miércoles, 30 de abril de 2014

¿QUÉ FUE DE...? Jeannette Rodríguez

¿Qué tienen en común “Cristal” y “La dama de rosa”? Sí, para todos los que me leen desde España, son dos de las telenovelas venezolanas míticas que marcaron el inicio del ‘boom’ de las telenovelas latinoamericanas en este país.
Pero por ahí no van los tiros… Las tres tienen en común, además, su protagonista: Jeannette Rodríguez.
Jeannette Rodríguez vivió una corta pero intensa carrera en el mundo de las telenovelas. En solo dieciséis años dedicados a ellas participó en catorce producciones, desde “Días de infamia”, en 1981, hasta “Todo por tu amor”, en 1997, pasando por las antes mencionadas y otras como “Micaela”, “Amándote”, “Rebeca” o “Leonela”, entre otras.
Como venía diciendo, tras “Todo por su amor”, que protagonizó en 1997 con su exmarido Jean Carlos Simancas, Jeannette se retiró definitivamente de un género con el que obtuvo proyección internacional, y que años después le otorgó la posibilidad de participar en un reality español de famosos perdidos en una isla.
Durante estos diecisiete años alejada del género vivió en Europa, trabajando para un canal italiano y para Antena 3 y Telecinco, en España. Hizo cine, teatro… Tras ello se mudó a EEUU.
Ha reconocido en multitud de ocasiones haber tenido propuestas de hacer telenovelas en Venezuela, pero las ha rechazado al encontrarse en EEUU residiendo, siempre sosteniendo que ama su carrera y lo que ella puede conllevarle.
A sus 52 años aún está a tiempo de volver, quizás con una protagonista (hay unas cuantas actrices de más de 50 años que siguen protagonizando) o con el papel que sea. Lo que sí tengo claro es que la telenovela en la que participe será un éxito, se nota mucho en las redes sociales que la gente tiene ganas de volver a verla en la pantalla pequeña. 

lunes, 28 de abril de 2014

TELENOVELAS IN SPAIN: El provenir es largo (y cómo TVE se la cargó)

Hoy me gustaría hablarles de una telenovela española que cayó rápidamente en el olvido, en parte, porque solo se emitieron tres capítulos: “El porvenir es largo”.
Esta serie española fue presentada como serie diaria en 2008. Se iba a lanzar en las sobremesas de TVE, tras “Amar en tiempos revueltos” y reemplazando a “Marina”.
Inicialmente iba a contar con 65 capítulos.
“Marina” acabó y fue sustituida por “Victoria”, y quizás por ello o por otro motivo que desconozco, cambiaron los planes para “El porvenir es largo” (cuyo rodaje estaba casi casi acabado) y los directivos de TVE decidieron fusionar esos 65 capítulos de cuarenta minutos en una serie semanal de un número incierto de capítulos.
Antes de hablar más de ella, una breve sinopsis extraída de esa gran web que es FórmulaTV:
“Producida por Ficción TV, “El porvenir es largo” narra las vidas cotidianas de un grupo de personas que han sobrevivido al derrumbe del edificio en el que vivían y trabajaban.
Tras este desastre, las existencias de todos ellos cambiarán de un modo u otro y quedarán abiertos una serie de interrogantes acerca de la verdadera causa del hundimiento del edificio. Los supervivientes se enfrentan también a contradicciones, conflictos y secretos hasta ahora ocultos.
Una decidida mujer empeñada en averiguar -incluso poniendo en riesgo su vida- quién es el culpable del derrumbe del edificio en el que ha muerto una de sus hijas gemelas y tras el que su marido ha quedado paralítico; un matrimonio cuya hija intenta reponerse de la muerte de su prometido y que ve irrumpir en su casa a un joven cubano que cambiará sus vidas; una extraña pareja que parece esconder muchos secretos; una historia de amor otoñal con obstáculos; una familia rota por los malos tratos y un idilio con muchas cosas que ocultar...”

Entre sus atractivos actorales destacaba la grandísima actriz Silvia Marsó como protagonista de esta telenovela, junto a otros actores conocidos como Manuel Regueiro, Laura Cepeda o Sergio Otegui (todos ellos de aquellas telenovelas que TVE producía hace años, tipo “La verdad de Laura”, “Luna negra” u “Obsesión”).
La telenovela se estrenó el 13 de marzo de 2008 en horario de tarde, avisándose con un letrero en pantalla de que su emisión se trasladaría al sábado por la noche y que era algo ocasional. Era algo planteado inicialmente como ocasional, pero su emisión en el horario en que tenían pensado emitirla inicialmente congregó a casi 2,2 millones de espectadores y un nada despreciable 22,1% de share.
Y ahí fue donde TVE cometió el error. Viendo ese datazo debió rectificar y volver a desarmar los capítulos ‘montados’ para su emisión semanal, componiéndolos para su emisión como serie diaria. Pero nada.
Luego le buscaron el que yo creo que es el peor día de la semana para programar una serie: el sábado. ¿Quién va a ver una serie un sábado por la noche, por muy bien que esté? Los sábados siempre hay cosas que hacer y las series en sábado, como en viernes, fracasan y “El porvenir es largo” no fue la excepción. Un 8% en su primera emisión en sábado y un 5,7% en la segunda bastaron para que el porvenir de la serie fuese muy corto.
No se supo más de ella, pese a que tenía una serie de tramas muy interesantes (me acuerdo en particular de una de unos abuelitos y del sufrimiento de la hija gemela del personaje de Silvia Marsó, con su sufrimiento por haber perdido a su hermana) y repito, Silvia estaba, como siempre, soberbia.
Cuando TVE no renovó “Amar en tiempos revueltos” y empezó a emitir series repetidas confié en que la rescataran porque podría haber funcionado bien, casi como estreno, y hubieran tirado unos cuantos meses con ella. Pero nada.
Una lástima, porque pintaba bien y era muy ‘parecida’ a todas aquellas telenovelas desarrolladas en época contemporánea que en su día producía TVE. 

domingo, 27 de abril de 2014

CRÍTICA: "Marido en alquiler" (Telemundo, 2013)

Desde que supe que Sonya Smith iba a protagonizar esta curiosa historia, remake de la brasileña “Fina Estampa”, y con un personaje tan opuesto a los que ha venido haciendo, me la apunté en la agenda de telenovelas por ver. Cuando supe que Juan Soler iba a ser su galán, me alegré aún más. Y así, atraído por la historia y sus protagonistas, comencé a verla en los últimos días del 2013.

