jueves, 30 de enero de 2014

ME CHIRRÍA: Los castings absurdos

Acabamos de empezar un nuevo año, el 2014 y creo que es hora de estrenar un apartado no sé si semanal o quincenal en el que hablar de todas aquellas cosas que no me gustan del género. Sí, aunque el género me encanta, hay determinadas cosas de él que o bien no me gustan o bien cada vez me gustan menos.
De ello tratará este apartado. “Chirriar”, para los que me leen desde América, es un término que usamos en España para hacer referencia a aquello que nos molesta (“me chirría” es algo así como “me molesta”). Dicho esto, allá vamos…

Si hay algo que cada vez me gusta menos del género y que se ve sobremanera en Televisa son lo que yo llamo “mareos al espectador”. Siempre que se va a iniciar el rodaje de una telenovela en Televisa le hacen publicidad por todas las partes, para que el mundo entero se entere.
Sin embargo últimamente han sacado una moda absurdísima, para mi gusto, que es que es que cuando va a empezar a rodarse una telenovela que ellos mismos ven que va a hacer aguas, se les ocurre hacerle publicidad al proyecto de una manera ridícula: llamando a hacer casting para la mencionada telenovela a actrices que tienen tirón y que, desde el momento en que las llaman, saben que no se quedarán con el papel protagonista (ni ningún otro). Vamos, lo que se suele conocer como un paripé para crear expectativas en el espectador sobre una producción en la que ellos no tienen puesta la más mínima confianza.
Ya se vio hace unos cuantos meses en “La tempestad”, a cuyo casting fueron ciento y la madre de actrices y Ximena Navarrete, que hasta el momento no era más que una miss que quería ser actriz. Vueltas y vueltas dio Salvador Mejía, para que al final apareciese una actriz con tirón (Silvia Navarro) y que el papel protagonista supuestamente quedase entre Silvia o Ximena, para dárselo finalmente a esta última (cuyo desempeño no puedo valorar al no haber visto la telenovela).
Eso mismo se vio hace unos días en la preproducción de “Pasión de amor” (vaya título) en la que llamaron a hacer un falso casting a Danna García, que estaba de vacaciones en tierras españolas, únicamente para crear expectación entre los futuros posibles espectadores. Se la daba ya por confirmada cuando, de repente, ella afirmó en Twitter que entre sus planes no estaba hacer novela. ¿Entonces, para qué haces casting? Claramente, órdenes de la empresa para promocionar un proyecto.
No me gusta nada de nada estas cosas. Que den los nombres del elenco cuando esté cerrado, como hacen Telemundo y Azteca y varios productores de la propia Televisa, pero que no anden mareando al espectador con castings falsos que solo buscan (o más bien, intentan) crear cierta ilusión en el espectador sobre proyectos en los que ni la propia cadena cree.

miércoles, 29 de enero de 2014

¿QUÉ FUE DE... Yadhira Carrillo?

Para muchos era una gran promesa del género cuando hizo sus primeros pinitos en el mundo de las telenovelas allá por 1996 en “Canción de amor” y “Te sigo amando”. Hablo de Yadhira Carrillo.
A sus dos papeles pequeños en ambas telenovelas siguieron otros en “María Isabel”, “El privilegio de amar” o “La usurpadora”, entre otras, a finales del pasado siglo.
Con la llegada del siglo XXI continuó trabajando en México, de la mano de Televisa, misma empresa que le ofreció la posibilidad de participar en una coproducción hispano-mexicana, “El secreto”, con un personaje, el de Lydia, que me sirvió para conocerla.
“La otra”, “Amarte es mi pecado”, “Rubí” (con un personaje muy emotivo, especialmente tras el final que sufre Héctor), o “Barrera de amor” fueron las telenovelas que realizó tras su regreso a México.
Su última producción fue “Palabra de mujer”, una telenovela bastante coral, que protagonizó con Edith González y Ludwika Paleta.
Aquello fue ya en el año 2007.
Desde entonces Yadhira ha permanecido alejada de un género que le dio fama internacional.
En estos años de retiro ha realizado pequeñas participaciones en series y teatro y se ha encargado también de gestionar su empresa de zapatos, consiguiendo un gran éxito.
Trató en 2013 de volver a las telenovelas, haciendo casting, si mal no recuerdo, para “Quiero amarte”, aunque el papel fue a parar a manos de Karyme Lozano. Se ha venido rumoreando que en la actualidad busca papel en “La malquerida”.
Ojalá consiga recuperar su espacio en un género que tantas satisfacciones le ha dado en épocas pasadas. Aún es joven para lo que se suele ver en Televisa, y estoy seguro que si logra ‘reincorporarse’ a la empresa (algo complicado, vean sino a Adriana Nieto, por ejemplo) va a triunfar nuevamente.  

