable”, público que seguramente lo verá en “La gata”.
-La típica telenovela. No entiendo por qué, pero las historias ‘típicas’ de la chica pobre, que se enamora del joven rico, cuyo padre hermano/ /padrastro/hermanastro también se enamora de la chica, haciendo la vida imposible tanto al protagonista como a la inocente joven. Se agradece, no obstante, que no la hayan llamado MariXXXX, sino Esmeralda, que es un nombre muy bonito. Ídem con el protagonista, aquí llamado Pablo.
Si fuera en el horario de las 15.00 la hubiera visto básicamente porque me viene bien el horario y tan solo son 120 capítulos. Maite no me disgusta y Arenas tampoco. Junto a ellos hay otras grandes figuras en el elenco (Leticia Perdigón, Jorge Poza, Laura Zapata…). En el horario en el que está, paso de verla. Espero los comentarios de quienes la vayan a ver.

domingo, 9 de noviembre de 2014

DEBO CONFESAR y CONFIESO: Algunas actrices que no me gustan

Hablaba hace ya bastante tiempo, en anteriores entregas de este apartado, de los actores del género que no me gustan. Toca hacer lo propio con las actrices.
Debo recordar antes que esto se trata de una opinión personal y que espero se respete y se comente con educación. Afortunadamente no todos pensamos igual.
Comienzo en Telemundo y lo hago hablando de una mujer que ingresó hace poco en sus filas y que no me acaba de convencer como actriz: Blanca Soto. Llegó a este género procedente de la actuación y le quedaba mucho por aprender, pese al éxito que tuvo con “Eva Luna” y “Porque el amor manda”. Pese a que tiene una personalidad que enamora y es guapísima, lo siento, no me convence como actriz, no me transmite nada. No obstante es posible que le dé una oportunidad a “Señora Acero”, a ver si ha mejorado algo.
Otra que tampoco me transmite nada es Adriana Fonseca. Pero nada de nada, al menos en los papeles secundarios en los que la he visto y creo que los protagónicos le quedan grandes todavía, algo en lo que buena parte de la crítica coincide conmigo.
Marlene Favela es otra actriz que nunca me había gustado hasta que vi cómo ha mejorado y cómo puede quedar mejor como villana que como protagonista en “El rostro de la venganza”. Espero que le den más papeles de este carácter, porque lo hizo muy bien.
De Televisa no me entusiasma nada ninguna de esas actrices jóvenes que vienen de la música (o van hacia ella) y paran en la actuación, convirtiéndose, encima, en ídolos de masas. Creo que solo se salva Maite Perroni. De las demás, Dulce María me parece muy ‘sosilla’ como protagonista (quizás como villana estaría mejor). Lo mismo me pasa con Anahí, Danna Paola, Belinda o Violeta Isfel, por citar algunas.
También le falta por aprender a Ximena Navarrete, pese a que ya en algunas escenas de la última parte de “La Tempestad” la vi más suelta que en otras escenas del principio (la vi a trozos, durante las pausas de “Zapeando”, cuando se emitió en España). Lo mismo que acabo de decir sobre Ximena Navarrete puede aplicársele a Ninel Conde, que sí, será cantante y modelo, pero que de actriz tiene poco.
Acabando en Azteca, no me gusta nada Ivonne Montero. No me despierta ningún tipo de sensación cuando la veo en pantalla. Tampoco me agrada nada Gabriela Spanic (aunque en otro tiempo fui fan de ella). No sé a dónde va esta mujer, cómo ha perdido tanto con los años a nivel actoral. Otra, que ahora está en Azteca, y que no me gusta para nada es Niurka Marcos. ¡Qué mujer más artificial a la hora de actuar! 

jueves, 6 de noviembre de 2014

ACTORES SÍ, CANTANTES NO: Gabriel Soto

Hay dos profesiones que están separadas entre sí por una línea muy delgada: actor y cantante. Muchas veces esa línea se rompe y hay cantantes que se meten a actores y actores que se meten a cantantes. A veces ello es para bien y el cantante triunfa como actor o el actor como cantante, pero hay veces (y suele ser lo más frecuente) el cantante fracasa como actor o el actor fracasa como cantante. De ello va esta nueva sección. Recordar que aquí yo solo doy mi opinión y que habrá gente que igual piense lo contrario. Respeto todas las opiniones y espero que se haga lo mismo con la mía.

Si en 2012 David Zepeda anunciaba que quería probar suerte en el mundo de la canción, poco tiempo después hacía el mismo anuncio su compañero de “Sortilegio” y “La fuerza del destino”, Gabriel Soto.
Lanzó su primer disco en febrero del año pasado, tras haber cantado, mientras rodaba “Un refugio para el amor” alguna canción suelta a dúo con la gran Laura Flores. El disco lleva por título “Inevitable” (aunque su salto a la canción sí que era evitable, al menos para mí) y se compone de diez canciones. Comentar también que, mucho tiempo atrás, Soto participó en un grupo musical llamado Kairo, con lo cual todo hacía pensar que quizás sabría defenderse en esto de la música.
No fue así. Si tenía alguna preparación vocal de su etapa en Kairo, está claro que la había olvidado cuando lanzó este disco. Las canciones, escuchadas directamente del disco, están hasta pasables gracias a los efectos de audio y todo lo que se puede modificar para bien, usando la tecnología, la voz humana. En directo no queda duda de que Soto canta igual de mal que yo si me pusiese a hacerlo.
Tras esta experiencia musical, no se ha vuelto a saber de la vena cantante de Gabriel Soto. Me da a mí que este va a ser el primero y el último de los discos que grabe, y lo siento si ha sonado cruel. Por el momento, Gabriel se dedica a la actuación (donde algo mejor le va), protagonizando en la actualidad “Yo no creo en los hombres”, junto a Adriana Louvier.