SINOPSIS y PERSONAJES
“Marido en alquiler” cuenta la historia de Griselda Carrasco (Sonya Smith), quien se oculta tras un sucio mono de trabajo y una caja de herramientas, siendo una mujer como pocas, intensa, combativa, de belleza serena y sólidos valores.
*Logotipo de la telenovela.
Griselda es una mujer fuerte y determinada, cuyo principio básico para enfrentar las dificultades de la vida es el de la ética. Cuida sola de tres hijos y un nieto desde que José (Miguel Varoni), su marido, desapareció en el mar, hace 15 años. Sin perder el entusiasmo y las ganas de vivir, se dedicó a lo que mejor sabe hacer: arreglar tuberías, reparar tejados, cambiar cableados y pintar...
Griselda, a bordo de una colorida camioneta, de un lado a otro de Miami está destinada a toparse con Teresa Cristina (Maritza Rodríguez), dama elegante, presumida, capaz de cometer las peores locuras y casada con Reinaldo (Juan Soler), famoso chef del restaurante Gourmet Palmer. Hombre de buenos sentimientos pero incapaz de cambiar un neumático, Reinaldo quedará intrigado, por no decir hechizado, ante Griselda, la mujer que le resuelve ese problema en un dos por tres.
Lo que Griselda ignora es que Antonio (Gabriel Coronel), su hijo, es el novio de Patricia (Kimberly Dos Ramos), la hija de Reinaldo y Teresa Cristina, quien poco a poco se convertirá en su peor enemiga.
La suerte de Griselda cambia de la noche a la mañana, al ganar 50 millones de dólares en la lotería. A partir de ese momento su vida no será igual, aunque ella se mantiene firme en sus creencias y valores.

DATOS y TRAILER:
140 capítulos de 45 minutos. EEUU (Telemundo). Productor: Aurelio Valcárcel Carroll.

PERSONAJES y ACTUACIONES:
Empezando por Sonya, que es quien lleva el peso de la historia, debo reconocer que me ha fascinado tanto su personaje como la manera tan natural y espontánea con la que lo lleva. Es una grandísima actriz que, como el buen vino, mejora con el paso de los años. Junto a esto merece destacarse la grandísima química entre Sonya y sus tres hijos en la ficción (Roberto Manrique, Gabriel Coronel y Ana C. Grajales).
*Maritza, Juan y Sonya, en una imagen promocional.
El galán de Sonya es Juan Soler, un actor que siempre me ha parecido muy carismático y que, sin embargo, veo más comedido en esta telenovela (quizás también porque su personaje es el más plano, el que menos evolución presenta en la trama). Reinaldo es un hombre bueno, enamorado de la gastronomía y así, sin más, se mantiene durante toda la historia. Juan defiende al personaje aportando su porte y elegancia y sí que es cierto que ya en la segunda mitad se le ve más suelto que al principio. La química con Sonya no alcanza los mismos niveles que la que tuvo, por ejemplo, con Silvia Navarro, pero tampoco está mal.
Yendo a la villana, decir que me ha sorprendido para bien, para muy bien, Maritza Rodríguez en el papel de Teresa Cristina. He leído por ahí críticas que la tachan de sobreactuada… ¡Pero es que es así, Teresa Cristina es una exagerada, una mujer tan perfeccionista que a la más mínima salta! Sin embargo, pese a ser una mala malísima, tiene una vis cómica que Maritza ha sabido sacar muy bien.
Y junto a ellos tres nos encontramos con Miguel Varoni, que interpreta a José, el marido de Griselda y que vuelve, tras años desaparecido, justo cuando a ella le toca la lotería. No tengo palabras para describir ni al personaje ni a la actuación que hace Varoni. Podría decirse que está soberbio, estupendo, sobresaliente, pero esos adjetivos no alcanzan, porque está lo siguiente a soberbio, estupendo y sobresaliente.
*Miguel y Maritza en una divertidísima escena.
Creo que jamás me he reído tanto con un personaje de una telenovela como con José Salinas. Es un pescador vagabundo que no hace nada en su vida y que queda prendado de Teresa Cristina y su dinero nada más verla. Miguel y Maritza nos regalan grandísimos momentos a lo largo de la trama, con escenas divertidísimas (como cuando juegan a los monos o a los toros antes de acostarse).
Ya sea con Teresa Cristina, solo o con su nuera Bárbara (Daniella Navarro), José Salinas acaba haciéndote reír a carcajadas, con un vocabulario donde abundan palabras que jamás había oído: runcha, churnia, garbimba, chuchurnia, tronclichernia… Y, la más común, róbalo, para referirse a su pene.
Ojo, no se confundan… José es un grotesco, un tipo vulgar y aprovechado, pero no es malo y eso queda de manifiesto a lo largo de la historia. Me encantó este personaje, se merecería un ‘spin-off’ para él solo, contando cómo fue su vida en esos quince años que estuvo fuera de casa.
Antes de ir a los jóvenes, unas líneas para el resto del reparto adulto, destacando a Gabriel Valenzuela (con un villano llamado Fernando que va ganando peso según la trama avanz); Sandra Destenave, una actriz guapísima y con una forma de actuar muy natural a la que conocí en “Marina” y que aquí es parte de una trama muy interesante; Ariel Teixeido, que interpreta a Ro, el fiel empleado gay de Teresa Cristina, que también nos otorga numerosos momentos jocosos; Ricardo Chávez, que con su papel de Gabriel también nos lo hizo pasar muy bien con su enamoramiento no correspondido de Griselda; Alba Roversi, como la aprovechada de la tía Iris, con la que me he reído también hasta dolerme la barriga, con sus asaltos a la despensa de su sobrina y sus distintos chantajes; Maite Embil, con un personaje que debería ser un personaje ejemplo a seguir para muchas mujeres maltratadas, si no fuese por una cosa que comentaré luego; Nadia Escobar, como la simpática y tierna criada de los Palmer; Lino Martone (al que hacía siglos que no veía) como el ingenuo Elio, objeto de las burlas de su padre José, y Jalymar Salomón que interpreta a Clara, una pobre camarera del bar de Gabriel que no sabe qué hacer con su hijo adolescente, un personaje sufrido pero muy bien llevado por esta actriz a la que conocí como Rafaela en “El rostro de la venganza”.
Entre el elenco juvenil de esta telenovela merece la pena destacar a Gabriel Coronel (Antonio) que borda su personaje, dándole ese toque pícaro que tiene Antonio, y tiene una excelente química con Patricia (Kimberly Dos Ramos), una actriz que ha mejorado muchísimo desde “El rostro de la venganza” (donde debo reconocer que no soportaba a su personaje). En esta ocasión tiene un papel distinto al anterior, lo lleva sin sobreactuar, muy natural, y se le nota una grandísima mejoría en su forma de interpretar. Si la cuidan un poco va a llegar a ser una de las próximas protagonistas de Telemundo, sin duda alguna.
*Gabriel Coronel y Kimberly dos Ramos, Antonio y Patricia.
Roberto Manrique lo he visto también mucho mejor en esta historia que en otras anteriores (como “El clon”, donde no me gustó) y tiene una química innegable con una actriz que he descubierto en esta telenovela y que se llama Daniella Navarro, una actriz que sabe adaptar su personaje al giro tan radical que da en la trama, de la que ya hablaré luego.
Acabo con Ana Carolina Grajales, otro descubrimiento y otra posible futura protagonista de Telemundo y Pablo Azar, que ya lo conozco desde hace diez años y que siempre es un gusto verlo en pantalla, pues es un actor extremadamente versátil.
Comentar, por último, que la telenovela tiene un grandísimo número de personajes, de los cuales muchos son irrelevantes: Víctor (el socorrista), Penny (su novia), Diosa (una mujer que solo vale para exhibirse), Gigante (poco más o menos, pero en versión hombre), Alberto (camarero en el bar de Gabriel) entre otros.  Destacable para bien la breve intervención de la gran actriz Elluz Peraza interpretando a una actriz venida a menos que se hace pasar por la madre de Antonio ante Teresa Cristina en los primeros capítulos.
Igualmente hay grandes actores que están en papeles con poco provecho, como Paulo Quevedo, Ismael la Rosa o José Guillermo Cortinés (que vale, tiene una historia muy interesante al principio con lo de ser Máximo Durán, un gran boxeador al que le descubren una cardiopatía que le impide hacer grandes esfuerzos y tal y el amor interesado de Bárbara, pero que después se queda por ahí, sin más, hasta que decide apoyar a Leonardo, el hijo de Clara y recobra algo de peso en la historia).