lunes, 27 de enero de 2014

TELENOVELAS IN SPAIN: El éxito arrollador de "La patrona" en España

En una palabra: impresionante.
Impresionante es lo que ha logrado “La patrona”, que se ha convertido en la telenovela más vista de la historia de Nova, que en la actualidad es el único canal de telenovelas en abierto en España.
Lo tenía difícil, ya que se iba a emitir en horario de máxima audiencia (también llamado prime time), compitiendo directamente contra los informativos de todas las cadenas nacionales y los programas y series que siguen a estos pero puede decirse que lo ha conseguido.
“La patrona” llegó a España el 30 de septiembre de 2013, consiguiendo una audiencia de 432.000 espectadores y un 2,6% de cuota de pantalla, tras más de un mes de promos por parte de la cadena.
El dato no fue suficientemente llamativo, ya que aquel día fue superada incluso por otras telenovelas que se estaban repitiendo en el canal como “El clon” (498.000) o “Mar de amor” (439.000). Sin embargo, el transcurrir de los capítulos y el boca a boca entre la gente acabó por hacerla subir, coronándose en multitud de ocasiones como el programa más visto de los veinte canales TDT’s que hay en España.
Se despidió el pasado viernes 24 de enero de 2014 y lo hizo casi duplicando la audiencia de su estreno, con 793.000 espectadores y un 4,2% de cuota de pantalla.
No obstante esta no es la única hazaña de “La patrona”. La telenovela ha conseguido el título de la telenovela más vista del canal, en sus casi ocho años de historia, superando a otras ficciones que también funcionaron bien como “Soy tu dueña” (repetida) o “Mañana es para siempre”.
No sería de extrañar que con estos datos viéramos nuevamente a “La patrona” en la parrilla de Nova dentro de un par de años, ya sea como repetición en el primer horario de las tardes o en la mañana, como hicieron con telenovelas que en su día les funcionaron.
Su sustituta es “Una maid en Manhattan”, que arrancó el pasado 7 de enero de 2014 con un dato que presagia otro éxito para la cadena: 679.000 espectadores y un 3,6% de cuota de pantalla, manteniéndose durante prácticamente todos los capítulos que se han emitido por encima de esos 600.000 espectadores, todo un éxito para Nova.

*Mi crítica de “La patrona”, aquí

domingo, 26 de enero de 2014

PROYECTOS FALLIDOS: La mala, la buena y la tonta (Telemundo, 2010)

Si por algo se caracteriza Telemundo es por presentar en los habituales upfronts que se celebran en Estados Unidos en el mes de mayo varios proyectos de telenovelas de los que al final acaba realizando la mitad, quedando el resto como “Proyectos fallidos”.
Del que hoy les hablo data de 2010 y con solo ver el tráiler (que me dejó en estado de shock durante unos momentos) imaginé la calidad de la telenovela. Hablo de “La mala, la buena y la tonta”.
 *Traducción voz en off del tráiler:
Esta chica es Jazmín (Marizta Rodríguez). Ella es preciosa, pero muy pero que muy mala, todo lo contrario al tipo de persona que es Natalia (Gaby Espino), muy pero que muy buena.
Clementina (Elisabeth Gutiérrez), aunque es un ángel, no deja de ser un poco tonta (el vídeo dice ‘dizty’, inocente en inglés).
Estas tres son las protagonistas de una historia con tres particulares mujeres con nada en común, pero existe un detalle que ellas no conocen… Son hermanas y… ricas.
Y el descubrimiento de esa situación les servirá para iniciar una nueva y distinta vida.
Regresan al pueblo con el fin de reclamar hasta el último dólar… Pero solo hay un problema, el pueblo, como todo pueblo del oeste no deja de ser un descontrol, y en esta historia no podía faltar un bandido (Christian Meier).
Estas tres adorables, muy adorables hermanas, deberán proteger su dinero y sus derechos a como dé lugar.
  
Comenzando por la historia, aunque no deja de ser algo que hayamos visto en multitud de telenovelas (hermanas muy distintas que no saben que son hermanas hasta que son llamadas a heredar) sí que me llama la atención el telón de fondo que tiene la historia: un pueblo del lejano oeste, con un decorado más que acartonado.
*Maritza Rodríguez iba a ser Jazmín, la mala.
No conozco Estados Unidos de la suficiente manera como para corroborarlo, pero creo que ya no quedan poblados de estas características, con bandidos, cantinas y las calles llenas de arenas… ¡y hasta de esas bolas de rastrojos propias del desierto! Hubiera colado si la ambientaran en otra época, pero por los coches que se usan y la vestimenta de las hermanitas está claro que querían, de haberla llegado a hacer, ambientarla en la época actual.
El elenco me gusta por separado, así que juntas, ya se podrán imaginar. Me ha costado reconocer a Meier con tanto trapo encima, bigotes y no sé qué más cosas.
También me da morbo y creo que hubiera dado mucho juego de llegar a realizarse la telenovela, ver con cuál de las tres muchachas se quedaba el personaje de Meier.
Yo solo hubiera cambiado, como comentaba antes, el contexto geográfico de la historia y el título, que me parece horroroso, porque por lo demás, inclusive con ese toque de humor, yo creo que hubiera funcionado, para una telenovela, eso sí, no muy larga. Desconozco cuáles fueron los motivos que llevaron a Telemundo a echarse para atrás, quizás fuese el apostar por otras historias como “Alguien te mira”, “El fantasma de Elena” u “Ojo por ojo”, rodadas en 2010, olvidándose de esta propuesta.
En fin, otra más que pudo ser y no fue. 

jueves, 23 de enero de 2014

LUGARES DE TELENOVELA: Horneros

En las telenovelas es frecuente crear un lugar (generalmente pueblos) donde se desarrolla la historia. Como crear un pueblo ‘ficticio’ es costoso a nivel económico se suele hacer lo siguiente: coger un pueblo real y cambiarle el nombre.
Ya les conté hace no mucho que Playa Escondida, el pueblito pesquero de "Mar de amor" no existe ya que las casetas de los pescadores se construyeron en una playa privada llamada San Lorenzo y ubicada en el estado mexicano de Campeche.
Algo parecido ocurrió con “Bella Calamidades”, emitida en España en dos ocasiones, con muchísimo éxito (algo que no entiendo, porque la historia era muy sosa), y protagonizada por Danna García y Segundo Cernadas.
La historia se rodó en Colombia, ambientándose en un pueblo ficticio llamado Horneros, sobre la base de un pueblecito de unos 9.600 habitantes que se llama en realidad Villa de Leyva, y se encuentra en la Provincia de Ricaurte (Boyacá), en pleno corazón de Colombia.
*Varias casas en la plaza principal.
*Iglesia y casas del pueblo.
*Una calle del pueblo.
Todo se aprovechó de él: sus calles, sus casas, sus haciendas… para el rodaje de “Bella Calamidades”. Los habitantes de Villa de Leyva también sirvieron como extras en el rodaje de la telenovela, pagándoles la productora 40.000 pesos por día de trabajo (que aunque parezca mucho no son más que unos 16 euros).
Telemundo y RTI también aportaban al Gobierno local de Villa de Leyva en torno a 1.000.000 de pesos colombianos por día de grabación (unos 377 euros).
Esta preciosa localidad vive fundamentalmente del turismo (que aumentó tras la telenovela), la agricultura y la explotación de ciertos minerales como mármol o arcilla.

miércoles, 22 de enero de 2014

ME CHIRRÍA: Las telenovelas NO tienen la culpa de la violencia en Venezuela

Les pongo en situación… Estoy cenando mientras veo la televisión. Estoy viendo TVE, en concreto, el Telediario (noticiero para los que me leen desde el otro lado del charco).
La presentadora, Ana Blanco, da paso a una noticia en la que Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, achaca la alta tasa de violencia del país… ¡a las telenovelas!
Me quedé en shock. Veo el vídeo y me topo con esto (a partir del minuto 26:00):
Tras la violenta muerte de Mónica Spear, hace dos semanas, los ánimos están caldeados en Venezuela, el país con la mayor tasa de criminalidad de América Latina. Como hay que buscar un culpable de ello, al ilustrísimo presidente Maduro (que de maduro debe tener poco) se le ha ocurrido echar la culpa de tantas muertes violentas que ocurren en el país a las telenovelas.
*Norkys Batista es Andreína en "DTMR"
¿Sus argumentos? Que la mala de “De todas maneras Rosa” había matado hasta a su madre “y es la héroe”. Al mismo tiempo se pregunta cuántos millones de personas, niños y jóvenes ven ‘eso’.
A ver Maduro, amigo, me parece a mí que no has pillado lo que es una telenovela…
En Venezuela el 90% de las telenovelas que se producen son telenovelas ‘rosas’, las de toda la vida, con sus buenos y sus malos. Historias de amor que no buscan más que entretener.  
En las telenovelas venezolanas, como gran parte de las mexicanas (no así tanto de las estadounidenses) hay un señor y una señora, buenos, que se quieren y se aman, y un malo o mala malísimos que quieren destruir a los protagonistas y a quien se les ponga por el camino. Si este ve una telenovela del estilo de “El rostro de la venganza”, donde todo gira en torno a un psicópata, que se carga a decenas de personajes a lo largo de la telenovela le da algo.
De las últimas telenovelas venezolanas solo se me salva “La vida joven”, que era bastante apartada del prototipo de telenovela ‘rosa’ al uso.
Sigamos con las declaraciones de Nicolás Maduro… “Yo creo que hay que hacer un debate abierto, sincero, sobre el modelo de comunicación cultural antinatura, antihumano que tienen los medios de comunicación”.
Ojo a la expresión “modelo de comunicación cultural antinatura”. ¿Qué quiere decir con esto? ¿Qué pretende buscar Maduro, una televisión donde no se emitan escenas de muertes, asesinatos, zombies…?
Nicolás, me parece que estás por el mal camino. En mi opinión, y ojo, es solo una opinión, las telenovelas tienen tanto que ver con la violencia que vive Venezuela como los peces en el cambio climático y la destrucción de la capa de ozono, o lo que es lo mismo, nada.
El problema de la violencia ‘social’ en Venezuela debe radicarse, sí, pero debe hacerse partiendo de la base de toda persona, que es la educación en el caso de los niños y jóvenes respecto de los que aún se puede evitar que caigan en esa espiral de violencia. Y claro está, la justicia para los que ya han caído y han asesinado o cometido cualquier otro delito, ya que no hay que olvidarse que casi un 97% de los delitos que son cometidos en Venezuela quedan impunes (lo de que apresaran a los culpables del asesinato de Mónica no es más que una excepción, un caso en el que la policía actuó rápidamente dada la popularidad mundial de la actriz y la repercusión que tuvo su muerte).
Las telenovelas nada tienen que ver en todo este asunto. Además, como bien reconocen los guionistas, en las telenovelas los malos acaban recibiendo su castigo, algo que no ocurre, como comentaba, en la vida real.

lunes, 20 de enero de 2014

TELENOVELAS IN SPAIN: Las mejores parodias de telenovelas en programas españoles (II)

Lo prometido es deuda y sigo esta semana hablando a todo aquel que quiera leerme de las excelentes parodias de telenovelas que diversos programas de la televisión española han venido realizando en los últimos años.
La semana pasada les hablé de “Homo zapping”, un programa de Antena 3 que parodiaba todo lo que se emitía en televisión y que contaba en su equipo con actores de la talla de Paco León, Yolanda Ramos o Silvia Abril, entre otros.
Tras sus parodias a “El cuerpo del deseo” y “Mi gorda bella”, desde este grandioso programa tristemente desaparecido del panorama televisivo hace unos años, se lanzaron a parodiar otras telenovelas que se emitían en aquel momento en España, entre ellas, “Machos”.

En el primer vídeo, os enseño una parodia de una promoción de “Machos”, telenovela que emitió TVE en 2003-2004.

Otra telenovela que estos genios del humor parodiaron, también con mucho acierto en el parecido entre los actores del programa y los personajes de la telenovela fue “Rebelde”, que Antena 3 estrenó en 2005 y que fue retirada y reubicada en pocas semanas a la franja de la mañana por sus bajos índices de audiencia.

