domingo, 23 de marzo de 2014

SUI GENERIS: Las narconovelas, un subgénero en auge

El género de la telenovela, como cualquier otro género que se precie, ha sufrido a lo largo de sus más de cincuenta años de historia numerosos cambios. Algunos de ellos han pasado por el nacimiento de nuevos subgéneros o subespecies que han venido a revolucionar el panorama, en algunos casos con cierta polémica.
Ya les he hablado, entre otras, de las telenovelas detectivescas, que han proliferado de una manera excepcional desde su nacimiento en Chile allá por el 2006.
Esta semana me gustaría hacer un breve repaso por un nuevo filón de telenovelas que ha venido con fuerza desde su ‘creación’ hace tan solo siete años: las narconovelas.
Para quien no haya visto ninguna, las narconovelas son historias que narran una historia de amor pero en un contexto diferente: el mundo de la droga, con sus capos, narcos y demás.
La narconovela surgió en 2007 en Colombia con “Sin tetas no hay paraíso”, una telenovela que narraba la historia de Catalina, una niña de 14 años que, siguiendo los pasos de sus amigas, se consigue un novio narcotraficante, el Duque (aunque quizás sea mucho llamarle novio). El caso es que con ello Catalina entra en un mundo de mafiosos donde se ve obligada a prostituirse, todo con el fin de llegar a conseguir el dinero necesario para vivir de manera lujosa y operarse los pechos (de ahí el título).
*Imagen promocional de "Sin tetas no hay...".
La telenovela funcionó y de ella se hicieron versiones en Colombia (Telemundo para EEUU) y España.
Colombia inauguró la moda de las narconovelas y continuó, como es lógico, explotándola. A “Sin tetas no hay paraíso” le siguieron “El Cartel de los sapos” (con dos temporadas y centrada en la figura de un narco real, Andrés López) “El Capo” (basada como “Sin tetas no hay paraíso”, en una novela de Gustavo Bolívar) o “Las muñecas de la mafia”, por citar algunas que se emitieron con gran éxito en aquel país.
*Protagonistas de "El cartel de los sapos".
El éxito de las narconovelas en Colombia no pasó desapercibido para Telemundo, que en aquel entonces coproducía con RTI (una productora colombiana) gran parte de sus historias. Si bien ya habían tocado de refilón el tema de las drogas en algunas telenovelas como “Los Victorinos” o “El rostro de Analía”, el mundo de los traficantes, mafiosos y demás personas vinculadas al tráfico de estas sustancias fue el eje central de numerosas telenovelas producidas por la cadena en colaboración con Colombia a partir de 2010, como “La diosa coronada” (basada en un personaje real, que movía toda la cocaína de Colombia) y “La reina del Sur” (basada en un best-seller de Pérez Reverte, que se convirtió en un gran éxito de audiencia y ventas).
Desde 2011 se ha visto un incremento considerable en lo que al número de producciones de este tipo se refiere, tanto en Colombia, donde siguen produciéndose historias ambientadas en el mundo del narcotráfico (“Los tres Caínes”, “Correo de inocentes”, “La ruta blanca”, “Pablo Escobar” o “La mariposa”) como en Estados Unidos y México (“El señor de los cielos” o “Camelia, la texana” coproducciones entre Telemundo y Argos).
*Pablo Escobar, el Patrón del mal.
En siete años se ha explotado mucho, es cierto, pero en lo personal creo que tendremos narconovelas para muchos años más por dos motivos: gustan al público (motivo esencial) y las cadenas, como consecuencia de ello, invierten grandiosas cantidades de dinero en su producción, lo que ofrece al espectador unos resultados dignos de las películas de Hollywood.
Tengo dudas, más bien curiosidad, por ver si México o Brasil se lanzarán a producir este tipo de historias. Venezuela lo descarto, ya que el control del gobierno de Maduro sobre estos temas es absoluto y de hecho ya están prohibiendo que se emitan en las televisiones dichas telenovelas. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Quiero felicitarte por el blog y por el articulo pero leyendolo me he dado cuenta de que ha un error... la Narconovela no tiene sus inicios en 2007 con "Sin Tetas no hay Paraiso" se toma como el inicio de Narconovela en 2006 con "La Viuda de la Mafia" la cual es la primer narconovela Colombiana reconocida como la que inicia el genero por muchos autores

Gafemo (Hablemos de telenovelas) dijo...

Gracias por el cumplido sobre el blog, amigo anónimo.

Respecto de "La viuda de la Mafia" sí que barajé incluirla en el post, pero vi un trailer y me pareció más de tipo policíaco que narconovela.
A raíz de tu comentario me decidí a ver unos pocos capítulos así en versión resumida para ver cómo se desarrollaba la historia y sí que tienes razón, es narconovela, pese a que ya te digo, yo la tenía más como novela policíaca.
Rectificado queda. Muchas gracias nuevamente.

Un saludo,