TRAMAS:
Antes de empezar a verla había leído en distintas webs comentarios que acusaban a esta historia de ser muy lenta y, por ende, muy aburrida. Dejo claro desde ya que eso NO es cierto.
*Gabriel, Ana Carolina y Roberto, los 'hijos' de Sonya.
Los primeros treinta capítulos se dedican exclusivamente a Griselda y sus hijos, en particular a su conflicto con Antonio tras descubrir que este ha presentado a sus futuros suegros una madre falsa (en esa escena en que Griselda lo descubre no me pude aguantar y aplaudí como un loco, dada la gran interpretación que nos regaló Sonya). Tras ello le toca la lotería y vuelve José a su vida.
En torno al capítulo 60 Griselda se convierte en una nueva mujer, con su nueva mansión, y ya es a partir del capítulo 70 cuando se desarrolla la historia de amor entre Griselda y Reinaldo (pues hasta entonces solo había habido unas cuantas citas entre ellos, casi siempre por motivos de trabajo, en las que ya se había puesto de manifiesto cierta tensión sexual entre ambos).
A partir de ahí entramos en una nueva etapa que dura unos cuantos capítulos más, hasta el 105, en el que se separan, para volverse a unir en los últimos capítulos.
Todo ello adecentado con las oportunas maldades de Teresa Cristina en complicidad con Fernando, habiendo varios asesinatos e internos contra distintos personajes.
Respecto a las tramas secundarias, destacar la que envuelve a Esther (Sandra Destenave), que se embaraza siguiendo un proceso muy peculiar de fecundación in vitro y la polémica que luego surge entre la donante de óvulos y ella cuando la criatura nace. Un conflicto muy bien planteado, muy interesante y con ciertos tintes futuristas (aunque no dudo que en EEUU ello ya se haga).
*Paulo Quevedo y Sandra Destenave, Juan Pablo y Esther.
Interesante también la trama entre Quique y Bárbara y sus constantes insultos tras los cuales se ocultaba un profundo amor (Bárbara había abandonado a Quique por un hombre un par de años antes, dejándolo solo junto a su hijo, pero cuando regresa el volver a ver a su hijo hace que se arrepienta del error cometido y que se vuelva a enamorar de Quique). Roberto Manrique y Daniella Navarro tuvieron una química extraordinaria, especialmente en escenas candentes.
Otra trama que empezó bien fue la de la relación entre Amalia y Rafael pero que se truncó una vez que Amalia le pide a Rafael que se entregue a la policía y cumpla condena por ciertos delitos menores cometidos, pues solo así podrá volver a amarlo. No entiendo ni entenderé nunca esa excusa tan burda. Y tampoco entenderé por qué quedaron varios juicios pendientes respecto a Rafael.
Interesantes las constantes idas y venidas de Antonio y Patricia y las continuas discusiones y rifirrafes entre Teresa Cristina y su fiel empleado Ro (aunque quizás sea bastante criticable la actitud que este adopta después de conocer que Teresa Cristina es una asesina y pese a ello, la siga apoyando fielmente).
Bien también por el mensaje positivo que transmite a la juventud la trama de Leonardo, el hijo de Clara, un muchacho conflictivo que llega a coquetear con las drogas y que endereza su camino gracias al boxeo y a Máximo Durán, su entrenador y amigo.
*Griselda y su llave inglesa, el temor de Manuel.
De otra parte, la trama del tesoro en la vieja casa de los Carrasco empezó bien y se puso mejor cuando ocurrió lo que ocurrió en el anticuario, aunque al final quedó inconclusa pues nadie (ni el propio Quique, creo yo) llegó a enterarse de que Bárbara fue la que consiguió el tesoro y lo vendió a cambio de una jugosa cantidad de dinero.
Comentaba antes que me gustaron las distintas tramas en las que se ve envuelta Celeste, un ejemplo para las mujeres maltratadas, pues denuncia a su marido y es a partir de ahí cuando consigue una fortaleza que nunca había tenido, pero sin embargo no me acaba de convencer el hecho de que perdone a Manuel, su marido, del que se demuestra en multitud de ocasiones que no ha cambiado en absoluto y que sigue siendo el mismo patán de siempre, que no pega a su mujer no porque esté arrepentido sino porque teme volver a los calabozos. Respecto de Manuel, comentar que me encantó los aprietos de contenido sexual en que lo metía Ro, insinuando auténticas ¿barbaridades? sobre su sexualidad.
El final de la telenovela es bastante coherente con lo que es la telenovela en sí y cierra casi todos los flecos abiertos, con un final feliz para los buenos y el correspondiente final para los malos.

