miércoles, 9 de julio de 2014

HOY EMPIEZO A VER... "La Impostora" (Telemundo y Argos, 2014)

Tras acabar hace unos días con “Quiero amarte”, de la que publicaré su crítica en cuanto me sea posible, tocaba seguir viendo otra telenovela.
En un principio pensé ver “El color de la pasión”, pero el hecho de que no finalice en México hasta septiembre (es sabido que me gusta ver telenovelas que ya han acabado de emitirse en su país de origen, o están por hacerlo) me echó para atrás.
Veré “El color de la pasión”, sí, pero más tarde de cuando lo había previsto. Descartada esa opción, he decidido recalar en Telemundo para ver “La Impostora”, telenovela que acaba de terminar hace unos días, con buena audiencia, en EEUU.
Las principales razones que me han llevado a decidirme por “La Impostora” son:
-Historia de Sebastián Arrau. Arrau es uno de los mejores escritores que tiene Telemundo en estos momentos. En su ‘curriculum’ destacan telenovelas ‘diferentes’ como “Machos” o “El rostro de la venganza”. Quizás “La Impostora” responda a un formato más clásico de telenovela pero ello no le quita el tener tras de sí a un gran escritor como Sebastián Arrau.
-Producción de Argos y Telemundo. La alianza Argos-Telemundo es sinónimo de calidad tanto de las historias como de la producción de las mismas, especialmente en lo que a localizaciones se refiere.
-Las villanas. Volver a ver a Christian Bach como mala malísima es una de las cosas que más me llama de la telenovela, después de haberla visto en un rol similar en “La patrona”. La otra villana, Begoña Narváez, también me gustó en “Rosa diamante”, aunque aquí parece que nos ofrecerá una villana completamente distinta a Bárbara.
-Elenco secundario. Me llaman la atención nombres como Manuel Landeta, un actor en mayúsculas, capaz de hacer cualquier papel que se precie, o Mauricio Henao, un actor joven pero con mucho talento, que interpreta a uno de los hijos de la Bach.
-No muy larga. La historia solo cuenta con 120 capítulos, lo cual es otro punto a su favor.
Quizás, como único temor, tengo a los protagonistas, Lisette Morelos y Sebastián Zurita. A ambos los he visto en anteriores producciones, y si bien sé que Lisette cumple de sobra, también sé que a Zurita aún le faltaban tablas cuando fue elegido protagonista juvenil de “En nombre del amor”. Hay que recordar también que Lisette es ocho años mayor que Zurita y que un poco sí que se nota. Habrá que ver qué química tienen estos dos a lo largo de la historia.
Como siempre, prometo crítica para cuando la acabe. 

3 comentarios:

Lucia Dasilva dijo...

El color de la pasión termina el 31 de agosto con final en domingo de dos horas; 121 capítulos. Faltan 39 capítulos.

Anónimo dijo...

A mi me gustó mucho! la vi por internet a la par que la echaban en EEUU y se mantuvo interesante hasta al final! la verdad es que la pareja protagonista me gustó y también mucho christian bach y manuel landeta, que además era la primera vez que le veía hacer "de bueno" en una telenovela.

Un saludo!

Gafemo (Hablemos de telenovelas) dijo...

"La Impostora" no deja de sorprenderme. En dos semanas ya van 50 capítulos.
La pareja protagonista me está gustando; se nota que Sebastián va mejorando con los años. Lisette está estupenda (y guapísima).
Christian Bach, como siempre, una villanaza soberbia. Y Manuel Landeta me está gustando mucho, aunque me da pena su personaje... ¡Cómo lo torea Raquel!
Destacaría también, por el momento, a Jonathan Islas y a Macarena Oz, la hija de Eduardo, que es un encanto.