domingo, 27 de abril de 2014

CRÍTICA: "Marido en alquiler" (Telemundo, 2013)

Desde que supe que Sonya Smith iba a protagonizar esta curiosa historia, remake de la brasileña “Fina Estampa”, y con un personaje tan opuesto a los que ha venido haciendo, me la apunté en la agenda de telenovelas por ver. Cuando supe que Juan Soler iba a ser su galán, me alegré aún más. Y así, atraído por la historia y sus protagonistas, comencé a verla en los últimos días del 2013.

SINOPSIS y PERSONAJES
“Marido en alquiler” cuenta la historia de Griselda Carrasco (Sonya Smith), quien se oculta tras un sucio mono de trabajo y una caja de herramientas, siendo una mujer como pocas, intensa, combativa, de belleza serena y sólidos valores.
*Logotipo de la telenovela.
Griselda es una mujer fuerte y determinada, cuyo principio básico para enfrentar las dificultades de la vida es el de la ética. Cuida sola de tres hijos y un nieto desde que José (Miguel Varoni), su marido, desapareció en el mar, hace 15 años. Sin perder el entusiasmo y las ganas de vivir, se dedicó a lo que mejor sabe hacer: arreglar tuberías, reparar tejados, cambiar cableados y pintar...
Griselda, a bordo de una colorida camioneta, de un lado a otro de Miami está destinada a toparse con Teresa Cristina (Maritza Rodríguez), dama elegante, presumida, capaz de cometer las peores locuras y casada con Reinaldo (Juan Soler), famoso chef del restaurante Gourmet Palmer. Hombre de buenos sentimientos pero incapaz de cambiar un neumático, Reinaldo quedará intrigado, por no decir hechizado, ante Griselda, la mujer que le resuelve ese problema en un dos por tres.
Lo que Griselda ignora es que Antonio (Gabriel Coronel), su hijo, es el novio de Patricia (Kimberly Dos Ramos), la hija de Reinaldo y Teresa Cristina, quien poco a poco se convertirá en su peor enemiga.
La suerte de Griselda cambia de la noche a la mañana, al ganar 50 millones de dólares en la lotería. A partir de ese momento su vida no será igual, aunque ella se mantiene firme en sus creencias y valores.

DATOS y TRAILER:
140 capítulos de 45 minutos. EEUU (Telemundo). Productor: Aurelio Valcárcel Carroll.