MÁS COSAS:
“Marido en alquiler” ha supuesto la comprobación de una cosa que ya había advertido en “Pasión prohibida”: los decorados que viene usando Telemundo en sus estudios de Miami no tienen nada que ver con los que usaba hasta hace no muchos años. Se acabaron los decorados acartonados, antiguos y ridículos y de ello “Marido en alquiler” hace buena muestra, con unos sets preciosos, en particular los de la mansión Palmer y los de la mansión de los Carrasco que hace que incluso creas que lo que se ve en pantalla es realmente el interior de una mansión. Muy logrados, sí señor, además de modernos. Han acertado además en ambientar la telenovela en Miami, lugar donde se rodaba, lo cual nos ha permitido disfrutar de unos exteriores preciosos, como las paradisíacas playas de la ciudad.
*Ana Bárbara hizo una participación especial en la telenovela.
Otro aspecto en el que se va innovando poco a poco es en la musicalización y esta telenovela da buena muestra de ello, con una canción compuesta para la ocasión e interpretada por Ana Bárbara titulada como la historia y que sirve para ambientar numerosas escenas de Griselda; una balada de Carlos Gatica llamada “Cómo te explico” que ambienta las escenas románticas de Reinaldo y Griselda y otras dos canciones de Gabriel Coronel para Antonio y Patricia y Amalia y Rafa, todas ellas espléndidas. Los soundtracks, fabulosos, especialmente el que acompaña a José Salinas.
Sobre los looks y vestuario, destacar a Maritza Rodríguez, siempre bellísima (aún cuando el personaje tiene unos cuantos más años que la actriz) y a Juan Soler, siempre elegante, con ese porte que tiene. Me llamó la atención un hecho y es que a Sonya la hemos visto casi siempre con pantalones, nunca con un vestido bonito más allá de celebraciones especiales. Quizás sea por mantener ese lado masculino que tiene el personaje, pero creo que al menos tras ganarse la lotería debieron haber apostado por modernizarla un poco en lo que a estilo de vestir se refiere y ponerle sus vestidos que además Sonya hubiera sabido lucir más que bien.
Bonito también el detalle de usar la marca “Fina Estampa”, el título de la telenovela original brasileña, para nombrar la firma de modas de Esther y Juan Pablo, en la que se desarrollan diversas tramas.

En resumen, una muy buena adaptación y bastante fiel a la original, por lo que he visto, con grandes dosis de comedia y bastante ágil. Imagino que llegará pronto a Nova (que tiene exclusividad con Telemundo). Sinceramente, la recomiendo y merece la pena verla por el cambio radical de registro de Sonya Smith, Maritza Rodríguez (con una villana distinta a las que ha hecho hasta ahora) y Miguel Varoni.

-PUNTUACIÓN FINAL: 8,8-

sábado, 26 de abril de 2014

HOJA DE AUDIENCIAS. Del 21 al 25 de abril.

Es sábado y toca examinar con lupa las audiencias de las telenovelas latinas que se emiten en España a través de Nova y LaSiete (los dos únicos canales que emiten este producto en abierto).
Para quien me lea desde fuera, una breve explicación. Tanto Nova como LaSiete son canales TDT o de nueva generación, de ahí que no tengan una audiencia equiparable a la que puedan tener canales con décadas a sus espaldas. Nova nació en 2005 como un canal dedicado en parte a las telenovelas, centrándose poco tiempo después en el género, emitiendo telenovelas de lunes a viernes, con capítulos de estreno de cinco telenovelas distintas entre las 15:00 y las 22:45, y repitiendo los de algunos de ellas en horario de mañana. Emite contenido de Telemundo, Televisa y Venevisión.
LaSiete surgió como canal TDT casi al mismo tiempo que Nova, aunque se especializó en telenovelas hace menos de dos semanas, emitiendo capítulos de estreno entre las 10:45 y las 22:30, y repitiendo algunos de esos capítulos en el resto del día, incluyendo fines de semana. Emite contenido de Televisa.
Dicho esto, es hora de ver cómo les ha ido en audiencia a  las telenovelas que emiten ambos canales. Solo he tenido en cuenta los capítulos de estreno de cada telenovela, sin tener en consideración las reposiciones que las cadenas hagan de los mismos.
La comparación va respecto de la media de la semana pasada.

En LaSiete, todas suben. “Rosalinda” lidera tras el final de “La tempestad” (emitido el lunes 21) y “Porque el amor manda” le sigue de cerca. “La madrastra” sube en espectadores pero baja en share con el alargue de su duración (ahora cubre el hueco de “Mentir para vivir”). Excelente resultado de “Destilando amor” en la mañana.


Como comentaba, se despidieron “La tempestad” (con récord de espectadores y share) y “Mentir para vivir”. Les dejo un cuadro con la audiencia de sus primeros y últimos capítulos y la media obtenida durante los dos meses y pico que se han estado emitiendo, resultado de sumar las medias de las distintas semanas y dividirlas entre el número de semanas en emisión:


En Nova lidera nuevamente “Corazón indomable” (que este viernes 25 marcó nuevo récord en share, con un 6,1%), seguida de “Una maid en Manhattan” (que ha anotado una impresionante subida en espectadores respecto a la semana anterior) y “Acorralada”, que se encuentra en sus capítulos finales y que, con su nuevo horario, si bien ha ganado espectadores, ha perdido en share.
“Soy tu dueña” sube, al igual que “Marina”.
En la mañana, “La traicionera”, que se emite de martes a viernes a las 07:15, promedia esta semana 13.500 espectadores y un 0,85% share.
Gloriosa vuelta de “Amarte así, Frijolito”. “Victoria” terminó el pasado viernes 25 con espectadores 426.000 y un 4,10% de share. No puedo hacer el cuadro que hice con “La tempestad” y “Mentir para vivir” porque no tengo las audiencias desde que empezó a emitirse. 
El próximo lunes 28, salvo cambios de última hora, se despedirá del canal “Acorralada”.

jueves, 24 de abril de 2014

CAMBIO DE PROTAGONISTA: Irán Castillo por Adriana Nieto en "Locura de amor"

No es raro que en pleno rodaje de una telenovela sea necesario cambiar al protagonista, es decir, reemplazar a un actor o actriz por otro, manteniendo el mismo personaje.
Ello puede deberse a múltiples motivos, y lo habitual es que no se dé ninguna explicación al espectador.
Hoy les hablo de uno de los “Cambios de protagonista” más extraños de la historia del género.

