sábado, 20 de enero de 2018

HOJA DE AUDIENCIAS: Del 15 al 19 de enero


*Datos de audiencia, según la media semanal en espectadores y cuota de pantalla (‘share’) de las telenovelas latinoamericanas (excepto "Fatmagül") emitidas en abierto en España en horarios de sobremesa, tarde y ‘prime time’. Los datos de la tabla corresponden a las audiencias con invitados. 

viernes, 19 de enero de 2018

ENIGMA: ¿Qué telenovela es?

Es el otro gran juego del blog, junto a los ‘gazapos’. Aunque apenas lleva unos meses de rodaje, os ha gustado mucho y de cara a esta temporada viene con novedades.
La primera, que se combinarán dos tipos de ‘enigmas’. Sí. Cada mes se publicarán dos ‘enigmas’: uno será acústico y el otro, de carátulas, como los que habéis visto hasta ahora.

El enigma acústico se rige por estas reglas:
I. Cada ‘enigma’ tiene tres pistas. La primera, un ‘soundtrack’. La segunda, un pequeño diálogo entre personajes. La tercera, un trocito de la canción de entrada, aunque transformada (instrumental, tarareada, al revés…). La primera se publicará el viernes, la segunda, el sábado y la tercera, el domingo. Las dos primeras se centrarán siempre en los protagonistas y/o villanos.
II. La ‘recompensa’ es graduable. Si se acierta con la primera pista, tres puntos. Si se necesita de la segunda, dos. Si se acierta con las tres, uno. 
III. Los participantes deben comentar con seudónimo, firma o cuenta de Google, manteniendo siempre el mismo seudónimo, firma o cuenta. Podéis dar tantas respuestas como queráis, pero solo se tendrá en cuenta la última que hayáis escrito.
IV. Cualquiera, en cualquier momento, puede comenzar a jugar y no es obligatorio participar en todos los ‘enigmas’ que se publiquen.
V. Los comentarios no se publicarán hasta que resuelva el ‘enigma’, que será siempre el martes inmediatamente posterior al día en el que se haya colgado en la página. 

Esta es la primera pista:
Y esta, la segunda:

jueves, 18 de enero de 2018

HOY EMPIEZO A VER: "El Señor de los Cielos" (T5) (Telemundo y Argos, 2017)

Un año y pico después de terminar de ver la cuarta, me pongo desde ya mismo con la quinta temporada de “El Señor de los Cielos”.
Hay varios motivos que me llevan a ello, pese a que, como sabéis, la cuarta temporada no me gustó especialmente.
-Costumbre. Como os decía, la cuarta temporada me despertó poco interés y vino a confirmar los síntomas de desgaste que ya se vieron en la tercera. Ya no hay argumento para más y al final es rellenar con nuevos personajes, algunos de los cuales resultan y otros, no. Sin embargo, por costumbre, después de tres años, no me veo sin dedicar un par de meses a Aurelio Casillas y los suyos.
Tengo las expectativas no muy altas, aunque no pierdo la esperanza de que la historia remonte y vuelva a aproximarse, en ritmo y tramas, a lo que fue en la primera y la segunda temporada.
-Los que vuelven y los que se incorporan. A la quinta temporada regresa Lisa Owen, que repite, tras estar las tres primeras temporadas, como doña Alba, la madre de Aurelio. Un personaje que tenía su punto, como mujer fuerte y aguerrida, pero que echaron a perder hacia la mitad de la tercera temporada con un desengaño amoroso que la llevó a meterse en un convento. ¿En serio una mujer tan echada para adelante decide meterse en un convento en vez de enfrentar sus problemas? En fin.
Se incorporan, entre otros, dos actores que me gustan mucho. El colombiano Rafael Novoa y el español Emmanuel Esparza, al que hace años que no veo en una telenovela pese a que es un cotizado galán en Colombia.
-Disfrutar de los que repiten. Tengo curiosidad por ver cómo sigue la historia de Esperanza (Sabrina Seara) y Jorge Elías (Iván Tamayo). Me gustó su relación, que nace por interés pero que se convierte en amor y que quedó en el aire al término de la cuarta temporada. Lo mismo me pasa con la relación entre Mónica (Fernanda Castillo) y Víctor (Jorge Elías Moreno). La venganza de Emiliana (Vanessa Villela) contra Aurelio también puede tener su punto.
Añadiría algo sobre la realización, pero para ser una coproducción con Argos, la cuarta temporada tuvo escenas muy cutres, en las que se notaba, y mucho, que los efectos especiales eran hechos a ordenador.
No me agrada que tenga 95 capítulos, ni que se haya aprobado una sexta temporada. Me parecen excesivas ambas cosas. Así, a lo tonto, la historia ya supera los 400 capítulos.
Como siempre, en cuanto la termine publicaré su crítica de rigor y aprovecharé todo lo aprovechable para el blog.
¿Alguien que la haya visto y me comente algo?

miércoles, 17 de enero de 2018

MIS DESVARÍOS: ¿Se vale insultar?

Tenía ganas de hablaros de la última mierda de Telerrisa, eso que llaman “Caer en menstruación”, protagonizada por Gabriel Soso y Macho Navarro.

¿Qué os parecería que abriese una entrada así? ¿Qué pensaríais? Como mínimo, y con razón, que soy un maleducado y que me importa más bien poco el género.
Pues aunque os cueste creerlo, ese vocabulario está extraído de una entrada de un blog. Sí. Hay blogs sobre el género que se dirigen con términos, apodos y transformaciones sin sentido alguno de los nombres de actores, productores y todo el que se ponga por delante. No voy a mencionar a ninguno de ellos, porque creo que no se merecen la más mínima publicidad. La introducción, como os decía, es cosecha propia, aunque los motes y las transformaciones de los nombres que habéis leído, e insisto en ello, son sacadas de uno de esos blogs.
Habrá gente para la que leer ese tipo de páginas resulte divertido, pero a mí me parece simplemente vomitivo y hasta denunciable. No entiendo que personas que se dicen seguidoras del género y que escriben sobre él lo traten con tan poco respeto, al género y a quienes se dedican a él. 
Hablo de blogs, pero el tema de motes descalificativos y vulgares es una constante en muchos foros, vinculado a menudo con fanatismos absurdos que llevan a una persona a obsesionarse con una productora o con un actor o actriz. Estos también son ejemplos reales: en un foro, los que son pro Televisa hablaban de Narcomundo. Los que son pro Telemundo hablaban de Telerrisa. Y eso en cuanto a productoras. No os quiero ni contar los motes que tenían muchos actores y actrices.
Entiendo y aplaudo que los espectadores seamos críticos con lo que vemos y creo también que quienes compartimos nuestras críticas y comentarios a través de internet debemos hacerlo, como mínimo, con respeto. Vale que a veces se tire de sorna o ironía para hablar de alguna cosa, pero de ahí a hablar de Macho en vez de Silvia o de Telerrisa en vez de Televisa, por seguir con los ejemplos con los que abría, me parece penoso, por muchas visitas o ingresos que se tengan usando esa terminología.
Si yo fuese alguno de los actores o empresas descalificados en esos foros y blogs, empezaba a poner demandas a diestro y siniestro. Llevaría su tiempo y su dinero, pero seguro que alguno quedaba escarmentado y podría recuperarse parte de lo invertido en abogados. Libertad de expresión y de crítica, sí. Pero sin respeto ya no hay ni expresión ni crítica que valga.  


lunes, 15 de enero de 2018

CÓMO HAN PASADO LOS AÑOS: De Alfonsina a Aldonza

Fue uno de los grandes éxitos de Televisa. Una telenovela que muchos recordamos con cariño, que arrasó en México y que se vendió a decenas de países en los que, como en España, marcó audiencias increíbles. Os hablo de “El Manantial”, esa historia original de Cuathémoc Blanco y María del Carmen Peña, dos de los grandes guionistas del género, que Carla Estrada, otra de las grandes, produjo para Televisa entre 2001 y 2002.
Adela Noriega y Mauricio Islas lideraban un elenco muy bien escogido, en el que todos los actores brillaron, gracias a personajes muy bien escritos con los que el espectador podía empatizar, para bien o para mal.

El éxito de la historia llevó a MaPat López de Zatarain a hacer un ‘remake’, en el 2014, bajo el título de “La sombra del pasado”, también para Televisa. Pablo Lyle y Michelle Renaud encabezaron el elenco de esta versión en la que algunas cosas cambiaron. Sorprendentemente se eligieron protagonistas más jóvenes que los de la original: Adela tenía 31 años y Mauricio, 28. Michelle, en cambio, acababa de cumplir los 25 y Pablo, 27. Paradójicamente, se apostó por villanos más mayores: Alexis Ayala tenía 49 años, frente a los 44 que tenía Alejandro Tommasi y Alejandra Barros, 43 frente a los 42 que tenía Daniela Romo.

Se mantuvo la esencia de la historia, aunque los 95 capítulos de la original se convirtieron en 137 en el ‘remake’, con el consiguiente añadido que provocó cambios en el plano argumental.

Voy con el análisis de dos escenas como muestra de lo que os cuento.

¡Cuidado, SPOILERS!

I. El reencuentro
Confieso que me gustan mucho este tipo de escenas, de reencuentro entre los protagonistas. En ambos casos, el reencuentro tiene lugar en las iglesias de los pueblos en los que transcurren las acciones. Ved la escena de “El Manantial”:

Comparad ahora con la de “La sombra del pasado”:

Los diálogos del ‘remake’ son reformulación léxica pura y dura de los diálogos de la original. En lo que a la escena en sí se refiere, se da menos protagonismo al sacerdote en la versión. Por iluminación y musicalización, yo me quedo con la escena de la original, sin duda alguna.

II. La muerte de la tía
Gertrudis era uno de mis personajes favoritos de “El manantial”. La tía casi madre de Alfonsina, interpretada por Olivia Bucio. Gertrudis muere en el incendio de su casa, provocado por el malvado Justo (Alejandro Tommasi) y Alejandro halla el cuerpo. Alfonsina se queda devastada:

Severiano (Alexis Ayala), el Justo del ‘remake’ también mata a la tía de la protagonista, llamada Adelina e interpretada por Lisset. Lo hace tirando de jeringuilla y un veneno letal:

Una muerte, la del ‘remake’, más sencilla y de interior, en una escena con tanta carga dramática como en la original.

Como podéis ver, la base argumental de “El manantial” se mantiene en “La sombra del pasado”, aunque algunas tramas se llevan por otros derroteros. En general, la historia de amor de los protagonistas es bastante parecida, con un fuerte suceso que viven Alfonsina y Aldonza a causa del villano y padre de Alejandro/Cristóbal. Los crímenes del villano se mantienen, más o menos, en el ‘remake’, cambiando algunas cosas, como habéis visto, pero manteniendo otras en crímenes como uno en el que un baúl es un elemento indispensable.
Entre las pocas grandes diferencias, comentar una: el final de Candela (Alejandra Barros) en el ‘remake’ no se corresponde en nada con el de Margarita, el mismo  personaje, interpretado por Daniela Romo en la original.

domingo, 14 de enero de 2018

¿QUÉ FUE DE...? Michelle Vieth

Debutar en el género con 18 años, como protagonista, en Televisa y en una telenovela que funcionó muy bien en México y en ventas es algo de lo que pocas actrices pueden presumir. Michelle Vieth, sí. Todo ello, gracias a Mi pequeña traviesa, rodada en 1997.

Así comenzaba su carrera, que siguió ligada a Televisa, como una de las protagonistas juveniles de “Soñadoras” (1998) y “Mujeres engañadas” (1999). Continúo, con el nuevo siglo, cosechando éxitos y encabezando, como protagonista, elencos de telenovelas como “Amigas y rivales” (2001) o parte de “Clase 406” (2003).
Tras su participación en “La madrastra” (2005), se convirtió en la villana juvenil de “Mundo de fieras” (2006) e hizo pequeñas participaciones en “Al diablo con los guapos" (2007) y “La traición” (2008), su único proyecto en Telemundo.
Volvió a Televisa para convertirse en Ana Julia, la villana de buena parte de “Cuidado con el ángel”. Tras unos años dedicados a su familia, en 2012 se convertía en Daniela, la buena de “La otra cara del alma”, en Azteca. Esa es, hasta la fecha, su última telenovela. Justo ahora se cumplen cinco años del fin de rodaje.
¿Qué fue de Michelle durante este lustro? Ha hecho un poco de todo, menos telenovelas. Ha hecho teatro, cine, ha presentado y ha concursado en un conocido ‘reality’ de aventuras y supervivencia del que se fue con cierta polémica, además de otro de baile.
Con su carrera, es de extrañar que no haya vuelto al género. Sin embargo, hay un motivo: su familia. Michelle es madre de cuatro niños, de entre doce y dos años. Los mayores fueron, según declaró en alguna entrevista, quienes le pidieron que les dedicase más tiempo, a lo que ella accedió.

¿Volverá al género? No se ha pronunciado al respecto. Tiene 37 años, con lo que aún tiene tiempo de volver, si así lo desea, una vez sus hijos crezcan. 

sábado, 13 de enero de 2018

HOJA DE AUDIENCIAS: Del 8 al 12 de enero


*Datos de audiencia, según la media semanal en espectadores y cuota de pantalla (‘share’) de las telenovelas latinoamericanas (excepto "Fatmagül") emitidas en abierto en España en horarios de sobremesa, tarde y ‘prime time’. Los datos de la tabla corresponden a las audiencias con invitados. No os ofrezco las audiencias sin invitados porque, tal y como creía, todas las webs especializadas en televisión han sucumbido a esta nueva medición, algo por otra parte normal, ya que los propios grupos de televisión trabajan con audiencias con invitados.

**El viernes 12 llegó a su fin "El vuelo de la victoria". Estrenada el pasado 23 de octubre, sus 90 capítulos fueron emitidos a lo largo de 56 tardes. Las producciones de Nathalie Lartilleux no suelen fallar y esta no ha sido la excepción: termina con una media de 354.564 espectadores y un 3,32% de cuota de pantalla, superando ligeramente a su predecesora, "Rosario", que obtuvo una media de 342.493 espectadores y un 3,30% de 'share'.