PERSONAJES y ACTUACIONES:
Empezando por Sonya, que es quien lleva el peso de la historia, debo reconocer que me ha fascinado tanto su personaje como la manera tan natural y espontánea con la que lo lleva. Es una grandísima actriz que, como el buen vino, mejora con el paso de los años. Junto a esto merece destacarse la grandísima química entre Sonya y sus tres hijos en la ficción (Roberto Manrique, Gabriel Coronel y Ana C. Grajales).
*Maritza, Juan y Sonya, en una imagen promocional.
El galán de Sonya es Juan Soler, un actor que siempre me ha parecido muy carismático y que, sin embargo, veo más comedido en esta telenovela (quizás también porque su personaje es el más plano, el que menos evolución presenta en la trama). Reinaldo es un hombre bueno, enamorado de la gastronomía y así, sin más, se mantiene durante toda la historia. Juan defiende al personaje aportando su porte y elegancia y sí que es cierto que ya en la segunda mitad se le ve más suelto que al principio. La química con Sonya no alcanza los mismos niveles que la que tuvo, por ejemplo, con Silvia Navarro, pero tampoco está mal.
Yendo a la villana, decir que me ha sorprendido para bien, para muy bien, Maritza Rodríguez en el papel de Teresa Cristina. He leído por ahí críticas que la tachan de sobreactuada… ¡Pero es que es así, Teresa Cristina es una exagerada, una mujer tan perfeccionista que a la más mínima salta! Sin embargo, pese a ser una mala malísima, tiene una vis cómica que Maritza ha sabido sacar muy bien.
Y junto a ellos tres nos encontramos con Miguel Varoni, que interpreta a José, el marido de Griselda y que vuelve, tras años desaparecido, justo cuando a ella le toca la lotería. No tengo palabras para describir ni al personaje ni a la actuación que hace Varoni. Podría decirse que está soberbio, estupendo, sobresaliente, pero esos adjetivos no alcanzan, porque está lo siguiente a soberbio, estupendo y sobresaliente.
*Miguel y Maritza en una divertidísima escena.
Creo que jamás me he reído tanto con un personaje de una telenovela como con José Salinas. Es un pescador vagabundo que no hace nada en su vida y que queda prendado de Teresa Cristina y su dinero nada más verla. Miguel y Maritza nos regalan grandísimos momentos a lo largo de la trama, con escenas divertidísimas (como cuando juegan a los monos o a los toros antes de acostarse).
Ya sea con Teresa Cristina, solo o con su nuera Bárbara (Daniella Navarro), José Salinas acaba haciéndote reír a carcajadas, con un vocabulario donde abundan palabras que jamás había oído: runcha, churnia, garbimba, chuchurnia, tronclichernia… Y, la más común, róbalo, para referirse a su pene.
Ojo, no se confundan… José es un grotesco, un tipo vulgar y aprovechado, pero no es malo y eso queda de manifiesto a lo largo de la historia. Me encantó este personaje, se merecería un ‘spin-off’ para él solo, contando cómo fue su vida en esos quince años que estuvo fuera de casa.
Antes de ir a los jóvenes, unas líneas para el resto del reparto adulto, destacando a Gabriel Valenzuela (con un villano llamado Fernando que va ganando peso según la trama avanz); Sandra Destenave, una actriz guapísima y con una forma de actuar muy natural a la que conocí en “Marina” y que aquí es parte de una trama muy interesante; Ariel Teixeido, que interpreta a Ro, el fiel empleado gay de Teresa Cristina, que también nos otorga numerosos momentos jocosos; Ricardo Chávez, que con su papel de Gabriel también nos lo hizo pasar muy bien con su enamoramiento no correspondido de Griselda; Alba Roversi, como la aprovechada de la tía Iris, con la que me he reído también hasta dolerme la barriga, con sus asaltos a la despensa de su sobrina y sus distintos chantajes; Maite Embil, con un personaje que debería ser un personaje ejemplo a seguir para muchas mujeres maltratadas, si no fuese por una cosa que comentaré luego; Nadia Escobar, como la simpática y tierna criada de los Palmer; Lino Martone (al que hacía siglos que no veía) como el ingenuo Elio, objeto de las burlas de su padre José, y Jalymar Salomón que interpreta a Clara, una pobre camarera del bar de Gabriel que no sabe qué hacer con su hijo adolescente, un personaje sufrido pero muy bien llevado por esta actriz a la que conocí como Rafaela en “El rostro de la venganza”.
Entre el elenco juvenil de esta telenovela merece la pena destacar a Gabriel Coronel (Antonio) que borda su personaje, dándole ese toque pícaro que tiene Antonio, y tiene una excelente química con Patricia (Kimberly Dos Ramos), una actriz que ha mejorado muchísimo desde “El rostro de la venganza” (donde debo reconocer que no soportaba a su personaje). En esta ocasión tiene un papel distinto al anterior, lo lleva sin sobreactuar, muy natural, y se le nota una grandísima mejoría en su forma de interpretar. Si la cuidan un poco va a llegar a ser una de las próximas protagonistas de Telemundo, sin duda alguna.
*Gabriel Coronel y Kimberly dos Ramos, Antonio y Patricia.
Roberto Manrique lo he visto también mucho mejor en esta historia que en otras anteriores (como “El clon”, donde no me gustó) y tiene una química innegable con una actriz que he descubierto en esta telenovela y que se llama Daniella Navarro, una actriz que sabe adaptar su personaje al giro tan radical que da en la trama, de la que ya hablaré luego.
Acabo con Ana Carolina Grajales, otro descubrimiento y otra posible futura protagonista de Telemundo y Pablo Azar, que ya lo conozco desde hace diez años y que siempre es un gusto verlo en pantalla, pues es un actor extremadamente versátil.
Comentar, por último, que la telenovela tiene un grandísimo número de personajes, de los cuales muchos son irrelevantes: Víctor (el socorrista), Penny (su novia), Diosa (una mujer que solo vale para exhibirse), Gigante (poco más o menos, pero en versión hombre), Alberto (camarero en el bar de Gabriel) entre otros.  Destacable para bien la breve intervención de la gran actriz Elluz Peraza interpretando a una actriz venida a menos que se hace pasar por la madre de Antonio ante Teresa Cristina en los primeros capítulos.
Igualmente hay grandes actores que están en papeles con poco provecho, como Paulo Quevedo, Ismael la Rosa o José Guillermo Cortinés (que vale, tiene una historia muy interesante al principio con lo de ser Máximo Durán, un gran boxeador al que le descubren una cardiopatía que le impide hacer grandes esfuerzos y tal y el amor interesado de Bárbara, pero que después se queda por ahí, sin más, hasta que decide apoyar a Leonardo, el hijo de Clara y recobra algo de peso en la historia).