Tenemos que situarnos en Televisa, año 2000. La empresa produce, a través de Roberto Gómez Fernández, una telenovela ¿de corte juvenil? Puede, aunque siempre tuve mis dudas, llamada “Locura de amor”, una historia que vi muy a saltos cuando la emitió un canal local de mi ciudad varios años después y en la que descubrí a Laisha Wilkins. 
Su protagonista masculino fue, desde el principio y hasta el final, Juan Soler. Le acompañaba en esta historia Adriana Nieto, (apartada desde entonces del género, como ya conté). Extrañamente, y por causas que nunca quedaron del todo claras, Adriana abandonó la historia (o la hicieron abandonar) a solo ¡15 capítulos del final!
Sí, a escasos días de acabar de rodar y de emitir la historia se cambió a la protagonista y en su lugar entró Irán Castillo, interpretando al mismo personaje y se siguió como si nada hubiera pasado.
Les contaba que no la vi nada más que en mis ratos libres, cuando la emitía aquel canal local, por lo que no puedo valorar con exactitud el impacto que tuvo el cambio en la trama. A mí, que creo que solo vi a Irán en uno o dos capítulos, me chocó, como me chocan todos los cambios de protagonistas que se dieron y dan en el género cuando una telenovela está empezada.
Sin embargo, lo que más me extrañó del cambio fue que se diera a tres semanas del final (en lo que a capítulos se refiere). Se argumentó entonces que la relación entre Juan Soler y Adriana Nieto no era para nada buena, y que ello hizo que la actriz lo dejase todo. Se comentó también que fue despedida precisamente por desplantes hacia su equipo. Sea como fuere, que solo lo sabrán ellos, lo que está claro es que la producción de la telenovela pudo haber hecho mucho más por salvar la historia y ‘retener’ o, al menos, rodar el final de la telenovela con la auténtica protagonista, como se hizo años después con Mario Cimarro en “Mar de amor” (también despedido a días de acabar el rodaje) con el fin de evitar al espectador esa sensación extraña de ver a un protagonista, en este caso, una protagonista distinta en pantalla. 

miércoles, 23 de abril de 2014

DESMONTANDO TÓPICOS: Los jóvenes también vemos telenovelas

Si ser hombre y ver telenovelas ya hace que mucha gente te mire de mala manera y piense sabrá Dios qué cosas de ti, ser hombre y ser joven y reconocer ver telenovelas hace que esas mismas personas de antes te miren todavía de peor manera y piensen las cosas más raras que se les puedan pasar por la cabeza sobre ti. Y lo mismo, aunque en menor medida (y lo siento si suena sexista) ocurre respecto a las mujeres.
Como sabrán los que me lleven leyendo, soy un firme defensor del género y una de las metas que me he propuesto con este blog es acabar con todos esos tópicos tan absurdos y basados en prejuicios sin fundamentos que existen sobre este género y que manejan quienes no han visto una telenovela en su vida.
*Final de la telenovela "Amor bravío".
En esta ocasión me he propuesto acabar con este tópico y a ello voy, con datos y cifras…
Una encuesta hecha pública en México hace unos seis meses desvelaba que un 34% de los jóvenes de entre 18 y 29 años de aquel país ven telenovelas, y que de ese 34%, un 14% se corresponde con hombres, varones, que se confiesan fans de este género y por ende, el 20% restante se corresponde con mujeres.  
Eso ocurre en México, pero en España también ocurre algo parecido. Hace algunos años, en concreto, en 2010, el portal FórmulaTV publicaba artículo en el que desglosaba el target comercial del canal español Nova, resaltando que un 3,1% de los jóvenes de entre 13 y 24 años veían el canal, el mayor de los targets (seguido del 2,6% de la franja de entre 25 y 44 años).
Para acabar de rematar este “Desmontando tópicos” comentar que de aquella el target por sexos de Nova situaba a los hombres muy cerca de las mujeres (1,5% vs. 2,3 %, es decir ocho décimas), lo cual viene a desmontar nuevamente la idea de que solo las mujeres ven telenovelas.
Y esto ocurría en 2010. He tratado de encontrar algo más actualizado, pero me ha sido imposible. No obstante, las cosas seguramente se mantendrán en los mismos términos o, al menos, en muy parecido contexto. 