Dejo como muestra dos canciones de Soto:
*”Todo me recuerda a ti”. Fue la canción con la que presentó su disco en el programa “Hoy”. Desafinó cuanto quiso y en algún momento parece hasta olvidársele la letra. Creo que nadie de los que estaban viendo el programa se atrevió a gastar su dinero comprando el disco. El vídeo de la presentación, eso sí, cuenta con más de 150.000 reproducciones en Youtube.  

**”Inevitable”. Si mal no me equivoco es el primer ‘single’ del disco. Es quizás la canción más pasable de las diez que trae y se salva por lo que comentaba antes: los efectos añadidos en el estudio para hacer que algo que no está llamado a sonar bien suene medianamente bien.  

miércoles, 5 de noviembre de 2014

ME CHIRRÍA: Las 'fantastic photos'

Sigo hablando de esas pequeñas cosas que tiene el género y que no me gustan. En esta ocasión voy a referirme a algo que se ve en un 95% de las telenovelas y que, aunque parezca una tontería, a mí no me gusta nada.
¿Cuántas veces habrán visto algo como el siguiente ejemplo?
El protagonista está solo, en su cama, tendido boca arriba, pensando en sus cosas. Suena su teléfono móvil. Lo coge para ver quién es. La cámara enfoca al teléfono y el espectador ve que quien llama es la protagonista. Lo ve gracias a que sale su foto en la pantalla del teléfono, foto que coincide casualmente con alguna foto promocional de la telenovela, de esas que se encuentran con solo buscar el nombre de la protagonista en internet.
Estoy convencido de que todo lector de esta página ha visto algo por el estilo. Y si no fue en un móvil, fue en una foto que tenía cualquiera de los protagonistas del otro, donde el otro o la otra sale impecable, con un fondo blanco, como si fuese lo que realmente es, una foto de estudio tomada dentro de las fotos promocionales que se hacen siempre que se estrena una telenovela. Esto mismo es aplicable también a carnets de identidad, pasaportes y demás documentos que requieran una foto del actor o actriz de turno.
No consigo entender, qué quieren que les diga, cómo algo que no tiene coste alguno, no se hace. ¿Por qué nadie piensa, antes de usar una de esas fotos promocionales, en coger al actor o a la actriz y tomarle una fotografía más casual, más informal, tipo las que cualquiera de nosotros tiene en su móvil o en su casa de su pareja?
Podrá parecer una chorrada, pero a mí me saca un poco de contexto el ver esas fotos tan chulas en los móviles, en los cuadros y en todo lo que dije antes básicamente porque se ven muy pero que muy artificiales. Una cosa que podría solucionarse con, lo dicho, coger al actor o a la actriz y sacarle una foto, mismamente, en el pasillo de la que va a grabar.
*La fotografía que acompaña a este 'post' es la que, en la telenovela "Victoria" salía en la pantalla del móvil de Enrique (Arturo Peniche) siempre que Tatiana (Andrea López) lo llamaba. Era también la foto que él tiene durante cierto tiempo en su despacho y es una de las fotos promocionales que el elenco, por separado, se realizó con ocasión del lanzamiento de la telenovela. 


lunes, 3 de noviembre de 2014

HOJA DE AUDIENCIAS: Del 27 al 31 de octubre

Dado que el sábado fue festivo en España y las audiencias del viernes no se conocieron hasta hoy lunes, procedo a publicar la correspondiente "Hoja de audiencias" de la semana del 27 al 31 de octubre:

domingo, 2 de noviembre de 2014

TELENOVELAS 'IN SPAIN': "Abismo de pasión" llega a Nova

No. No es que haya una diferencia temporal de dos años entre México y España aunque pudiera parecerlo…
Después del estreno de "Amor bravío" hace dos semanas, llega a España, a través de Nova, una telenovela mexicana, que triunfó en su país de origen y en EEUU y que, al igual que la anterior, también es del año 2012: “Abismo de pasión”
Cabe comentar que “Abismo de pasión” fue anunciada a finales del 2012, principios del 2013 por el propio canal como sustituta de alguna de las telenovelas que en aquel entonces emitían. Sin embargo jamás llegó a estrenarse y cayó en el abismo del olvido.
No ha sido hasta hace relativamente poco cuando Nova ha vuelto a promocionarla, con unos ‘promos’ más currados que los de la vez anterior, como estreno este lunes 3 de noviembre en el horario de las 15.00 h., horario en el que llevaba sin verse un estreno desde “Flor salvaje”, allá por el 2012. Viene a sustituir a “Doña Bárbara” que ha marcado unos datos algo flojos, quizás derivados del hecho de que en escasos cinco años ha sido emitida tres veces en abierto.
Con “Abismo de pasión” Nova busca ahora recuperar audiencia en ese horario y para ello tira de tres elementos: estreno, David Zepeda (todas las telenovelas que de él ha emitido el canal han sido un éxito) y Angelique Boyer (a la que le ha ocurrido lo mismo que a su compañero).

Personalmente y aunque el horario me viene genial, no tengo pensado verla, más que nada porque no me llama nada la atención, ni el argumento ni los protagonistas ni nada. Espero que os guste a los que decidáis verla.