TRAMAS:
Antes de empezar a verla había leído en distintas webs comentarios que acusaban a esta historia de ser muy lenta y, por ende, muy aburrida. Dejo claro desde ya que eso NO es cierto.
*Gabriel, Ana Carolina y Roberto, los 'hijos' de Sonya.
Los primeros treinta capítulos se dedican exclusivamente a Griselda y sus hijos, en particular a su conflicto con Antonio tras descubrir que este ha presentado a sus futuros suegros una madre falsa (en esa escena en que Griselda lo descubre no me pude aguantar y aplaudí como un loco, dada la gran interpretación que nos regaló Sonya). Tras ello le toca la lotería y vuelve José a su vida.
En torno al capítulo 60 Griselda se convierte en una nueva mujer, con su nueva mansión, y ya es a partir del capítulo 70 cuando se desarrolla la historia de amor entre Griselda y Reinaldo (pues hasta entonces solo había habido unas cuantas citas entre ellos, casi siempre por motivos de trabajo, en las que ya se había puesto de manifiesto cierta tensión sexual entre ambos).
A partir de ahí entramos en una nueva etapa que dura unos cuantos capítulos más, hasta el 105, en el que se separan, para volverse a unir en los últimos capítulos.
Todo ello adecentado con las oportunas maldades de Teresa Cristina en complicidad con Fernando, habiendo varios asesinatos e internos contra distintos personajes.
Respecto a las tramas secundarias, destacar la que envuelve a Esther (Sandra Destenave), que se embaraza siguiendo un proceso muy peculiar de fecundación in vitro y la polémica que luego surge entre la donante de óvulos y ella cuando la criatura nace. Un conflicto muy bien planteado, muy interesante y con ciertos tintes futuristas (aunque no dudo que en EEUU ello ya se haga).
*Paulo Quevedo y Sandra Destenave, Juan Pablo y Esther.
Interesante también la trama entre Quique y Bárbara y sus constantes insultos tras los cuales se ocultaba un profundo amor (Bárbara había abandonado a Quique por un hombre un par de años antes, dejándolo solo junto a su hijo, pero cuando regresa el volver a ver a su hijo hace que se arrepienta del error cometido y que se vuelva a enamorar de Quique). Roberto Manrique y Daniella Navarro tuvieron una química extraordinaria, especialmente en escenas candentes.
Otra trama que empezó bien fue la de la relación entre Amalia y Rafael pero que se truncó una vez que Amalia le pide a Rafael que se entregue a la policía y cumpla condena por ciertos delitos menores cometidos, pues solo así podrá volver a amarlo. No entiendo ni entenderé nunca esa excusa tan burda. Y tampoco entenderé por qué quedaron varios juicios pendientes respecto a Rafael.
Interesantes las constantes idas y venidas de Antonio y Patricia y las continuas discusiones y rifirrafes entre Teresa Cristina y su fiel empleado Ro (aunque quizás sea bastante criticable la actitud que este adopta después de conocer que Teresa Cristina es una asesina y pese a ello, la siga apoyando fielmente).
Bien también por el mensaje positivo que transmite a la juventud la trama de Leonardo, el hijo de Clara, un muchacho conflictivo que llega a coquetear con las drogas y que endereza su camino gracias al boxeo y a Máximo Durán, su entrenador y amigo.
*Griselda y su llave inglesa, el temor de Manuel.
De otra parte, la trama del tesoro en la vieja casa de los Carrasco empezó bien y se puso mejor cuando ocurrió lo que ocurrió en el anticuario, aunque al final quedó inconclusa pues nadie (ni el propio Quique, creo yo) llegó a enterarse de que Bárbara fue la que consiguió el tesoro y lo vendió a cambio de una jugosa cantidad de dinero.
Comentaba antes que me gustaron las distintas tramas en las que se ve envuelta Celeste, un ejemplo para las mujeres maltratadas, pues denuncia a su marido y es a partir de ahí cuando consigue una fortaleza que nunca había tenido, pero sin embargo no me acaba de convencer el hecho de que perdone a Manuel, su marido, del que se demuestra en multitud de ocasiones que no ha cambiado en absoluto y que sigue siendo el mismo patán de siempre, que no pega a su mujer no porque esté arrepentido sino porque teme volver a los calabozos. Respecto de Manuel, comentar que me encantó los aprietos de contenido sexual en que lo metía Ro, insinuando auténticas ¿barbaridades? sobre su sexualidad.
El final de la telenovela es bastante coherente con lo que es la telenovela en sí y cierra casi todos los flecos abiertos, con un final feliz para los buenos y el correspondiente final para los malos.