lunes, 21 de abril de 2014

TELENOVELAS IN SPAIN: "El Faro" o el gran fracaso de la FORTA

Quizás porque directamente se me pasó no les hablé nunca de una telenovela española, producida en España, pero con ciertas peculiaridades. Hablo de “El Faro”.
“El Faro” es una telenovela producida por la FORTA, que a su vez es una entidad que agrupa a una gran parte de los canales autonómicos existentes en España: Aragón TV, CMTV, Canal Sur, ETB, TPA, TVG, Telemadrid y Televisión Canaria.
Para quien le interese su argumento, comentar básicamente que es el mismo que hemos visto en multitud de ocasiones aunque en un contexto un tanto extraño (un restaurante familiar situado en un polígono). La trama, como decía, no es nada del otro mundo: dos familias enfrentadas por asuntos de negocios y una de una familia y otro de la otra que se enamoran. Vamos, “Romeo y Julieta” con un restaurante como telón de fondo.
La serie, que se estrenó en todos los canales entre finales de 2013 y principios de 2014, cuenta con 120 capítulos con un coste de 22.500 € por capítulo, lo que conllevó un gran desembolso para las cadenas aunque, también hay que decirlo, los gallegos han pagado el 50% del coste (la otra mitad es la que se ha repartido entre el resto de canales).
Yo le eché un vistazo cuando la emitieron en mi autonómica, TPA (la asturiana), y la serie no estaba mal, tenía una buena factura, y los actores, aún siendo grandes desconocidos, cumplían . No obstante lo que me echó para atrás fue el pésimo doblaje que le habían puesto. ¿Doblaje? Se preguntarán muchos de ustedes. Sí, doblaje.
Y es que la serie, dado que TVG pagaba la mitad, y quizás por exigencias de este canal, se rodó en gallego, lengua cooficial de Galicia. ¿Cómo se emitió en el resto de comunidades? Pues en las que no tenemos lengua cooficial, doblada al castellano, de una manera terriblemente pésima.
Y como a mí, el esperpéntico doblaje echó para atrás a mucha más gente, pues la telenovela fracasó en casi todas las regiones en que se emitió doblada y solo triunfó en Galicia, donde la disfrutan o disfrutaron en versión original.
Nunca entenderé cómo se hizo semejante tontería. ¿No hubiera traído más cuenta grabarla en castellano y luego doblarla a las lenguas cooficiales correspondientes? O emitirla directamente en castellano, que es la lengua oficial de España en su conjunto.
Un ‘pequeño’ detalle con el que lograron cargarse una serie con la que la FORTA habría podido sacar un buen rendimiento, dentro de lo que cabe. A ver si para la próxima (aunque dudo que después de semejante fracaso y despilfarro económico haya próxima) aprenden. 

domingo, 20 de abril de 2014

TELENOVELAS PARA OLVIDAR: "El juramento" (Telemundo, 2008)

Hay producciones que no debieron haberse hecho nunca. Una de ellas, de la que les voy a hablar hoy, “El juramento”, una telenovela producida por Telemundo en 2008.

Para quien no lo sepa o quien no la haya visto, “El juramento” fue un remake que la cadena estadounidense planeó de “La mentira”, la telenovela protagonizada por Guy Ecker y Kate del Castillo en 1999 y producida por Televisa.
“El juramento” fue, yo creo, una de las peores producciones de la historia de Telemundo. Ya las cosas empezaron mal desde el principio… Los protagonistas iban a ser Fernando Carrillo (que volvería así por todo lo alto al género) y Gaby Espino. Se rodaron algunos capítulos con ellos, pero Carrillo, quizás por ver que la historia no era gran cosa y hacérselo saber a los directivos, fue despedido (aunque desde la cadena se alegó que lo habían despedido por sus continuos retrasos). Y Gaby Espino se quedó embarazada, con lo cual hubo de abandonar la telenovela.
Dispuestos a sacar adelante el proyecto (yo lo hubiera dejado, sin más, así) contrataron de urgencia a un nuevo galán, Osvaldo Ríos (un actor que nunca me ha gustado) y a una nueva protagonista, Natalia Streignard y… ¡A rodar de nuevo!
Vi varios capítulos cuando la emitió Nova y, al menos para mí, fue insufrible. No solo por los protagonistas, que no tenían química alguna, sino por el lento transcurso de las cosas y secundarios que poco aportaban a la trama.
Era aburrida, sin más. Un remake innecesario en aquel momento, sin pizca de novedad, que el público ignoró (es una de las telenovelas con peor audiencia de la historia de Telemundo) y que pese a ello se vendió más o menos bien.
Recuerdo que Nova la emitió en el penúltimo horario (19.30) y que, unas horas antes, emitía “Cuando me enamoro”, una versión parcial de “La mentira”, pero superior con creces a “El juramento”. Nunca entenderé cómo “El juramento” le sacaba tranquilamente un punto de share y unos cuantos miles de espectadores a “Cuando me enamoro”, sinceramente. 

sábado, 19 de abril de 2014

HOJA DE AUDIENCIAS: Del 14 al 18 de abril (Semana Santa)

Es sábado y toca examinar con lupa las audiencias de las telenovelas latinas que se emiten en España a través de Nova y LaSiete (los dos únicos canales que emiten este producto en abierto).
Para quien me lea desde fuera, una breve explicación. Tanto Nova como LaSiete son canales TDT o de nueva generación, de ahí que no tengan una audiencia equiparable a la que puedan tener canales con décadas a sus espaldas. Nova nació en 2005 como un canal dedicado en parte a las telenovelas, centrándose poco tiempo después en el género, emitiendo telenovelas de lunes a viernes, con capítulos de estreno de cinco telenovelas distintas entre las 15:00 y las 22:45, y repitiendo los de algunos de ellas en horario de mañana. Emite contenido de Telemundo, Televisa y Venevisión.
LaSiete surgió como canal TDT casi al mismo tiempo que Nova, aunque se especializó en telenovelas hace menos de dos semanas, emitiendo capítulos de estreno entre las 10:45 y las 22:30, y repitiendo algunos de esos capítulos en el resto del día, incluyendo fines de semana. Emite contenido de Televisa.
Dicho esto, es hora de ver cómo les ha ido en audiencia a  las telenovelas que emiten ambos canales. Solo he tenido en cuenta los capítulos de estreno de cada telenovela, sin tener en consideración las reposiciones que las cadenas hagan de los mismos.
La comparación va respecto de la media de la semana pasada.

En LaSiete, todas suben excepto “Rosalinda", que baja levemente con respecto a la semana anterior y “Mentir para vivir” que aunque pierde espectadores gana unas centésimas de share.
Por lo demás, semanas de récord para “La tempestad” (el jueves marcó su récord histórico con 163.000 espectadores y un 1,5% de share) y “Porque el amor manda”, que durante la semana ha superado en varias ocasiones el 1% de share.
“La tempestad”, se encuentra en sus últimos capítulos y acabará, salvo sorpresas de última hora, el lunes 21.

