domingo, 9 de marzo de 2014

DEBO CONFESAR y CONFIESO: Algunas actrices que me encantan

Todos los que adoramos este género tenemos nuestros actores y actrices favoritos e, igualmente, tenemos actores y actrices que no podemos ver ni en pintura por el motivo que sea. Hay personas que hacen de ese gusto por ciertos actores un modo de vida (no es mi caso) y que se enzarzan en acaloradas discusiones en foros o redes sociales cuando otra persona se mete o critica a ese ídolo (tampoco es mi caso).
A mí me gusta disfrutar del trabajo de los actores y actrices, sin que me importe un rábano su vida privada, sus aficiones o su sexualidad. Yo valoro al actor por su trabajo, por cómo da vida a unos personajes y no por la vida que él lleva fuera del plató.
Dicho esto, que me parecía importante aclarar, hoy me confieso sobre algo que alguna vez me preguntaron en Twitter: quiénes son mis actrices favoritas.

No me puedo quedar con una, porque me encantan unas cuantas… Empezando por Televisa, y aunque ya no esté atada por ningún contrato a la cadena, me encanta Silvia Navarro. Es una de las mejores actrices que tiene México. Actúa de manera muy natural, trasmitiendo al espectador un carisma que pocas actrices tienen. Ella se mete en sus personajes de una manera muy singular, haciendo que el espectador empatice rápidamente con ellos. Ella vale, y aunque esté retirada de las telenovelas, siempre las tiene en mente, como un género que respeta como pocas saben hacerlo, consciente de que le ha dado fama internacional.
Ojalá vuelva pronto la Chivis, se la echa mucho de menos. Y ojalá lo haga por la puerta grande.
Me encantan también Leticia Calderón (mejor de villana), Helena Rojo (de buena o de mala, siempre borda sus personajes) y Rosa María Bianchi, que me conquistó en “La fuerza del destino” al igual que Laisha Wilkins, con una belleza muy natural y que podría ser una protagonista perfecta. Otra a la que le pasa lo mismo es Altair Jarabo, a la que se empeñan en encasillar de villana.
No me disgustan tampoco Victoria Ruffo (aunque no me gustó nada en lo poco que vi de “Triunfo del amor”), ni Erika Buenfil (que ha vuelto otra vez a papeles secundarios tras el exitoso protagónico de “Amores verdaderos”), ni  Ana Brenda Contreras (actúa de una forma muy natural, aunque “Corazón indomable” solo la vería si me pagasen, pues no soporto las producciones de Lartilleux). Maite Perroni me agrada aunque no haya tenido suerte con sus últimas telenovelas.
En Azteca 13 tengo también a una consentida: Edith González, una actriz que ronda  ya los 50 años pero que en pantalla aparenta la mitad. En sus dos últimas telenovelas (“Cielo rojo” y “Vivir a destiempo”) ha demostrado por qué es una reina del género, con personajes diferentes a los que vino haciendo en su carrera. Me ha gustado mucho en “Vivir a destiempo”, una telenovela exquisita, y espero verla pronto en “Las Bravo”. Junto a ella me quedo con otras grandes actrices de la empresa, como Verónica Merchant o Regina Torné, por citar dos, que, además, han trabajado con Edith.
Y ya en Telemundo, me quedo con Sandra Echeverría, aunque ahora esté ‘in stand-by’, sin ningún tipo de propuesta en puerta. Es muy natural en sus actuaciones, con personajes de carácter como Jade (en “El clon”) o Marina, en “Marina”. Lucía Lomelí, en “La fuerza del destino”, me ha parecido su personaje más soso y descafeinado.
Ha tenido mala suerte con “Relaciones peligrosas” y desde entonces Telemundo la mantiene sin ningún proyecto pero entre sus filas. Ojalá en este 2014 volvamos a verla en algún proyecto.
Otra que también me gusta mucho, desde que la descubrí hace ya cinco años, es Sonya Smith. Se mete como ella solo sabe hacerlo en la piel de sus personajes, y tan pronto interpreta a una mujer rica que se desespera ante la desaparición de su hija mayor como a una handyman que trabaja duramente para sacar adelante a su familia.
Adoro a Christian Bach y a sus villanas y me encantó Carla Hernández, una actriz que conocí el año pasado en “Rosa diamante” y que desconozco si es o no exclusiva de Telemundo. Era fan también de la fallecida Mónica Spear.
No me disgustan Aracely Arámbula (mejor de rica que de pobre) y tampoco Maritza Rodríguez. Veo también mucho potencial en otras actrices de la empresa: Kimberly Dos Ramos (“El rostro de la venganza” y “Marido en alquiler” y Erika de la Rosa (“La patrona”).

5 comentarios:

Isabel Lugo dijo...

Lamento que Silvia Navarro este retirada y espero que no sea por mucho tiempo. Concuerdo en muchos de tus puntos de vista pues hay actores y hay imitaciones. Excelente tu columna!

Anónimo dijo...

Una de las que vienen fuertes es ANGELIQUE BOYER, excelente en teresa y ahora en lo que la vida me robó de nuevo con sebastian rulli!!

Gafemo (Hablemos de telenovelas) dijo...

A Isabel, mil disculpas, no he visto el comentario hasta ahora (¡con lo que me gusta a mí responder los comentarios!). Parece ser que vamos a tener a Silvia de vuelta muy pronto, la pena es que sea con una historia que los españoles conocemos bastante bien, aunque habrá que ver con qué nos sorprenderá Televisa.
Al Anónimo, decirle que no tengo nada contra Angelique, pero no he visto ninguna de sus telenovelas (bueno, "Teresa" así un poco muy por alto)y, sinceramente, no me acaba de convencer...

Anna Lucia dijo...

Silvia Navarro es la única actriz mexicana a la que le he creido su actuacion, es la única actriz mexicana que me gusta... la veo muy bonita y talentosa en todo lo que hace, a mi no me gustan las telenovelas mexicanas, pero si se trata de ella me dan ganas de verla como en "Amor Bravío" que la comencé a ver pensando que su galán sería Valentino Lanús que me encanta tambien,y juntos hacen una muy linda pareja pero fueron solo unos capitulos :( ... hace poco descubrí el blog y me encanta... muy buenos articulos!!!

Gafemo (Hablemos de telenovelas) dijo...

Silvia es una grandísima actriz, la más natural que conozco a la hora de interpretar. Creo que ha quedado más claro que el agua que soy un gran fan de Silvia ;)

Gracias por el cumplido sobre el blog.

Un saludo,