MÁS COSAS:
“Marido en alquiler” ha supuesto la comprobación de una cosa que ya había advertido en “Pasión prohibida”: los decorados que viene usando Telemundo en sus estudios de Miami no tienen nada que ver con los que usaba hasta hace no muchos años. Se acabaron los decorados acartonados, antiguos y ridículos y de ello “Marido en alquiler” hace buena muestra, con unos sets preciosos, en particular los de la mansión Palmer y los de la mansión de los Carrasco que hace que incluso creas que lo que se ve en pantalla es realmente el interior de una mansión. Muy logrados, sí señor, además de modernos. Han acertado además en ambientar la telenovela en Miami, lugar donde se rodaba, lo cual nos ha permitido disfrutar de unos exteriores preciosos, como las paradisíacas playas de la ciudad.
*Ana Bárbara hizo una participación especial en la telenovela.
Otro aspecto en el que se va innovando poco a poco es en la musicalización y esta telenovela da buena muestra de ello, con una canción compuesta para la ocasión e interpretada por Ana Bárbara titulada como la historia y que sirve para ambientar numerosas escenas de Griselda; una balada de Carlos Gatica llamada “Cómo te explico” que ambienta las escenas románticas de Reinaldo y Griselda y otras dos canciones de Gabriel Coronel para Antonio y Patricia y Amalia y Rafa, todas ellas espléndidas. Los soundtracks, fabulosos, especialmente el que acompaña a José Salinas.
Sobre los looks y vestuario, destacar a Maritza Rodríguez, siempre bellísima (aún cuando el personaje tiene unos cuantos más años que la actriz) y a Juan Soler, siempre elegante, con ese porte que tiene. Me llamó la atención un hecho y es que a Sonya la hemos visto casi siempre con pantalones, nunca con un vestido bonito más allá de celebraciones especiales. Quizás sea por mantener ese lado masculino que tiene el personaje, pero creo que al menos tras ganarse la lotería debieron haber apostado por modernizarla un poco en lo que a estilo de vestir se refiere y ponerle sus vestidos que además Sonya hubiera sabido lucir más que bien.
Bonito también el detalle de usar la marca “Fina Estampa”, el título de la telenovela original brasileña, para nombrar la firma de modas de Esther y Juan Pablo, en la que se desarrollan diversas tramas.

En resumen, una muy buena adaptación y bastante fiel a la original, por lo que he visto, con grandes dosis de comedia y bastante ágil. Imagino que llegará pronto a Nova (que tiene exclusividad con Telemundo). Sinceramente, la recomiendo y merece la pena verla por el cambio radical de registro de Sonya Smith, Maritza Rodríguez (con una villana distinta a las que ha hecho hasta ahora) y Miguel Varoni.

-PUNTUACIÓN FINAL: 8,8-

4 comentarios:

tessa dijo...

Me ha gustado mucho encontrar tu blog. Tambien soy española y me gustan las telenovelas. Y pasa algo? Me siento al.sofa despues de trabajar y en la cadena Nova soy feliz. Ahora estoy con Tierra de Reyes, la cual es una muy buena version de Pasion.de Gavilanes. Con mas lujo y detalles. No tan rustica. Y con marido en alquiler a ratos, cuando puedo pero por el youtube algo mas veo. Tambien busco en la red las vidas privadas de mis personajes favoritos y los chismes, pues tambien tienen. Y bueno por hoy hasta aqui. Otro dia habra mas. Saludos

Gafemo (Hablemos de telenovelas) dijo...

Buenas, Tessa.

Un gusto tenerte por aquí. Yo en Nova lo último que vi fue "Los Miserables". De las actuales me hubiera gustado ver "Emperatriz". "Marido en alquiler" ya la he visto, al igual que "La Impostora". "Tierra de Reyes" no me llama nada de nada y eso que soy de ese porcentaje pequeñísimo de españoles que no vio en su día "Pasión de gavilanes".

Gracias por visitar el blog. Como eres nueva, un último apunte: actualizo todos los lunes, miércoles, jueves, sábados (audiencias) y domingos con contenidos nuevos.

Un saludo,

Leodaseyna dijo...

Hola!!! Aabo de descubrir este blog... y acabo de empezar a ver esta telenovela... graciaspor tus aportes!!! no lo tenia claro, pero tras leer tu reseña.... ME APUNTO!!
Por cierto... las mejores telenovelas comicas?? Acabo de ver Antes muerta que Lichita y disfrute... tengo ganas de mas, por eso Marido de alquiler... alguna otra recomendacion???
MUUUCHAS GRACIAS!!!

Gafemo (Hablemos de telenovelas) dijo...

Buenas, Leodaseyna.

Espero que te guste "Marido en alquiler". Aunque al principio pueda parecer un poco lenta, ya verás cómo engancha. Me preguntas por más cómicas... ¿Has visto "Mi corazón es tuyo"? Yo la vi el año pasado y me gustó.

Gracias a ti por leerme.