lunes, 14 de abril de 2014

TELENOVELAS IN SPAIN: El peso de la ley sobre las TDT's (y el adiós a LaSiete)

Como cada lunes me gustaría hablarles de las telenovelas y de España. El tema de esta ocasión resulta un tanto complejo para los que me lean desde fuera de España, con lo que trataré de simplificarlo y explicarlo de la mejor manera posible.
En España vivíamos hasta hace diez años con cinco canales nacionales y varios autonómicos (uno por región, es lo habitual), así como diversas cadenas locales.
Era lo que llamábamos televisión analógica. En 2004 se empezó a explotar un nuevo modelo, el de la TDT (televisión digital terrestre) y se otorgan diversas licencias para abrir nuevos canales, entre ellos Nova (referente en la emisión de telenovelas en España).
En 2008, con el fin de implantar definitivamente el modelo, se otorgan nuevas licencias, aunque, en ese otorgamiento, se cometen varios errores formales, lo que hace que, años después, la justicia declare ilegal ese reparto y ordene cerrar varios canales a los distintos grupos de comunicación (solo RTVE se salva de cerrar alguno).
Ese fallo, ese defecto, era formal, no de fondo, y por ende, perfectamente reparable por el gobierno. Pero, simplemente, a nadie le dio por repararlo. Y no, no se asusten, cosas como estas las encontramos a puñados en las leyes españoles, y sino que me lo digan a mí que trabajo con ellas.
El caso es que, fruto de esa decisión del Tribunal Supremo, antes del día 6 de mayo deben cerrar tres canales del grupo Atresmedia (que ha decidido, según declaraciones de uno de sus consejeros delegados, salvar solo a Nova y Neox) y Mediaset (que debe cerrar dos y ha optado por Nueve y LaSiete, los dos de menos audiencia en estos momentos). Los otros grupos, más minoritarios, también se ven afectados por la sentencia, pero en todos los casos se trata de canales que ya han cerrado dados sus escasos recursos económicos (MTV, por ejemplo).
La consecuencia directa de ello es que perderemos, en cuestión de semanas, a LaSiete. Sí, ese canal que desde el 14 de febrero es todotelenovelas de Televisa y que, pese a hacer de los horarios lo que les da la gana a los programadores, pese a programar maratones sin aviso y demás historias, nos ha traído a España tres telenovelas inéditas: “Porque el amor manda”, “Mentir para vivir” y “La tempestad”, que se despedirán (al menos las dos últimas) antes de que el canal cierre.
Para salvar algunas se habla de pasar, por ejemplo, lo que quede de “Porque el amor manda” y estrenar una o dos más en Divinity, otro canal del grupo. Podría ser una buena noticia sino fuera porque está archicomprobado el hecho de que en Divinity las telenovelas no funcionan y acaban siendo retiradas de la parrilla o relegadas a primeras horas del día, en el mejor de los casos.
Pero lo peor de esto es que habían comprado grandes apuestas, entre ellas, “Avenida Brasil” y habían firmado un contrato preferente con Televisa que entraba en vigor en 2015. Se lo van a tener que merendar, como decimos en España, ya que, salvo que se resucite LaSiete u otra marca dedicada a las telenovelas por parte de Mediaset en un futuro (algo que veo improbable) no vamos a ver muchas de esas grandes apuestas y muchas de las telenovelas que produzca Televisa tanto en lo que queda de año como en 2015 y los años posteriores. Una auténtica lástima. 

No hay comentarios: