martes, 31 de diciembre de 2013

ADIÓS 2013: Las telenovelas que vi este año

A lo largo de este año que estamos a punto de dejar atrás he podido disfrutar de siete telenovelas: cuatro de Telemundo, dos de Televisa y una de Azteca.
Este año he sido muy selectivo con las telenovelas que he deseado ver. Quería ver lo mejor de cada casa y creo que más o menos lo he conseguido.

Empezando por Telemundo, debo confesar que este 2013 me he reconciliado con una cadena de la que llevaba dos años sin ver nada (pese a lo que me gustaba en un pasado no muy lejano). ¿El motivo? Pues que las dos últimas habían sido “Aurora” (entretenida, pero la dejé 30 capítulos antes del final, con Aurora y Lorenzo felices ya que no toleraba lo que después iba a ocurrir pues era un burdo alargue de la Citterio) y “Los herederos del Monte” (que empezó francamente bien pero luego se volvió aburridísima, y la dejé de ver a 60 capítulos del final).
Tras esas dos experiencias, decidí alejarme de Telemundo y volví, como les decía, en 2013. A lo largo del año vi (por ese orden) estas telenovelas:
-“El rostro de la venganza: una historia cargada de suspense y giros inesperados de la trama. Me gustó que aunque la protagonista de la telenovela la abandonase se continuara con la historia sin que apenas se notara. Gran papel para Chocarro y para Marlene Favela (como mala mucho mejor que como buena), por no hablar del siempre perfecto Saúl Lisazo.
-“Rosa diamante: una historia clásica, que no busca más allá que entretener. Carla Hernández, todo un descubrimiento, al igual que Begoña Narváez. Ochmann, como siempre, genial.
-“Pasión prohibida: una historia que rompe todos los esquemas clásicos de telenovela. Pocos personajes, pero muy bien definidos y una calidad soberbia para estar hecha en Miami. Canela y Spear tienen una química bestial y Roberto Vander, Mercedes Molto y Rebecca Jones están estupendos. Para mi gusto dieron excesivo protagonismo dado a los criados de la casa donde viven los protagonistas.
-“La patrona”: una historia clásica de la típica heroína fuerte que regresa con otra identidad para vengarse de quienes le hicieron daño. Grandes interpretaciones de Aracely Arámbula y Christian Bach. La acabé hace dos días y os debo la crítica pronto.

Continuando por Televisa se puede decir que he visto lo mejor de la cadena:
-“Amores verdaderos: una historia con la ‘novedad’ de tener cuatro protagonistas. Merece la pena verla por Erika Buenfil, Natalia Esperón y el gran elenco de actores que tiene. La historia es algo lenta en su primera mitad y demasiado rápida en la segunda y es lo que a mí me disgustó un poco. Ha sido la telenovela con más rating de Televisa y eso se vio reflejado en impresionantes locaciones.
-“Mentir para vivir: la única historia original de Televisa es una telenovela clásica rodeada por un gran conjunto de tramas policiacas y de mafiosos. Lo mejor, los personajes secundarios como los interpretados por Mariana Garza, Adriana Roel, Felipe Nájera o Patricio Castillo. Los personajes principales estuvieron muy poco delimitados. Entretiene aunque a veces pueda resultar aburrida.

Y acabo con Azteca de la que solo he visto una telenovela, ¡pero qué telenovela!:
-Vivir a destiempo: una historia realista, con personajes muy bien definidos que sufren, sienten, se enamoran y nos hacen pasar momentos muy emotivos. La telenovela en sí es una exquisita producción. Todo en ella está muy cuidado y merece mucho la pena verla. Tiene 150 capítulos. Si tuviera que quedarme con una de las tramas, me quedo con la de los abuelitos, junto a la de los protagonistas. Destacable la interpretación de Humberto Zurita, un malo que cae bien.

Si tuviera que hacer un ‘ranking’, de más a menos, según me hayan gustado o no, este quedaría así:
Nº1- “Vivir a destiempo”. Nota: 9,5.
Nº2-Pasión prohibida- “La patrona”. Nota: 9.
Nº3- “El rostro de la venganza”. Nota: 8,25.
Nº4- “Mentir para vivir” y “Rosa diamante”. Nota: 8.
Nº5- “Amores verdaderos”. Nota: 7,5.

Ojalá tengamos un 2014 repleto de telenovelas con tanta calidad como las que he visto este año. ¡Feliz Año Nuevo!

lunes, 30 de diciembre de 2013

TELENOVELAS IN SPAIN: Actores de telenovelas en programas españoles (I)

Me preguntaba un seguidor de Twitter acerca de si venían a España los actores de las telenovelas a promocionar estas. Le respondí que no era lo habitual, pero que de vez en cuando alguno venía.
Al poco de mandarle el tweet con mi respuesta recordé la visita de Mauricio Islas hace año y medio más o menos, para promocionar “Cielo rojo”, que se emitía en TVE. Mauricio vino en un viaje relámpago, hizo un encuentro digital en la web de TVE, dio algunas entrevistas a la prensa escrita y concedió una única entrevista a un programa de televisión, “La mañana de la 1”, presentado por Mariló Montero.
Hasta ese momento le tenía cierto respeto a Mariló, pues siempre me ha parecido una buena profesional, pese a sus meteduras de pata. Fíjense cómo sería la entrevista (de mala, por supuesto) que le perdí todo el respeto que le tenía.


Para empezar, una broma con el título de la telenovela. Bueno, se lo pasamos. Tras ello otra broma llamando ‘Maurisio’ a Mauricio (imitando el acento mexicano). Llega Mauricio, sin música ni aplausos ni nada.
Sigue con la broma del ‘Maurisio’. Comienza Mauricio a hablar de la telenovela. Ella le corta y le empieza a hacer preguntas absurdas sobre la telenovela, en plan ¿eres el bueno, el malo…? Lo que denota que no había visto ni una mísera escena de la telenovela.
Sigue preguntándole si es mujeriego y a raíz de ahí trata de sonsacarle algo sobre el lío con Génesis Rodríguez de hace unos años. Mauricio lo esquiva como puede, aunque la Mariló sigue tratando de hacerle hablar. Horroroso tratar de sacar ahora esas historias después de tantos años. Dice mucho de Mariló como profesional.
Tras ello pasan a hablar de los hijos de Mauricio y le obligan a cantar una ‘nana’.
Si Mariló está verde en temas de telenovelas (apuesto que ni tan siquiera buscó a Mauricio Islas en Google para ver quién era y qué había hecho), sus colaboradores están más verdes aún y le preguntan si conocía a Paulino Rubio. ¿Wtf? Mauricio, como siempre, correcto y educado, responde.
Ahora viene la pregunta buena… “¿Con quién te gustaría trabajar, de mujer?” Él responde que con Aracely Arámbula. Habla de que ha trabajado con Adela Noriega, Lucero… Y el colaborador le corta y le dice, “¿y españolas, te gustaría trabajar con Penélope Cruz?” Aparte de una falta de educación hacia Mauricio me pareció una falta de educación hacia el resto de las actrices que estaba nombrando y que, como es lógico dentro de una entrevista tan poco preparada, ninguno de los colaboradores sabían quiénes eran.
Y acaban con un trivial estúpido sobre Mauricio, en medio del cual le obligan a enseñar sus tatuajes. Muy surrealista todo, sí. Por cierto, Mariló Montero sigue imitando burdamente el acento mexicano.
Pobre hombre. Aguantó como un campeón y con una educación mucho mayor a la que tenían tanto la presentadora como sus colaboradores.
Solo pido que si algún día algún actor de telenovelas vuelve a pisar un plató de TVE no sea el de “La mañana de la 1”. No saben tratar, como queda de manifiesto en este video, a los actores latinos.

Que conste que esto es la excepción. Ya les colgaré otro día vídeos de las visitas de Danna García, Cimarro, Lorena Rojas o Sebastián Rulli, entre otros, a España, para que vean como estos sí fueron tratados como se lo merecían. 

domingo, 29 de diciembre de 2013

PROYECTOS FALLIDOS: Madre sustituta (Televisa, 2014).

Hace no muchos días se daba a conocer que la telenovela “Madre sustituta” en la que la productora Giselle González llevaba trabajando meses, no verá finalmente la luz.
Con parte del elenco confirmado, y los guiones preparados ya listos para rodar, esta telenovela, que iba a abordar como tema central las gestaciones realizadas por medio de vientre de alquiler, ha sido sacada de los planes de Televisa para 2014.
*Los protagonistas.
Iba a ser protagonizada por José Ron y Esmeralda Pimentel, con la colaboración de actores como Alejandro Camacho, Blanca Guerra o María Rojo, versión libre de un drama surcoreano.
¿El motivo? La televisora ha argumentado que se trata de un tema muy fuerte que no encaja en los esquemas de la cadena.
¿Mi opinión? Aparte de la grandísima trastada que han armado a la pobre de Giselle (imagínense ustedes que faena, la de estar trabajando durante meses para nada), creo que no han querido arriesgar con una historia que iba a ser completamente novedosa y original para el mundo de la telenovela latina. No han querido arriesgar no solo por las posibles polémicas que podrían haberse suscitado, sino también por los bajos niveles de audiencia de las últimas producciones originales de la cadena, como Mentir para vivir”, “Cachito de cielo” o “Dos hogares”, pese a la calidad, al menos de la primera de ellas que fue la única que vi de las tres.
A Televisa le gusta ir a lo seguro y lo seguro es hacer el remake del remake del remake, habiendo historias que la propia cadena ha hecho cuatro o cinco veces y que, misteriosamente, siempre funcionan (véase “Corazón indomable” o “Lo que la vida me robó”).
Sigamos pues, en pleno siglo XXI, produciendo historias de huerfanitas que se enamoran de un ricachón que las rechaza o las deja embarazadas a la primera de turno y luego desaparece de su vida, para volver años después, cuando la protagonista ya es una mujer rica que ha heredado toda una fortuna de su padre, abuelo o tío de turno que no sabía ni que existía. Sigamos viendo a Marías Desamparadas, Maris Cruces, Marischuys y Marías Estupideces.
Mientras tanto, telenovelas que prometían, como esta o "A la luz del ángel", también original y cancelada, no se verán nunca.

¡Con las ganas que tengo yo de ver el tema de la gestación en vientre de alquiler en una telenovela después de que Telemundo cancelara también en 2009 Amor de madre!

jueves, 26 de diciembre de 2013

ESCENAS MAL HECHAS: El acento de los personajes españoles en las telenovelas

Cuando en las telenovelas aparece un personaje español suelen ocurrir dos cosas: o el actor actúa como siempre, sin modificar su acento; o se imita el acento español y todos tan contentos.
Hablo claro está, de aquellos casos en los que no se recurre a actores españoles, sino que se coge a actores de la productora de turno para que interpreten el papel de un español: véase Adriana Campos en “Victoria”, donde interpretaba a Penélope, una periodista española que tenía, sin embargo, un gran acento colombiano.
Cuando se opta por imitar el acento español, ha de tenerse un gran cuidado ya que, no sé exactamente por qué, los actores tienden a pensar que nosotros hacemos las ‘s’ y las ‘c’ exactamente iguales, como sonido ‘z’. Esto, que se conoce como ceceo, trae escenas tan curiosas y extremadamente mal hechas como la que os muestro a continuación:
Para quienes no hayan visto la telenovela, esta escena pertenece a “El rostro de la venganza”. En ella Antonia Villarroel (Maritza Rodríguez) vuela de Madrid a Miami tras haber huido a España una temporada ante el temor de ser asesinada. En el avión, conversa con la mujer que tiene al lado, supuestamente española, que pone un acento que es como para meterle una cebolla en la boca. Entiendo que una actriz extranjera no sepa imitar el acento español (yo probablemente tampoco bordaría el acento mexicano o el colombiano), pero de ahí a semejante horror hay un trecho.
Con la de españoles que hay en EEUU y para una escena que no aporta mucho a la trama, yo hubiera salido a la calle a buscar a un español o directamente habría retirado la escena de la telenovela.

Hasta el momento solo he conocido a una actriz que supiera sacar bien el acento español en uno de sus personajes: Jacqueline Bracamontes, cuando interpretó a Sandra, la hermana gemela de María José, educada en España, en Sortilegio. Os dejo el vídeo (a partir del minuto 4:25): 

miércoles, 25 de diciembre de 2013

DESMONTANDO TÓPICOS: Las telenovelas con niños NO son telenovelas infantiles

En esta ocasión pretendo desmontar un tópico que en España se vio y oyó con mucha frecuencia hace unos ocho años, coincidiendo con la emisión de “Amarte así, Frijolito” y que se volvió a ver después con telenovelas de corte similar.
Mucha gente se negó a ver la telenovela argumentando, sencillamente, que era una telenovela infantil o una telenovela para niños. Lo mismo pasó con “La viuda de Blanco” y años después con “Amar de nuevo”.
¿De dónde salía este razonamiento? Pues de la idea de que uno de los protagonistas (o dos, en el caso de “La viuda de Blanco”) era un niño y muchísimas personas pensaron que solo porque el uno de los protagonistas fuese un niño ya tenía que ser la telenovela infantil, apta solo para niños y aburrida para los adultos.
Sin embargo toda esa gente, con sus razonamientos ilógicos, estaba equivocada.
Yendo por sus tramas más relevantes diré que en “Amarte así, Frijolito”, se tocaban temas como la eyaculación precoz y el fetichismo por los disfraces a la hora de hacer el amor de Francisco; las drogas y embarazos no deseados a través de Rosita y su ‘novio’ o la violación que cree Margarita que sufrió  y de la que nació su hijo. ¿Son temas infantiles todos estos? La respuesta es no.
Y es que no se puede calificar como infantil una telenovela por el simple hecho de que uno de sus personajes principales sea un niño.
Por regla general todas estas telenovelas presentan temas que afectan casi con más especialidad a los adultos que a los niños, como comprobamos con “La viuda de Blanco”. Y se dirigen a todos los públicos y no solo a los niños.
Podría entender que se calificasen como infantiles telenovelas del tipo de “Gotita de amor” o “Vivan los niños”, historias que, en efecto, sí van dirigidas al público infantil.
Acabo recomendando echar un vistazo a cualquier telenovela antes de juzgar sobre su naturaleza o calidad. Mucha gente de la que no vio “Amarte así, Frijolito” (que a pesar de eso tuvo un éxito tremendo, despidiéndose con cuotas del 29% de share), por los motivos que antes comentaba, se hubiera sorprendido de la calidad de la historia. 

lunes, 23 de diciembre de 2013

TELENOVELAS IN SPAIN: De las telenovelas argentinas y chilenas emitidas en España

Al igual que por las telenovelas peruanas o las brasileñas, los españoles también hemos ‘degustado’ grandes producciones procedentes de Argentina y Chile.

Las telenovelas argentinas comenzaron a abrirse camino en España con “Cuatro hombres para Eva”, emitida por TVE en 1988 en horario de mañana. Pasó sin pena ni gloria, por lo que TVE tardó tres años en volver a comprar una historia argentina. En 1991 emitió, también de mañana, “La extraña dama”, con relativo acierto.
Ello ocasionó que las mañanas fueran la franja ideal para emitir telenovelas argentinas durante varios años. Por ellas desfilaron títulos como “Amor prohibido”, “Tu mundo y el mío”, “Pobre diabla” (argentina) o “Estrellita mía”.
Tras una pausa de dos años (entre 1994 y 1996), será en 1996 cuando TVE programe en horario de tarde una telenovela argentina: “Perla negra”, que se convirtió en un gran éxito.
Tras el ‘boom’ de las telenovelas peruanas, mexicanas y venezolanas de finales del siglo XX y principios del siglo XXI, para encontrar otra historia argentina debemos ir hasta el año 2001, con “Nano”, inicialmente programada para la tarde pero que acabó por emitirse en la madrugada de La 1 de TVE.
Cuatro años después, en 2005, Argentina daría un gran éxito a la televisión pública española con “Amarte así, Frijolito”, una historia ambientada en México pero rodada en Argentina con un reparto en el que destacaban actores argentinos como Carla Peterson, Diego Olivera o Marita Ballesteros. Fue una coproducción con Telemundo.
Y tras esta, solo llegaron a España telenovelas argentinas de corte juvenil: “Floricienta” (2006 en TVE); “Rebelde Way” (2006 en Cuatro) o “Casi ángeles” (emitida por diversos canales locales).
Sí se hicieron versiones españolas de telenovelas argentinas con gran éxito en su país de origen: “Lalola”, “Los exitosos Pells” o “Valientes”, pasando sin pena ni gloria.
En la actualidad un canal TDT (Disney Channel) emite en abierto “Violetta”, que goza de gran éxito en España.

Respecto de las telenovelas chilenas, la historia de estas en España se resume en una única telenovela chilena emitida: “Machos”, allá por el 2004, que gozó de gran popularidad y se repitió en diversos canales autonómicos. Tras esta ninguna otra telenovela chilena ha llegado a emitirse en abierto en este país. 

domingo, 22 de diciembre de 2013

DEBO CONFESAR y CONFIESO: Mi primera vez (en el mundo de las telenovelas)

Mi primera incursión en este género que tanto adoro tuvo lugar hace unos quince años, cuando TVE (la televisión pública de España) emitía una telenovela que aquí se hizo muy popular. La historia era protagonizada por Thalía y Fernando Carrillo y contaba con la actuación antagónica de Lupita Ferrer. Efectivamente, les hablo de “Rosalinda” (Televisa, 1999).
Hasta aquel momento las telenovelas habían sido algo que había ignorado e incluso menospreciado, como hacía mucha gente de mi entorno que pensaba e imagino que seguirá pensando, que se trata de un género menor, vulgar, solo para ‘marujas’ (amas de casa).
¿Qué tuvo “Rosalinda” de especial para engancharme? Sinceramente, no lo sé. Puede que fuera la deslumbrante belleza de Thalía (que aún conserva lo suyo). Puede que fueran las maldades de Valeria o la canción tan pegadiza que la telenovela tenía, cantada por su protagonista. Ah, y 80 capítulos de duración, con lo que mejor que mejor.
El caso fue que me enganché y luego ya no pude parar. Tras conocer el final de Rosalinda y Fernando José, vino “Isabella, mujer enamorada”, y ahí estuve, otra vez enganchado. Y así telenovela tras telenovela hasta hoy. Ya no veo telenovelas por televisión, sino por internet (la última que vi por televisión fue “Cuando me enamoro”), pero el nivel de adicción sigue siendo el mismo.
Desde la perspectiva actual, y tras haber visto decenas de telenovelas a lo largo de estos casi quince años, “Rosalinda” me parece una historia normalilla, de esas que hemos visto cientos de veces: muchacha joven y guapa, pero pobre, se enamora de riquillo alocado. Con el tiempo y tras varias idas y venidas, Rosalinda descubre que es una muchacha rica y se gana el ‘respeto’ de todos aquellos que algún día la humillaron.
Todo esto, acompañado de incontables maldades de Valeria y demás personajes villanos de la historia.
He visto historias mejores, pero como les contaba, a esta le tengo cierto cariño, por ser mi primera telenovela.
He de decir también que, en comparación a lo que su productor Salvador Mejía produce en la actualidad, podría ser considerada hasta una gran telenovela. 

jueves, 19 de diciembre de 2013

REUTILIZANDO: Una misma hacienda para "Amor real" y "Soy tu dueña"

En esta ocasión necesito que se vuelvan a situar en el rodaje de una telenovela. Para aquellos que no lo sepan, como comentaba en entregas anteriores, las mansiones que se muestran en las telenovelas, donde viven los ricos de turno, son mansiones reales (lo que se ve por fuera) aunque el interior que de ellas se muestra en televisión es casi siempre un decorado. Lo mismo ocurre con haciendas y ranchos.
¿Qué implica esto? Pues que cuando en un capítulo donde, por ejemplo, sale el protagonista llegando a casa en su coche y luego hablando en la sala con su mujer, se haya de ir primero a donde se encuentre la casa (no suelen estar lejos de las instalaciones de Televisa) a rodar la escena de la llegada en su coche y luego, ya en el foro, con el decorado de fondo, se graba la escena en la que habla con su mujer en una sala que nos hacen creer que pertenece a la casa.
¿Por qué se hace esto? Pues porque muchas de esas grandes mansiones están habitadas en la vida real y sería un incordio tener que vivir en una casa llena de técnicos, focos, maquilladores… Además de lo costoso, económicamente hablando, que puede llegar a ser el pagar un alquiler por usar todas y cada una de las estancias de una mansión. Así lo más barato y más cómodo suele ser el construir unos decorados que se parezcan al interior de la mansión en el estudio y luego ir a donde verdaderamente se encuentra la mansión a rodar las escenas que transcurran en el jardín, en la piscina…

Sin embargo ello no ocurre únicamente respecto de las casas, sino que en ocasiones también se reutilizan haciendas para distintas telenovelas.
Eso mismo fue lo que ocurrió con la hacienda Tetlapayac, que es una antigua hacienda pulquera de Hidalgo. Se ha hecho famosa en la pantalla grande,  por haber recibido la visita de múltiples luminarias del cine desde el legendario director ruso Sergei Eisenstein hasta Antonio Banderas. Pero si por algo se hizo famosa fue por servir de ambientación en la pantalla chica para San Cayetano (la hacienda de “Amor real”. Su pasada
*En "Amor real". 
*En "Soy tu dueña". 
“Amor real” exploró todos los rincones de Tetlapayac mostrando al público  vinculación con el pulque (un tipo de agave con el que se hace tequila) se evidencia en los altos magueyes que decoran el patio. como se vivía en el siglo XIX: desde el jardín interior con su fuente y amplia galería hasta la capilla donde Matilde y Adolfo vuelven a encontrarse.
Eso fue en el año 2004, pero siete años después, en 2011, la misma hacienda se transformó en la hacienda Los Cascabeles, para dar cabida a la historia de Valentina Villalba y sus amoríos con José Miguel. Hablo, claro está, de “Soy tu dueña”, producción también protagonizada por Fernando Colunga, que ha estado así varias veces en la hacienda Tetlapayac, que al menos para mi gusto, estaba mejor decorada en la época de “Amor real” que en la actual.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

¿QUÉ FUE DE... Fernando Carrillo?

Si hubo un rey de reyes dentro de este género en la época de los 90 ese fue Fernando Carrillo. Con su actuación en telenovelas como “Abigail”, “La mujer prohibida”, “María Isabel” o “Rosalinda” se ganó el cariño y admiración de millones de fans en todo el mundo.
Tras “Rosalinda”, que protagonizó al lado de Thalía en el año 1999, hizo su última incursión en el género con “Siempre te amaré”, rodada en el año 2000 al lado de Laura Flores.
Tras esta telenovela decidió darse un respiro y alejarse una temporada del género, para enfocarse en cine y en otros negocios.
En el año 2007, Telemundo le dio la oportunidad de protagonizar “El juramento” (en un principio iba a llamarse “El engaño”), una versión de “La mentira” que protagonizaría junto a Gaby Espino. Rodaron unos 20 capítulos, hasta que la cadena, por razones que no quedaron del todo aclaradas (se habló de que pedía trabajar solo ocho horas diarias, de que ostentaba aires de divo…) decidió despedirlo y revocar el contrato que mantenía con él. Poco después, Gaby Espino también salía del proyecto al quedarse embarazada. Fueron reemplazados por Osvaldo Ríos y Natalia Streignard y la telenovela fue bastante olvidable.
Y si con Telemundo no pudo ser, con Televisa, tampoco. Fernando Carrillo fue uno de los contemplados para protagonizar “Miss XV” en 2009. El proyecto se canceló y se retomó un par de años después, pero ya sin él.
Decidió volver al género, por libre, sin ataduras con ninguna televisora, con “La magia del amor”, y su exmujer, Catherine Fulop como protagonista. La telenovela sufrió varios cambios (aun después de haberse rodado el ‘pilot’ y algún capítulo) y se renombró como “Vidas paralelas”, mostrando otra historia distinta. Sé que se hizo otra ‘demo’ pero nada más se volvió a saber de este proyecto, que me da a mí que va a quedarse en un “Proyecto fallido” de los que les hablo a veces en este blog.
Carrillo tiene que volver, y según declaró a la revista “Telenovela” hace tres o cuatro meses, tiene ganas de hacerlo. Eso sí, debería de ir a lo seguro: contrato con una televisora, ya que la telenovela ‘de autor’ (que no va ligada a ninguna cadena) está más que visto que no funciona. 

lunes, 16 de diciembre de 2013

TELENOVELAS IN SPAIN: De cómo las telenovelas peruanas gustaban en España

Perú es en la actualidad un pequeño país productor de telenovelas que tiene tras de sí una larga trayectoria en este género.
Las primeras telenovelas peruanas se remontan a los años 70, con las historias de Panamericana Televisión entre las que se encuentran “Simplemente María” (la original peruana) o “Los hermanos Coraje”, entre otros.
Tras una larga sequía de telenovelas, extendida durante los años 80, Perú vuelve a producir con fuerza en la década de los 90 y muchas de sus telenovelas logran atravesar el Océano Atlántico. Son telenovelas producidas en su mayor parte por América Producciones (vinculada a la cadena ATV).  
En España hemos visto numerosas telenovelas peruanas a las que pretendo dar un homenaje en este post, como hice en su día con las brasileñas.

La primera telenovela peruana emitida en España obtuvo gran éxito a través de TVE. Fue en el año 1998 y se titulaba “Leonela”. Esta historia de América Producciones contó con 119 capítulos y se basó en una historia original de la gran Delia Fiallo. Sus protagonistas fueron un peruano y una mexicana: Diego Bertie y la desaparecida Mariana Levy. En el reparto, otros pesos pesados como Ana Bertha Espín (mexicana) o Mariela Alcalá (venezolana).
Meses después, visto el éxito de “Leonela”, TVE programó “Luz María”, otra producción de América Producciones que también fue un gran éxito. También basada en escritos de Delia Fiallo, narraba una historia de época protagonizada por Christian Meier (peruano) y Angie Cepeda (colombiana).
En 1999 llegaba a TVE otro éxito, “Cosas del amor”, con Maricarmen Regueiro (venezolana) y Diego Bertie (peruano). La telenovela tuvo 122 capítulos.
A finales del año 1999 TVE estrenaba otra nueva telenovela ‘made in Perú’, “Isabella, mujer enamorada”, también de América Producciones, y protagonizada por Christian Meier (peruano) y Ana Colchero (mexicana). Fue otro rotundo éxito y muchos guardamos un gran recuerdo de tan criticada historia.
Hasta aquí habrán podido notar una cosa: los protagonistas masculinos de estas telenovelas son peruanos, pero las protagonistas son de otra nacionalidad. ¿Por qué? Por una sencilla razón, en 1996 Televisa adquirió una buena participación en América Producciones, de ahí que en los repartos de estas producciones haya unos cuantos mexicanos y de otras nacionalidades, vinculados de alguna forma con Televisa.
Ello ocasionó que prácticamente todas las telenovelas de esa época hechas en Perú se retransmitieran por toda América y parte de Europa, otorgando gran fama a los actores.
Siguiendo con el cronograma, en el 2000 llegó a TVE otra historia peruana, donde en el reparto era realmente complicado encontrar algún actor o actriz peruana. Se llamaba “María Emilia, querida”, y estaba protagonizada por Juan Soler (argentino), Coraima Torres (venezolana), Ana Patricia Rojo (mexicana) y unos cuantos más nombres, casi todos ellos mexicanos, colombianos o venezolanos. Era una telenovela peruana pero sin personal peruano (más allá de técnicos, directores de escena y tal).
Fue otro éxito, también de América Producciones.
A finales de aquel año TVE estrenó la última telenovela peruana que emitió el canal: “Pobre diabla”, donde Angie Cepeda volvía a compartir protagonismo con un actor peruano, en este caso, Salvador del Solar. Aquí se vieron más peruanos en el reparto: Teddy Guzmán, Chamucha Negrete, Ricardo Fernández, Vanessa Saba, Rossana Fernández-Maldonado. Esta telenovela, de la que guardo un grandísimo recuerdo, se convirtió en todo un éxito en nuestro país, con cuotas de share que llegaron a superar el 40% en sus últimas semanas. Como curiosidad, el número de la revista “Telenovela” donde se desvelaba el final fue todo un éxito de ventas, llegando a agotarse en muchas ciudades.
No sé por qué motivo TVE dejó de apostar por las telenovelas peruanas tras varios éxitos consecutivos. Quizás la llegada de las mexicanas y estadounidenses lo propició. Es posible.
No obstante, “Pobre diabla” no fue la última telenovela peruana emitida en España, ya que, años después, Antena 3 emitiría (por decir algo, porque la canceló a las pocas semanas), la telenovela “Soledad”, con Coraima Torres (venezolana), Lupita Ferrer (venezolana) y Guillermo Pérez (colombiano). También era una producción (yo creo que la última de aquel periodo) de América Producciones.

Quizás ahora que Perú ha vuelto a hacer telenovelas con actores extranjeros (véase “Ana Cristina”, con Segundo Cernadas y Karina Jordán, que sí es peruana o “Corazón de fuego”, con Natasha Klauss y Tiberio Cruz, ambos colombianos), volvamos a ver en España alguna telenovela hecha en este país, como lo hacíamos hace unos años, aunque me parece cada vez más complicado: México y EEUU han ido ganando mucho terreno en lo que a gustos de los españoles se refiere. 

domingo, 15 de diciembre de 2013

FINALES ALTERNATIVOS: "Teresa"

No me gusta que cada vez con más frecuencia haya telenovelas (o mejor dicho, productores de telenovelas) que buscan cerrar sus historias con un final oficial, pero ofreciendo al público varios más, de tal manera que si no te gusta el final oficial siempre habrá alguno de entre los no oficiales que te guste.
Es un intento de agradar y contentar a todos los espectadores, pero ‘mata’ en cierta manera la gracia de todo tipo de serie: su final y cómo acaban los protagonistas.
Soy partidario de que exista un único final, que genere cierta polémica entre los seguidores de la telenovela en cuestión, como ha de ser, pero no de que se saquen finales alternativos para que no haya polémica y todos quedemos tan contentos.
Dicho esto, desde que empecé con este blog tenía ganas de tocar este tema de los finales alternativos y por fin me voy a poner a ello. Comienzo con la telenovela “Teresa” (Televisa, 2011).

-FINAL OFICIAL: Teresa (Angelique Boyer) se encuentra sola, en su habitación, llorando, con sus joyas y el oso de peluche que le dio Arturo, arrepentidísima por toda la maldad que ha ocasionado a lo largo de la historia y por haber perdido a Arturo (Sebastián Rulli). En un momento dado, y casi por sorpresa, Arturo entra por la ventana, la abraza y la besa. Final feliz.
Digo que es el oficial porque fue el emitido en México, Estados Unidos, España… y yo creo que en casi todos los países donde se ha emitido esta historia.
Para todas las maldades que Teresita hace a lo largo de la telenovela, que tenga un final feliz, me parece una estupidez, aunque entiendo que haya mucha gente que quisiera verla feliz y contenta con su Arturo.

-FINAL ALTERNATIVO (I): Teresa se encuentra en su habitación con sus joyas y el oso de peluche que le regaló Arturo. No se arrepiente de nada, dice que volverá a ser otra vez ella y así lo hace...
Consigue trabajo en una empresa y con el tiempo es signada como asistenta personal de un empresario adinerado.
La escena termina con una Teresa llena de ambición y con su tan sonada frase "entre ser o no ser...yo soy".  
Este ya tiene más ‘miga’. Ver a Teresa como siempre ha sido, una muchacha llena de ambición que aprovecha su innegable belleza para seducir a los hombres, aún después de haber perdido a Arturo, el amor de su vida, es más ‘atrayente’ que el final oficial.

-FINAL ALTERNATIVO (II): Fernando (Daniel Arenas), cegado por la traición de Teresa la va a buscar y aparece justo después de que Teresa, que está en su cuarto con sus joyas y el oso de peluche que le regaló Arturo, crea ver a Arturo en la ventana.
Fernando, entra y le reclama a Teresa el haber arruinado su vida, el que su madre esté postrada a una cama y demás maldades que esta le ha ocasionado.
Entonces, saca un arma y le dispara a Teresa en el pecho. La ‘hembra mala’ muere abrazando al oso de peluche de Arturo.
Este ya es la bomba. Teresa paga con su propia vida todas las maldades que ha hecho a lo largo de la historia y muere abrazándose al único recuerdo que guarda de su amor. Llámenme romántico, pero este final me encanta y yo creo que debió de ser el oficial en vez de quedarse en alternativo.

Volviendo a lo que les decía al principio, el que haya tres finales para una misma historia hace que al final todos estemos contentos. ¿Qué hubiera pasado si solo se hubiera rodado el final oficial? Que probablemente habría muchísima gente descontenta con que Teresa no recibiera su merecido y lograse ser feliz y, claro está, hubieran crucificado al Güero Castro.
Con los finales alternativos se salvó de la crucifixión, pero vuelvo a repetir, esto no hace más que ‘matar’ la magia, el encanto, que tiene siempre un final de telenovela. 

jueves, 12 de diciembre de 2013

CARRERAS RELANZADAS: Erika Buenfil

Ha demostrado a lo largo de su extensa carrera ser una de las grandes actrices de México, con un carisma y una simpatía espectaculares. Es de esas personas que, sin conocerlas en persona (valga la redundancia), te caen bien. Hablo de Erika Buenfil.
La protagonista de emblemáticas telenovelas como “Marisol” o “Tres mujeres”, estuvo unos ocho años sin protagonizar una historia. En concreto, antes de “Amores verdaderos”, su última telenovela como protagonista data del año 2004, y fue “Corazones al límite”, al lado de Arturo Peniche.
Tras esta historia Erika Buenfil tuvo papeles secundarios en “Duelo de pasiones”, “Tormenta en el paraíso” o “Mañana es para siempre” (donde muere al poco de empezar la telenovela).
“Mar de amor” la dio a conocer al gran público español, incluyéndome a mí. Era de lo poco salvable dentro de aquel caos de tramas escritas por Alberto Gómez. Sus tramas con Ferrara fue lo único que mereció la pena de una telenovela caótica llena de desgracias para los protagonistas, que en España muchos apodamos como “Mar de horror”.
Y tras “Mar de horror”, perdón, “Mar de amor”, le llegó otro papel secundario en “Triunfo del amor”, como la mejor amiga del personaje de Victoria Ruffo. Vi poco de esta versión pero Erika hubiera quedado mejor en el papel de Victoria que en de Antonieta (que creo que era como se llamaba el suyo). Ella hubiera bordado el personaje de la modista adinerada con un oscuro pasado, que contrata a una joven de modelo sin saber que es la hija que le arrebataron unos años atrás. Y que conste que tampoco quiero decir que Victoria Ruffo hiciera un mal papel, al contrario, únicamente que Erika me encajaba mejor en el perfil del personaje que la Ruffo.
Cuando pensábamos que se iba a quedar encasillada en papeles secundarios, le llegó la oportunidad de estelarizar Amores verdaderos”, la telenovela más vista del 2013 en México y EEUU y que con toda seguridad le valdrá para alzarse con el Premio TvyNovelas 2013 a la mejor actriz protagónica. Interpretando a Victoria pudimos ver a una Erika distendida, feliz por haber vuelto a ser la protagonista, nada más y nada menos, de la telenovela de más audiencia en México y con el mejor de los horarios.
Victoria Balvanera nos hizo llorar, reír y aplaudir (esa escena con Yáñez en la estación de autobuses fue épica), dentro de una telenovela en la que el principal fallo fue un ritmo lento al principio pero muy rápido al final.
Se comentaba que sería la protagonista del remake de “Dulce amor”, que prepara Nicandro Díaz. Aún no hay nada por confirmar. Lo que está claro es que, tras el éxito de “Amores verdaderos”, Erika está más cotizada que nunca y que cuando regrese lo hará por la puerta grande ya que cuenta con el apoyo del público, que al final es el consumidor de este género.

miércoles, 11 de diciembre de 2013

CITAS CÉLEBRES DE TELENOVELAS: La definición de la mujer de Jerónimo Acosta

Desde hace unas semanas Nova (ese canal de TDT dedicado a la emisión de telenovelas en abierto en España) repite, tras su emisión en TVE y Divinity, la telenovela “Victoria”, remake de “Señora Isabel”.
Fue una telenovela que me gustó mucho, con una historia cotidiana, muy realista, donde cada personaje buscaba transmitir un mensaje al telespectador. Algunos la tacharon en su día de lenta o aburrida, pero para nada, a mí me resultó todo lo contrario, al ser, como digo una telenovela muy realista, que refleja problemas del día a día a través de distintas mujeres y sus parejas, sin recurrir a los tópicos que abundan en este género (embarazos inventados, hijos secretos, madrastras malísimas…) y presentando como protagonista a una mujer de 50 años.

La telenovela empieza y acaba con una reflexión ‘elaborada’ por Jerónimo Acosta, interpretado por Mauricio Ochmann, en la que este personaje, locutor de radio y gran admirador de las mujeres, reflexiona sobre qué es una mujer y cómo influye la edad en ese concepto. 
La cita es preciosa, pues va como anillo al dedo a la telenovela, y os la reproduzco a continuación: 
“A veces me he preguntado qué es lo que define a una mujer, aparte de las curvas de su cuerpo y la suavidad de su piel, si es su manera de ver la vida o de sentirse en el mundo.
Su naturaleza es un misterio tan grande que incluso ha ocasionado guerras. Pero, ¿qué define realmente a una mujer? ¿Y cuánto importa la edad en esa definición?
¿A qué edad comienza realmente una mujer a vivir, a entenderse a sí misma?
Si les preguntara a ellas probablemente varias dirían que la vida de una mujer empieza a los treinta, cuando el mundo está para ser conquistado.
Otras sostendrían con vehemencia que a los cuarenta, cuando ya se tiene experiencia y madurez. La vida fluye relajada y no se toma tan en serio, pero muy pocas, quisiera saber por qué, creen que después de los cincuenta también existe la posibilidad de comenzar y la verdad es que siempre hay tiempo para empezar y puede ser el tiempo más maravilloso del mundo.”

Como curiosidad, busqué en Youtube los primeros y últimos capítulos de “Mirada de mujer” y “Señora Isabel” y en ninguna de ellas se comienza o se acaba con una reflexión tan interesante, a mi juicio, como esta que os acabo de reproducir. 

lunes, 9 de diciembre de 2013

TELENOVELAS IN SPAIN: Así exportamos las telenovelas españolas

España es, desde hace dos décadas un gran importador de las telenovelas que se hacen al otro lado del Atlántico.
Un porcentaje más o menos considerable de las telenovelas mexicanas y estadounidenses, principalmente, aunque también haya de otras nacionalidades, se han visto en este país a lo largo de los últimos años.
En cambio en países como México o Colombia se producen grandes series que rara vez llegan a España.
¿Ocurre lo mismo a la inversa? Es decir, ¿exportamos nuestras telenovelas al extranjero?
De ello voy a hablaros hoy…

La exitosa “Amar en tiempos revueltos”, que duró siete años en TVE y de la que se rodaron más de 1.600 capítulos a lo largo de sus siete temporadas en antena logró dar el salto al otro lado del Atlántico hace cuatro años.
                                            *Promo en Telemundo de "Amar en tiempos..."
Fue Telemundo la cadena que, en abril de 2009, se hizo con los derechos de emisión de tan larga telenovela. Se programó en horario de mañana y sus resultados fueron más que discretos, retirándose a las pocas semanas.
Que Telemundo la comprase hizo también que se distribuyese a través de Telemundo Internacional y fuera emitida en Ecuador (por Ecuavisa), Argentina (por el Canal 7); Venezuela (por RED TV) y El Salvador (por Canal 6).
En ninguno de los países que les acabo de mencionar se llegaron a emitir más de 50 capítulos ya que en ninguno funcionó como se esperaba y acabó siendo retirada de las parrillas televisivas.
Su ‘spin-off’, “Amar es para siempre” aún no ha sido vendido a ningún canal extranjero.

“Bandolera” fue otra telenovela kilométrica, que acabó hace casi un año tras haberse emitido sus 500 y pico capítulos, con constantes alargues y entradas y salidas de personajes. Aquí, sin ser un éxito, gustó bastante y tenía un público muy fiel (hacía un 10% u 11% de share).
La calidad, como en “Amar en tiempos revueltos”, era excepcional, pero ni pese a ser más corta ni pese a tener una trama que pudiera resultar más atractiva (en el sentido de más acción, asesinatos…), la telenovela no llegó a venderse a ningún país extranjero.

*Scan de una promo de "El secreto de Puente Viejo".
No ocurrió lo mismo con “El secreto de Puente Viejo”, otra eterna telenovela que lleva en antena más de 700 capítulos. Aquí está teniendo gran éxito, pese a que del elenco original quedan dos o tres y ya nadie recuerda, entre tanta trama renovada y alargues, cuál era el secreto que daba nombre a la serie.
Como les decía, “El secreto de Puente Viejo” sí logró salir fuera de España ya que fue adquirida por Mediaset Italia (en España Mediaset es la competencia de Antena 3) para emitirse por el Canal 5, con gran éxito de audiencia.

Con 773 capítulos emitidos y un desgaste tanto de tramas como de audiencia considerable, “Yo soy Bea” finalizaba en 2010 en Telecinco. La versión española de “Yo soy Betty, la fea” tampoco logró salir al exterior, pese a que aquí funcionó muy bien en términos de audiencia (al menos hasta que Bea y Álvaro, los protagonistas, se fueron).

Yendo aún más atrás en el tiempo, en concreto a aquellos años en los que TVE hacía telenovelas españolas y cortas, nos encontramos con que “Géminis, venganza de amor” (de 162 capítulos) fue comprada por dos cadenas de televisión extranjeras: una rusa y otra de Georgia. Fue doblada a los correspondientes idiomas y funcionó muy bien. Fue la única de aquellas cuatro o cinco telenovelas que lograron pasar la frontera española y emitirse en otros países más allá de la emisión que de ellas hacía TVE Internacional (dirigida a españoles que están en el extranjero).
Ni “Obsesión”, ni “Luna negra”, ni “El secreto”, ni “La verdad de Laura” lograron verse en el extranjero a través de cadenas extranjeras.

Eso sí, para que nos sirva de consuelo, aunque no exportemos telenovelas sí exportamos series: “Gran hotel” (a Reino Unido, Rusia, Turquía, Venezuela, Alemania…); “Cuéntame cómo pasó” (a Chile, Italia, Alemania…) o “La que se avecina” (a Bulgaria, Finlandia, Suecia…), por citar algunas. 

domingo, 8 de diciembre de 2013

PROYECTOS FALLIDOS: Las cuatro mujeres de Juan (Telemundo, 2010)

En 2010 Telemundo presentaba en los llamados ‘upfronts’ el tráiler una nueva telenovela que llevaría por título “Las cuatro mujeres de Juan”. El tráiler en cuestión es el que les dejo a continuación:
 *Traducción voz en off:
La familia ‘Fiero’ versaba su vida sobre sus ‘muñecas’ y su exitoso negocio [de reparación de motos].
Cuando la mayor de las hermanas (Gaby Espino) conoció al joven ‘Fuentemayola’ (Canela) hubo una gran conexión. Pero su amor terminó rápidamente gracias a la actuación de una mujer que se encargó de seducirlo con el fin de obtener una lujosa vida. La decepción de una familia y de su padre.
Telemundo presenta… Una producción original con las actuaciones de Jencarlos Canela, Gaby Espino y Jorge Luis Pila en una historia donde las líneas se cruzan y las realidades se rompen”.

Partiendo de que el pilot parece hecho deprisa y corriendo ya que es excesivamente corto y apenas se desdibujan las relaciones entre los personajes y ni se mencionan a grandes actrices que formaban parte del proyecto, como Maritza Bustamante o Vanessa Pose.
La historia parece querer narrar la vida de Juan (interpretado creo, por Jorge Luis Pila), un hombre que tiene tres hermanas (Gaby Espino, Maritza Bustamente y Vanessa Pose). La mayor de estas, Gaby Espino, se enamora del personaje de Jencarlos Canela tras conocerlo de casualidad y es ahí donde entra en juego la novia del personaje de Jencarlos que lo ata con un embarazo (lo típico en muchas telenovelas) y les impide así vivir su amor.
Más no se puede sacar de tan breve demo. Lo siento.
Buscando información en internet, encontré que el proyecto iba a ser un ‘remake’ de "Mis tres hermanas", una telenovela venezolana del año 2000, cambiando algunas cosillas.
El proyecto no salió adelante fundamentalmente por un motivo: la demo no gustó (y no me extraña, porque repito, es malísimo). Además los actores venían de hacer una telenovela que fue un gran éxito: “Más sabe el diablo” y, lógicamente, Telemundo no quiso ‘quemar’ la imagen de Jencarlos, Gaby y Jorge Luis.
A Jencarlos le ofrecieron poco después "Rosalinda y Primitivo", pero tampoco pasó de un simple pilot y volvió a la cadena en 2012 con “Mi corazón insiste”. La Espino rodó en 2011 “Ojo por ojo” (que se emitió en poquísimos países) y a Pila lo mandaron a “¿Dónde está Elisa?”, también rodada en 2010-2011, que fue un gran éxito y donde desarrolló una gran química con Sonya Smith, la protagonista.

En resumen, no se perdió nada por no hacer esta telenovela.