Y no podía acabar mi repaso por las mejores parodias de telenovelas hechas por los programas españoles sin hablarles de un par de ellas hechas de “Pasión de gavilanes”

En “Homo zapping” era habitual encontrarlas, al igual que en otros programas de humor como “Cruz y Raya”, de TVE, con José Mota y Juan Muñoz. El primer vídeo es de “Homo zapping”, el segundo, divertidísimo, es de “Cruz y Raya”

domingo, 19 de enero de 2014

FINALES ALTERNATIVOS: "Victoria"

Ahora que Nova está reponiendo, tras haber sido emitida en TVE y en Divinity, la telenovela “Victoria”, protagonizada por Mauricio Ochmann, Victoria Ruffo y Arturo Peniche, recordé una característica de esta telenovela: que fue una de las dos únicas telenovelas de todas las que hizo Telemundo para la que se rodaron dos finales, uno que se presentó como el ‘oficial’ y otro que se presentó como el ‘alternativo’.
Soy partidario de que exista un único final, que genere cierta polémica entre los seguidores de la telenovela en cuestión, como ha de ser, pero no de que se saquen finales alternativos para que no haya polémica y todos quedemos tan contentos.
El caso es que en esta telenovela ocurrió justamente lo contrario: el final ‘oficial’ dejó muy buen sabor de boca a los espectadores, con todos los cabos atados, y el ‘alternativo’ generó cierto malestar.

-FINAL OFICIAL: Jerónimo (Mauricio Ochamnn) decidía regresar a España, donde había vivido los dos últimos años y había desarrollado su carrera de periodismo, decepcionado, después de que Victoria (Victoria Ruffo) le dijese que le era imposible irse con él.
En el aeropuerto, e ‘in extremis’, Victoria aparece y llama a Jerónimo. Sus hijos y sus amigas la han convencido para que sea feliz y viva, por fin, su historia de amor con el joven periodista. Se dan un apasionado beso y se dirigen a la puerta de embarque. 
De fondo, la célebre cita de Jerónimo sobre la mujer y su edad, con imágenes del resto de los personajes.
Una última secuencia para Jerónimo y Victoria, en una paradisiaca playa, con la canción “Desde que te conocí” de Alejandro Fernández y Rocío Banquells de fondo y… ¡FIN!
Un final más que merecido después de tantos capítulos, en el que los protagonistas son felices y comen perdices y del que se desprende una moraleja: nunca es tarde para amar.

-FINAL ALTERNATIVO: Con la voz en off de Victoria Ruffo comenzamos a ver que Victoria finalmente ha decidido quedarse con su familia, despidiéndose del amor de su vida. “Tengo 52 años y soy la dueña de mi propia empresa que amenaza con crecer cada día más, soy una madre y una abuela que no puede evitar preocuparse por el bienestar de sus hijos aunque he aprendido que a veces solo es necesario escuchar. Soy una amiga que disfruta con poder contar siempre con sus amigas, en las buenas y las malas. Y sí, sigo siendo una mujer, la misma que vivió el momento más feliz de su vida junto a un hombre que le enseñó que ni los años ni las arrugas importan, porque lo único que realmente cuenta es el alma. Una mujer que ahora está segura y confiada de que lo que le espera el resto de su vida también puede ser el tiempo más maravilloso del mundo… Y que la soledad no es lo mismo que estar sola”.
Pues sí, Victoria se queda sola en este final ‘no oficial’, que de haber sido el ‘oficial’ habría provocado el enfado de, yo creo, todos los que vimos la telenovela, ya que después de tanto sufrir tanto ella como Jerónimo lo que menos se merecía era quedarse sola y que Jerónimo quedase como algo así como una aventura, con las chispas que saltaban cuando ella y él estaban juntos…

En este caso Telemundo acertó con el final ‘oficial’ y en mi opinión nunca debió haberse rodado el ‘alternativo’. ¿Para qué, verdaderamente? 

jueves, 16 de enero de 2014

GRANDES VILLANOS: Loreto Encinas

“La mala cosa” era como doña Loreto Encinas definía a la vagina de las mujeres. A lo largo de los 166 capítulos de “Cielo rojo” escuchamos esa expresión en su boca.
Bromas aparte, Loreto Encinas, magníficamente interpretada por la Primera Actriz Regina Torné, es una de las grandes villanas de la etapa más reciente del género.
El éxito de “Cielo rojo” en México y su venta a decenas de países hizo que una buena parte del mundo disfrutara de esta historia tan atípica dentro de las telenovelas, una telenovela vanguardista que muchos acertadamente llamaron.
Su villana principal era la señora Loreto Encinas, una mujer de clase social alta, viuda, que educa a su nieta después de que Alma, la madre de esta, sea encerrada en la cárcel acusada de matar a su marido, el hijo de doña Loreto.
Siempre tuve la duda de si Loreto realmente quería a Daniela o si solo la había educado para fastidiar aún más a la pobre de Alma.
Sea como fuere, Loreto Encinas, bajo la apariencia de una anciana inofensiva, ferviente creyente, con cara de pocos amigos, era una mala de mucho cuidado. Se cargó a unos cuantos personajes a lo largo de la historia: a Ángel, el padre de Alma; a Gonzalo, el segundo marido de Alma y si mal no recuerdo también a su propio marido. Toda una joya, vamos.
Sin embargo, el principal atractivo de Loreto Encinas era que al tiempo que era una terrible asesina y manipuladora resultaba graciosa con una forma de hablar muy irónica y metafórica que hacía que al espectador le cayese bien. ¿Quién no recuerda aquellas peleas con Gonzalo, en las que se llamaban de todo mutuamente, por ejemplo?

Fue un personaje que nos dejó grandes momentos, entre ellos estos que les muestro:
*Loreto Encinas, y su pesadilla con la 'buena cosa'.
*Loreto Encinas, contra el retraso mental.
*El empujón a Andrés (Mauricio Islas).
Lo cierto es que desde que acabase de rodar “Cielo rojo”, en 2011, Regina Torné se ha mantenido alejada del medio. Ojalá vuelva pronto a deleitarnos con una villana tan pérfida  a la par que carismática como Loreto.

miércoles, 15 de enero de 2014

DESMONTANDO TÓPICOS: Los protagonistas de las telenovelas ya NO tienen nombres compuestos

*Colunga fue José Armando en "Esmeralda".
En esta ocasión voy a desmontar otro tópico absurdo y muy extendido en España, generalmente en aquellos que no han visto una telenovela en su vida, que tiene su origen en las telenovelas venezolanas de los años 90 que llegaban con éxito a este país y cuyos protagonistas tenían nombres compuestos como Luis Alfredo (“Cristal”) o  Jorge Luis (“Topacio”), y algunas mexicanas, como José Armando (“Esmeralda”) o Fernando José (“Rosalinda”), por citar un par de ellos de cada país.
Sin embargo esta práctica ha ido esfumándose de las telenovelas con el paso de los años y lo que antes era la regla general en el género en la actualidad es la excepción, pese a que mucha gente siga pensando que las telenovelas están llenas de protagonistas con nombres compuestos.
Basta con echar un vistazo al panorama telenovelero actual para ver que ello ya no ocurre. En “Por siempre mi amor” el protagonista se llama Arturo; en “Quiero amarte”, Maximiliano; en “Lo que la vida me robó”, Alejandro; en “Marido en alquiler”, Reinaldo; en “Santa diabla”, Santiago; en “Hombre tenías que ser”, Román; en “Prohibido amar”, Rafael. Y así podría seguir enumerando telenovelas y los nombres de sus protagonistas masculinos.
Solo se me ocurre que en “Qué pobres tan rico” el personaje de Camil se llama Miguel Ángel, pero vamos, vendría a ser la excepción que confirma la regla de que cada vez es menos frecuente encontrar en una telenovela un protagonista con nombre compuesto.


lunes, 13 de enero de 2014

TELENOVELAS IN SPAIN: Las mejores parodias de telenovelas en programas españoles (I)

No solo los mexicanos y los estadounidenses hacen parodias de las telenovelas latinoamericanas. Aquí en España también se hacen o mejor dicho, se hacían, a través de programas ya desaparecidos de nuestras pantallas como “Homo zapping”.
Precisamente me gustaría dedicar un par de lunes a recordar algunas de las mejores parodias de las telenovelas del momento hechas por este gran programa de la televisión española, que emitía Antena 3, y que contaba con cómicos de la talla de José Corbacho, Paco León, Silvia Abril o Yolanda Ramos, entre otros.
Nunca supe por qué lo habían quitado tras un par de años de éxito. Si de mí hubiera dependido aún habría “Homo zapping”. Era francamente divertido.

Entre las telenovelas parodiadas por “Homo zapping” estaba una que por aquel entonces triunfaba en las tardes de Antena 3: “El cuerpo del deseo”.
Solo les digo una cosa, fíjense en el espectacular parecido de la Gaetana de la telenovela y la de la parodia. Además, captaron muy bien cuál era el tópico de la historia: ver a Cimarro enseñando carne.
En el primer video, una especie de entrada que precedía a cada parodia. En el segundo, una de las parodias.

También en la época en la que se emitía el programa Antena 3 estrenó, con poco acierto, “Mi gorda bella”, que acabó emitiéndose entera en horario de madrugada tras su fracaso en las tardes.
Pese a ello, los actores de “Homo zapping” no dudaron en parodiar algunas escenas de la telenovela, como la que les dejo a continuación, donde se cuestiona por qué si la protagonista estaba gorda, su cara no.

Espero que les haya gustado. La próxima semana seguiré con “Homo zapping” y algo de “Cruz y Raya”

domingo, 12 de enero de 2014

CRÍTICA: "La patrona" (Telemundo y Argos, 2013)

No estaba en mis planes verla (o no al menos este año), pero el que Nova la estrenase y la promocionase como “la telenovela más premiada del año. Emitida en más de 30 países” y con unos promos bastante mejores de lo que nos tiene acostumbrados la cadena, hizo que me llamase la atención. Y me puse a verla hasta acabarla. Hoy os hablo de “La patrona”.

SINOPSIS:
Gabriela Suárez (Aracely Arámbula) tiene el carácter fuerte. Y así tiene que ser, pues es la única mujer que trabaja en la mina de oro que le da vida y nombre al pueblo de San Pedro del Oro. Por ser madre soltera y mujer, sufre las burlas y abusos de algunos de los mineros.
*Logotipo de la telenovela.
El protector de Gabriela y dueño mayoritario de la mina, Marcelo Vidal, fallece. La mayoría de las acciones pasan a ser propiedad de su esposa, Antonia Guerra (Christian Bach).
“La Patrona”, como llaman a Antonia, es una mujer temible y voluntariosa, que envía a buscar a su hijo mayor Alejandro Beltrán (Jorge Luis Pila), guapo y rico, para que se ocupe de la mina.
El encuentro de Alejandro con Gabriela va a ser una sucesión de enfrentamientos y atracción que terminará en el surgimiento de un romance que choca con los planes de varios personajes que se van a oponer a esa relación.
Gabriela, sin saberlo, será el centro de la intriga y las ambiciones de una jauría de lobos que se ensañará contra ella para despojarla de su hijo, su amor, su cordura y su libertad.
Una vez que conozca el infierno y la locura, emergerá de sus cenizas como un ave fénix imponente, reconvertida en Verónica Dantés, para arrasar con sus enemigos en una venganza que amenazará con acabar consigo misma.
¿Podrá recuperar a su hijo, el camino a la felicidad y al amor, en su lucha por vengarse de todos aquellos que le hicieron tanto daño?

DATOS y TRÁILER:
128 capítulos de 45 minutos. México (Telemundo y Argos). Productora: Gabriela Valentán.

PERSONAJES y ACTUACIONES:
*Bach, Arámbula y Pila, en una imagen promocional.
Empezando por los protagonistas, debo confesar que era la primera vez que veía a Aracely Arámbula en pantalla y que le tenía ese ‘temor’ a que no me gustase que suelo tener con todos los actores a los que veo por primera vez. En los primeros capítulos de la historia la notaba algo insípida, quizás porque todo actor necesita cierto tiempo para hacerse con el personaje, o porque Gabriela Suárez era excesivamente insípida. Sea por lo que fuese, Aracely comienza a deslumbrar desde que Gabriela entra en el manicomio y, tras ello, en la segunda etapa como Verónica Dantés está soberbia, con un personaje que parece que le queda como anillo al dedo. Me ha sorprendido gratamente.
Su compañero, Jorge Luis Pila, ya me era conocido desde hace unos cuantos años, y es un actor que nunca me desagrada. Saca adelante personajes para todos los gustos (un policía en “¿Dónde está Elisa?”, un bailarín en “Aurora”…) y aquí tampoco me ha decepcionado, pese a que le toca un personaje que se comporta como un patán en la primera etapa de la historia y que al espectador le apetece ‘asesinarlo’ cuando duda de Gabriela en varias ocasiones al inicio de la telenovela.
Tiene química con Aracely y nos ha dado un Alejandro Beltrán bastante bien interpretado.
La tercera en discordia es Christian Bach, que se luce interpretando a Antonia Guerra y que como se acostumbra a leer en prensa estadounidense, se “come” la telenovela. Es una villana que se me asemeja al personaje que su marido en la vida real, Humberto Zurita, interpretó en “Vivir a destiempo”. Antonia Guerra es una mala muy mala, pero a la vez muy irónica y cuya debilidad son los hombres y el dinero (la versión femenina de Rogelio Bermúdez en “Vivir a destiempo”, aunque este no era tan sanguinario). Lo dicho, está espléndida, soberbia.
Pasando a los personajes secundarios, nos encontramos con Lucho Vampa, un encantador ladrón y estafador, que se enamora de Verónica y que está magníficamente interpretado por Gonzalo García Vivanco, al que hacía tiempo que no veía en una telenovela.
Otro personaje que también me ha gustado mucho es el de Constanza Golstein, interpretado por una actriz que no conocía y que se llama Surya Macgrégor, que me ha impresionado en gran manera, no solo por lo bien que lleva al personaje sino por su voz, preciosa, muy dulce.
*Erika de la Rosa interpretó a 'Irene'.
Precisamente alrededor de Constanza encontramos dos personajes: Gertrudis Aguirre, una demencial psiquiatra capaz de todo (papel que borda Anilú Pardo) y el temible y corrupto senador Villegas (muy bien interpretado por Joaquín Garrido).
Aldo Gallardo borda el papel del juez (antes fiscal y después abogado) Ricardo Villegas, al igual que Alexandra de la Mora nos regala un personaje (el de Patricia) que muestra una gran evolución desde la adolescente amante de los placeres de la vida hasta la mujer, serena y madura, en la que se trasforma conforme avanza la telenovela.
Erika de la Rosa me ha encantado como Irene, un personaje que también sufre una gran transformación, presentándose al principio como una villana que intenta aprender lecciones de Antonia Guerra pero que en la segunda mitad de la telenovela se arrepiente y cambia de
 carácter gracias al amor de Lucho Vampa y la enfermedad de su hija Lucía. Por cierto, Lucho e Irene son la pareja que más me ha gustado de la telenovela, con una ternura y un sentimiento del uno al otro tremendos y con más química, al menos para mí, que la pareja principal.
Otro personaje que también evoluciona mucho durante la telenovela y está genialmente interpretado por Mario Discua es el periodista Gastón Goicoechea (Goikoetxea, en vasco), tras el asesinato de su novia y su encarcelación injusta durante varios años acusado de un crimen que no había cometido. Fue un personaje al que cogí mucho cariño y me alegré de que al final la vida le sonriese, convirtiéndose en un gran locutor de radio de San Pedro del Oro y casado con Francisca Mogollón.
Me he reído mucho con el Lagarto (un personaje muy bien interpretado por Tomás Goros) y sus rifirrafes con Julio Montemar (Carlos Torrestorija).
Bien también para Christian de la Campa (Alberto Espino) y Francisco “Pakey” Vázquez (como Macario).
Los jóvenes están bastante bien, ya que tanto Martín Barba como Gina Vargas y Bárbara Singer (David, Cecilia y Valentina) resultan creíbles en sus personajes y los llevan bastante bien teniendo en cuenta que son actores que empiezan en esto. Quien me desentona un poco es Ennio Ricciardi (Maximiliano) ya que lo vi algo exagerado y forzado en numerosas escenas.
*Diego Soldano fue 'Balmaceda'.
Una última mención para Marú Bravo (Poncia), que me ha encantado en su personaje, al igual que Diego Soldano (Balmaceda) que llega en la segunda mitad de la telenovela y que me ha sorprendido para bien. Lo había visto en “Amor bravío” interpretando a Dante (aunque salía solo en unos pocos capítulos), pero aquí, que lo hemos podido ver durante la mitad de la historia, se le ha visto muy suelto, muy natural y moviéndose como pez en el agua interpretando al comisionado Rodrígo Balmaceda, y con gran química con Christian Bach, con la que comparte ciertas escenas subidas de tono.
Me hubiera gustado que se recuperase el personaje de Manuel, el minero enamorado de Gabriela y que desapareció del pueblo al morir esta.
La telenovela tiene un gran casting y en su mayoría unos personajes muy humanos (incluso la malvada Antonia Guerra tiene su lado tierno).

TRAMAS:
La principal aquí aguanta durante toda la telenovela y es la no venganza de Gabriela Suárez a través de Verónica Dantés. Hablo de la no venganza ya que si bien la intención de Gabriela es vengarse de los doce ‘lobos’ que le hicieron daño en el pasado, si acaso llega a vengarse como tal de Gertrudis Aguirre, a la que le da de probar su propia medicina.
*Mario Loria, Aracely Arámbula y Gonzalo G. Vivanco.
Del resto de enemigos no se llega a vengar ya que llegan a destruirse entre todos, con traiciones mutuas. No obstante al final la lista de ‘lobos’ queda reducida a nueve ya que Gabriela saca de la misma a tres: el juez Ricardo Villegas, Alejandro e Irene.
Como decía, esa trama esencial de la no venganza aguanta bien desde el capítulo cuarenta que es más o menos cuando se inicia hasta el final, sin resultar cansada para el espectador ya que las traiciones y muertes entre los ‘lobos’ son casi constantes.
Respecto a la trama de amor, he de decir que se me apeteció pegarle a Alejandro con lo mal que trata a Gabriela en los últimos capítulos de la primera etapa de la historia: duda de que haya matado a su padre y a los mineros, duda de que haya sido violada por Fernando y duda, en general, de todo lo que ella dice o hace. Sin embargo conforme avanza la historia, y aún salvando la aventura que mantiene con Patricia, su cuñada y esposa de su mejor amigo, Alejandro se va descubriendo como un hombre arrepentido de haber dudado de Gabriela y de haberla dejado sola, a su suerte y que sabe desde el primer momento en que la ve que Verónica Dantés es Gabriela.
Sí que me pareció forzado que en los capítulos finales Alejandro se aleje de Verónica en pro de su madre, Antonia Guerra. Nunca entenderé a qué vino ese alejamiento (hablo de cuando se siente ofendido porque Verónica revela el pasado de prostituta de Antonia). Alejandro, si ya sabías que tu madre era una asesina, ¿por qué te ofende tanto el saber que fue prostituta? Lo vi muy poco lógico.
*Antonia Guerra, interpretada por Christian Bach.
Las tramas que le han dado a Antonia Guerra también me han parecido muy interesantes, sobremanera la del enamoramiento que profesa por Balmaceda y que nos hace ver que Antonia sí es capaz de amar.
Respecto a las secundarias, me gustó mucho la evolución del personaje de Gastón, así como el romance entre David y Cecilia (aunque me indignó mucho lo que le hacen a esta pobre chica ya casi al final de la telenovela, cuando va en bici por el bosque) al igual que todo lo que ha tenido que ver con Lucho y su relación con Irene.
Me resultó pesada la trama de la impotencia de Ricardo Villegas y el ver cómo se cura de la misma con la dichosa sexóloga que luego se obsesiona con él hasta tal punto de querer matarse porque él no le hace caso y de llegar a chantajearlo a él y a molestar a Patricia. Y todo para que al final, la sexóloga, que había vulnerado no solo su ética profesional sino la intimidad de su paciente al aliarse con Antonia Guerra, se vaya de rositas, sin recibir un castigo más allá que el rechazo de Ricardo cuando ve que se ha curado de su impotencia y que puede hacer el amor con su mujer.
*Tomás Goros fue 'Lagarto'.
Sobre los castigos, me parecieron muy crueles tanto los sufridos por Constanza, Gabriela y Lucho en el manicomio (eso de los electroshocks ha de ser bestial) como los que luego sufrieron Gertrudis (que, valga el chiste, parece que la hubiera mirado un tuerto: la quieren matar, la secuestra Verónica y luego la deja huir, intenta huir a EEUU, la violan en el desierto y se vuelve loca) o Antonia (con un final en el que debo reconocer que me dio mucha pena el personaje).
Me ha gustado mucho también que se tocaran temas como la corrupción política (presente en cualquier país del mundo) a través del personaje de Aníbal Villegas y sus influencias.
Por último comentar que me ha parecido demasiado irreal que un policía serio como Balmaceda, al que apodan el “mano de hierro”, se deje guiar en sus investigaciones por los sueños de Francisca y que gran parte de los asesinatos y misterios se resuelvan gracias a los sueños y visiones de este personaje, muy bien llevado por Geraldine Zinat, que al principio de la telenovela se ve como una curandera y acaba siendo una especie de médium.
El final, en líneas generales, bien y el esperado para la historia, aunque hay dos cosas que me llamaron la atención: Francisca se toca la panza en la boda de Alejandro y Gabriela, deseosa de que nazca su hija (el de Gabriela ya había nacido, pese a quedarse embarazada bastante más tarde que Francisca) y en la escena siguiente, al día siguiente, Francisca sale en su casa con su bebé. Cosa rara, ¿no? La otra, que en la casa de los Villegas aún se conservaran en el salón numerosos diplomas concedidos a Aníbal Villegas, pese a que este había caído en el olvido meses antes.

MÁS COSAS:
No me gustaría acabar sin comentar que me llama mucho la atención la poca seguridad de la Mina de San Pedro en la que trabaja Gabriela, pues le permiten ir a trabajar en vaqueros y enseñando escote. Yo, que sé mucho de minas, pues vivo de una de ellas, les aseguro que es impensable, al menos en España, que un trabajador baje a cualquier galería en tales condiciones. Mínimo se les exige un mono, con su casco y su lámpara (que Gabriela no siempre lleva).
*Los protagonistas, en otra imagen promocional.
Me parece también que se ha usado con cierta guasa el tema de los burkas.
Sobre el resto de vestuario, nada que objetar respecto al de las mujeres (aunque haya ciertos modelos de Antonia que aquí serían vistos como horteradas –con manchas leopardas y demás-). Los hombres, elegantes, menos Gastón que no le atinaron mucho con el vestuario (llevaba una chaqueta granate de pana horrorosa en multitud de secuencias, por no hablar de sus camisas en la primera etapa de la telenovela).
La música me ha gustado mucho. Si Aracely Arámbula ha sido todo un descubrimiento como actriz, lo ha sido también como cantante. Tanto “La patrona” como “Juntos tu y yo” las debo haber escuchado cientos de veces y no me canso. También he escuchado “Las vías del amor” y he de decir que la evolución como cantante de Aracely ha sido asombrosa en apenas diez años.
Los decorados, muy logrados en el caso de La Fortaleza y el manicomio, y algo acartonados en determinadas estancias de La Dorada, como el despacho de Antonia Guerra. La mina del principio de la telenovela se veía muy artificial (no así la de los últimos capítulos). Otra cosa graciosa es que habiendo dos minas, la del Chamuco y la de San Pedro, los decorados de las oficinas de ambas sean exactamente los mismos, cambiando únicamente el logotipo de la empresa.
Los exteriores, muy bonitos, sobre todo aquellos que se rodaron en Real del Monte.

En resumen, una telenovela ágil, entretenida, basada en “El conde de Montecristo” (y también hay quienes afirman que es una versión de la venezolana “La dueña”), que nos presenta, como en las últimas telenovelas escritas por Valentina Párraga una heroína fuerte, dispuesta a todo.

-PUNTUACIÓN FINAL: 9- 

jueves, 9 de enero de 2014

¿QUÉ FUE DE... Amparo Grisales?

Si les hablo de Isabel Arroyo, muchos pensarán inmediatamente en Lorena Rojas. Y tienen razón, pero antes de Lorena hubo otra actriz que se catapultó a la fama gracias a ese personaje. Les hablo de Amparo Grisales, que en 1992 protagonizó “En cuerpo ajeno”, la historia de la que derivarían “El cuerpo del deseo” o “En otra piel” (para 2014).
Amparo vio cómo su carrera, iniciada veinte años antes, tomaba un nuevo rumbo con “En cuerpo ajeno”. Tras una década de los 90 llena de telenovelas y teatro, se alejó un poco de la televisión para volver al género de las telenovelas en 2007, con “Madre Luna”, una telenovela que protagonizó con Gabriel Porras y que si bien se vendió muy bien a nivel internacional, a mí personalmente no me gustó mucho, pese a ser obra del gran Julio Jiménez.
Desde entonces Amparo, que tiene unos 57 años, permanece alejada del género. Sin embargo, el que esté alejada de las telenovelas no quiere decir que no haya parado de trabajar. Ha hecho más teatro y una participación especial en “Las muñecas de la mafia” (para algunos una telenovela, para mí una serie) y ha participado como jurado en el reality show “Yo me llamo” en sus dos primeras ediciones.
Aunque la historia de “Madre Luna” no me llamase demasiado la atención sí que debo destacar su gran actuación, muy natural y nada forzada, con una relación muy bonita con sus dos hijos en la historia.

Debería volver al género, se la echa en falta. Además ahora tiene buenas oportunidades con las coproducciones entre Televisa y RTI que se están vendiendo muy bien a nivel internacional. 

miércoles, 8 de enero de 2014

ME CHIRRÍA: Los títulos con 'corazón', 'amor' y 'pasión'

Acabamos de empezar un nuevo año, el 2014 y creo que es hora de estrenar un apartado no sé si semanal o quincenal en el que hablar de todas aquellas cosas que no me gustan del género. Sí, aunque el género me encanta, hay determinadas cosas de él que o bien no me gustan o bien cada vez me gustan menos.
De ello tratará este apartado. “Chirriar”, para los que me leen desde América, es un término que usamos en España para hacer referencia a aquello que nos molesta (“me chirría” es algo así como “me molesta”). Dicho esto, allá vamos…

Si hay algo que cada vez me gusta menos del género y que creo que aún puede corregirse es que un alto porcentaje de las telenovelas contenga en su título una de estas tres palabras (o derivados): “corazón”, “amor”, “pasión” o “querer”.  
Hay que acabar con esos horrorosos títulos del estilo de “Corazón apasionado”, “Quiero amarte”, “Amores verdaderos” y “Por siempre mi amor” que no dicen nada sobre las historias y que podrían haberse sustituido por otros más acordes con las historias que cada uno de ellos narraron.
No entiendo por qué sigue usándose esa regla no escrita de que toda telenovela debe llevar en su título “amor”, “pasión”, “corazón” y palabras similares cuando esos títulos ridículos y cursis no reflejan nada de la historia en la mayor de las veces (debo decir que también hay algunas excepciones como “Pasión prohibida”).

Productores, ¡arriésguense! ¡Rompan con esa norma no escrita! Titulen a sus telenovelas con títulos originales y que sean un reflejo de la trama central de la telenovela o que hagan, aunque sea, la más mínima referencia a la historia que se pretende contar en la telenovela.