En Nova lidera nuevamente “Corazón indomable”, seguida de “Acorralada” y la cada vez más floja “Una maid en Manhattan”.
“Soy tu dueña” baja y es superada por la archirrepetida “Marina”. Bajada importante de “Victoria”, en sus últimos capítulos.  
En la mañana, “La traicionera”, que se emite de martes a viernes a las 07:15, promedia esta semana 6.750 espectadores y un 0,80% share.
La próxima semana vuelve a la parrilla del canal “Amarte así, Frijolito”, que ocupará el hueco de “Acorralada” cuando esta acabe. Ha sido emitida ya por TVE y por la propia Nova en 2011, así como por diversas autonómicas. Acabará también “Victoria”.  

miércoles, 16 de abril de 2014

HOY EMPIEZO A VER... "Quiero amarte" (Televisa, 2013-2014)

Hoy, miércoles día 16 de abril de 2014, estreno telenovela. Tras haber acabado ayer “Marido en alquiler” (de la que publicaré la correspondiente crítica) toca empezar una nueva historia que forme parte de mi vida durante los próximos meses.
La elegida para ello es “Quiero amarte”, una telenovela que está en su recta final en México, pero que me he venido reservando a lo largo de los meses con el fin de evitar tener que seguirla al día, conforme se va emitiendo en su país de origen (no puedo, se me hacen eternas).
Los puntos a favor de “Quiero amarte” son:

-Producción de Carlos Moreno Laguillo y guiones de Martha Carrillo y Cristina García, un trío creador de telenovelas maravillosamente entretenidas como “En nombre del amor”, “Cuando me enamoro” o “Amor bravío”. Siendo sincero, no sabría con cuál de estas tres quedarme en caso de que tuviera que elegir alguna. Las tres me encantaron y solo con pensar en ellas se me vienen buenos recuerdos a mi memoria.
-Los villanos. Diana Bracho y, especialmente, Flavio Medina, me animan mucho a ver la telenovela. Ella es una grandísima actriz y él demostró una soberbia actuación en “Amor bravío”. Me llaman la atención otros actores, como el protagonista, Cristián de la Fuente, José Elías Moreno o Renata Notni (a la que auguro un gran futuro).
-Dos épocas. El manejar una historia en dos épocas, una en los años 80 y otra en la actualidad es otra cosa que también me llama mucho la atención. Tengo curiosidad por ver cómo se desarrolla todo esto y si aguantan hasta el final con la dualidad de épocas o si solo es hasta un número X de capítulos.
-La musicalización. Otro de los factores que me anima a verla es la musicalización. Las producciones de Carlos Moreno están increíblemente bien musicalizadas, con unas bandas sonoras que se van ampliando conforme avanza la telenovela, con un tema para cada personaje o historia de amor y varios para los protagonistas, conforme vaya avanzando su relación.
Quizás, como único temor, tengo a Karyme Lozano. Respeto sus convicciones religiosas, pero temo que su afán por no mostrar más de la cuenta y, especialmente, su presunto mal rollo con Cristián de la Fuente vaya a pasar factura a las tramas de los protagonistas, que se note de algún modo todo ello en pantalla.

Ya les contaré, con la correspondiente crítica cuando acabe de verla, qué tal me ha ido con esta producción. 

lunes, 14 de abril de 2014

TELENOVELAS IN SPAIN: El peso de la ley sobre las TDT's (y el adiós a LaSiete)

Como cada lunes me gustaría hablarles de las telenovelas y de España. El tema de esta ocasión resulta un tanto complejo para los que me lean desde fuera de España, con lo que trataré de simplificarlo y explicarlo de la mejor manera posible.
En España vivíamos hasta hace diez años con cinco canales nacionales y varios autonómicos (uno por región, es lo habitual), así como diversas cadenas locales.
Era lo que llamábamos televisión analógica. En 2004 se empezó a explotar un nuevo modelo, el de la TDT (televisión digital terrestre) y se otorgan diversas licencias para abrir nuevos canales, entre ellos Nova (referente en la emisión de telenovelas en España).
En 2008, con el fin de implantar definitivamente el modelo, se otorgan nuevas licencias, aunque, en ese otorgamiento, se cometen varios errores formales, lo que hace que, años después, la justicia declare ilegal ese reparto y ordene cerrar varios canales a los distintos grupos de comunicación (solo RTVE se salva de cerrar alguno).
Ese fallo, ese defecto, era formal, no de fondo, y por ende, perfectamente reparable por el gobierno. Pero, simplemente, a nadie le dio por repararlo. Y no, no se asusten, cosas como estas las encontramos a puñados en las leyes españoles, y sino que me lo digan a mí que trabajo con ellas.
El caso es que, fruto de esa decisión del Tribunal Supremo, antes del día 6 de mayo deben cerrar tres canales del grupo Atresmedia (que ha decidido, según declaraciones de uno de sus consejeros delegados, salvar solo a Nova y Neox) y Mediaset (que debe cerrar dos y ha optado por Nueve y LaSiete, los dos de menos audiencia en estos momentos). Los otros grupos, más minoritarios, también se ven afectados por la sentencia, pero en todos los casos se trata de canales que ya han cerrado dados sus escasos recursos económicos (MTV, por ejemplo).
La consecuencia directa de ello es que perderemos, en cuestión de semanas, a LaSiete. Sí, ese canal que desde el 14 de febrero es todotelenovelas de Televisa y que, pese a hacer de los horarios lo que les da la gana a los programadores, pese a programar maratones sin aviso y demás historias, nos ha traído a España tres telenovelas inéditas: “Porque el amor manda”, “Mentir para vivir” y “La tempestad”, que se despedirán (al menos las dos últimas) antes de que el canal cierre.
Para salvar algunas se habla de pasar, por ejemplo, lo que quede de “Porque el amor manda” y estrenar una o dos más en Divinity, otro canal del grupo. Podría ser una buena noticia sino fuera porque está archicomprobado el hecho de que en Divinity las telenovelas no funcionan y acaban siendo retiradas de la parrilla o relegadas a primeras horas del día, en el mejor de los casos.
Pero lo peor de esto es que habían comprado grandes apuestas, entre ellas, “Avenida Brasil” y habían firmado un contrato preferente con Televisa que entraba en vigor en 2015. Se lo van a tener que merendar, como decimos en España, ya que, salvo que se resucite LaSiete u otra marca dedicada a las telenovelas por parte de Mediaset en un futuro (algo que veo improbable) no vamos a ver muchas de esas grandes apuestas y muchas de las telenovelas que produzca Televisa tanto en lo que queda de año como en 2015 y los años posteriores. Una auténtica lástima. 

domingo, 13 de abril de 2014

DEBO CONFESAR y CONFIESO: Algunos actores cuyo trabajo me gusta

Les hablaba hace ya unas cuantas semanas de cuáles eran mis gustos en lo que a actrices del género se refiere. En esta ocasión voy a hablarles de cuáles son mis gustos en lo que a actores se refiere.
Antes, aclarar una sola cosa: a mí me gusta disfrutar del trabajo de los actores y actrices, sin que me importe un rábano su vida privada, sus aficiones o su sexualidad. Yo valoro al actor por su trabajo, por cómo da vida a unos personajes y no por la vida que él lleva fuera del plató.
Dicho esto, empiezo…

Comenzando por Televisa, he de reconocer que la empresa aún mantiene entre sus filas a algunos grandes actores, otrora protagonistas y que hoy en día están relegados a secundarios o villanos y que siempre es un gustazo ver en pantalla, pues con cada escena en la que salen dan auténticas clases de actuación: Juan Ferrara, Arturo Peniche o Alejandro Tommasi.
Me gusta mucho también un actor que en ocasiones he visto algo desaprovechado, en papeles secundarios, pero que últimamente le dan buenos personajes, que es René Strickler, un hombre que aparenta veinte años menos de los que tiene. ¡Ya me gustaría a mí envejecer así!
De los galanes de nueva generación me gusta cómo actúa Sebastián Rulli, que sabe llevar a sus personajes hasta convertirlos en lo más humanos posibles (¡cuánto me emocioné con las lágrimas que derramó en la boda Nikki-Roy en “Amores verdaderos”!), Erick Elías (que poquito a poco se va consagrando como actor) y Juan Diego Covarrubias que también me gusta, aunque solo lo conozca por su trabajo de chulillo en “Amor bravío”. También me parecen grandes actores Valentino Lanús (aunque no ha tenido mucha suerte con sus últimos papeles) y Flavio Medina, un gran descubrimiento como villano en “Amor bravío” y al que veré en breve en “Quiero amarte”.
William Levy, Fernando Colunga o Eduardo Yáñez, por citar tres, no me disgustan aunque tampoco es que me entusiasmen. Si hay que ver una telenovela donde salgan, se ve y punto. Lo mismo me ocurre con David Zepeda, al que deberían darle más papeles de villano o protagonista sufrido tipo “La fuerza del destino” y dejarse de absurdos personajes como el de “Mentir para vivir”.
Yendo a Azteca 13, me quedo con tres galanes: Mauricio Islas (que en España gusta mucho); Ramiro Fumazoni (que está, como quien dice, iniciando su carrera a nivel mundial gracias a su contrato de exclusividad con la cadena y a su personaje en “Vivir a destiempo”) y Saúl Lisazo, que ahora forma parte de las filas de la empresa y que siempre da a cada personaje un toque especial.
De Telemundo me quedaría con David Chocarro, otro actor que poco a poco va consolidándose como un nuevo galán, junto a otros más veteranos como Jorge Luis Pila o Miguel Varoni (que borda cada personaje que cae en sus manos).
Me encantan también cómo actúan Mauricio Ochmann (probablemente el actor del que más telenovelas he visto, desde que lo descubrí en “Amarte así”) y Juan Soler (un actor muy carismático, con una carrera que apenas empieza en la cadena estadounidense). Tienen también alguna que otra futura gran promesa, como Gabriel Coronel (al que he descubierto en “Marido en alquiler”). 
Junto a todos ellos, no puedo dejar de mencionar a otro gran actor que me encanta y que trabaja últimamente con Telemundo y Azteca: Humberto Zurita, un hombre que he visto en multitud de telenovelas y que nunca defrauda (quizás el personaje que menos me gustó fue el de Guillermo en “Marina”). 

sábado, 12 de abril de 2014

HOJA DE AUDIENCIAS. Del 7 al 11 de abril

Es sábado y toca examinar con lupa las audiencias de las telenovelas latinas que se emiten en España a través de Nova y LaSiete (los dos únicos canales que emiten este producto en abierto).
Para quien me lea desde fuera, una breve explicación. Tanto Nova como LaSiete son canales TDT o de nueva generación, de ahí que no tengan una audiencia equiparable a la que puedan tener canales con décadas a sus espaldas. Nova nació en 2005 como un canal dedicado en parte a las telenovelas, centrándose poco tiempo después en el género, emitiendo telenovelas de lunes a viernes, con capítulos de estreno de cinco telenovelas distintas entre las 15:00 y las 22:45, y repitiendo los de algunos de ellas en horario de mañana. Emite contenido de Telemundo, Televisa y Venevisión.
LaSiete surgió como canal TDT casi al mismo tiempo que Nova, aunque se especializó en telenovelas hace menos de dos semanas, emitiendo capítulos de estreno entre las 10:45 y las 22:30, y repitiendo algunos de esos capítulos en el resto del día, incluyendo fines de semana. Emite contenido de Televisa.
Dicho esto, es hora de ver cómo les ha ido en audiencia a  las telenovelas que emiten ambos canales. Solo he tenido en cuenta los capítulos de estreno de cada telenovela, sin tener en consideración las reposiciones que las cadenas hagan de los mismos.
La comparación va respecto de la media de la semana pasada.

En Nova lidera nuevamente “Corazón indomable” (que el jueves 10 de abril igualó su récord de share, con otro 5,9%), seguida de “La fuerza del destino” que logra arrebatar la segunda posición a “Acorralada”. “La fuerza del destino” ha terminado este viernes 11 con récord de espectadores y de share: 501.000 y un 4%, respectivamente.  
“Una maid en Manhattan” baja levemente, ganando unas centésimas de share, al igual que “Victoria” y “Acorralada”, que si bien pierden espectadores ganan en cuota de pantalla. “Soy tu dueña” vuelve bien.
En la mañana, “La traicionera”, que se emite de martes a viernes a las 07:15, promedia esta semana 12.750 espectadores y un 0,75% share (sube casi 5.000 espectadores y un 0,3% de share respecto a la semana pasada).
La próxima semana vuelve a la parrilla del canal “Amarte así, Frijolito”, que ocupará el hueco de “Acorralada” cuando esta acabe. Ha sido emitida ya por TVE y por la propia Nova en 2011, así como por diversas autonómicas. Acabará también “Victoria”.  

En LaSiete, todas de la mañana bajan levemente, y por la tarde únicamente “Porque el amor manda” logra subir.

Leves bajadas del resto de telenovelas. “Rosalinda” continúa al acecho de “La tempestad”, en sus últimos capítulos (acabará el lunes 21). Finalmente no se ha producido la maniobra de moverla a Divinity de la que les hablé la semana pasada.